lunes, 27 de abril de 2020

MUERTE EN VENECIA DIRIGIDA POR LUCHINO VISCONTI EN ADAPTACIÓN DE LA NOVELA DE THOMAS MANN

Viene a colación esta novela corta publicada por el alemán Thomas Mann, en 1912, 'La muerte en Venecia' o 'Muerte en Venecia' (con el título original: 'Der Tod in Venedig'), de la que señala que tiene cierto aire autobiográfico, porque el autor reconoce que realizó un viaje a la ciudad italiana de los días 26 de mayo al 11 de julio de 1911, que coincidía con un momento en el que parece pudiera haber brotado el llamado cólera asiático o hindú en la ciudad por lo que las autoridades y los establecimientos relacionados con el negocio turístico escondieron lo que estaba ocurriendo dado que Venecia estaba en pleno apogeo de visitantes y veraneantes. Algo que en estos momentos nos puede resultar cercano.
En esta situación, los visitantes se van enterando de la epidemia poco a poco, se van marchando y el relato termina con el abandono de la ciudad por parte de los turistas. Datos que pueden ser en cierta manera verídicos, de acuerdo con la información contenida en la 'Revista de Ciencias Médicas' (2011) que detallamos al final, porque la llamada sexta pandemia de cólera transcurrió durante los años que fueron desde 1899 a 1923. Había  empezado  en el subcontinente Indio y en años sucesivos se extendió por África, Asia Menor, y Europa. Era el 'Vibrion cholerae O1 El Tor' que había sido descubierto por Gotschild en el contenido intestinal de muertos por cólera en el campo de cuarentena de El Tor (Sinaí, Egipto) en 1905. Parece que en Europa no fue muy severa. 



La novela y la película 
La novela presenta principalmente a dos personajes, con una acción mínima y en los selectos escenarios de Grand_Hotel_des_Bains y, sobre todo, del exclusivo Hotel Excelsior del Lido de Venecia, todavía hoy vigentes, sus playas y algunos lugares adyacentes que se alternan, para representar lo que supone la rutinaria y lánguida vida vacacional de los primeros años del siglo XX para una clase media burguesa que iba a tomar los baños con los niños. Sin apenas acción, en la obra encontramos reflexiones, monólogos y algún diálogo de Aschenbach, el protagonista, que viaja a Venecia para encontrarse a sí mismo y acaso su propia sexualidad y al que no le importa morir de cólera con tal de no salir del hotel y dejar de ver la belleza que ha encontrado en el adolescente Tadzio. Tenemos también como contrapunto, algunos cuadros de la ciudad de Venecia y de sus habitantes que aparecen aquí y allá, con tópicos expresionistas, en un entorno grotesco y decadente que sugiere la fatalidad de la epidemia del cólera que acecha a la ciudad de los canales. Pese a su brevedad, 'Muerte en Venecia' cuenta una historia tan compleja y profunda como la de aquellas novelas en las que el genio de Thomas Mann se desplegaba morosamente, en vastas construcciones que pretendían representar toda una sociedad o una época histórica. Y lo hace con la economía de medios y la perfección artística que han alcanzado pocas novelas cortas en la historia de la literatura. 

Uno de los personajes de la obra es un escritor en la novela, transformado en músico en la película. Severo, disciplinado, apegado a unas normas de trabajo y conducta estrictas; decide tomar un descanso, pero no consigue sentirse cómodo en ningún sitio. Su vida se encuentra en un punto crítico. Si bien es reconocido como escritor, está agotado por el esfuerzo que le supone su profesión. Es Gustav von Aschenbach, un reconocido escritor alemán de cincuenta años, viudo desde hace muchos, con una hija ya casada y que ha viajado para renovar la inspiración perdida. Cabe decir que Thomas Mann estaba en Venecia cuando se entera del fallecimiento del compositor Gustav Mahler, el 18 de mayo de 1911, provocada por una septicemia estreptocócica, por lo que decide plasmar en su personaje, las características físicas y temperamentales e, incluso, el nombre de pila del compositor austríaco, en su obra. 

El protagonista llega a Venecia, “la más inverosímil de las ciudades”, caracterizada por el letargo, el deleite sensual y la belleza. Ahí su vida dará un vuelco inimaginado. 'La muerte en Venecia' es una historia de altos contrastes: la juventud confrontada con la vejez, la racionalidad con el sentimiento, el trabajo con el ocio. En esta novela corta, el rigor como norma de vida se enfrenta a la fuerza seductora del placer y la exaltación de la belleza, "il dolce far niente" choca con su cultura calvinista de procedencia. Por lo tanto, se enfrentan dos formas de encarar la existencia. 

El interés de la obra reside en el drama interior del autor que huye del ruido de Munich y desestima su casa de campo, su habitual refugio, para ir hacia el sur y allí encontrar aquello de lo que en ese momento carece y nota que necesita. Es un relato intimista que explora las contradicciones que atormentan al escritor Gustav von Aschenbach acerca de la vida, de la creación artística y del goce. Ya instalado en el hotel, la soledad, el aburrimiento latente, su incapacidad comunicativa y todos sus demonios interiores le hacen un personaje mudo, indeciso, angustiado, que tiene como única diversión el curioseo visual y silencioso de todo cuanto le rodea en monólogo consigo mismo, lo que significa mirar y observar, sin dar explicaciones ni comentar lo que ve, con nadie.  

El encuentro circunstancial en los salones del hotel con una familia polaca compuesta por la madre, recientemente viuda, la institutriz, tres niñas uniformadas -que a lo largo del relato no toman personalidad individualizada- y un adolescente, Tadzio, con la belleza y gracia propia de la edad y que el circunspecto Aschenbach toma como extraordinaria, se convierte en el impulso inicial de la acción y proporciona la evolución del relato. Pasaron más de cincuenta años para que el traductor de "La muerte en Venecia" descubriera  públicamente  que el niño que Thomas Mann había visto era real. Su nombre era Wladyslaw Moes y era el hijo de un noble polaco que poseía fábricas de papel. El verdadero Tadzio contaba once años de edad cuando realizó aquel viaje a Venecia, ese año,  con sus padres.

El bello Tadzio se convierte su única razón para seguir allí, en el objeto de silenciosa adoración para el escritor durante la estancia en el balneario, lo que favorece para desarrollar una minuciosa descripción de la evolución psicológica de Aschenbach que, con su llegada al sur, cambia sus prioridades y principios y la belleza que ve en el chico- que inicialmente puede evocar al hijo que no tuvo- trastoca su moralidad convencional para ir cediendo al sigiloso impulso prohibido que le suscita.  

Su rigor intelectual y la estoica disciplina a la que estaba habituado, se consumen con el descubrimiento de su amor platónico por el chaval; platónico, aunque en su interior, el respetable e hierático Aschenbach se va convirtiendo en un ser cada vez más indulgente con el rígido razonamiento mantenido a lo largo de su vida; razonamiento que nunca había cedido a las emociones ni dado paso a la expresión de sus sentimientos, y que con ese tardío amor cambia; cambia, de forma introspectiva y mental, en soliloquio con su pensamiento y, por tanto, en un plano puramente intelectual, pues el temor al rechazo, y su propia autocensura y auto condena, le impiden acercarse, ni siquiera para hablar, con el joven Tadzio.  Gustav se encuentra frente a la belleza inalcanzable, bella por sí misma y reflejo de la verdad. Tadzio, su objeto de obsesión, no habla con él ya que el sentido de amor a la  perfección, a la belleza es más elevada que un mero deseo carnal. Es una ilustración, oda, alegato y homenaje a la belleza perfecta, pura y plena de la que habla Platón en 'Fedro' y 'El Banquete'. Como la relación entre Sócrates y Alcibíades, uno de los más bellos jóvenes que frecuentaban el círculo del filósofo. Aunque Sócrates admiraba y amaba a Alcibíades, se negó al intento de seducción que le hacía el joven. 'Muerte en Venecia' profundiza en las contradicciones del escritor, ya patentes en los escritos sobre la historia de la familia Buddenbrook; un retrato novelado de su propia familia y primera novela. 

