jueves, 24 de enero de 2013

LOS MISERABLES (LES MISÉRABLES) DIRIGIDA POR TOM HOOPER BASADA EN NOVELA DE VÍCTOR HUGO

La historia de Los miserables vuelve a estar de moda. Los méritos de la última película dirigida por Tom Hooper  con música de Claude-Michel Schönberg, la han resaltado y han dado una nueva posibilidad de difusión a la obra de Víctor Hugo, con gran resonancia. Su valor ha perdurado a través del tiempo porque trata de dramas humanos siempre vigentes. La obra de Los miserables es, un relato de superación, de redención y de amor en el sentido más amplio de la palabra, que logra abordar, con gran acierto, temas universales; porque todos hemos podido ser,  en algún momento de nuestra vida, como Jean Valjean, como Fantine, como Eponine e incluso como Javert. 

Esta  nueva adaptación, hecha en clave de musical, ha contado con actores del éxito teatral. Son ellos mismos los que, con acierto, interpretan las canciones: Boublil y Schönberg y el letrista Herbert Kretzmer. Es una traslación ambiciosa con  grandes estrellas bien conocidas: Hugh Jackman (“Australia”“Acero puro”) es Jean Valjean, y Russell Crowe (“Los próximos tres días”“El hombre de los puños de hierro”) es Javert; Anne Hathaway (“El Diablo viste de Prada”“El Caballero Oscuro: La leyenda renace) interpreta a la sufrida Fantine; también participan del reparto  Helena Bonham Carter (“Alicia en el País de las Maravillas”“El discurso del rey”),  Amanda Seyfried (“In time”“Sin rastro”), Sacha Baron Cohen (“La invención de Hugo”“El dictador”), Eddie Redmayne (“Mi semana con Marilyn”), Aaron Tveit (“Sin frenos”), Samantha Barks y Cavin Cornwall.   


LOS MISERABLES

Título original: Les misérables. 
DirecciónTom Hooper
País: Reino Unido
Año: 2012. 
Duración: 158 min. 
Género: Drama,musicalromance
Interpretación: Hugh Jackman (Jean Valjean), Russell Crowe (inspector Javert), Anne Hathaway (Fantine), Amanda Seyfried  (Cosette), Helena Bonham Carter (Madame Thénardier), Eddie Redmayne  (Marius), Aaron Tveit (Enjolras), Sacha Baron Cohen (Thénardier), Samantha Barks  (Éponine), Daniel Huttlestone (Gavroche). 
Guion: William Nicholson, Alain Boublil, Claude-Michel Schönberg y Herbert Kretzmer; basado en el musical de Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg; a su vez basado en la novela de Victor Hugo. 
Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Debra Hayward y Cameron Mackintosh. 
Música: Claude-Michel Schönberg.
Fotografía: Danny Cohen. 
Montaje: Chris Dickens y Melanie Ann Oliver. 
Diseño de producción: Eve Stewart. 
Vestuario: Paco Delgado.


El musical de  Boublil y Schönberg, puede verse  en concierto, en el el vídeo siguiente: 

Se exaltan los sentimientos del espectador, vinculándolos en muchos momentos con la causa  de la obra, por medio de la música.  Las canciones del film están al servicio de lo que se cuenta y no de relleno, aunque ocupen un porcentaje muy elevado del tiempo del relato de la historia. El guión de William Nicholson es fiel a la obra original. Procura mantener el mensaje subversivo de la trama y atiende más a no restar, que a sumar. Es de agradecer que una gran obra literaria sea una correcta y eficaz traslación sin manipular su argumento. Lo mejor no es su fidelidad a la novela original, ni el seguimiento a la exitosa la obra teatral, sino la calidad  de sus intérpretes y el tratamiento visual conseguido, con gran despliegue de medios, lo que hace de la obra una  superproducción de gran altura. 

