domingo, 27 de junio de 2021

NOVIO A LA VISTA' DIRIGIDA POR LUIS GARCÍA BERLANGA ADAPTACIÓN DE "QUINCE AÑOS" DE EDGARD NEVILLE

Se cumplen 100 años del nacimiento de Luis García Berlanga (Valencia, 12 de junio de 1921. Su defunción fue en Madrid, el 13 de noviembre de 2010). Cineasta renovador del cine español de la posguerra y tal vez el mejor director, junto a Buñuel, de todos los tiempos. Sus historias se caracterizan por presentar situaciones de la vida española con mordaz ironía y una ácida crítica política y social, que intentaba burlar la censura imperante. En 1951 co-dirigió con  Bardem 'Esa pareja feliz' comedia de corte dramático y costumbrista. Mantuvo con Juan Antonio Bardem una larga amistad, desde la época de estudiantes en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas de Madrid (luego Escuela Oficial de Cine, 1962). Amistad que fructificó con otras muy buenas colaboraciones como 'Bienvenido Mister Marshall'(1952), 'Novio a la vista' (1953),  'Calabuch' (1956) o 'Los jueves milagro' (1969).        

Queríamos seguir nuestra tradición de relacionar la literatura con el cine en una obra de Berlanga; y, con ello, cumplir con nuestro lema: Atender a nuestro gusto y admiración por una producción y, lo que parecía algo relativamente fácil, tener acceso a la obra literaria en la que se basa. Tal tratamiento, en la película 'Novio a la vista', se ha convertido en un logro complejo porque el relato de Edgar Neville 'Quince años', parte de la inspiración del guion, no fue publicado y solo podemos tener acceso al manuscrito mecanografiado depositado en la Biblioteca Nacional. Hallazgo que hemos conseguido, después de un largo peregrinar sin ningún éxito, y que todavía no hemos podido contrastar con la obra original. Esperamos poder hacerlo en breve para conseguir el objetivo inicial. 

Edgar Neville 'Quince años'

'Novio a la vista', podría haberse llamado, también 'Quince añitos' o 'Loli se viste de mujer', ya que es el nombre y el significado del texto literario en el que se basa. La productora CIFESA había producido anteriormente, con Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga 'Bienvenido mister Marshall' (1953), película con la que se había conseguido el reconocimiento internacional en el Festival de Cannes de aquel año. Como consecuencia, el productor Benito Perojo les encarga el guion de una comedia cuya idea principal corresponde a Edgar Neville:'Quince años', que Bardem y Berlanga convierten en la película 'Novio a la vista,  rodada y producida en 1953 y estrenada  el 15 de febrero de 1954 en el cine Callao de Madrid.

Neville y Berlanga eran dos burgueses que se burlaban y criticaban el ámbito del que provenían desde una situación privilegiada, porque lo conocían bien. 'Novio a la Vista' fue el encuentro de dos genios originales, independientes y grandes amantes de la libertad a pesar de la ambigüedad de su ideología. Se complementaron magníficamente: Compartían el interés por las sátiras carnavalescas, el sainete costumbrista y las historias corales, todo narrado con un amable tono poético. El guión de 'Novio a la vista' tiene mucho de la sátira contenida en la revista de humor gráfico 'La Codorniz' por los toques absurdos y disparatados que contiene. La filiación de los personajes, la adolescencia o la ambientación temporal son temas recurrentes en la obra de Neville. Berlanga añadió los diálogos que evidencian incapacidad de la sociedad acomodada, que él tan bien conocía, a estar a la altura de las circunstancias y algunas frases que, vistas hoy, podrían considerarse subversivas para el régimen franquista pero que pasaron totalmente desapercibidas en su momento.

Como consecuencia, el contenido diverge bastante del de otras películas del director en las que trata temas mucho más centrados en el tiempo coetáneo al rodaje que éste que, se remonta  a más de treinta años antes del momento de su filmación; exactamente al verano de 1918. Eso le da, probablemente, más libertad de acción en un momento en el que la censura era muy severa y truncaba fácilmente proyectos que pudieran tener el más mínimo signo de crítica social o política del momento. Aquí con la apariencia de una comedia refrescante y ligera tiene muchos gangs capaces de no solo hacer sonreír, sino ver la ironía a la que accede de lo que muestra,  por la fuerte carga analítica contenida del entorno que se observa.   

Política y sociedad de principios del siglo XX 

El tiempo en el que se desarrollan las situaciones corresponden al verano de 1918. Época convulsa que había empezado en 1902 con la coronación de Alfonso XIII, a la edad de dieciséis años  y concluye en 1931 con el abandono del país por el rey y la proclamación de la II República; fue un tiempo que se caracterizó por una permanente crisis política, por diversos factores: El intervencionismo político de Alfonso XIII, la llegada al gobierno de los partidos por 'turno', el impulso del desarrollo urbano opuesto al caciquismo anterior y la progresiva oposición política y social al régimen de la Restauración por republicanos, nacionalistas, socialistas y anarquistas.

De forma sintética, vemos que diversas crisis jalonaron la fase final del sistema de la Restauración: La crisis de 1909 culminó con la semana trágica de Barcelona (los sucesos acaecidos en Barcelona y otras ciudades de Cataluña entre el 26 de julio y el 2 de agosto de 1909 a causa del decreto del primer ministro Antonio Maura que impulsó el envío de tropas de reserva a las posesiones españolas en Marruecos, muy inestable, y con la mayoría de reservistas, padres de familia de clases obreras. Los sindicatos convocaron una huelga general) debido a la oposición a ir a la guerra de Marruecos. La I Guerra Mundial (1914-1918) en la que se mantuvo una difícil neutralidad que ocasionó la crisis de 1917 en diversos aspectos: militar,  parlamentario y  social que culminó en una  huelga general.  