En esta crisis de identidad, la falta de salud progresiva de Aschenbach se agrava el día que se da cuenta que la familia polaca parte como los demás turistas; nuestro hombre acude a la playa para dar el último adiós visual, a su amado Tadzio. Sufre allí un desmayo que anticipa su próxima muerte. La novela termina con un comentario convencional, no exento de ironía, acerca del pesar que ha suscitado en el mundo la muerte del artista. 



La película nos ofrece una lectura, en la que Visconti recoge las sugerencias insertas en la obra literaria y las plasma en bellas imágenes, como solo él puede hacer. Transmite, no solo su pasión por la obra literaria, sino su tendencia a dar un toque neorrealista al realto, con matices operísticos. Construye un aparente collage sinfónico, costumbrista, pictórico, psicológico, mitológico y literario, como siempre hace en sus películas. El conjunto del relato sigue con bastante fidelidad a la obra original, pero no al pie de la letra. La primera variante es que convierte al escritor y filósofo de Mann  en compositor musical. Antes era Gustav Von Aschenbach (Dirk Bogarde) autor literario, ahora es músico, evocando el propio gusto del autor por la música y su predilección por Gustav Mahler, de hecho, el Adagietto de cuya Quinta sinfonía está presente a lo largo de la película. Forma una unión indivisible entre imagen y sonido de gran presencia dramática. De hecho, Visconti es, en gran medida, el responsable de la inmensa popularidad que cobró luego la música de Mahler, quien perdió una hija en circunstancias similares a las que se ven en la película. La novela y su adaptación contienen, además sucesos vividos por Gustav en Venecia.  


'Muerte en Venecia' es una obra que, debido a su complejo simbolismo, genera variadas interpretaciones. Baste referir, a modo de ejemplo, la significación de Venecia, la ciudad de las apariencias y las ilusiones románticas y, al mismo tiempo, una ciudad-despojo que puede considerarse un emblema de la decadencia que afecta al propio Aschenbach.  La Belleza de Tadzio (Björn Andresen) se parece a la belleza de la ciudad de amores equívocos, enfermiza y perversa. Es una ciudad entre oriente y occidente, con dos naturalezas, una terrestre y otra acuática. Tiene un refinamiento decadente, y a la vez clásico y patricio. Es una ciudad aluvión donde llegan turistas de todo el mundo con posibles gérmenes desconocidos que la infectan. Las góndolas, a modo de barcas de Caronte, circulan por los canales, generan malos olores envolventes y agobiantes que, en el relato, son sinónimo de corrupción y muerte. Aschenbach es consciente que que todo su estoicismo anterior decae ante la nueva aparición de una belleza especial. Lo dionisíaco y lo apolíneo se funden en la mirada de Aschenbach que no puede controlar y le lleva a la muerte por no ser capaz de mantenerse en el estricto mundo del clasicismo anterior.  

La obra literaria mantiene la dignidad de Von Aschenbach hasta el final y le hace morir plácidamente, casi feliz, ante la imagen del niño, ante la satisfacción que le produce el haber podido contemplar aquella belleza. En cambio, Visconti humilla al personaje al final de la historia y lo convierte en un neurótico homosexual, con un envilecimiento progresivo. Un acicalado estético excéntrico, con recorte de bigote, maquillaje, tinte, al que no estaba acostumbrado porque nunca había probado; es el primer paso hacia el final y, con un cierre en el que se destaca, en un primer plano el desteñido del pelo resbalando por la mejilla, lo que le da una imagen descompuesta y degradante. Para Visconti, Von Aschenbach no es un sujeto consecuente. Se ha enamorado de un niño, pero no traspasa el umbral de la contemplación. Para un homosexual, como fue Visconti, el carácter de la pasión estética de Von Aschenbach le parece cobarde y su actitud inaceptable. Por ello, el giro que Visconti da al personaje de Mann, en la recta final, es humillante. Mann como pensador y filósofo presenta la situación como una tragedia. Visconti se queda en una una representación que convierte al personaje en un estereotipo tragicómico. Manipula la subjetividad de un personaje en nombre de los presupuestos de su autor. Visconti, en su filme, opta por destruir a un hombre en nombre de una idea.


PUEDE VERSE LA PELÍCULA  COMPLETA  EN RAKUTEN 'MUERTE EN VENECIA'

El casting de Björn Andersen
Las filmaciones en las que Visconti grabó a los participantes en el casting de Muerte en Venecia se guardan en un documental que recogen las pruebas de cámara del director italiano a los chicos más guapos de varios países del mundo. La elección del actor encargado de interpretar a Tadzio resultaba determinante en la conversión de la novela de Thomas Mann al lenguaje visual: Su belleza debía tener una categoría elevada a arte. Visconti seleccionó inicialmente a Miguel Bosé, pero Luis Miguel Dominguín, su padre, no lo admitió. El elegido fue un adolescente sueco llamado Björn Andresen de una belleza tópica:languidez, ambigüedad sexual, fragilidad. Tenía ojos verdes y una cuidada melena rubia. Björn Andresen, tenía 15 años durante el rodaje. Probó con su propia vida esas enseñanzas. La película fue para él una maldición o un augurio. No pudo estar a la altura del símbolo en el que, gracias a ella se había convertido.  

La obra de Mann ha inspirado también una ópera homónima de Benjamin Britten, con libreto de Myfanwy Piper. El novelista español Luisgé Martín publicó en el año 2000 La muerte de Tadzio en la que el joven Tadzio de la novela de Mann vuelve, ya mayor, a Venecia a morir y recuerda la admiración que su belleza juvenil produjo en el escritor. Así mismo,  hay un ballet de John Neumeier para la compañía del Ballet Hamburgo, con fecha diciembre de 2003.

Audiolibro 

El autor y el director 
Thomas Mann nació en 1875, un domingo 6 de junio en Lübeck, Alemania,  en una próspera familia burguesa y murió en Zúrich, Suiza, el 12 de agosto de 1955, a los 80 años. Tras la muerte del padre en 1893, se trasladó con la madre a Múnich, capital de la vida artística y cultural del Reich. Su formación literaria fue autodidacta. Pronto recibió la influencia de Goethe, Schopenhauer, Nietzsche y Wagner. La música fue siempre fundamental para Thomas Mann. En su autobiografía escrita en 1936, Mann dice con ironía: «La posición de los planetas era favorable, según me aseguraron, en repetidas ocasiones, adeptos de la astrología, ofreciéndome en base a mi horóscopo, una vida larga y dichosa así como una dulce muerte». Su horóscopo fue certero, vivió con relativa tranquilidad, produjo una reconocida obra, desde muy joven hasta su muerte ocasionada, por una septicemia producida por la infección de una muela. Desde su primera gran novela, 'Los Buddenbrook', con el hilo conductor de la decadencia de y una saga familiar (1901), hasta las 'Confesiones del estafador Felix Krull' (1954), su última obra, se van desarrollando ciertas problemáticas esenciales que siempre preocuparon al escritor. Es indudable que una de ellas fue la actitud del artista frente a la vida. En realidad, el problema de Thomas Mann fue el de muchos artistas, tuvo el dilema de elegir entre entre arte y vida y la elección siempre fue el primero. Por lo que el triunfo del arte, supuso para la vida personal y familiar un gran cúmulo de dolor y de infelicidad sin paliativos.