Si  nos fijamos en el significado de los planos, vemos que  abundan  los expresivos: con primeros planos, encuadres aberrantes y travellings agresivos que pretenden engrandecer cada línea cantada o los momentos de transición. El ritmo del relato no es estable. Contiene momentos memorables con otros que resultan monótonos a causa de su lentitud. Pero, con los casi dos horas y media de la cinta, es un tema apenas digno de ser destacado, porque no es fácil seguir una película totalmente cantada, en versión original, en inglés, con subtítulos, durante ese tiempo. La atención del espectador no puede adormecerse ya que muchos, han de hacer dos acciones simultáneas de las que tienen poca costumbre: ver y leer. En España, las versiones originales no son habituales y menos en películas que pretenden acoger a una mayoría de público. Es un ejercicio del que desgraciadamente, falta tradición.  Pero, muy bien por apostar por ello, porque  además, la rima de  los versos traducidos y la capacidad  por sincronizarlos con las voces, son muy buenas. Los temas que Víctor Hugo plantea en su obra se mantienen respetuosamente con el formato musical de la película de Hooper y, si cabe,  aumentan su sentido  por el  carácter de himno romántico conseguido para la denuncia, o en favor de lo que debería cambiar. Uno de los temas más bellos del relato musical es  I Dreamer a Dream, interpretado por  Anne Hathaway en el film que  representa el personaje  lacerante de Fantine con el lamento por  la pérdida de los sueños. Llora la impotencia que con frecuencia se  tiene en la vida, para poderlos recuperar.  Marca una de las características  del espíritu romántico contenido en la obra.  Lo recuperamos subtitulado. 

Valga decir que,  en ocasiones, se echan en falta más planos generales que diluyan la atención en un conjunto y la vista pueda recrearse en escenas y secuencias que pudieran ser grandiosas, como las de las batallas a las que se les concede poca trascendencia visual; igualmente que al carácter coral de la obra que, al tener tantos personajes, los planos cercanos más expresivos, dificultan un seguimiento como grupo. Aunque  la selección de las imágenes, en conjunto, es de gran belleza y acerca al espíritu romántico,  de misterio y ensoñación, como metonimia de lo que  se desea evocar.   
                                  El caminante ante el mar de nubes de Caspar David Friedrich

LOS MISERABLES  A LO LARGO DE LA HISTORIA

Retrocediendo en el tiempo, tenemos una interesante versión de Lés Misérables  dirigida por Josée Dayan, del año 2000. Cuenta con la participación de grandes actores, también, como Gérard Depardieu, Christian Clavier, John Malkovich, Virginie Ledoyen y Enrico Lo Verso, entre otros. Es una miniserie francesa, con  gran fidelidad al texto original y unos diálogos cuidados que permiten acercarse al relato a partir de la palabra hablada.  La podemos ver en francés, con subtítulos en alemán. También puede seguirse con  subtítulos en inglés. 
Igualmente, podemos  encontrar otras versiones anteriores. Para seguir un proceso cronológico, aunque haya algunas más, destacamos:

En 1935, la dirigida por Richard Boleslawski, protagonizada por Fredric March y Charles Laughton. Fue la primera versión de la historia nominada a Mejor Película Premio de la Academia.


De 1957,   tenemos la dirigida por  Jean-Paul Le Chanois.  Con  Jean Gabin como Jean Valjean.

Del año  1978,  la que fue dirigida por  Glen Jordan, y con las actuaciones de Richard Jordan,  Anthony Perkins Cyril  Cusack

En  1995, se hizo la adaptación libre, la dirigida  por Claude Lelouch. Con  la actuación de Jean Paul Belmondo. 