Tras el estallido de la  I Guerra Mundial, España vivió unos años de auge económico basado en la exportación a los países beligerantes, pero el mal reparto social de los beneficios del boom económico y la creciente inflación, elevaron la tensión social y culminaron en una profunda y compleja crisis en 1917 en  diversos aspectos: 

  • Una crisis militar, por el descontento entre muchos oficiales del ejército por los sueldos bajos y el sistema de ascensos, que  culminó con la creación de las Juntas de Defensa, un 'sindicato' militar, no contemplado ni en la legislación ni en la disciplina militar. A pesar de ello, el gabinete conservador de Eduardo Dato se plegó a la imposición de los militares. El poder militar desafió al poder civil y constitucional, lo que supuso  un  intervencionismo militar cada vez mayor durante del reinado de Alfonso XIII.  
  • Una crisis parlamentaria entre los diputados y senadores de la Lliga Regionalista catalana, republicanos, socialistas e incluso algunos del partido Liberal que constituyeron en Barcelona una Asamblea Nacional de Parlamentarios para impulsar un cambio de régimen por medio de una convocatoria de elecciones a Cortes Constituyentes capaz de impulsar una nueva constitución. 
  • Una crisis social que alentó la huelga general de 1917, causada por el descontento social. La Confederación Nacional del Trabajo (CNT), el gran sindicato anarquista y la Unión General de Trabajadores (UGT) convocaron una huelga general de amplio seguimiento en las ciudades, que produjo un centenar de muertos y miles de detenidos. La huelga general tuvo consecuencias inmediatas. Ante la amenaza de revolución obrera, las Juntas de Defensa abandonaron sus peticiones y los militares apoyaron la represión contra los huelguistas.

Por otro lado, la dimisión del gobierno de Eduardo Dato y la formación de un gobierno de coalición con la participación de miembros de la Lliga Regionalista desactivó inmediatamente la protesta de la Asamblea de Parlamentarios. En adelante, el conflicto social alentado por la protesta obrera y campesina se convirtió en el gran problema del país. La ciudad de Barcelona fue el principal escenario de ese conflicto.  

Muy interesante el cuadro del IES CasasViejas en el que se presenta sintéticamente un esquema descriptivo de la sociedad y economía española del primer tercio del siglo XX. 

Otra cosa que no se menciona en la película y que estaba presente en la época que se relata era la pandemia que se sufrió entre 1918-1920 llamada la gripe española, que tuvo una incidencia enorme y unos cincuenta millones de muertos en todo el mundo. La primera oleada se produjo en la primavera de 1918 y el primer caso se detectó en un campamento militar de Kansas, Estados Unidos. A esta infección entre las tropas que debían acudir a luchar en la Primera Guerra Mundial se le llamó 'oleada heraldo' porque anunciaba la llegada del resto. La infección se fue extendiendo en Europa con la llegada de las fuerzas estadounidenses. En España se detectó alrededor de la tercera semana de mayo. La prensa española informó sobre la epidemia más abiertamente por no participar en la contienda mundial, pero el resto de países aplicaba censura de guerra, por lo que el virus quedó asociado para siempre a España.

Dublin Heritage and Mark Museum

A pesar de la situación difícil de buena parte de la sociedad, es una época en la que se producen profundos cambios en la forma de vivir de una mayor número de personas, base de la clase media urbana  que se amplía y eso produce nuevas expectativas de todo tipo, tanto en la burguesía ascendente como en la de siempre.   

A partir de finales del siglo XIX, se había consolidado la segunda revolución industrial donde, nace una burguesía con poder adquisitivo y con tiempo libre que desea conocer nuevos lugares y hacer turismo. Hoteles y balnearios encargan carteles atractivos a artistas, como Josep Morell i Macias, Guy Georget o Francisco Hohenleiter para atraer a viajeros. Cádiz, San Sebastián, Málaga, Alicante, Mallorca, Sitges o Torremolinos fueron algunas de las ciudades que se pusieron de moda. Tenemos una selección hecha por Rosario Ramos de etiquetas de hoteles, carteles turísticos y postales, en la colección de ephemera de la Biblioteca Nacional  que nos permiten viajar en el tiempo y ver cómo era el turismo  y las vacaciones en ese tiempo.   

Los espacios 

Se sitúa el recorrido de la historia entre un breve Madrid interior de la casa llena de baúles, maletas y familia tensa por la inminente salida de 'veraneo', en junio, el último día de curso, donde se espera a un niño que está librando un examen oral. El centro educativo donde eso ocurre tiene un regio tribunal de varios miembros que prestan más atención a sus propias conversaciones que a lo que pueda decir el muchacho examinado. Le sigue, el viaje en  un tren de carbón que llevará a la familia hasta la costa mediterránea, y a los espacios marítimos en los que van a pasar las vacaciones.  

Hotel Voramar

La película está filmada en blanco y negro. El centro del relato se ubica en la costa mediterránea valenciana de la provincia de Castellón, en el hotel Voramar y en la playa del mismo nombre, en Benicàssim, aunque el nombre es camuflado por el de Lindamar. 

Playa de Voramar  
El relato se sitúa en el verano de 1918, época final de la Primera Guerra Mundial, a la que no se le hace una alusión directa, salvo en alguna conversación entre los adultos en la que la mencionan, o suscriben el lenguaje bélico para sus formas de comunicación coloquial, los militares iniciales que miran un mapa de Europa o la aparentemente presencia de la espía que aparece al principio y se sugiere que lo es en algún momento del relato. Sin embargo, para resolver los problemas con los chicos, emulan una pintoresca batalla que, a modo de juego, quieren librar. Siempre en plan cómico, casi esperpéntico, rayando en lo grotesco,  con lo cual se ve más cómo viven de espaldas a la guerra real que se está librando, de la que llegan mensajes, que terminan en influencias que impregnan el ambiente y lo convierten en juego con poco sentido por los que lo protagonizan; así se ven inmersos en una situación bastante ridícula y de triste figura. Por medio de la risa aparente y de la despreocupación por entornos reales que muestran los adultos tenemos un retrato dramático de la sociedad que representan, Estilo de representar la realidad que recuerda el teatro sainetesco de Arniches o esperpéntico de Valle-Inclán.   