Entre 1900 y 1903 mantuvo una intensa amistad de connotaciones homoeróticas con el pintor y violinista Paul Ehrenberg, ​que reflejó en algunos libros, como en el 'Doctor Faustus' (1940),  pero  del que había escrito ya en 1901. El personaje de Rudi Schwerdtfeger es el alter ego de Ehrenberg.​ Se sabe  de otras  amistades, en principio con fines matrimoniales, pero que fracasaron. Entre 1903 y 1904 conoció a Katia Pringsheim, escritora y activista de los derechos de la mujer, hija de una familia de intelectuales y artistas de origen judío. Su padre, Alfred Pringsheim, fue un famoso matemático. Katia también estudió física y matemáticas, excepcional para la época, pero lo dejó para casarse con Mann en febrero de 1905. Tuvieron seis hijos: Erika (1905–1969), Klaus (1906–1949), Golo (1909–1994), Monika (1910–1992), Elisabeth (1918–2002) y Michael (1919–1977).

Katia y Thomas en Berlín, 1929
Los años previos a la guerra, aumentaba la fama y el prestigio de Mann a la vez que su posición social: construyó en 1908 una gran casa de veraneo en Bad Tölz y una mansión familiar en Múnich a la que se mudaron en enero de 1914. Aunque, son también años de inseguridad literaria en los que inició muchos proyectos que no llegó a culminar, algunos definitivamente abandonados, como una obra sobre 'Federico II el Grande' y la novela social 'Maya', que cita en  'Muerte en Venecia'. Quizá ésta sea la única gran obra de la época, donde una parte del famoso escritor Gustav von Aschenbach no es otro que el propio Thomas Mann. El relato proviene de una visita que Mann hizo a Venecia en 1911, cuando también se alojó en el Grand Hôtel des Bains del Lido y tuvo ocasión de admirar a un joven polaco, identificado en 1965 como el barón Wladyslaw Moes, Tadzio en la novela.​

Durante el conflicto de la Primera Guerra mundial (1914-1918) publicó 'Consideraciones de un apolítico', un panfleto en el que apostaba por las tesis de los germanófilos y que lo enemistó con su hermano Heinrich, defensor de los valores democráticos. Sin embargo, el final de la guerra se convirtió en un firme valedor de la República de Weimar. En 1924 publicó 'La montaña mágica'. Cinco años después, en 1929  recibió el Premio Nobel de Literatura. Con el ascenso de Hitler al poder, en 1933, aprovechó una gira de conferencias para exiliarse. En 1938 se trasladó a California, donde residió hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Después de un viaje a Alemania en 1947, vuelve a Europa en 1952, estableciéndose de nuevo en Suiza. Entre sus obras destacan la tetralogía 'José y sus hermanos' (1933-1943) 'Carlota en Weimar' (1939) 'Doctor Faustus' (1947) y 'Confesiones del aventurero Félix Krull' (1954). Murió en Zúrich en 1955.  


Luchino Visconti (1906-1976) se caracterizó por tener varios parentescos en su filmografía. Destacamos un populismo de corte neorrealista, en donde se encuadran 'Ossessione' (1943), 'La terra trema' (1948), Bellissima (1951) y 'Roco e suoi fratelli' (1960). La tendencia operística de 'Senso' (1954), 'Ludwig' (1973) y 'La caduta degli dei' (1969) y su cine literario, que se inicia en 'La notti bianche' (1957), 'Lo straniero' (1967), Il gattopardo (1932), y 'Morte a Venezie'. 

Ninguno de estos tres bloques de filmes es cerrado. Visconti fue un hombre de gustos refinados y, complejos. Sus conocimientos y sus pasiones no se aislaban en compartimentos estancos, sino que se enlazaban unos con otras y otorgaban a su autor cierto aire de artista total, de tal manera que el literato, el hombre de escena, el cineasta, el músico y el pintor se superponen en cada obra suya, sin que pese a ello su manera de narrar fuera ecléctica.


Sugerencias didácticas

Después de ver el film, pueden ser los propios espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto. Desde lo concreto: 
  • Situar Venecia en Italia y Europa, explicar su ubicación y características: Situar Venecia y, de acuerdo con lo que se explica hacer una descripción morfológica de la ciudad.  Su orientación en el mapa, tamaño, número de habitantes, tipo de población. 
  • Los hoteles en los que se desarrolla la acción: ¿Cómo se llaman? ¿Dónde están situados? Describir su exterior e interior, con las estancias que se muestran. 
  • ¿Qué actividades se desarrollan en los hoteles? 
  • ¿De dónde vienen los personajes que se alojan?  ¿Con qué transporte llegan?
  • ¿Quiénes son los personajes principales de la obra? Señalar sus nombres. 
  • Describir a Gustav von Aschenbach. Aspecto físico, edad, situación familiar y social, sus gustos apetencias y habilidades. ¿Quiénes son sus amigos? ¿Aschenbach está representado en la película como se sugiere en la novela? ¿Qué semejanzas y diferencias se le atribuyen? ¿Cómo se justifica su nombre Gustav? ¿En homenaje a quién se lo puso el autor?
  • Describir a Tatzio: Su edad y características. Su personalidad. ¿De quién está acompañado?  
Formularse también preguntas como: 
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Pueden darse situaciones análogas en nuestro  tiempo y entorno?
  • ¿Las ha habido en alguna época?
  • ¿Qué valor se le otorgan a la palabra y al arte de narrar?
  • ¿La historia es optimista o pesimista?
  • ¿Cómo puede interpretarse el final?
La presentación de la película que se elija servirá para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a: 
             -    la dirección.
             -    el guion
             -    la interpretación de los personajes 
             -    la relación entre los personajes de la novela y los de la película.
             -    el espacio y el tiempo en el que se presenta la ficción.
             -    la fotografía
             -    la música.

Resumen de los elementos más importantes:
  • ¿Qué es lo que más les  ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película? ¿A quién pertenece?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan en la película amor, humor y horror?
  • ¿Se puede dar, o se da hoy,  una situación parecida a la que se muestra?
Otras actividades:  

Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero, para ello, estableceremos una cierta ordenación del proceso:
  • Visión de la película y lectura de algún fragmento de la obra literaria que permita identificar o completar el significado de las secuencias de la película.
  • Identificación de la época histórica que se relata.
  • Identificación del lugar geográfico en el que se desarrollan los hechos.
  • Se comparará el contenido literario y el de la película. Se comprobará si se corresponden, lugares, tiempos históricos, características de los personajes. Cuando no sea así, se verán las diferencias y se elegirá la forma de presentarse mejor considerada, la que nos ha impresionado más, etc.
  • Identificación de lo que hay de nuevo en la película que no esté en la base literaria.
  • Aproximación al autor de la obra literaria.
  • Evaluación de los elementos éticos de la historia. Comprobar si los valores éticos de la obra literaria tienen el mismo tratamiento en la película vista.
  • Qué elementos de la historia invitan al desarrollo de la imaginación y de la creatividad. ¿El espacio? ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
  • Los temas que pueden tratarse por este procedimiento son tan numerosos como puedan sugerirse por los objetivos educativos circunstanciales que se pretendan y por las características y nivel de conocimiento cultural y de la lengua de los propios destinatarios.
Para saber más 


domingo, 5 de abril de 2020

MATAR UN RUISEÑOR (TO KILL A MOCKINGBIRD) DIRIGIDA POR ROBERT MULLIGAN (1960) ADAPTACIÓN DE LA NOVELA HOMÓNIMA DE HARPER LEE