La película de 1998, está dirigida por Bille August. Fue adaptada por Rafael Yglesias  de la novela homónima de Victor Hugo. Fue protagonizada por Liam Neeson,  Geoffrey RushUma Thurman y Claire Danes

LA OBRA Y EL AUTOR
La obra original es la novela, de Víctor Hugo, que da título a las películas. Fue publicada en 1862 y es una de las obras  románticas más populares del siglo XIX. En su argumento, presenta una clara disquisición entre el bien y el mal, entre lo legal y lo que no lo es a partir de la triste historia de Jean Valjean, que es condenado a prisión por robar un trozo de pan,  para dar de comer a sus sobrinos hambrientos; condena que se alarga hasta casi veinte años por sus intentos de fuga. Trata de aspectos políticos y éticos; relaciona justicia y religión. Según  señala el autor, se basa en la historia real de Vidocq, un criminal francés que luego se redimió e inauguró la Policía Nacional  de Francia, le sirvió  como modelo para  la creación de dos personajes, a los que sitúa en un contexto histórico francés  real: La restauración monárquica entre 1815 y 1848, con las revoluciones de 1830 y 1848 luego generalizadas a toda Europa. El Segundo Imperio de Luis Napoleón III, sobrino del anterior Bonaparte, y el establecimiento de la Tercera República en las últimas décadas del siglo. 

La obra literaria de Los miserables  contiene un importante estudio de la sociedad en esa época; de sus pasiones, caracteres y actos. Muestra la pobreza del siglo XIX, con toda su crudeza. Las razones que a veces lleva a errar a las  personas, la capacidad de rectificar y la paz que produce, el sentido del perdón, etc. El autor analiza  y hace una crítica a estereotipos del  momento,  y presenta su declarada oposición a la pena de muerte.  La novela  es una defensa de los oprimidos,  independientemente de la situación socio-histórica  en la que vivan.
Portada  de "Cosette“. El autor  Emile Bayard,  En la  edición  Les Misérables (1862)

SUGERENCIAS DIDÁCTICAS
Los temas que se deprenden de la obra, en las versiones que presentamos, permiten hacer estudios y un acercamiento a la época romántica, con sus múltiples aspectos ideológicos, artísticos (música, arquitectura, pintura, escultura, etc.)  y literarios de finales del siglo XVII y XVIII, tanto en Francia como en el resto de Europa. De forma más específica proponemos:
  • Lectura de Los miserables de Victor Hugo. Mejor en la lengua original francesa y en su defecto en las traducciones que ofrecemos en español o inglés. 
  • Si el conocimiento de las diversas lenguas lo permite, ver la relación entre el original y alguna de las traducciones en un párrafos o capítulo concreto. 
  • Ver las motivaciones del autor para crear la obra, con los personajes contenidos. Uno de los protagonistas proviene de un personaje real, Vidocq, con su caracterización, ¿por qué lo elegiría  ¿muestra simpatía por él?
  • Observar los aspectos en los que nos podemos fijar para caracterizar a  Victor Hugo como un autor romántico, atendiendo a las normas en las que se inscribe para la creación de la obra.
  • Analizar si está justificada la defensa que hace de los más débiles y desfavorecidos situándolos en la época. 
  • Ver alguna de las versiones cinematográficas que se proponen y atender a las semejanzas o diferencias que tienen con la obra de Víctor Hugo.  
              -    En la presentación de los personajes principales.
              -    En  su personalidad y forma de actuación.
              -    En la situación social en la que viven.
              -    En los espacios en los que se mueven.
             -  En la forma de impregnarse el romanticismo en el texto audiovisual,  por sus imágenes y música en la versión del año 2012.
  • Si se desea, pueden observarse diferencias importantes entre las adaptaciones cinematográficas. Es un trabajo atractivo su verificación y distinción. 
  • La versión de 2012 emociona de forma menos reflexiva por su grandiosidad, pero, los textos cantados ¿cumplen la expectativa de la obra?
  • Se sugiere hacer un estudio de  I Dreamer a Dream, en diversos sentidos, compresión del texto, análisis comparativo en las dos lenguas que se propone, juego de Karaoke aportando la propia voz, etc. 
  • Puede encuadrarse la obra en su momento histórico haciendo una relación de los aspectos políticos, económicos, sociales y artísticos de Francia y Europa en esa época.  

