miércoles, 16 de febrero de 2011

PA NEGRE (PAN NEGRO) NOVELA DE EMILI TEIXIDOR DIRIGIDA POR AGUSTÍ VIRALLONGA

Hoy quisiera comentaros esta historia que obtuvo nueve premios Goya 2011 incluyendo el de una gran película. Más que discutir  sus méritos,  que los  tiene, observaremos cómo hace su acercamiento a un mundo rural pobre y hostil, a causa de la cercana Guerra Civil en la que vencedores y vencidos conviven en los mismos espacios. 

El odio latente genera violentos enfrentamientos por casi todo. De forma simbólica, el pan blanco, manjar escaso exclusivo de los ricos adictos al régimen, se opone al pan negro de los pobres, perdedores de la guerra, que son la mayoría. 

TÍTULO ORIGINAL: PA NEGRE.   (PAN NEGRO)
Dirección: Agustí Villaronga.
País:  España.
Año: 2010.
Duración: 108 min.
Género: Drama.
Interpretación:  Francesc Colomer (Andreu),  Marina Comas (Nuria), Nora Navas (Florencia), Roger Casamajor (Farriol), Lluïsa Castell (Ció), Marina Gatell (Enriqueta), Laia Marull (Pauleta),  Eduard Fernández (maestro), Sergi López (alcalde).
Guion: Agustí Villaronga; basado en la novela de Emili Teixidor.
Producción: Isona Passola.
Música: José  Manuel Pagán.
Fotografía: Antonio Riestra.
Montaje: Raúl Román.
Dirección artística: Ana Alvargonzález.
Vestuario: Mercè Paloma.
Distribuidora: Emon
No recomendada para menores de 12 años.



En Osona, rodeados de las brumas de valles y bosques, los personajes del relato muestran sus recovecos; estos secretos escondidos son una metáfora, porque los temas que descubren son comunes con los de otros muchos mortales que también han vivido la guerra;  poco a poco,  se nos van abriendo, a través de la mirada de Andreu  que, a  su vez, está entrando en el mundo de esos adultos que él observa. Todo ello se presenta con un sentido onírico en el que  realidad y  fantasía se confunden.  
                                                     
La historia, a pesar del duro e impactante inicio cargado de una violencia extrema en la que personas sensibles de todas las edades pueden tener que cerrar los ojos para no ver la desmesurada truculencia de la escena, transcurre por momentos de gran lirismo inducido por las conversaciones de los niños, o de la relación con sus padres, en las se van desgranando situaciones de ternura, y de comprensión en un entorno de circunstancias mezquinas, en las que tienen que moverse  por la situación hostil y opresora que les circunda. Todo va ocurriendo morosamente, sin grandes declaraciones o sentencias. 
Pan negro hecho en Manlleu en homenaje al lbro de Emili Teixidor i a la película de Villaronga.

                                                     
Empieza la historia con  un niño de unos once años, Andreu, que encuentra los cadáveres de un padre con su hijo en el bosque, como aparentes víctimas de la reciente Guerra Civil. La familia del chico, de tradición republicana y por tanto de los perdedores, es acusada de ser autora del crimen. Andreu intenta descubrir a los asesinos para poder salvar a su padre de la culpa que directamente le imputan. 

La novela y el autor 
La película está basada en la novela homónima de Emili Teixidor, publicada el año 2003, y de algunos elementos de Sic transit Gloria Swanson (1979) y Retrat d’un assassí d’ocells (1988). Las tres novelas inscritas en la posguerra y en el espacio de la Plana de Vic, en Osona. La obra se sitúa entre la ficción y el relato autobiográfico, donde se entrecruzan leyendas y memorias personales. Está inscrita en una geografía cercana a una colonia textil, ahora desaparecida, dentro de una familia donde las adversidades se suceden. 
Lugar que se transforma en espacio moral del niño que entra en el mundo adulto y que mira, todavía con mirada adolescente: con sus secretos, sus misterios y sus miedos. El niño eAndreu, que vive con sus tíos; es prácticamente huérfano: con el padre preso y la madre encerrada en la fábrica para subsistir.  l chico intenta hacerse un lugar en ese mundo que no entiende y en el que ha tenido, como paradoja, la suerte de entrar protegido por los señores Manubens. La obra está dotada de un poderoso lenguaje, que transmite al lector la crueldad de la situación reflejada y que Andreu vive como principal damnificado pero, al mismo tiempo, siendo capaz de salir indemne. 
  
En la presentación de Olga Beltrán para Kuentalibros podemos oir el arumento de la novela acompañado de algunas imágenes relacionadas, de la película. 



El autor es maestro y un reconocido escritor  de relatos infantiles y juveniles, además de obras para adultos:


Sugerencias didácticas.
Si se  puede hacer un acercamiento a la obra y  a la película en versión original, como siempre ocurre, se podrá  extraer mejor el sentido de su esencia. Si no es posible, tanto la novela como el film pueden verse traducidos. Los ejemplos que ponemos están todos en castellano con la finalidad de llevar la obra a unos destinatarios no tan cercanos al autor, pero podemos encontrar otros muchos  también en catalán.  
  • Acercarse al autor de la novela, Emili Teixidor. Posiblente, el grupo haya leído alguna obra anteriormente porque se trata de un reconocido autor muy estimado por el contenido de sus novelas y relatos, para los más jovenes. Si es así, pueden  recordarse detalles, como inicio  de la actividad que  presentamos. Recordemos que murió el año 2012,
  • Leer algunos fragmentos de la novela para situarse: en el espacio, Osona y en el tiempo: los años cuarenta del siglo XX. Las  características de los personajes literarios, su tratamiento de la personalidad con mayor profundidad. Si la actividad se realiza con un grupo de chicos y chicas adolescentes o jóvenes, podemos intentar sugerir la lectura completa, para luego compararla con la película y ver sus  semejanzas y diferencias.
  • Ver la película con alguna finalidad: Descubrir la personalidad y los  sentimientos de los niños,  el sentido  que otorga  la metáfora del chico que quería volar, el significado de la vida rural en esos años, entender el sentido global de la historia, etc. Puede ser una actividad  de grupo  en una sesión en  sala de  cine,  con una profundización posterior, aunque siempre con unas indicaciones previas para que los estudiantes tengan  claro para que van a ver la película, edemás de para disfrutarla.
  • De forma especial se sugiere analizar la primera  secuencia de la película  con todo el significado de la crueldad que contiene.   
  • Se puede hacer una ficha con una  comparación entre algunos aspectos que se pretendan destacar entre el libro y la película.  Puede  verse un modelo de análisis en la revista COMUNICAR, nº 17









lunes, 7 de febrero de 2011

EL CAIRO Y EGIPTO EN EL CINE PARA UNA TARDE DE INVIERNO

Estos días  Egipto y  El Cairo están  presentes en nuestras vidas.   Los medio no dejan de  señalar  sus manifestaciones  y protestas  que pretenden  cambios políticos profundos,  minuto a minuto.



Además  de  la preocupación por su evolución,   seguramente nos pueden interesar algunos  aspectos culturales vinculados  con  "EL CINE DE LITERATURA",  y que nos darán a conocer un poco más  la cultura  de ese pueblo tan cercano y a la vez tan distante. 


Algo de lo que seguramente sabemos  poco,  porque  casi  nunca nos ha llegado,   es de la  filmografía egipcia. Ya  el otro día  empezamos a hablar de Lawrence de Arabia, de  corte norteamericana pero  que tenía como protagonista el actor egipcio  Michel Shalhoud, mucho más conocido como Omar Shariff (Alejandría, 1932).  

Hoy me ha llegado un texto de Pepe Gutiérrez. Álvarez  en KAOSENLARED.COM que me ha parecido interesante y os lo recomiendo.  Destaco el primer párrafo:  "Con estas notas trató de ofrecer algunas pistas sobre la importante historia del cine egipcio que alcanzó su cima en la época nasseriana, para caer después en la mediocridad. Están tomadas de diversas enciclopedias sin que el autor haya podido ver más que alguna película que otra, sobre todo de su cineasta más reputado, Yasser Chahine. El cine en Egipto ha sido un fenómeno de masas, y en su filmografía se distinguen obras importantes, aunque se pueden contar con los dedos de las manos las que se han estrenado por aquí. Quizás ahora, cuando el pueblo liderado por la juventud se ha puesto en el primer plano de la historia,  es posible que nos fijemos un poco más que en el historial arqueológico de este singular país. Los especialistas hacen notar que el cine egipcio ejerció en sus mejores momentos una gran influencia. Sin embargo, su legado entre nosotros ha sido muy menor en relación a las cinematografías como la hindú o la china, y habría que pensar si ello es indicativo de un mayor prejuicio contra la cultura árabe".

Dentro de nuestra linea,  quisiera  resaltar  que  Naguib Mahfouz (1911-2006) fue  el primer Premio Nobel de Literatura  de lengua árabe, en 1988. Fue  escritor de  relatos  cortos,  novelas  históricas y sociales   y  guiones  de cine.   Entre  las películas  destaco   El Cairo, 30   dirigida por   Salah Abu Seif  (1966). Está   basada  en  su Trilogía de El Cairo (con las novelas "Entre dos palacios", "Palacio del deseo" y "La azucarera"),  obra de éxito  que muestra una época de grandes cambios sociales y políticos en Egipto después del derrocamiento de la monarquía en 1952.  y  El callejón de  los milagros (1947) en la que  se presenta la pequeña burguesía  y las clases populares  de El Cairo  de los años cuarenta, encerradas en mísmas, sin  poder entender  lo que ocurre en el mundo,  en ese momento en el que ha terminado la Segunda Guerra Mundial.  La  película fue  dirigida por el mexicanon Jorge Fons (1995)  aunque la sitúa en el México actual.

También inspirada en la novela del escritor Alaa al Aswany tenemos  Omaret yakobean (2006),   del director Marwan Hamed.  Un drama que tiene como protagonistas a los inquilinos del edificio Yacobián en El Cairo. Una antigua y lujosa edificación venida a menos, creada en 1934 por un millonario egipcio de origen armenio cuyo apellido era precisamente el que lleva la construcción. Cada piso representa en algún aspecto los diversos estratos sociales.


Otra más reciente Mujeres de  El Cairo  (Scheherazade, Tell Me A Story)  dirigida por Yousry Nasrallah (2009)  Trata  de una presentadora de televisión privada, con un programa de debates políticos. Su marido, es director adjunto de un periódico del gobierno, que aspira  a ascender. Sus jefes le  indican que las tertulias políticas  de  su mujer hacen  peligrar su promoción. El marido, Karim, convence a Hebba para  trate temas  menos significativos políticamente.  Hebba empieza con  una serie de charlas relacionadas  con cuestiones que afectan a la mujer.  A modo de  Sherezade en Las mil y una noches,  las mujeres que pasan por su programa cuentan su historia  y su  dificultad para seguir vivas:  abusos  sexuales, maltratos, represión social, religiosa y política   La repecusión del programa hace que ella también termine  con su matrimonio. También  Hebba se convierte en una historia.