Con motivo del sesenta aniversario de la publicación de la novela 'Matar a un ruiseñor' 'To Kill a Mockingbird', (1960) novela de la escritora estadounidense Harper Lee, nos acercaremos a su obra emblemática que ha sido capaz de entusiasmar y emocionar a personas de todas las edades desde el mismo momento de su presentación en público. 
Harper Lee junto a Gregory Peck en el rodaje de To Kill a Mockingbird
Nelle Harper Lee nació el 28 de abril de 1926 en Monroeville, Alabama, una pequeña ciudad sureña muy similar a la imaginaria Maycomb también situada en Alabama, donde se ambientan sus dos novelas, 'To Kill a Mockingbird' y 'Go Set a Watchman' de base autobiográfica. Atticus Finch, padre de Jean Louise "Scout" Finch -narradora y protagonista de las dos novelas- es el alter ego de Amasa Coleman Lee, padre de Lee. Había sido un antiguo editor de periódicos que después se dedicó a la abogacía, como Atticus. Uno de los casos más famosos de Lee, fue la defensa de dos afroamericanos, padre e hijo, que habían sido acusados de asesinar a un tendero blanco. Lee perdió el caso y sus clientes fueron condenados a muerte. Esta historia, que inspira la que vamos a tratar, siempre estuvo presente en la escritora. Entre los amigos de infancia de Lee, estaba el que sería novelista y ensayista Truman Capote, al que llama Dill en 'To Kill a Mockingbird'. En 1949 se fue a Nueva York e hizo un trabajo administrativo en una compañía aérea, pero su interés era ser escritora. Ocho años después, Lee entregaba el manuscrito de la novela 'To Kill a Mockingbird' (Matar a un ruiseñor) a la editorial J.B. Lippincott & amp; Co., que le hizo observaciones respecto algunos cambios que debía hacer. 

Finalmente, la editorial publicó la obra el 11 de julio de 1960, con un gran éxito de ventas y de críticas. Poco después, en 1961, Harper Lee ganaba el premio Pulitzer de ficción y en 1962 se hizo  la adaptación cinematográfica con Gregory Peck como Atticus Finch; la película fue dirigida por Robert Mulligan, con guión de Horton Foote, se estrenó el 25 de diciembre de 1962  y también tuvo un éxito inmediato. Lee, después se trasladó a Monroeville, donde se mantuvo en segundo plano. En 1963, la escritora acompañó a su amigo, el periodista y escritor Truman Capote, en un viaje por Kansas para investigar el cruel asesinato de un granjero y su familia. Inicialmente, parecía que iba a ser  un corto artículo sobre la respuesta del pueblo de Holcomb al brutal asesinato, pero se convirtió en la novela 'In Cold Blood' (A sangre fría), quizá el texto más conocido de Capote.

Su segunda novela 'Go Set a Watchman' (Ve y pon un centinela) aparecía en julio de 2015, secuela de la primera. Al parecer, Lee la había escrito en la década de los cincuenta, aunque fuese descubierta al público en otoño de 2014. Harper Lee falleció el 19 de febrero del 2016 en Monroeville, Alabama. Tenía 89 años de edad.  
Para situarnos mejor en el argumento de la obra y entender el fin que lo guía, hemos de ver que el relato de Harper Lee se sitúa en un contexto marcado por la profunda discriminación hacia la población afroamericana en el estado  de Alabama; discriminación dominada por la injusticia, la privación de derechos, la segregación, la violencia y con escuelas sin financiación. Decenas de miles de afroamericanos llegaron allí  en el periodo de la Gran Migración ocurrida entre 1915 y 1930 en busca de mejores oportunidades, posibles en las ciudades industriales, sobre todo del Norte y Centro-Oeste. Periodo discriminatorio que se fue prolongado a lo largo del tiempo. Empezó a cambiar muchos años después de los hechos que aquí se narran (1932-1935). Fue a partir de la determinación de una mujer negra, Rosa Parks (1913-2005)  el 1 de diciembre de 1955, que se negó a ceder su asiento a un pasajero blanco en un autobús de la capital, Montgomery (Alabama), lo que supuso dar un paso vital en la lucha por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos. También representó el inicio de una protesta que promovió la figura de Martin Luther King (1929-1968).  Un año después, en noviembre de 1956, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaraba inconstitucional la segregación racial en los autobuses.  Esa mujer se convirtió desde entonces en  icono de la igualdad. Aunque la lucha por los derechos civiles norteamericanos  ha sido muy larga y profunda a lo largo del siglo XX.   


La novela 
Los hechos que enmarcan 'Matar a un ruiseñor' se desarrollan en la ciudad ficticia de Maycomb, Alabama. Empieza en 1935, en medio de lo que se llamó la Gran Depresión (1929–39). La historia es el relato de Jean Louise ("Scout") Finch, durante tres años, cuando ella tiene  entre los seis y nueve. Es una niña muy inteligente. Su hermano es Jeremy Atticus ("Jem"), cuatro años mayor que ella. Su padre viudo, Atticus Finch, es un abogado conocido y respetado. Los niños viven con él y con la criada Calpurnia, una muchacha negra inteligente y con gran capacidad educativa. Ambos favorecen unos principios empáticos y justos de la familia con la sociedad del entorno liderada por el ejemplo de Atticus. Tom Robinson, uno de los residentes negros de la ciudad, es acusado falsamente de violar a Mayella Ewell, una joven blanca. Atticus acepta defenderlo  lo que le crea mucha tensión con la comunidad racista y enemiga de la integración en su entorno. En el juicio, la defensa a Tom de Atticus es fácil porque no hay pruebas científicas de que había sido violada por el chico y se puede comprobar que había sido apaleada por su padre, Bob Ewell.  A pesar de las evidencias, el jurado condena a Tom. Los niños son testigos de todo el proceso y de la actuación de su padre, de gran valentía y honestidad. Scout y Jem se interesan por Arthur ("Boo") Radley siempre escondido y perteneciente a una extraña familia de la que intuyen mucho más de lo que saben de ellos. Boo, con ganas de divertirse y jugar con los niños  interactúa con ellos dejándoles pequeños regalos en un árbol. En Halloween, Bob Ewell, el padre de Mayella, quiere vengarse de Atticus y de su familia, por no haber sido defendido por el abogado y haber protegido a Tom. Ataca a Scout y a Jem amparado por la oscuridad del bosque, siendo salvados por Boo que les defiende frente al agresor. No desvelamos el final para no romper la magia del relato. 
El título de la novela 'Matar a un ruiseñor' tiene más valor simbólico que real, porque en relato no se establece una relación física con el pájaro, pero sí con la inocencia que representa, como se acredita en varias ocasiones en el conjunto de los capítulos de la novela. Por lo que, matar a un ruiseñor significa  metafóricamente  matar la inocencia.

En el Capítulo 10, Scout repite las palabras de su padre; señala que es grave matar un ruiseñor, palabras que la niña no entiende bien y le pregunta a la señorita Maudie que quiso decir con ello. Ella aclara y argumenta las palabras de Átticus 'Los ruiseñores solo hacen música para que la disfrutemos... Cantan con todo su corazón por nosotros. Por eso es pecado matar un ruiseñor ".