-----------------------------
Para leer  la obra completa  de Les  Misérables: 


En francés
En español
En inglés


lunes, 14 de enero de 2013

BLANCANIEVES (SCHNEEWITTCHEN, SNOW WHITE)

En este inicio de año,  nos encontramos con algunos temas nuevos, pero otros anteriores repican una y otra vez con fuerza, con el  deseo de hacer aportaciones, presentar lecturas diversas o remarcar lo que pudiera haber quedado escondido anteriormente. Eso nos pasa  con el cuento de Blancanieves que ha tenido primeras páginas durante el año pasado y sigue  llamando la atención, porque se acercan días de reconocimientos y premios y algunas versiones están en las  quinielas, lo que  supone que, por motivos didácticos, puede interesarnos tenerlo presente.

Blancanieves (en su lengua original, alemán, Schneewittchen) es el personaje central de un cuento de hadas bien conocido. La versión más popular es la de los hermanos Grimm, (Jacob Grimm (1785-1863) y Wilhelm Grimm (1786-1859). Nacidos en la localidad alemana de Hanau (en Hesse). A Jacob y Wilhelm, además de su reconocimiento como lingüistas, les corresponde la de recopiladores de cuentos de tradición oral recogidos en el entorno hugonote burgués, de Kassel. Una mujer del lugar fue la que les proporcionó una parte de las historias de Kinder-und Hausmärchen (Cuentos para la infancia y el hogar). Relatos escritos en dos volúmenes, publicados en 1812 y 1815. La colección  fue ampliada, y modificada en algunos argumentos, en 1857  como Cuentos de hadas de los hermanos Grimm. De ahí proviene Blancanieves, además de otros, también muy conocidos,  como La Cenicienta, Hänsel y Gretel, La Bella Durmiente, La fuente de las hadas, Juan sin miedo o Pulgarcito. Su éxito  ha hecho que  las versiones escritas sustituyeran,  casi por completo, a  la tradición oral local, anterior. 