Ficha de la película 

La película  entera puede verse en  FlixOlé 

El argumento de la película

Empieza la historia, señalando que en 1918 mientras en Europa están preocupados por la guerra, aquí, en el mes de junio, ajenos a cualquier contienda, se sigue con los exámenes orales de final de curso, ahora de Geografía e Historia, en el Instituto de San Ildefonso, en Madrid, ante un tribunal en el que se presenta el infante (seguramente Alfonso de Borbón y Battenberg, hijo de Alfonso XIII) que había nacido en 1907 y por tanto mucho más joven que el joven protagonista Enrique García Hurtado de 14-15 años. Sorprende que se presenten para un tipo de examen análogo porque por el contexto se deduce que Alfonso tendría 11 o 12 años. Enrique es uno de los personajes necesarios el relato. El trato del tribunal es muy distinto, ante el príncipe o el estudiante, Enrique. Hecho que se destaca sin disimulo, tanto en las preguntas que les hacen como en la atención que ponen a sus respuestas, muy obvias para el príncipe, y más difíciles  para Enrique, que tampoco sabe las respuestas.

En el argumento predomina el protagonismo colectivo. El padre y la madre de Enrique, Don Enrique y Dña. Margarita, están apurados porque han de tomar el tren y el chico no llega. El coche carga todo y más de lo que necesitan. Otra familia acomodada de Madrid, ahora la de Loli, también ultima los detalles para ir a veranear al mismo lugar de la costa mediterránea 'Lindamar'. Se ve el ambiente de la casa por dentro. El padre es dentista, la madre, celosa de sus labores, prepara para imprevisibles la ropa de la niña. El servicio en la casa sigue con sus labores. Llega la niña del colegio, contenta porque empiezan las vacaciones de verano. 

Se va desarrollando la trama; se presenta a los adolescentes en el reencuentro. Refleja una situación estival protagonizada por chicos y chicas de la burguesía madrileña que podía alejarse de los calores de la capital, en la costa mediterránea, donde se encuentran sino cada año, si con frecuencia porque todos ya se conocen. 

Todas las familias son numerosas; abundan niños y niñas, además de tíos, sobrinos, abuelos y servicio. En esta situación de holganza general, los adultos charlan, se fisgonean mutuamente, critican a los ausentes y hacen que, cualquier banalidad de aquel anodino entorno se convierta en un acontecimiento. Es interesante ver el tipo de atuendos utilizado, bañadores de última generación para los más audaces que, a pesar de su discreción, quien lo usa necesita  protegerse de las miradas curiosas hasta las mismas olas para no escandalizar a los espectadores. 


Los bañistas se esconden dentro de unas casetas con ruedas, deslizadas sobre la arena solícitamente por el servicio. Destaca, por lo que sorprende, ver la manera que toman los baños que han de ser medidos para que tengan propiedades terapéuticas y puedan beneficiar la salud  y no sean perjudiciales.  


Puede verse que el hotel mantiene en la actualidad la misma fachada en idéntico entorno. Es importante atender a las conversaciones: Tienen como centro de atención a los Villanueva que alternan ese lugar con otros viajes complementarios por lo que les considera relevantes.  


El grupo de adolescentes, de edades  comprendidas entre los 14 y los 16 años, chicos y chicas,  juegan y se enamoran. Alguno, además, estudia a ratos, como Enrique, por haber suspendido en junio y tener pendiente una asignatura que debe librar en septiembre. Pero  en el veraneo de esta clase bien, o que quiere parecerlo, también hay planes personales o proyectos; y, entre las familias de las chicas, está presente en la mentalidad al uso que, con esa edad, han de planear el futuro de las niñas dentro de un matrimonio que sea conveniente y adecuado a sus pretensiones burguesas.

Una escena de Enrique y Loli en la playa. 

En ese contexto, se encuentra la familia de Loli, muchacha de 15 años. Doña Lola, su madre ha echado el ojo a un caballero que le dobla la edad, Don Federico Villanueva, treintañero ingeniero de la Hidroeléctrica; por tanto, de buena posición que también ronda por ese entorno veraniego. Como abundan las fiestas, bailes y juegos de salón, los encuentros con fines específicos, además del divertimento, se hacen propicios. Dña. Lola prepara todo para que su Loli baile, hable y se encuentre, disfrazada de mujer, con el que consideran es un buen partido para la niña. Hace que estrene vestido de organza, zapatos de tacón alto, maquillaje, etc. Aunque la niña está por otra cosa, porque se ha enamorado de Enrique un chico de su edad, de la pandilla, que para más inri, ha suspendido y buena parte del tiempo lo ha de pasar estudiando. A pesar de todo, la obediencia, la curiosidad por lo desconocido y la envoltura de celofán que tiene el hecho del encuentro, hace que Loli cumpla el ritual de acuerdo a los propósitos familiares: Estrena vestido, sufre con los nuevos zapatos que le aprietan, e incomodan, charla y baila con Federico, etc.  

Sus compañeros de juegos están al tanto de la injusticia que se está cometiendo con la chica y tratan de manifestarlo de muchas maneras, primero se disfrazan, emulando a los  mayores para criticarlos. Luego,  raptan a Loli, con gran alegría por parte de la chica, porque así no podrá acercarse al futurible; ella quiere seguir siendo niña. Más tarde, se refugian en una ladera cercana para hacer un simulacro de batalla, intentando echarles piñas a todo aquel adulto que ose acercarse. 

En el tiempo que dura el juego de la batalla librada en defensa de esos intereses, los adultos contraatacan pomposamente, en coche; mientras, los chicos impiden su llegada porque les ponen trampas que les dificulta el acceso al lugar del refugio. Poco a poco se va modificando la situación, porque en el bando de los adultos alguno, Amorós, se alinea con los chicos y, como contrapartida, la ilusión de Loli por Enrique, ya puede ser comparada con otra más brillante, al probar el deslumbramiento que tiene con un hipotético amor adulto por Federico, lo que le ocasiona el paso de la niñez al mundo de los mayores y la pérdida consiguiente de un enamoramiento de inocencia germinal.    

Edgar Neville, Josette Arno, Jorge Vico y Luis García Berlanga.
Colección García Berlanga.