Aquí nos surge la pregunta. ¿Qué se quiere decir cuando se trata como un pecado  el hecho de matar a un ruiseñor? La respuesta va surgiendo con en el transcurso de los hechos. En un momento, cuando Scout ha descubierto que su vecino, el solitario Boo Radley es inofensivo, aunque siempre esté escondido y produzca cierto miedo, lastimarlo sería "algo así como dispararle a un ruiseñor". En los primeros capítulos del libro, Jem y Scout encuentran pequeños regalos, chicles, un reloj de bolsillo, etc., que Boo Radley deja en el nudo de un árbol en la propiedad de los Radley. Estos regalos son muestras de que Boo aprecia a los niños, y finalmente les ayuda cuando mata a Bob Ewell para proteger a Jem. Los regalos también representan una forma de querer mostrar que quiere acercarse al mundo, sin renunciar al secreto y la privacidad que busca. Con estos actos, Boo se acerca a los niños de una manera más generosa y amable que otros adultos con los que se encuentran. Aunque debido a las limitaciones, sus muestras de afecto tienen una forma que solo se interpreta con el sentido de amistad que muestra, al final del relato.
  
También, en cierta manera, Tom es un ruiseñor, porque aún siendo inocente, es atacado por pertenecer a una etnia a la que no quieren integrar. Si hubiera sido blanco, probablemente no se hubiera producido la agresión del padre de Mayella a la chica porque no le hubiera importado verla junto a Tom. Evidentemente, tampoco se hubiera producido la historia que comentamos. Cuando el jurado condena a Tom Robinson por violación, a pesar de la ausencia de evidencias físicas y, a pesar de la convincente defensa de Atticus, el jurado le trata de culpable por crueldad sin justificantes. El jurado representa la voluntad mayoritaria  de la ciudad de Maycomb. Destruyen a una buena persona que, por lo que se relata, nunca ha hecho daño a nadie, simplemente se le condena por el color de su piel. Por último, también los protagonistas se llaman Finch. El apellido de Scout, Jem y Atticus que se corresponde con el nombre de un pájaro pequeño, el pinzón, que, como el ruiseñor, es un pájaro cantor. Ellos también son pequeños ruiseñores ingenuos y de una bondad que los hace blanco de las maledicencias y el racismo del pueblo.
  
Los personajes principales

Jean Louise  Finch 
"Scout" coloquialmente. Es la narradora adulta que en Flash Back y a modo de recuerdo, explica los acontecimientos de esos años en 'To Kill a Mockingbird' y en 'Go Set a Watchman'. En su relato matiza situaciones que no comprendía entonces y que después pudo apreciarlas con toda su grandeza. Inicialmente no quiere ir a la escuela porque la señorita Caroline, su maestra, no entiende porque ya sabe leer antes de empezar el primer curso escolar. Es una chica que gusta de los juegos que hace con su hermano y con Dill y que rechaza las finuras que hacen las chicas que pretenden ser damitas de porcelana. Con el desarrollo de la historia, tiene una evolución psicológica y mejora la comprensión de lo que ocurre a su alrededor en los tres años del relato, aunque nunca pierde la ingenuidad. Scout se enfada y pelea cuando oye que en la ciudad critican a su padre por defender a los negros y le explica a Atticus lo que oye. Las conversaciones que tienen son de gran interés por lo educativas, respetuosas y éticas en sus contenido. Poco a poco aprende a comportarse y a tratar con otros adultos de su alrededor a los que no quiere someterse como ocurre con Calpurnia en algún momento y con su tía Alexandra. Scout es la única que descubre que Boo Radley es inofensivo, a pesar del miedo inicial que le produce. Con su corta edad, tiene la capacidad para enfrentarse a los miembros del pueblo que quieren linchar a Tom Robinson, hablando con el líder, el Sr. Cunningham. Mary Badham es la joven actriz que la representa en la película.

Jeremy Atticus Finch
"Jem" es hermano de Scout, cuatro años mayor que la niña.  Es un chico muy maduro para los diez años que tiene al comienzo de la novela. La progresión durante los tres años del relato se evidencia por su madurez en sus puntos de vista, en su capacidad de afrontar los múltiples problemas a los que se enfrenta y por la distinción que hace entre lo correcto e incorrecto, entre el bien y el mal. Está pendiente de su hermana a la que ayuda a madurar también en su manera de entender las cosas. Admira a su padre y está atento a cuanto le ocurre para ayudarle si lo considera necesario. Jem le explica muchas cosas a Scout a lo largo de la novela. Bob Ewell le ataca y le rompe el brazo en su asalto en la noche de  Halloween, Phillip Alford lo interpreta en la adaptación cinematográfica de 'To Kill a Mockingbird' que estudiamos.

Atticus Finch
Es el padre de Jem y Scout Finch. Tiene unos cincuenta años. Su mujer ha muerto cuatro años antes del principio de la historia. Es honesto y educa a sus hijos en el respeto a las personas y en su toma de decisiones. Es el centro moral del relato. De profesión, abogado. Una vez fue conocido como "One-shot Finch" por ser el mejor tirador del condado, pero no lo quiere recordar, por no gustar de la violencia, ni del ventajismo sobre los demás. Considera que todas las personas son iguales ante la ley y que todas merecen ser respetadas independientemente de su color o de sus creencias, por lo que  apoya la igualdad racial que en ese momento está mal vista por muchos que avalan una discriminación sin consideraciones. Es designado defensor de Tom Robinson,  el joven negro que acusado de violar a Mayella Ewell, blanca. Esta situación le enfrenta a la opinión mayoritaria de la ciudad, ante su intención de considerar posible su inocencia. Es interpretado por Gregory Peck en la adaptación cinematográfica de 'Matar a un ruiseñor'.

Calpurnia
 "Cal", en familia, trabaja en los servicios de la casa con la familia Finch, es afroamericana.  Los niños le tienen un gran cariño, cariño que es recíproco, y Atticus la respeta profundamente. Es inteligente. Sabe leer y escribir, hecho no habitual entre las mujeres de su situación, en esa época. Ella enseñó a escribir a Scout. Es el apoyo de la familia. Importante para la niña, aunque al principio le cueste reconocerlo, a la que proporciona disciplina, instrucción y amor. Calpurnia es madre: su hijo, Zeebo, estuvo con ella hasta la edad adulta. Cal aprendió a leer con la tía de la señorita Maudie, la señorita Buford, quien le enseñó con lo libros de los 'Comentarios de Blackstone', sobre la legislación inglesa que influyó en la de EEUU. Tía Alexandra despreciaba a Calpurnia porque no la consideraba la figura materna que pudiera ser modelo adecuado para Jem y Scout, especialmente para la niña. Calpurnia es miembro de la Iglesia Africana First Purchase ME en Maycomb. Scout observa que con ellos habla inglés correctamente y le sorprende que no lo hace en la iglesia, especialmente con los miembros sin educación de la congregación. En algún momento comenta que habla su propia lengua con los suyos, porque la sabe y demás no quiere avergonzarlos hablando inglés, considerada la lengua de prestigio, en detrimento de la suya propia. Calpurnia se nos presenta más como la idea que Scout tiene de ella, que como persona real. Al principio, la niña le desprecia,  la considera como a una malvada madrastra. Poco a poco va cambiando su apreciación sobre ella y al final del relato, Scout admira a Calpurnia, y se da cuenta que la ha protegido siempre. Es interpretada por Estelle Evans en la película.

Charles Baker Harris
"Dill" es un chico que visita Maycomb cada verano desde Meridian, (Mississippi) y se queda con su tía Rachel (tía Stephanie en la película). Dill es el mejor amigo de Jem y Scout, con el que pasan sus mejores y peores ratos de juego. Durante todo el tiempo pretende, y los otros con él, lograr que Boo Radley salga de su casa. Inventan todo lo posible para que Boo Radley  salga de su escondite durante el tiempo de  vacaciones, hasta que Atticus les obliga a no seguir por ese camino. En el quinto capítulo, Dill promete casarse con Scout y se "comprometen". Una noche, Dill huye de su casa de Meridian, llega a Maycomb, a la casa de los Finch y  se esconde debajo de la cama de Scout. Cuando lo ve, le dice que se ha escapado de casa porque había sido encadenado a una pared, en el sótano, por su padre; Más tarde, confiesa que en realidad se escapó porque sentía que su padrastro lo estaba reemplazando. A diferencia de Scout y Jem, a Dill le falta  la seguridad del apoyo familiar. No es deseado, ni amado, ni por su madre y ni por su padrastro. El niño  dice que no tiene padre. No sabe si su padre está vivo o no; o si alguna vez lo volverá a ver. En la película le llaman "Titi". Lo interpreta John Megna. Parece que Dill Harris está basado en el recuerdo de Truman Capote, amigo de la infancia de Harper Lee. 