Ilustración de Franz Jüttner (1865-1926)  
Según el historiador alemán Eckhard Sander (1994) [Schneewittchen: Märchen oder Wahrheit?: ein lokaler Bezug zum Kellerwald], Blancanieves era la referencia legendaria de una joven condesa llamada Margarethe Von Waldek que vivió en Alemania en la primera mitad del siglo XVI; en la misma época en la que el entonces príncipe Felipe II viajaba por aquella zona del continente europeo para conocer los límites de su futuro reino y, dicen también, que buscando mujeres que pudieran satisfacer sus deseos. En ese contexto, Margarethe fue su amante, que murió envenenada por intrigantes de la corte, para evitar que se casara con ella, porque ya estaba esposado con María Tudor.  
Condesa Margarethe Von Waldek
Los siete enanitos también existieron. Según el historiador eran unos niños desnutridos y envejecidos que, por su tamaño menudo, se adaptaban bien a la entrada de la boca de las minas de hierro, de las tierras de los Von Waldek. Vestían abrigos y gorros parecidos a los del cuento. A la condesa Margarethe, de pequeña, le gustaba jugar con esos niños de rostro envejecido y con apariencia de enanos. De ahí, la génesis del relato.
"Espejo, espejo en la pared / ¿Quién es la más bella de todas?"
Ilustración, probablemente por Theodor Hosemann (1852)
El contenido del cuento conocido tiene matices en cada una de las versiones que llegan, con variaciones; aunque la base sea siempre cercana. En la recopilación de Grimm, que es la que sirve de patrón,  una mujer, la reina de un país muy lejano en un tiempo también ignoto deseaba tener una niña blanca como la nieve, sonrosada como la sangre y con un cabello negro como el ébano. Fue oída su demanda y, aunque es ella, en la primera  versión de 1812, la que  luego maltrata a la pequeña, en la última, la de 1857, que ha sido la más popular, muere en el parto.  A partir de ese momento y, después de que su padre el rey se desposara nuevamente y que Blancanieves, como consecuencia, tuviera una madrastra narcisista que temía perder la belleza y con ella el favor de ser admirada como la más bella del reino, por encima de su hijastra, le llegan todas las desgracias a la niña.Tiene como asesor un espejo mágico, -del que también la historia reconoce su existencia, con matices, en el siglo XVI-  le va dando información del ranking de belleza que tiene, y todo va bien hasta que en un momento dado, la niña le aventaja en su grado de beldad,  por lo que la madrastra, monta  en cólera y, como no quiere ser suplantada, decide que ha de acabar con la vida de la ya jovencita. Para cerciorarse de que su deseo se va a cumplir, encarga a un cazador de su confianza, que se lleve a Blancanieves al bosque, la mate, le extraiga los pulmones,  el hígado y el corazón, y se los lleve. Las vísceras  serán  la muestra de que ya no vive. El cazador siente compasión por la pequeña y le invita a que huya. Le aconseja que se esconda en el lugar más recóndito, para no ser encontrada. A cambio, como ha de cumplir con la demanda, mata a un pequeño jabalí  al que le extrae los órganos pertinentes y se los lleva a la reina  que, sin distinguirlos, se los come.  Después del festín, orgullosa de su triunfo, vuelve al espejo, que como es mágico y no miente, le  señala que la chiquilla sigue con vida y que está escondida en una cabaña del bosque donde vive con siete enanos que, enterados de su desgracia, la acogen y protegen a cambio de cocinar para todos y hacer las faenas domésticas, mientras ellos van a trabajar. 
Blancanieves en el ataúd de cristal.  Pintura de Marianne Stokes ( 1880 a 1900)
Pasan los días. La madrastra-bruja  busca formas de deshacerse de la chica con eficiencia; aspecto que consigue relativamente, al tercer intento. Llega a su casa disfrazada  de buhonera para atraer su atención; le logra vender unas bellas cintas para constreñir el corsé. Prueba el efecto y casi la estrangula al estrecharle el lazo. Al enterarse por el espejo que, a pasar de las apariencias, ha fracasado,  vuelve una segunda vez. Simula ahora la  venta de peines. La niña vuelve a caer en la tentación de comprar y le coloca en el pelo uno envenenado, que aunque se lo clava en la cabeza, no tiene suficiente toxicidad para  lograr el propósito de acabar con ella.  Al saber que tampoco ha tenido éxito en el intento homicida, la  bruja hace una tercera oferta,  ahora con la venta de manzanas. También se deja embaucar por el deseo consumista y compra una que, al morderla, cae desvanecida por el veneno que contiene y queda como muerta, con lo que la bruja consigue su propósito. Los enanos están muy tristes por lo ocurrido y colocan a Blancanieves en una urna de cristal rodeada de flores. Casualmente, poco después pasa por allí un príncipe que prendado de la belleza de la muchacha, desea llevársela para hacerle los honores pertinentes. Sus criados la portean a hombros; de pronto uno tropieza, la urna se tambalea y la niña devuelve el mordisco de manzana, con el que se había atragantado. El príncipe, emocionado, le pide que se case con él, y la niña, desconcertada, acepta. La bruja muere en la propia fiesta de la boda a la que  es invitada. Al ir a bailar, como castigo, le colocan unos zapatos de hierro, incandescentes, que acaban con ella. Colorín,... Colorado. 
Boda  de  Blancanieves con el Prícipe Ilustración de Franz Jüttner (alrededor de 1905)
Para acercarse al relato completo en español: AUDIOLIBROS ALBALEARNING.
Audio reading at Candlelight Stories
The following is an annotated version of the fairy tale.

A lo largo del tiempo, la recepción de la historia ha hecho que se vertieran nuevas miradas al relato, tanto en textos literarios  que muchas veces han suavizado las características cruentas del cuento dejado por los Grimm, como en el cine, que ha recogido la tradición  con cambios,  distintos grados  de suavidad o dureza, mayor acercamiento a la aventura, transformación en un relato más negro -si cabe-, acentuación de estereotipos, etc . 
Resaltaremos algunos por ser bien conocidos  y por lo que han representado  en la historia de la cultura. 