La situación final, de decepción por parte de Enrique por quedar relegado; y, el crecimiento o desarrollo de principios convencionales por parte de Loli, dan las claves de análisis a la situación presentada durante todo el film. Nos hacen ver que, seguir el juego planteado por los adultos, como siempre se ha hecho, con menoscabo a las ilusiones sostenidas por la niña y rindiéndose a lo que la familia le hace seguir, es no tener en cuenta que la chica tiene un pensamiento propio que debería ser escuchado, respetado y modificado, seguramente por su propia madurez y no aplastado, graciosamente, para cumplir los preceptos sociales que imperan que, por cierto, no han llevado a la felicidad del matrimonio a sus padres; porque, su madre sigue siempre celosa y recelosa los pasos del marido que a su vez, sin mirar a su mujer, va tras todas las que le vienen al paso. 

Encontramos toques de humor negro, pero sin querer cargar las tintas. Un ejemplo como broche final: Enrique se ha estado estudiando el Imperio Austro-Húngaro, motivo del suspenso de junio, todo el verano; y, en septiembre, ante la misma pregunta, con respuesta ya aprendida, suspende nuevamente porque tal imperio se ha disuelto por la guerra que se está librando. Muy ágil en el ritmo de comedia, una excelente dirección de actores y en capacidad para llevar con gran oficio la simultaneidad de varias acciones a un tiempo sin que el conjunto se resienta. Es una película visual donde los diálogos, geniales por lo disparatados y sin sentido, tienen menos importancia que las imágenes, que nos dibujan a los personajes y sus psicologías. Consiguen expresar ironía, sarcasmo, curiosidad, comprensión y cariño. La narrativa visual de la película es de gran riqueza en su relato coral. Se presentan a los niños con las reglas de su mundo, esas reglas que, son capaces de resolver los problemas con una manera propia. Reglas que divergen de las de los adultos, mucho más encorsetadas y llenas de historia. Aún así, son capaces de intentar entrar en su mundo donde saben que a pesar de las apariencias, tienen ganado el final. 

Con un bello diseño de decorados de Sigfrido Burmann, una magnífica fotografía en blanco y negro y un agradable fondo musical del maestro Quintero, la película más allá  que la mera representación, nos lleva a la recreación de una época que parece situar la acción en un espacio intemporal. No puede evitarse evocar  la idea de veraneo en otro lugar mejor que el de esa playa y en ese hotel enclavado sobre la arena  con las casetas de baño, sillas de mimbre con cubierta, gente impecablemente vestida sobre la arena, trajes de baño desde la rodilla al cuello. Un lugar para soñar. 

Interesante la conferencia del hijo de José Luís García Berlanga sobre la película, centrada en aspectos relacionados, también con su filmografía general.  

Sugerencias didácticas  

La visión de la película.
Descubrir otros “mundos”: Unos distantes en el espacio y en el tiempo, pero otros que, a pesar de variar las circunstancias, pueden estar muy próximos, como el deseo de buscar un objetivo que te pueda llenar tu forma de vida, de profesión o de manera de entender el mundo. 

Formularse también preguntas como: 
  • ¿La manera de comportarse y de hablar los adultos se parecen a lo que ocurre en la actualidad?
  • ¿Que diferencias hay entre la manera de actuar los hombres adultos y las mujeres?  
  • ¿Qué preocupaciones tienen  los hombres y cuáles las de las mujeres? 
  • ¿Y los jóvenes? ¿Actúan igual chicos y chicas?
  •  ¿Qué sensación le produce a Lolita, descubrir el amor? ¿Cómo reacciona?
  • ¿Se produce la misma reacción en Enrique?
  • ¿Qué ocurre cuando aparece Federico?
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Pueden darse situaciones análogas en nuestro entorno?
  • ¿Las ha habido en alguna época?
  • ¿La historia es optimista o pesimista?
  • ¿Cómo puede interpretarse el final?
  • La presentación de la película servirá para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a:
             -   la dirección.
             -    el guion
             -    la interpretación de los personajes 
             -    la relación entre los personajes en la película.
             -    el espacio y el tiempo en el que se presenta la ficción.
             -    la fotografía
             -    la música.

Después de ver el film, pueden ser los propios espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto. 

Actividades  
Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero, para sugerir otras específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso:
  • Visión de la película y análisis o significado de algunas secuencias.
  • Reconocimiento de protagonistas y antagonistas.
  • Identificación de la época histórica que se relata.
  • Identificación del lugar geográfico en el que se desarrollan los hechos.
  • Se comprobará si se corresponden con la realidad, lugares, tiempos históricos, características de los personajes. 
  • Aproximación a Edgar Neville autor del guion literario. Comparación entre Neville y Berlanga. ¿En qué se parecen, en qué se diferencian?
  • Evaluación de los elementos cómicos de la historia.
  • Comprobar si las situaciones que se representan tienen unos valores éticos.
  • Analizar el significado de la búsqueda de la propia identidad.
  • Qué elementos de la historia invitan al desarrollo de la imaginación y de la creatividad. ¿El espacio? ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
  • Los temas que pueden tratarse por este procedimiento son tan numerosos como puedan sugerirse por los objetivos educativos circunstanciales que se pretendan y por las características y nivel de conocimiento cultural y de la lengua de los propios destinatarios.
Resumen de los elementos más importantes.
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan en la película amor, humor y horror?
  • ¿Se puede dar, o se da hoy, una situación parecida a la que se muestra?
Para saber más 

miércoles, 12 de mayo de 2021

LA LOCA DE LA CASA DE BENITO PÉREZ GALDÓS BASADA EN UNA IDEA DE EMILIA PARDO BAZÁN ADAPTADA AL CINE POR JUAN BUSTILLO ORO

El día 12 de mayo se cumplen 100 años de la muerte de Emilia Pardo Bazán  (La Coruña 16 de septiembre de 1851- Madrid 12 de mayo de 1921). Puede sorprender que empecemos por este dato y luego propongamos la obra que hoy sugerimos 'La loca de la casa'(1893) cuya autoría está enlazada a Benito Pérez Galdós y no a Dña. Emilia y, explicarlo no es fácil. Parece ser que el resultado literario de esta obra se debe a que se fundamenta en otra anterior no publicada, de la que regaló el manuscrito la autora a Galdós, ''El sacrificio", que además tenía por objeto animar al novelista a que escribiera teatro, a parte de la intención de ser perdonada por D. Benito por su infidelidad, sostenida con José Lázaro Galdiano en un viaje a Barcelona en 1888. Para entenderlo, se ha de decir que en ese tiempo mantenía una relación amorosa 'secreta' con Benito Pérez Galdós, además de la amistad literaria (amistad que, en diversos grados, duró desde 1889-hasta 1921, año de la muerte de Dña. Emilia). Relación que se ha ido desvelando a partir de la recuperación de algunos diarios y cartas entre ambos. 