Alexandra Hancock 
Es tía Alexandra, hermana de Atticus y de Jack, casada con James "Tío Jimmy" Hancock. Tiene un hijo, Henry y un nieto muy mimado, Francis. Considera que la Calpurnia es ​poco apropiada para Jem y para Scout; ella tacha a Scout de poco femenina. Le anima a actuar más como  debe hacerlo una dama; la quiere convertir en una belleza sureña. A lo que Scout se opone y se enfada mucho por ello. Aunque reconoce que se preocupa mucho por su padre y qué es una mujer mujer fuerte y decidida ante situaciones en las que tiene que enfrentarse del racismo del pueblo. Al final, ve que Alexandra se preocupa mucho por ellos y reconoce la buena voluntad que le guía, aunque probablemente nunca se vayan a llevar bien.

John Finch
John "Jack" Finch es el hermano menor de Atticus y Alexandra. Tiene alrededor de 40 años. Jack huele a alcohol. Jack es un médico sin hijos que siempre hacer reír a Scout y Jem, y lo adoran. Él y la señorita Maudie tienen casi la misma edad; con frecuencia la molesta con propuestas de matrimonio, que ella siempre lo rechaza.

Maude Atkinson 
Miss Maude "Maudie" es vecina de la familia Finch, viuda. Hace muchos años que conoce a los Finch, desde  cuando vivían en  Buford (Georgia), porque sus casas  estaban cercanas. Tiene unos 40 años, como Jack Finch, a quien conoce desde su nacimiento y a la que le pide insistentemente que se  case con él. Le gusta cocinar y cultivar un huerto; Sus pasteles son especialmente buenos. Es acosada por devotos  ultramontanos  que creen que las mujeres son un pecado. La señorita Maudie es amiga de Scout y Jem y les cuenta historias de Atticus cuando era niño. Parece claro que  su relación con Atticus es más que platónica. Jem y Scout la tienen en alta estima y respeto, aunque ella los reprenda cuando corresponde. No tiene prejuicios y enseña a Scout importantes lecciones sobre el racismo y la naturaleza humana. Es la señorita Maudie quien explica a Scout porque "es pecado matar a un ruiseñor", mientras que Atticus solo menciona el tema pero no lo argumenta. Jem al crecer, pasa de los diez a los trece años a lo largo del relato, no quiere que Scout la moleste, y la señorita Maudie media para  que no se enfaden. Ella es interpretada por Rosemary Murphy en la película.

Arthur Radley
"Boo" Radley, es como un fantasma al que no ve nunca nadie. Los chicos le consideran horrible, le tienen miedo. La realidad es que Boo es un hombre solitario que quiere acercarse a Jem y Scout y les deja pequeños y misteriosos regalos en el nudo de un árbol. Jem empieza a entenderlo. Scout lo descubre  cuando salva sus vidas. Scout lo imagina como un blanco enfermizo, con una boca delgada, cabello fino y plumoso y ojos grises casi como si fuera ciego. Cuando Bob Ewell intenta asesinar a los niños, nadie ve lo que sucede, pero Ewell está muerto y es Radley quien lleva a un Jem inconsciente a la casa de Finch. Es representado por Robert Duvall en la película.  

John Taylor
El juez John Taylor dirige su trabajo de manera informal. Durante el juicio a Tom Robinson, muestra su disgusto por los Ewell y un gran respeto por Atticus. El juez  tiene simpatía por Tom y no por Bob Ewell del que desconfía. Este lo sabe e intenta entrar en la casa del juez mientras su esposa está en la iglesia. La señorita Maudie explica a los niños que el juez quería ayudar a Tom al nombrar a Atticus para el caso, en lugar de ser Maxwell Green, el nuevo abogado que generalmente recibía los casos designados por el tribunal, como era este. El juez Taylor sabía que Atticus era el único hombre que podía conseguir la absolución de Tom, o al menos de hacer reflexionar al jurado durante unos minutos. Al hacer esto, el juez Taylor no cedía, ni apoyaba el racismo. 

Thomas Robinson
"Tom" Robinson es un afroamericano de 25 años, casado con Helen, y con tres hijos. Lo acusan de haber violado a una mujer blanca, Mayella Ewell y por ello lo llevan a juicio. Atticus es asignado para defenderlo y se enfrenta a una mafia de linchamiento, con justicia propia, aún antes de empezar el juicio. Tom tiene el brazo izquierdo paralizado a causa de un accidente de niño con una desmotadora de algodón. Atticus observa este hecho para su defensa, porque las lesiones en la cara de Mayella muestran claramente que el ataque ha sido hecho por un asaltante zurdo. Tom testifica que había ayudado a Mayella al pasar por delante de su casa porque la compadece, esto conmociona al jurado de hombres blancos. A pesar de la defensa de Atticus, los prejuicios raciales del jurado dan el veredicto de culpable, a Tom. Atticus planea apelar pero, antes, Tom es asesinado a tiros al intentar escapar de la prisión donde estaba recluido. Tom Robinson es interpretado por Brock Peters .

Mayella Ewell
Mayella Violet Ewell tiene 19 años, es la hija mayor de los ocho de los Ewell. Mayella cultiva geranios rojos en el exterior de su casa para embellecerla un poco. Mayella no tiene contacto con los del pueblo por las características de la familia. En su aislamiento, intenta seducir a un hombre negro, Tom Robinson.Aprovecha la ocasión en la que ha enviado a sus hermanos a buscar un helado, para  estar sola con Tom. Su padre ve el encuentro y la golpea. Le dice al sheriff Heck Tate que su hija ha sido violada y golpeada por Tom. Atticus, ya en el juicio demuestra que  el gope que se ve en el lado derecho de la cara de Mayella solo puede haber sido hecho por un asaltante zurdo.  Muestra que  Tom tiene el brazo izquierdo destrozado e inútil y que su padre, Bob Ewell, precisamente, es zurdo. Atticus en su intervención le pregunta si tiene amigos, pero Mayella no sabe qué es un amigo. El discurso de Atticus, al que no está acostumbrada le confunde, porque piensa que el trato con tanta educación, con el apelativo de "Miss Mayella" solo pretende burlarse de ella.Ella testifica contra Tom Robinson. Mayella es interpretada por Collin Wilcox en la película.

Robert E. Lee Ewell
"Bob" Ewell es el verdadero antagonista en 'To Kill a Mockingbird'. Tiene ocho hijos: la mayor, Mayella, otro llamado Burris, y otros seis sin nombre. Es un alcohólico y cazador furtivo que gasta el dinero en alcohol. Parece que él fue quien abusó de su hija Mayella, no Tom Robinson, que es condenado por ser negro, y el acusador blanco. Le satisface la muerte de Tom pero ha sido humillado en el juicio y quiere venganza. Escupe la cara de Atticus, intenta irrumpir en la casa del juez Taylor, y finalmente amenaza a Helen, la pobre viuda de Tom. Finalmente, intenta asesinar a Jem y Scout Finch con un cuchillo. Boo Radley salva a Jem y Scout y se cree que mata a Ewell con el cuchillo. Heck Tate, el sheriff, pone en el informe oficial que Bob Ewell cayó sobre su propio cuchillo y murió después de estar acostado debajo de un árbol durante 45 minutos. Ewell está representado por James Anderson en la película.