Snow White and the Seven Dwarfs (1937)
Ha de destacarse porque ha  marcado mucho toda la tradición  en la recepción del cuento  Snow White and the Seven Dwarfs.  Es una producción Walt Disney de 1937, en color y animada. Es un relato blandengue, misógino, o por lo menos  con una consideración alienante de las mujeres, representadas por Blancanieves,  incapaz de hacer algo por ella misma,  de formas suaves; y, porqué negarlo, de gran belleza estética, que  ha sido poderosísima  por su influencia. Gracias a unas imágenes en color- fue la primera película en color de la productora- con una animación  que, con todas las contradicciones que nos parezcan, ha marcado y mucho, el devenir del relato. Pocos saben de su truculencia original, que es bueno recordar, para no caer en desinformación y malos entendidos. 


Si se prefiere doblada, en español: 



Blancanieves la  verdadera historia  (Snow White, 1997) 


Mucho más reciente, y vale la pena rescatarla: Blancanieves la  verdadera historia  (Snow White) 1997 dirigida por Michael Cohn. Es una película interesante por lo que aporta y por lo que le separa de otras que tratan el mismo relato y que ha pasado desapercibida. Telefilm realizado  para  la cadena americana Showtime y vinculada  con las historias góticas de esos años.  Rememora el lado perverso del cuento original,  anulado por Disney y reforzado en parte, por  Hallmark en el 2001. Hace una adaptación libre del relato de los Grimm que  incluye  el origen de la niña, que aquí se llama Lilliana  y no Blancanieves; su rivalidad con la madrastra  y la secuencia de los enanos pero con variaciones, porque no lo es más que uno. También el final difiere, dando un protagonismo  y capacidad de toma de decisión a Lilliana  que no tuvo en otras versiones.

La película contiene aspectos de brujería, canibalismo, satanismo, incesto y necromancia  que en el cuento original se detectan más veladamente, o con menos claridad. La madrastra, Lady Claudia es interpretada por Sigourney Weaver, tiene mayor importancia  que Lilliana/Blancanieves.  Es  una figura  bien dibujada con una  evolución marcada del personaje. Su actuación está producida no gratuitamente como en otras versiones, sino a causa de las desgracias que tiene y  la propia actuación de la niña, a lo largo del relato. No es una película infantil por  el grado de crueldad de algunas escenas. Visualmente es oscura y con altibajos en el ritmo de las secuencias.


Si se prefiere en español: Blancanieves, la verdadera historia 


La  película  de animación que sigue tiene  trazos de tradición manga. Hay  fidelidad a la historia en cuanto al personaje de Blancanieves, la madrastra  y los enanos del bosque, pero  intervienen otros con papeles que hacen que la historia cobre  un giro más maduro y con más capacidad para tomar decisiones. La propia Blancanieves no es una niña pasiva y obediente, no le gusta coser y desea subir a los árboles;  intenta cambiar su destino;  en cuanto  tiene la primera discusión con la madrastra se aleja del castillo junto a su amigo Claus. Una vez en el bosque, son los enanos  que la encuentran, sin ir a su casa, gracias a la colaboración de los lobos que son amigos de ellos. Le invitan a ir a su casa, donde le preparan un alojamiento confortable, y a pesar de que es ella la que hace las tareas, no es de forma exclusiva, Todos participan más de la organización doméstica. Blancanieves se siente deprimida y asustada cuando la madrastra casi la ahoga al apretar el chaleco y durante unos días los enanos velan para que mejores su situación anímica. Eso sí, ven que la única salida para que  viva más feliz y pueda sentirse querida es buscándole un marido y, los siete enanos aspiran a poder serlo. La madrastra  acude con engaños al bosque sólo dos veces, la segunda con  la manzana envenenada. El desenlace es de acuerdo a la tradición, pero tiene mayor lógica porque es en el momento que el oso vuelca el ataúd de cristal, en presencia de Claus y del Príncipe, amigo de Claus, que la niña despierta. Ha pasado muy poco tiempo desde e envenenamiento hasta que se resuelve el proceso. La niña se va con los dos y el narrador dice que pasado un tiempo se casó con el príncipe.    
                                