Tenemos noticia de ello gracias a varios trabajos de investigación, entre los que destacamos el de Adelina Batlles Garrido que señala en una publicación actual: 

“Tal vez por sentirse en deuda tras su infidelidad”, explica Adelina Batlles, “Pardo Bazán le manda el borrador de 'El sacrificio', una obra de teatro que ella nunca publicó”. En 1893 Galdós estrenó 'La loca de la casa', que se representó con gran éxito en el Teatro de la Comedia en Madrid. Trama, argumento y personajes son sospechosamente parecidos. A Galdós parece que la infidelidad le resultó rentable". Marta González Novo, Cadena SER, Madrid, 15/3/2021.  

Portada de 'Diario de un viaje por la Europa de 1888' / CADENA SER

Como podemos ver, el tema tiene su enjundia, porque  Dña. Emilia Pardo Bazán también muestra su momento de infidelidad, literaturizada; con alteraciones textuales propias de la ficción, pero fáciles de interpretar en la novela 'Insolación' (Historia amorosa). Novela deliciosa que cambia lugares y personajes pero donde la protagonista confiesa su veleidad, ahora en Madrid, en vez de Barcelona, causada según denuncia, o se excusa, por culpa del calor del día. 

Asís es una joven viuda. Despierta con una fuerte resaca, provocada por los excesos que ha cometido el día anterior en la feria madrileña de San Isidro en compañía de un galán seductor y mujeriego, el gaditano Diego Pacheco. Las voces de la época le advierten de los peligros de ese pretendiente, pero ella desoye los consejos de la moral imperante. Es una obra divertida muy adelantada en su concepción a la visión del mundo del momento y claramente feminista.

El asunto requiere ser comentado por tratarse de la adaptación de un tema y su desarrollo de un autor con clara inspiración en otro, y con concomitancias reseñables. De la protagonista, Victoria, que se llama igualmente, después, en 'La loca de la casa'. Ambas están en el convento y han vuelto a casa; la primera, por defunción de su cuñado Rafael, la segunda por ser el momento anterior a tomar sus votos perpetuos. Igualmente, se quedan más tiempo del previsto; la de Pardo Bazán para consolar de la pérdida del marido a su hermana Carlota; con un secreto que justifica el título, que se refleja en una carta encontrada entre los papeles del difunto. Las actuaciones en 'El sacrificio' no tienen el mismo sentido que en la 'Loca de la casa' de Pérez Galdós. La primera es una obra dramática más intimista y con menos acción, en la que se muestran los sentimientos de duelo, amor, sentido de la obediencia, del sacrificio o de la ira, de la protagonista. 'El sacrificio' destaca la parte psicológica de los personajes, sobre todo de las mujeres. En la 'Loca de la casa' el significado casi se muestra en el título por la escasa comprensión que se tiene por la muchacha actúa como 'loca'. Los títulos son clarificadores: uno es atendiendo a la subjetividad manifestada, la otra al valor de la acción. La obra de Galdós no puede decirse que sea un plagio, pero sí que disponía de la inspiración surgida de la anterior, por el tema y el desarrollo de las acciones, cambiando o añadiendo finales que los justifican. 'La loca de la casa' tuvo y ha seguido teniendo un notable éxito, sin establecerse conexiones entre ambas obras, por no tratarse de un texto publicado anteriormente. De ahí, surge su necesidad de ser explicitado en el momento de celebrar los aniversarios de la inspiradora. 
Pérez Galdós y Pardo Bazán. ULISES

Argumento 

Don Juan Moncada es un viudo industrial textil de Barcelona; está pasando por un momento de dificultades económicas. Tiene dos hijas, Victoria y Gabriela en las que ve la posibilidad de resolver los problemas financieros si las puede casar con algún rico heredero. A Victoria, que parece la primera indicada, desea casarla con Daniel, marqués de Malavella, pero ella tiene otras aspiraciones y responde que su vocación es ser religiosa y, aún con sentimiento por lo que de pérdida de posibilidades supone, su padre accede a que se vaya al convento. Daniel, también profesa como religioso al verse desdeñado por la chica a la que quería. Ya novicia y a punto de profesar, llega a la casa José María Cruz: 'Pepet', un antiguo sirviente que se había ido a América, ahora ha vuelto con gran poder adquisitivo y desea pasearse y exhibirse por la casa donde antaño había sufrido el haber sido criado de la familia. Su finalidad es casarse con alguna de las Moncada para poder apropiarse de finca y negocios que antes habían sido motivo de humillaciones. Como Victoria ya está en el convento, don Juan ve la posibilidad de resolver su problema si casa a Gabriela, la segunda hija,  con 'el Pepet' a pesar de que ya esté prometida con Jaime. De hecho, a Pepet le importa poco quién sea, porque lo del amor aquí no cuenta, según dice en ocasiones, ya que con el roce llega el cariño; lo que sí es fundamental para él es su acceso social por emparejarse con alguna de las Moncada y como consecuencia el emparentamiento con la estirpe. Gabriela se niega a hacer realidad ese matrimonio y por tanto, satisfacer los deseos de su padre. En medio de las discusiones, llega Victoria a su casa con unos días de permiso para despedirse de la familia, por ser los previos a su profesión de los votos religiosos. Es una muchacha idealista que desea hacer de su vida una ofrenda sacrificada, por amor a Dios. Está ansiosa de acceder a los compromisos más altos para lleva a cabo su objetivo, por lo que después de varios giros argumentales se ofrece como víctima a Pepet, rústico y grosero, para ser su esposa, con el fin de sacar a su padre del atolladero económico en el que está metido. Cree que con ese sacrificio conseguirá elevar su misión espiritual a la mística más elevada. Pepet está satisfecho por conseguir el objetivo y, además, por obtener la muchacha que más le gustaba, por lo que celebra su éxito. Ya casados, Victoria lleva la administración de los negocios de su marido que es muy tacaño y controla al céntimo las entradas y salidas de las partidas de dinero. Un día llega la marquesa de Malavella, madre de Daniel muy sofocada, porque tiene problemas económicos para salvar una propiedad del Clot.  Pide un préstamo que Victoria le otorga sin que se entere su marido y que Daniel no quiere aceptar por lo que va a ver a Victoria para devolverselo. De lejos, Pepet oye la conversación mantenida entre Victoria y la marquesa sin entender bien el contenido que se trata, por lo que confunde lo que pasa y empieza a tener unos celos feroces, por creer que su mujer ha vuelto a relacionarse con su antiguo amor. A partir de aquí surge en giro final que tiene gran interés al comprobarse la capacidad de Victoria por tomar sus propias decisiones y encarar la realidad con habilidad y voluntad propia.   

Portada de una edición de la versión teatral de La loca de la casa, para la colección
La Novela Teatral (1918), con un retrato de la actriz y cantante Raquel Meller.

Personajes

Victoria de Moncada

La protagonista. Una muchacha idealista subyugada por su amor a Dios. Se hace religiosa del Socorro aunque sin prometer los votos sale del convento y ve que en el mundo tiene una misión que para ella es todavía más elevada. Durante el desarrollo del relato tiene una interesante maduración como personaje y como mujer. 

José María Cruz 'el Pepet'

Hombre rudo y sin modales de ningún tipo que había sido criado de la casa de los Moncada. De niño sufrió humillación como tal, a los 17 años se va a América donde con muchas vicisitudes hace una gran fortuna y vuelve queriendo tomar para sí todo aquello que anteriormente era su lugar de servicio. También  tiene una maduración psicológica a lo largo del desarrollo de los acontecimientos. Pertenece a los que eran reconocidos como los indianos, o americanos, por haber pasado en aquel continente largos años. 

Don Juan de Moncada 

Padre de Victoria y de Gabriela, viudo desde hace muchos años,  propietario de una fábrica textil.Está  acostumbrado al prestigio de un nombre y de un estatus que en ese momento teme perder por las pérdidas económicas que tiene. No duda en resolver los problemas financieros sacrificando el futuro de sus hijas al ofrecerlas como moneda de cambio, sin problemas, si con ello puede salvar lo material que está perdiendo. Es un personaje pasivo que busca soluciones fáciles para no enfrentarse por sí mismo a la realidad. 

Huguet 

Es el gestor y asesor de los negocios de D. Juan y amigo de éste.  

Gabriela de Moncada

Hermana de Victoria que tiene un papel en el que está presente desde la ausencia porque en general es citada pero  pocas veces tiene voz propia.  

Doña Eulalia de Moncada 

Hermana de don Juan de Moncada, mujer religiosa con un papel de acompañamiento en el relato, aunque no tiene ninguna actitud decisiva.  

Marquesa de Malavella 

Burguesa venida a menos y que tiene en su memoria lo que fue y que ahora no puede mantener, por problemas económicos. Llora para que atiendan a sus necesidades. 

Daniel de Malavella

Hijo de la Marquesa. Enamorado de Victoria, que cuando ella decide hacerse monja, él no duda en pensar que su futuro también está en la toma de hábitos. Asimismo, cuando sale, él ve su esperanza en reconquistarla y también desea renunciar al compromiso religioso que había contraído. 

Otros personajes

Carmeta, la criada de la casa de los Moncada. Lluch el portero de la fábrica. Jaime el novio de Gabriela y Jordana el alcalde del pueblo imaginario de Santa Madrona, próximo a Barcelona.

Los indianos 

El vídeo que sigue nos habla de los que, en el siglo XIX, jóvenes se fueron a América; como el Pepet, por necesidad de labrarse un futuro en un mundo mejor que se les ofrecía aquí. El documental no está situado ni en Barcelona, ni en Cataluña, sino en Asturias, pero el argumento y las razones de cuanto sucede, podría trasladarse perfectamente al que se desarrolla en Barcelona y sus alrededores, en 'La loca de la casa'.

                      

En el siguiente, se precisan más las características y el legado de los indianos catalanes, centrado en  Sitges. En el drama que estudiamos,  no se detalla el lugar el que se ubica, que lo llama Santa Madrona y aclara que es una población cercana a Barcelona. Podríamos elegir otras, al norte o sur de la ciudad, siempre con características situacionales semejantes. 

  

La película

Situada en una época posterior a la que recoge la obra de Galdós, ya avanzado el siglo XX, hacia los años 1940-1950 y en Monterrey, México. Regresa a la ciudad José María Cruz, antes el ‘Chema’, un emigrante enriquecido en California, en la selva y en las minas. Ahora es inversionista. Tenía unos orígenes humildes como criado de los poderosos Moncada, unos fabricantes de tejidos en el ‘Ensanche’. Por sus modales rudos y sus aires de nuevo rico, a su regreso espanta a los burgueses que le visitan, normalmente para formalizar negocios, o demandar préstamos. Tiene el fin de encontrarse con sus antiguos amos para que puedan ver todo cuanto tiene. Visita a Don Juan de Moncada, ahora viejo y medio arruinado. Ruina que intenta paliar casando a sus hijas con hombres ricos. Primero quiso desposar a su hija mayor, Victoria, protagonista de la historia y que es calificada por el título de la obra como la loca de la casa, con Daniel, un noble con bufete acreditado, que ella rechaza y se va como novicia religiosa, al convento Hispano Americano del Socorro en San Antonio de Texas. Él, ante el abandono de Victoria, decide también abrazar la vida religiosa como franciscano. Con la llegada de Chema, ahora rico, con ganas de mostrar sus capacidades económicas y de apropiarse de todo cuanto pueda de sus antiguos amos, ve que el matrimonio el modo más cómodo de satisfacer su aspiración. Objetivo compartido por el señor Moncada que en ese trueque también ve la oportunidad de paliar los problemas que le asedian. La oportunidad de salvarse está en casar a la otra hija, Gabriela, todavía soltera, con el indiano enriquecido, pero ella ya está comprometida con D. Jaime, y las dificultades se multiplican. Justo en ese momento, llega Victoria, a pasar unos días con sus padres antes de profesar los votos perpetuos. En su casa, se encuentra con los problemas económicos y afectivos generados sin resolver. Victoria, una mujer de gran personalidad; activa, impositiva e idealista, que entiende el sacrifico extremo como forma de vida de mejorar y santificarse , ve en sí misma el elemento que puede vertebrar la resolución de los problemas económicos para su padre, de autoafirmarse Chema y de satisfacer su propio ego por hacer posible el  supremo sacrificio con el que ella cuenta, por lo que, a modo de transacción económica, tal y como entienden la operación los demás, cambia el convento por el matrimonio, para convertirse en la moneda de cambio de un negocio en el que todos ganan; tras imponer a José M. Cruz, ‘Chema’ sus condiciones y acuerdos, de orden religioso y de convivencia. La película que ofrecemos tiene cortados los últimos 26 minutos, aunque lo fundamental de la historia está reflejado. 

Es una producción mexicana en blanco y negro de poca calidad visual, pero de interés por su contenido que vale la pena ver, con paciencia inicial. Dirigida por Juan Bustillo Oro  prolífico director de la Edad de Oro del cine mexicano. Con una digna actuación de los personajes, entre los que resaltan Pedro Armendáriz como Chema, de carácter burdo y vital, mozo analfabeto hasta los diecisiete años, enriquecido como inmigrante con trabajos rudos en tierras de América del Norte; espanta a la morigerada burguesía que tiene otras formas. La protagonista, Victoria está interpretada por la actriz argentina Susana Freyre. Destaca por su personalidad viva y su capacidad ejecutiva. El calificativo que recibe de loca de la casa, lejos de ser un demérito, la convierte en el motor de la acción modificadora de la situación complicada en la que se encuentran. Primero no se casa con quien no quiere, luego lo hace por considerarlo positivo a todos los intereses.  



La película no se encuentra completa en ninguna plataforma. 

Sugerencias didácticas 

Las actividades de lectura de la obra y la visión de la película relacionada proporciona un buen elenco de sugerencias. Propondremos algunas:

Acercarse a Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós.
  • Época en la que vivieron.
  • Corriente literaria a la que pertenecen
  • Semejanzas y diferencias en los temas que tratan. 
  • Conocer citas que se hacen de ellos en diferentes medios. 
Después de leer la obra y de ver el film, pueden hacer una reunión en la que  se opine  lo que han leído y visto.  
  • Resumen de los elementos más importantes.
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
Importancia concedida a los aspectos estéticos: 
  • La imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan en la película amor, humor y horror?
  • ¿Se puede dar, o se da hoy,  una situación parecida a la que se muestra?
Otras actividades:
  • Analizar el significado de la búsqueda de la propia identidad en unos tiempos difíciles, de acuerdo con cada versión.
  • Descubrir otros “mundos”: Unos distantes en el espacio y en el tiempo, pero otros que, a pesar de variar las circunstancias, pueden estar muy próximos, como el deseo de buscar un objetivo que te pueda llenar como forma de vida, de profesión o de manera de entender el mundo. 
Formularse también preguntas como: 
  • ¿Qué sensación le produce a Victoria el descubrir la vida conventual? ¿Cómo reacciona?
  • ¿Produce la misma reacción en las dos hermanas la propuesta de matrimonio?
  • ¿Quién actúa de forma más coherente?
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Pueden darse situaciones análogas en nuestro entorno?
  • ¿Las ha habido en alguna época?
  • ¿La historia es optimista o pesimista?
  • ¿Cómo puede interpretarse el final?
La presentación de la película servirá  para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a:
             -   la dirección.
             -    el guion
             -    la interpretación de los personajes 
             -    la relación entre los personajes de la novela y los de la película.
             -    el espacio y el tiempo en el que se presenta la ficción.
             -    la fotografía
             -    la música.
Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. 
Para sugerir otras específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso:

Visión de la película y lectura de algún fragmento de la obra literaria que permita identificar o completar el significado de las secuencias de la película.
  • Identificación de la época histórica que se relata.
  • Identificación del lugar geográfico en el que se desarrollan los hechos.
  • Se comparará el contenido literario y el de la película. Se comprobará si se corresponden, lugares, tiempos históricos, características de los personajes. Cuando no sea así, se verán las diferencias y se elegirá la forma de presentarse mejor considerada, la que nos ha impresionado más, etc.
  • Identificación de lo que hay de nuevo en la película que no esté en la base literaria.
  • Aproximación a la autor de la obra literaria.
  • Evaluación de los elementos éticos de la historia. Comprobar si los valores éticos de la obra literaria tienen el mismo tratamiento en la película vista.
  • Qué elementos de la historia invitan al desarrollo de la imaginación y de la creatividad. ¿El espacio? ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
Los temas que pueden tratarse por este procedimiento son tan numerosos como puedan sugerirse por los objetivos educativos circunstanciales que se pretendan y por las características y nivel de conocimiento cultural y de la lengua de los propios destinatarios.
Para saber más 




domingo, 25 de abril de 2021

LOS PAZOS DE ULLOA Y LA MADRE NATURALEZA DE EMILIA PARDO BAZÁN CON ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE GONZALO SUÁREZ

Vamos a recuperar el recuerdo de la novelista, poetisa, crítica literaria, dramaturga, editora, conferenciante, profesora, feminista, etc., gallega; coruñesa muchas veces poco tenida en cuenta, de acuerdo a su enorme valía. Nos referimos a Dña. Emilia Pardo Bazán (1851-1921) de la que el 12 de mayo se cumplen 100 años de su muerte y poco después, el 16 de septiembre, 170 años de su nacimiento.  

Emilia Pardo Bazán y de la Rúa-Figueroa
Fue precursora en la defensa de los derechos de la mujer, de dar gran importancia a su instrucción y a su formación como una manera inequívoca de mejorar de la sociedad y de hacer avanzar al país.  

Como mujer innovadora que fue, introdujo las teorías naturalistas del escritor francés Emile Zola (1840-1902), en España, por medio de debates teóricos y ensayos que, al adaptarlos a los parámetros realistas imperantes en ese momento, siempre fueron más conservadores que los franceses. Aún así, tuvo no pocos problemas por sostener ideologías de influencia francesa, consideradas ateas e indecentes y muy poco apropiadas para ser manejadas por una mujer casada y con hijos. Calificativos que no la arredraron y con los que construyó el sustrato de una parte de sus relatos. 

De carácter naturalista fue su novela 'La Tribuna' (1883) que también se le considera de las primeras novelas sociales españolas. Situada en el Sexenio Progresista (1868-1872).Refleja el ambiente de las trabajadoras de una fábrica de cigarreras de A Coruña, a partir de una mujer, Amparo, guapa protagonista femenina engañada por un señorito, madre soltera como consecuencia, y que encabeza reivindicaciones laborales y sociales que les están negadas. 

'Los pazos de Ulloa' (1886-1887) y 'La madre Naturaleza' (1887), son sus obras naturalistas más relevantes y a las que dedicaremos hoy su estudio. En ellas predomina la fuerza del naturalismo sin civilizar, regida por el instinto natural, controlada y contrapuesta a los patrones culturales avalados por la moral, la religión y la sociedad. Ambas tienen unas descripciones detalladas de interiores de las casas donde se puede percibir el orden o desorden, esmero, etc. Los exteriores son más planos sin detalles de los enclaves. Aunque en la segunda novela ganan las precisiones, sobre todo relacionadas con la botánica. El lenguaje goza de muchas expresiones y vocablos propios de Galicia, que no dificultan la comprensión del texto y da riqueza a los matices.  

Argumento de las obras 

'Los pazos de Ulloa' empieza con la llegada del sacerdote Don Julián Álvarez a una zona rural de Galicia, los Pazos de Ulloa, como administrador de los bienes de don Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de La Lage,  que sigue siendo considerado como Marqués de Ulloa aunque se había deshecho del título por problemas económicos. A su llegada, Julián ve el ambiente que se respira y queda profundamente impresionado; le choca el estado ruinoso del palacio y el comportamiento adusto y brutal de Don Pedro con la gente que trabaja con él. Especialmente, la biblioteca y la capilla están muy abandonadas. Don Pedro es un hombre ignorante y rústico aunque se dé aires de gran señor. Su mayor dedicación es a la cacería junto a un entorno de personajes poco recomendables. Su mano derecha es Primitivo, el mayordomo de la finca; en el fondo, es el que gobierna y decide. Gestiona los negocios del amo y se enriquece con ellos por medio de la usura. Atemoriza a todos los trabajadores, incluso a su jefe, que aparenta ignorar sus tejemanejes. En sus transacciones le sablea; por lo que es el que más se beneficia de todo cuanto compra, vende o presta. Primitivo tiene una hija, Sabela, que es la cocinera, criada y amante de Don Pedro, con quien ha tenido un hijo, Perucho de unos cinco años. 

Perucho

Es un inteligente pequeño salvaje que crece desatendido. Este descontrol de todo tipo, pero sobre todo el amancebamiento de Don Pedro y Sabela hace que Julián sienta que su honra de sacerdote se va a poner en cuestión si sigue consintiendo que se viva en esta situación tan desordenada desde el punto de vista moral; por lo que, pronto, parece decidir marcharse de los Pazos. Pero su talante pusilánime, que le hace incapaz de tomar decisiones que puedan alterar la situación, le incita a encontrar alguna excusa para evitar un enfrentamiento. Cuando iba a despedirse del Marqués, presencia una escena de celos entre D. Pedro y Sabela. La chica había estado bailando con un gaitero en Cebre, El Gallo, y su amo no se lo permite. El cura ve en esta situación una oportunidad para cambiar las cosas; aconseja a D. Pedro que despida a la chica por su situación amoral de ser madre soltera; pero el Marqués le confiesa que, si eso hace, teme la respuesta de Primitivo. Como solución, Don Julián le aconseja que busque esposa entre sus primas casaderas de Santiago, a lo que el señor accede. Por este consejo, Primitivo ve en el capellán a un enemigo e intenta matarle. 

D. Julián y D. Pedro. Fotografía de la serie. 

Don Manuel Pardo de La Lage, tío de D. Pedro, es un noble arruinado de mucha apariencia. Recibe con agrado la visita del sobrino. Ve con buenos ojos que  quiera elegir esposa entre sus hijas. Son cuatro: Rita, bella y alegre, por la que D. Pedro muestra predilección; Manolita a quien su padre pretende casar con un rico hombre de Santiago; Marcelina (Nucha), la menos aparente pero muy responsable y amorosa, y Carmen, la menor, que se ha fijado en un estudiante de medicina que a su padre no le gusta. No obstante la predilección de D. Pedro, Julián le aconseja que se case con Nucha por su buen carácter y sus cualidades. También, porque parece que tiene a la vista una herencia de su madrina, que carece de herederos. 

Nucha y Don Pedro se casan en Santiago y se instalan por un tiempo en la casa del suegro con el que mantienen muchas discusiones, sobre todo políticas.  Pronto, el novio se siente segundón  en la casa por lo que se van a los Pazos. Se adelanta Julián con el fin de despedir a Primitivo y a Sabela, pero los encuentra muy cambiados. Primitivo le dice a D. Julián  que Sabela va a casarse con el gaitero de Cebre y se va a ir de la casa. El cura no se atreve a despedir a Primitivo porque considera que si se casa Sabela, se acaba el problema.

Regreso de la montería de Adelardo Covarsí.
Nucha llega embarazada. