martes, 12 de noviembre de 2013

LOS DESCENDIENTES (THE DESCENDANTS )

Hace unos días vi la película  de  Los Descendientes, que también ha distribuido el periódico ´El País´. Me parece interesante, tanto por su muy aceptable calidad  de las imágenes y de la actuación de los intérpretes, como por los motivos de reflexión que ofrece su contenido respecto a la actuación de unos adolescentes, aparentemente injustificada e incluso reprochable, causada por  los entornos  y las actitudes  de los adultos que tienen en su entorno.  

Un George Cloony siempre audaz  y solvente en sus actuaciones interpretativas,  aquí se muestra frágil- en un papel que borda-; es un simple padre desconcertado, que no sabe cómo adecuarse a su rol, ni cómo actuar con unas niñas que, aunque son sus hijas, sobre todo son para él unas desconocidas con las que difícilmente ha dialogado de forma continuada, ni ha tenido en cuenta hasta ahora, que se ve  obligado a actuar, forzado por unas circunstancias extremas. Ese desconcierto inicial se va a modificar gradualmente, por la relación, que en el desarrollo de los acontecimientos, se van produciendo. El exitoso Alexander Payne, como suele hacerlo, vuelve a dar en la diana por el acierto en el tratamiento del asunto. Ahora con la adaptación de la novela de Kaui Hart Hemmings, del mismo título, que recibió un Óscar  por considerar la Academia que era el mejor guión adaptado. El argumento parte de un asunto que no parece pueda tener gran trascendencia, pero los hechos que se van produciendo y las situaciones que conllevan,  lo contradicen.   


TÍTULO: LOS DESCENDIENTES

TÍTULO ORIGINAL: The Descendants
AÑO:  2011
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS:  Estados Unidos
DIRECTOR:  Alexander Payne
GUIÓN:  Alexander Payne, Nat Faxon, Jim Rash (Novela: Kaui Hart Hemmings)
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Phedon Papamichael
PRODUCCIÓN: Fox Searchlight Pictures / Ad Hominem Enterprises



Argumento 
Matt King (George Clooney) es un rico propietario de 25.000 hectáreas en la paradisíaca isla de Kauai. Es, además un afamado abogado y el fiduciario que por herencia tiene el control de las tierras, con capacidad de decidir sobre su destino. La familia  quiere venderlas para su explotación. Poco antes de firmar el acuerdo, un accidente de navegación cerca de Waikiki  hiere a la  señora Matt, Elizabeth (Patricia Hastie), y la  deja en estado de coma. Esta encrucijada marca el momento del inicio de la trama del relato. 


La pareja Matt y Elizabeth tienen dos hijas, Scottie (Amara Miller) de 10 años y Alex (Shailene Woodley) de 17 años.  Matt, dedicado sobre todo a sus negocios, trata poco a sus hijas y las entiende menos. Ahora, con  Elizabeth  hospitalizada tras el accidente, en el Queen´s Hospital, ha de afrontar el difícil papel de ejercer  de padre de las niñas. 

Los médicos informan a Matt de la situación de Elizabeth, que diagnostican como irreversible y, de acuerdo con su voluntad, manifestada en el testamento vital, la tendrán que desconectar para no alargar artificialmente su vida. Matt se lo comunica a su hija  Alex que, de forma incomprensible, no quiere ver a su madre. Ante la insistencia de su padre, que quiere saber la razón de tal actitud, la chica le explica que el enfado con su madre se debe a que tenía una aventura amorosa en el momento del accidente y la niña no lo admite ni le perdona, por  lo que se ha producido con ella un gran distanciamiento, al tiempo que culpa a su padre de lo ocurrido por estar demasiado ocupado con sus asuntos y muy poco atento a los de la familia.


Lógicamente, con esta novedad, la situación se hace cada vez más difícil para Matt  por lo dolido que se siente, y quiere investigar más al respecto. Habla con Kai un amigo de la família y le dice que Elizabeth quería dejarlo por otro hombre, Brian Speer (Matthew Lillard). Al conocer la noticia de la inminente muerte de Elizabeth, Matt desea informarle de la situación de su amante al tal Brian, que no conoce, para darle la oportunidad de que se despida de ella, antes de que se muera.


Hace averiguaciones y se entera de que Brian está de vacaciones en Kauai con su familia. Matt, junto con las chicas y el amigo de Alex, Sid (Nick Krause), forman un peculiar conjunto  que viajan  a Kauai en busca del amigo de la madre.
                                       
Llegan a la casa de Brian. Matt se presenta como el marido de Elizabeth, le explica su estado y le dice que, a pesar del enfado que tiene, le da la oportunidad de que pueda despedirse de ella. Brian le confiesa que aunque Elizabeth lo amaba,  para él era sólo una aventura porque sigue enamorado de su esposa y familia. Esta peculiar situación hace que el relato tenga momentos de expectantes que se resuelven con brillantez.