El año 2012 nos llegaron a las pantallas  tres versiones nuevas, la ‘Blancanieves’ de Tarsem Singh con Julia Roberts, la  de Rupert Sanders con Charlize Theron y la de Pablo Berger con Maribel Verdú como madrastras. 

Blancanieves (Mirror,  Mirror .The Brothers Grimm: Snow White) (2012)


En Blancanieves (Mirror,  Mirror .The Brothers Grimm: Snow White) 2012,  dirigida por  Tarsem Singh,  se  presenta la historia desde el punto de vista de la madrastra, interpretada por Julia Roberts.  Se producen algunos cambios: Los enanitos  son  bandoleros, la madrastra tiene cierto aire  de la reina de Corazones de Alicia en el país de las maravillas,  y hay la desaparición  de  la  pregunta: “Espejito, espejito,... ” etc. Se trata  de una comedia,  que  no atiende  a  los aspectos psicoanalíticos o estructurales del cuento original, y  trata de ironizar sobre ellos,  con poca gracia.  Como cuando  los enanos asaltan  en el bosque  en  secuencias de acción sin brío.  Tampoco el príncipe  cumple con su regio papel  porque  se le presenta torpe y carente de personalidad.  En definitiva, aunque reciente, se trata de una versión prescindible.   

Snow White and the Huntsman (2012) 


La otra del mismo año es Snow White and the Huntsman (2012) dirigida por  Rupert Sanders. Aquí Blancanieves  se ha convertido en un personaje de videojuego que, con reluciente armadura, espada y un precioso caballo,  pretende  deshacerse  de una madrastra homicida que teme envejecer  por miedo  a perder el poder que tiene.  La película es una síntesis de infinidad de películas recientes exitosas: El señor de los anillos, Harry Potter, Crepúsculo,  etc.  Aunque contiene  buena parte  de la base del cuento: la bruja-madrastra, el espejito, la manzana, el cazador (con gran protagonismo) y los siete enanos (de tamaño reducido  por efectos especiales), etc.  El  film tiene mucha  épica y  carece  de la lírica del cuento. Recuerda y parece un relato bélico sobre las Cruzadas.  Lo mejor: Los  magníficos  escenarios naturales, el vestuario y los, efectos especiales  que arropan  la historia.  La película es distraída, con momentos  de cierta aprensión por la crudeza, que hace de ella un valor más atractivo para adolescentes, de acuerdo a la moda imperante,  que para niñas o niños pequeños que van a pasar un mal rato y poco provecho.


Snow White and the Huntsman Clip por teasertrailer

Blancanieves (2012)
Finalmente, presentamos la última película estrenada  de Blancanieves (2012), dirigida por Pablo Berger. Es una versión libre del  cuento, destinada a jóvenes y adultos.La historia está situada  en la Sevilla  de  los años 1920. Rodada en un espectacular  y luminoso  blanco y negro y muda; pero con una expresividad no verbal de todos los actores,  fuera de duda. Sus personajes, encarnan muchos de los valores del cuento, con visos de relato gótico, con escenas  que recuerdan la truculencia  y la belleza de La Belle  et la Bête  (1946) de Cocteau, o algunas películas de Buñuel. La obra hace  guiños a la que extrae el título, pero también  a otros motivos  de  la cultura popular y de la tradición andaluza  y de otros lugares de España. Aquí,  Blancanieves, se llama Carmen, no podía ser de otra manera. Es una bella joven cuya madre,  también llamada Carmen es cantante de cuplés de éxito que muere  al nacer  ella  y con un padre famoso: el torero Antonio Villalta, corneado en una corrida el mismo día  del nacimiento de la niña.  Está tetrapléjico, y en una silla de ruedas, desde  aquel momento. El hombre se casa con la que fuera  su  enfermera en ese trance: Encarna (Maribel Verdú). Sólo aspira al patrimonio del matador. Dada su imposibilidad para valerse por si mismo, desde el primer momento lo reduce  a vivir encerrado en una habitación,  maltratándole y manteniéndole separado de su hija, a la que no conoce.  La niña crece con su  abuela. Al morir ésta,  va a la casa de su padre.  Es arrinconada y  tratada  por la madrastra  de la peor manera posible, por lo que tiene que sufrir todo tipo de vilezas; sin siquiera poder relacionarse con su padre, aunque ella lo hace a hurtadillas, en secuencias de gran belleza y sensibilidad. 