La obra contiene otros personajes con menor representación actoral, que no tienen una participación decisiva en su actuación, breve y secundaria. 

En la página que indicamos, se sugieren actividades muy interesantes para identificar aspectos de la novela, jugar con los personajes y su rol en la obra: StoryBoard de 'Matar un ruiseñor'

La película 

Film del que podemos decir, sin miedo, que es una producción exquisita, delicada, bien hecha, que trata con mimo cada uno de los planos y secuencias. Nos entra en la historia de esta familia y nos atrapa de tal manera que no podemos dejarla hasta conocer el desenlace de los hechos. Es una adaptación de la obra literaria que ha sabido plasmar los temas contenidos en la novela de Harper Lee con fidelidad, pero de forma eminentemente cinematográfica. Los sesenta y ocho años pasados desde su estreno, no la han envejecido ni desmejorado, más bien la han llevado a lo que puede llamarse ser una película de culto. La película, en blanco y negro, con matices de grises, que permiten dar mucha intensidad y profundidad a muchas de las secuencias, de acuerdo al fin propuesto, considerado, como cine gótico sureño estadounidense, con matices éticos. La película consta de una introducción y tres partes. 'To Kill a Mockingbird' fue una de las primeras películas de envergadura que encaró frente a frente la opresión racista.


En el siguiente reportaje,  Gregory Peck nos presenta el relato que protagoniza como Atticus Finch en la película, por el que obtuvo el Óscar de interpretación. Óscar por el que competían Jack Lemmon 'Días de vino y rosas', Burt Lancaster 'El hombre de Alcatraz', Marcello Mastroianni 'Divorcio a la italiana' y Peter O’Toole 'Lawrence de Arabia'. 

El actor representa un abogado que considera que sus actuaciones han de estar regidas por la ética, el respeto y la completa creencia que todo el mundo ha de tener un trato legal igualitario independientemente de su clase social, su etnia o su ideología. Gregory Peck es el tipo perfecto para asumir como protagonista el papel de Atticus, y comparte en su interpretación muchas de las cualidades otorgadas al personaje de la novela; produce una profunda empatía, es creíble porque, como paradigma, su actuación es magnífica.   

Asimismo, es admirable la actuación de la joven actriz que interpreta a Scout (Mary Badham), narradora y personaje principal de la historia; nos muestra el mundo a través de su mirada. Una niña con capacidad para defenderse por ella misma o defender a los demás, a pesar de sus pocos años; que no desea llevar faldas porque se siente más cómoda con pantalones. Con capacidad para censurar a la maestra que le critica haber aprendido a leer antes de ir al colegio. Pelea por todo lo que cree justo y no delicadamente; los puños son su arma más querida, sobre todo al principio, cuando solo tiene seis años. Posteriormente, oye los consejos de su padre y hermano e intenta controlarse, aunque los derechos que considera vulnerados siempre los defiende. No se siente cómoda con las reglas que las señoritas deben seguir y las habilidades que deben cultivar, pero adopta los ejemplos de las mujeres fuertes que forman parte de su vida, tía Alexandra, o la Srta. Maudie, para hacer, de algún modo, las paces con su propio género. Pero, con todo, tiene muchos miedos; el mundo encierra muchos terrores para ella como para cualquier niño o niña de esa edad.

La actuación de Phillip Alford, en el papel de Jem también es un placer; con su comportamiento de diez años al inicio de la historia hasta casi catorce al terminar;  es  un niño de gran madurez, que argumenta lo que corresponda para que su hermana madure también. 

John Megna en el papel de Dill en la novela y Titi en la película. Está inscrito en el círculo familiar durante los veranos, hace el cierre de un triángulo perfecto para juegos, aprendizajes y capacidad para valerse por sí mismos. 

Cerrando el grupo de personajes más relevantes,  está Calpurnia interpretada por una magnífica Estelle Evans. Muchacha de servicio fuera de lo corriente, de acuerdo con los estereotipos habituales.Ejerce de ama de casa con todas las capacidades y responsabilidades. Sabe leer y escribir, que en ese momento y para las chicas afroamericanas era excepcional. Argumenta con inteligencia. Educa con convicción y atendiendo a unos parámetros envidiables, además de atender a las necesidades de la familia de una forma ejemplar. 


Uno de los momentos estelares de la película es el que corresponde al juicio contra Tom que ocupa gran parte de la trama y ocupa parte de la segunda parte del libro. Muestra un sistema moral cargado de prejuicios. Se exalta a la nueva generación que pretende actuar con otra ética. Atticus es el defensor de oficio de Tom Robinson (Brock Peters), un joven negro acusado de violar a una mujer blanca, Mayella Ewell (Collin Wilcox), pobre e ignorante. Hace el oficio a pesar de la oposición que tiene de la comunidad a la que pertenece y de lo difícil que es tener que convencer a un jurado compuesto únicamente por ciudadanos blancos.  En secuencias anteriores, un perro rabioso se acerca a los niños, como un preámbulo metafórico de lo que le espera a Finch; perro que simboliza el peligro irracional de buena parte del pueblo y de su habitantes, cuando Tom Robinson sea acusado por la violación a una chica blanca.   

El papel de la víctima, Mayella, es muy representativo. También, la postura del fiscal con la pierna sobre el brazo del sillón mientras se realiza el juicio. Asimismo, cabe señalar el discurso de Aticus ante el jurado, del que no vemos la reacción, porque  sólo le enfocan a él. También de la disposición del público, con los blancos abajo y los negros arriba, separados. Aunque sus hijos están en lo alto junto al reverendo. La secuencia es un prodigio de ritmo y planificación.  


Atticus rebate durante el juicio la presunción de culpabilidad de su defendido, por el hecho de ser negro. Niega la suposición de que todos los negros mientan y, por lo tanto, sean inmorales. Tanto la fiscalía como la defensa tienen el mismo catálogo de pruebas y los acusadores blancos son los que argumentan contra el supuesto violador negro. Ambos testimonios, el defensor y el acusador están en desequilibrio. La denunciante Mayella señala que Tom la atacó tomándola por el cuello y golpeándola con el brazo izquierdo. El acusado, por el contrario, señala que mientras él hacía el trabajo que le había pedido la chica en su casa, ella se le echó encima, lo besó y abrazó. Las heridas que Mayella tiene en la cara han sido hechas por su propio padre, dado que no han podido ser hechas por Tom porque tiene el brazo izquierdo paralizado. 


El alegato de Atticus ante el jurado es un análisis de las motivaciones racistas de la denunciante obligada por su padre, y al sentirse culpable por lo que hizo; dado que ella, blanca y había incitado a un negro. Atticus desnuda la realidad y muestra que fue Mayella y no Tom la verdadera transgresora de las normas de convivencia imperantes.Atticus golpea el sistema judicial americano y la idea de que un jurado popular sea el mejor sistema para administrar justicia. Una sociedad prejuiciada, repetirá el mismo patrón ideológico en la conformación de sus jurados y, como no podía ser de otro modo, el veredicto de este juicio es declarar a Tom culpable. Son tiempos en los que los negros son personas de segunda categoría, y cuya culpabilidad no suele ponerse en duda. Pero aquí, Atticus Finch no cree en las diferencias de color y su relación con la culpabilidad de alguien, por lo que, el acusado sea blanco o negro, ha de probarse el veredicto que se otorgue. 