Simultáneamente, en esos días, llega el momento en el que se cumple el plazo para resolver el destino de las tierras. Matt reúne a sus muchos primos para votar respecto a lo que se va a hacer. La mayoría desea su venta a Don Holitzer, pero el voto de Matt es decisivo para rubricar la operación y decide que han de encontrarle un destino mejor que el de hacer urbanizaciones que rompan la armonía del espacio heredado. El primo Hugh se enfurece pero  Matt no se deja intimidar.

Entre tanto, desconectan Elizabeth y está agonizando. Con su final,  se producen una serie de incidencias de gran emotividad. La película termina con los tres, el padre y las niñas, acurrucados en el sofá de la sala compartiendo la colcha que estaba en la cama donde murió Elizabeth, comiendo helado.
Están viendo  el documental La marche de l'empereur (Francia, 2004) como metáfora de lo que es su propia vida. Fue dirigido por Luc Jacquet y rodado en la Antártida. Aborda la reproducción del pingüino emperador(Aptenodytes forsteri), en una narración en primera persona, imaginando el punto de vista interno de una pareja de pingüinos y sus pequeños, que muestran los obstáculos de la vida en la región más aislada del mundo.


Alexander Payne hace unas representaciones sociales, de forma aparentemente sencilla, pero profundas. Huye de la grandiosidad. En sus películas nos suele mostrar perdedores, crisis personales, seres anodinos de la vida norteamericana con un tono amable, en clave de comedia, aunque los contenidos contengan un carácter dramático como fondo.  Los descendientes  tiene esas características.  Payne dirige su  mirada a las formas de vida actuales.
Alexander Payne, director  y Kaui Hart Hemmings, autora. 
La película es una fiel adaptación a la novela de Kaui Hart Hemmings  del mismo título.  El título alude a sus dos líneas argumentales. Por una parte, Matt: Es el ascendente de Alex y Scottie. Un padre que nunca se ha planteado cómo serlo, de sus dos hijas. También es el descendiente privilegiado de un enorme patrimonio, el de la paradisíaca isla de Kauai que se resalta como paisaje de  fondo a lo largo del filme y que  le da a la historia un entorno mágico, donde  parece imposible no ser feliz, como contradicción con el verdadero contenido dramático del relato. El cielo, las montañas  y las playas encierran un drama humano,  en un marco que sorprende pueda admitirlo, que además, culmina  con la entrega de las cenizas de Elizabeth a un mar impoluto y transparente  de una costa de ensueño. ¡Los ricos también lloran!,  parece decir.

El conjunto es un retrato de familia, de las relaciones que se establecen, de la capacidad para destruirse o construirse de acuerdo con las actuaciones que, día a día, se tejen.  También, es una reflexión sobre el significado de los legados de las herencias y los problemas éticos que pueden encerrar unas actuaciones u otras. ¿Cómo justificamos este regalo recibido? ¿Se puede administrar un patrimonio que nos ha llegado por una casualidad del azar de la existencia?

En ese contexto, Matt  tiene que tomar decisiones  difíciles,  y lo hace inteligente y generosamente. Al amante de su esposa, le concede la posibilidad de visitarla por última vez. Esconde al suegro, que no ha tenido nunca una actitud deferente con él, la noticia de la infidelidad de Elizabeth, y elige conservar la tierra en el beneficio de los hawaianos, que son sus verdadero propietarios, por derecho natural.

La última escena es una síntesis de todo lo que ha ido pasando y de los beneficios que producen las actitudes generosas de Matt. Finaliza con una toma conjunta de una familia a la que, con todo lo que ha sufrido, le llega la paz y la armonía. Scottie, acurrucada bajo la manta que su madre tenía en la cama en el momento de su muerte, es una señal de sosiego, un toque que muestra la capacidad de los objetos para ser señuelos de los seres queridos cuando no pueden tenerse cerca o estar presentes.  En la televisión, la voz de Morgan Freeman  narra la marcha de los pingüinos. "No siempre ha sido así", entona, "la Antártida era un paraíso tropical." El fragmento está  muy bien elegido para relacionar el tiempo real con la intemporalidad geológica y hace una amable despedida, de final feliz, de esperanza  a pesar de todo lo sufrido.
Alexander Payne
Es una historia aparentemente fácil, con gran contenido. Relaciona el pasado, los antepasados, la fugacidad de la vida, el valor de lo perdurable, el respeto por el entorno,…Por medio de la acción de unos personajes redondos; con una evolución y un crecimiento personal envidiable. Bella película; bien hecha, situada en un marco incomparable, con buenas actuaciones de los intérpretes y una excelente dirección de Alexander Payne. Todo hecho y presentado con una armonía  que sólo contienen las obras maestras. 
Música 
La banda sonora cuenta con algunos de los  compositores del género más  representativos de la era moderna: Gabby Pahinui
Sonny Chillingworth,


Ray Kane,
X

y Keola Beamer, entre otros.