Por todo ello, la niña tiene una  infancia atormentada  por su madrastra avariciosa y sadomasoquista. La niña Carmen, con gran encanto  y dotes  toreras, también, huye de casa  y emprende un apasionante viaje acompañada por sus nuevos amigos: un grupo de Enanos Toreros, entre los que se hace un lugar por su gracia y arte. La película, sin palabras, con sólo algunas cartelas explicativas y una serie  de coplas de acompañamiento,  es en muchos momentos deslumbrante, capaz de subyugar al espectador, por su ritmo trepidante y bien encadenado.   
Ofrecemos a continuación el Making off de la película de Beger y las razones por las que presenta la versión que hizo: en blanco y negro, muda y ambientada en el Sur de España. Interesante para entender mejor los secretos, las dificultades y los retos que supones el cine y la elaboración de una película. 



Sugerencias didácticas. 
Lógicamente,  las adaptaciones de la obra  que se elijan por motivos comparatistas y de análisis intertextuales, han de ser aquellas que se ajusten a las capacidades de los destinatarios, por edad, conocimientos  y  predisposición. 
  • Lectura comprensiva del cuento de Grimm. 
  • Estudio de las las funciones de Vladimir Propp, para comprobar si las sigue y cuántas tiene. 
  • Relacionar el cuento original con las adaptaciones, para comprobar las semejanzas y diferencias existentes con el texto que se elija. Las pruebas a las que se le somete a la protagonista, ¿siempre son las mismas? ¿Los personajes son iguales? ¿Qué papel representa cada uno de acuerdo con el patrón del cuento?
  • Comprobar, por medio de un análisis minuciosos, si las diferencias son más aparentes que reales. 
  • Hacer una interpretación psicoanalítica del cuento,  siguiendo las directrices de Psicoanálisis de los  cuentos de hadas de Bruno Bettelheim  pág. 223-240. Observar si puede hacerse la misma interpretación de lo que se muestra en las adaptaciones. 
  • Desde un punto de vista feminista, Blancanieves, Lllian o Carmen ¿siguen un mismo patrón de comportamiento? ¿En qué se diferencian? ¿Qué capacidad de defenderse por si misma tiene, en cada caso, la protagonista?
  • Para detallar, podemos ver qué temas esenciales  se desprenden del cuento. ¿Es previsible encontrar en la realidad actual situaciones  semejantes? ¿El principal tema contenido podemos decir que ha desaparecido?
  • Si tuviéramos que elegir cinco palabras clave para definir el contenido de la historia de Grimm, ¿Cuáles serían? ¿Y para la película con la que la comparamos? 
  • Buscar  en red, en  biblioteca o en cinemateca cercanas otras adaptaciones del cuento, aunque el título que tengan no sea el mismo, pero se desprenda del relato un discurso análogo. Defender o señalar  las semejanzas y diferencias que se encuentren.  

-----------------------

En  Snow White podemos encontrar una lista de  versiones  de las  películas, series de  TV, obras  musicales,de teatro, etc. que ha  ocasionado el relato  a lo largo de los siglos  XIX- XX  y XXI.

Para  información y datos de interés respecto a todo lo relacionado  con Snow Witte clique en la página siguiente. 

TV2 Versión española Blancanieves (212) dirigida por Pablo Beger