En la última parte de la historia, después del juicio con triste final, Scout y Jem son protagonistas de la aventura más emocionante de sus vidas y la más difícil, porque el temido Boo Radley, aquel del que sospechaban que podía ser el Frankenstein de su entorno, curiosamente es el ángel bueno que les salvará de las crueles manos de Bob Ewell. Boo es otro ruiseñor; centrado en el muchacho retrasado Boo Radley (Robert Duvall) un bondadoso personaje invisible, siempre a distancia de sus amigos, pero atento a sus actuaciones y haciéndoles regalos desde la sombra. Radley salvará la vida de Jem y Scout en el bosque, la noche de Halloween, terminando con la del malvado Ewell, para que el final corresponda a lo que pudiera parecer una historia mágica. 



En el final de la película se cierra el círculo de las dos certezas que han deambulado durante todo el metraje. Atticus Finch comprende que acusar a Radley por lo que se creen que ha hecho, sería como matar a un ruiseñor, pensamiento que pretende inculcar a sus hijos para que no cometan injusticias . Asimismo, Scout entiende que nunca se conocerá a alguien 'hasta que no se haya caminado con sus propios zapatos' al descubrir, detrás de la puerta de su habitación, a Radley, escondido. Antes de que Atticus les presente, Scout entiende todo lo que ha pasado, pronuncia su nombre y le da la mano en señal de amistad. 

El espacio y el tiempo
Se recogen de forma cuidada los ambientes de esa población que debía ser Maycomb, nombre que transformaba Monroeville (Alabama). Lugar de nacimiento de la autora y que en el momento de rodar la película no pudieron utilizar como escenario natural por su transformación desde los años treinta, en los que ocurrían los hechos narrados. Por lo que se encargó al equipo artístico y escenográfico que construyera su propia versión ideal y amoldada a las necesidades de la película de la ciudad de Maycomb en los estudios de Universal Pictures en Hollywood. Los diseñadores artísticos (Henry Bumstead, Alexander Golitzen y Oliver Emert) construyeron una ciudad ficticia con más de treinta edificios. La sala del tribunal del juicio es una réplica del interior de la Corte Penal del Condado de Monroeville. El trabajo de dirección artística y decorados fue premiado con un Óscar en 1963. El edificio original de la Corte Penal aún sigue en pie en Monroeville, pero ha quedado obsoleto y no se utiliza en procesos judiciales reales, aunque ha sido reciclado como museo dedicado a la novela y a la película, así como a la vida y la labor literaria de Harper Lee y a las personas representadas en sus obras.  
El guion  
Escrito por Horton Foote es muy fiel a la novela; solo descarta lo que significan elementos complementarios, de manera que permite sentir los latidos recogidos por Harper Lee en el relato. Hace un dibujo de los personajes de gran personalidad. Son personajes llenos que tienen una evolución y madurez de acuerdo con el tiempo que transcurre, sin olvidar que son arquetipos. 

La banda sonora
La banda sonora del compositor norteamericano  Elmer Bernstein, (1922-2004)  que podemos seguir entera, representa la infancia, y varía según los estados anímicos a partir de las mismas notas. Es un acompañamiento que nos adentra en cada una de las atmósferas de la película o nos permite sentir el impacto de los silencios.  Obtuvo  el Óscar a la mejor banda Sonora (1962) Bernstein ha sido una referencia ineludible durante varias décadas en las que trabajó con los mejores directores. Tenemos a continuación, las notas del tema final. 

La dirección
El productor Alan Pakula leyó el libro por recomendación de un amigo. Lo comentó con  el director Robert Mulligan y tras imaginar la película que se escondía detrás de esas poéticas páginas, conjuntamente decidieron comprar los derechos antes de que la novela ganara el Pulitzer, lo que abarató su precio. Parece ser que la escritora Harper Lee estuvo en el rodaje y desbarató todos los prejuicios que se tienen de los escritores cuyas obras se adaptan al cine, porque suelen estar en desacuerdo con todo lo que se hace con su novela, pero ella estaba encantada. Llegó a hacerse buena amiga de Gregory Peck y le regaló un antiguo reloj que había pertenecido a su padre y que Peck llevaba cuando salió a recoger su Óscar de manos de Sofía Loren.   

Cómo se hizo. Making of  de la película. 

Audiolibro en español



To Kill a Mockingbird (1962) (Sub. inglés)

Sugerencias Didácticas 
Como podemos deducir por las características de la obra literaria y de su representación cinematográfica,‘To kill a Mockingbird’ tiene un amplio recorrido de aprendizajes: geográficos, históricos, culturales, éticos, literarios, musicales, además de ser una lección de cine y de interpretación.

Si puede seguirse la obra en inglés en la lectura o la audición de los diálogos de la película, se añade un interés por la lengua. Por lo tanto, recomendamos hacer ese esfuerzo añadido, con apoyo de subtítulos, diccionario, etc. Algunas sugerencias de observación:
  • Antes de nada, es interesante acercarse a la autora y conocer su biografía, por la importancia que tiene su personalidad en relación con el desarrollo de la obra. Quién fue, dónde nació y vivió, qué hizo durante su vida, etc.
  • Se recomienda la lectura de la novela antes que ver la película para luego poder comprobar las diferencias entre lo que imaginábamos de cada situación y cómo se  representó. 
  • También se pueden comparar, una vez leída la novela y vista la película, la relación de ambos textos.  ¿Qué diferencias se perciben?
  • ¿Tienen el mismo punto de vista el autor y el director? ¿Qué mensajes ofrecen?
  • ¿Quién es el personaje principal, el o la protagonista del relato? Cómo se llama, qué situación familiar y social tiene. Dónde vive. Cómo viste. Cómo se le puede describir físicamente y por su forma de comportarse. ¿Cómo se calificaría su comportamiento?
  • ¿Con qué otros personajes se relaciona en situación de igualdad, de superioridad, de inferioridad?
  • Detallar el nombre y las características de cada uno de los personajes que desarrollan el argumento. ¿Qué opinión merece su comportamiento ético?
  • ¿Se comportan igual los hombres y las mujeres de la historia? En que se igualan, en qué se diferencian.
  • ¿Qué papel distintivo tiene Boo Radley  entre los demás personajes de la obra?.
  • ¿Cuántas clases sociales conviven en el relato? ¿Qué relación tienen entre ellas?.
  • Acercarse a las características de los años 1930-40 en EEUU y en el estado de Alabama.
  • ¿Qué tema es el más destacado de la historia?.
  • ¿Se dan en la actualidad situaciones comparables y puntos de vista o maneras pretender resolverlas parecidas?
  • ¿Qué otros temas van apareciendo que tengan importancia? 
  • La música tiene un papel fundamental en el desarrollo del relato. ¿Qué obras suenan? ¿A qué género pertenecen? ¿Quiénes son los autores? 
  • ¿Cómo puede resumirse la historia en pocas palabras?

La presentación de la película servirá para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a:
             -    la dirección
             -    el guion
             -    la interpretación de los personajes 
             -    la relación entre los personajes de la novela y los de la película
             -    el espacio y el tiempo en el que se presenta la ficción
             -    la fotografía
             -    la música

Después de ver el film, pueden ser los propios espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto. 
  • Resumen de los elementos más importantes.
  • ¿Qué es lo que más les  ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan en la película amor, humor y horror?

Los temas que pueden tratarse por este procedimiento son tan numerosos como se les ocurra de acuerdo a los objetivos educativos circunstanciales que se pretendan y a las características y nivel de conocimiento cultural y de la lengua de los propios destinatarios.

Para saber más 
·     El Blog de Atticus (2009) Matar a un ruiseñor. Elmer Bernstein