Estos artistas representan a generaciones de vida de pueblo de pescadores bajo el dominio colonial (representado en la película por el “King” de Clooney). Vemos a los descendientes, de raza caucásica y terratenientes, y oímos los descendientes de aquellos que les dieron la confianza de la tierra. Sólo que  la situación es más compleja que la sencillez con que Payne  y  la novela de Kaui Hart Hemmings,  insinúan.

La banda sonora de la película The Descendants pertence a una de las colecciones más atractivas de la música hawaiana de la historia reciente.  Al igual que la película,  opera con la premisa de que la vida es desordenada, incluso en el paraíso.
                                         
Sugerencias didácticas
I.  Observar y comprender:
  • Matt, si bien trata de vivir una vida normal de clase media, es un abogado cercano a un aristócrata.
  • Su árbol genealógico se remonta a los primeros colonos blancos en Hawai e incluye realeza indígena. Esta línea de sangre ha degenerado en una panda de vagos, entre los primos de Matt, que son propietarios de una zona virgen y pintoresca de la tierra en Kauai que él rentabiliza.
  • La película camina por la cuerda floja entre el humor y la angustia con infalible habilidad, para confundirnos. Por ejemplo, en la escena en la que Alexandra se estira en un sofá y golpea a su padre, y le reprocha una serie de traiciones, es de gran impacto.
  • La forma en que juega Matt es sorprendente, emocionante y con frecuencia muy divertida. Se eluden las trampas sentimentales que se esconden dentro de la película. Se consigue el impacto emocional de un buen melodrama y el absurdo de una farsa clásica, sin parecer una representación exagerada.
  • Matt habla con su mujer en estado de coma, de verdades contundentes que reflejan toda la indignación que siente, por lo que ahora sabe.
  • La relación entre padre e hijas tiene una situación inicial que evoluciona a lo largo de la película, lo que representa  una maduración de los personajes que van creciendo a medida que se van sucediendo las diferentes secuencias.
  • La pareja de Alexandra, Sid,  comienza como un intruso y, poco a poco, va adquiriendo un sugestivo paapel, dentro del filme.
  • Payne convierte lo aparentemente banal, en una meditación muy entretenida y sumamente perspicaz sobre lo que define de la familia.
  • Se provocan preguntas eternas sobre la raza, la clase, la conciencia y la identidad, de bajo perfil , que profundizan con la energía dentro del relato .
II  Relacionar y reflexionar.
  • ·         ¿Es realista el comienzo de la historia?
  • ·       ¿En la vida real,  se  producen circunstancias sociales y personales similares a las que se explican?
  • ·         ¿Qué juicio merecen los personajes de la historia?
  • ·       ¿Y el protagonista?
  • ·        ¿El final es lógico, de acuerdo al desarrollo de los hechos?
  • ·         ¿Qué conclusiones generales se pueden extraer?
III Aplicar.

Preguntas para un debate:
La presentación de la película servirá para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a:
  • ·         El director
  • ·         Los actores
  • ·         Los personajes
  • ·         El espacio y el tiempo en que se presenta la ficción.
  • ·         La fotografía
  • ·         La música.
Después de ver la película, pueden ser los espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto.
  • ·         Resumen de los elementos más importantes.
  • ·        ¿Qué es lo que más les ha impactado?
  • ·         Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ·        ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ·        ¿Qué emociones suscita la historia?
  • ·        ¿Qué valores se destacan?
  • ·        ¿Qué se denuncia?
  • ·        ¿Cómo se conectan a la película amor, humor y horror?
  • ·        Se presenta una situación lógica?
  • ·        ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ·        ¿La historia es optimista o pesimista?
IV Actividades específicas

Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero para proponer actividades específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso.
  • ·         Visión de la película.
  • ·         Interpretar el significado de algunas secuencias de la película.
  • ·         Identificación de la época histórica que se relata.
  • ·         Identificación del lugar geográfico en que se desarrollan los hechos.
  • ·         Evaluación de los elementos éticos de la historia.
  • ·        Elementos de la historia que invitan al desarrollo de la imaginación y la creatividad. ¿El espacio?  ¿El tiempo? ¿La actuación  de los personajes?
  • ·       ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?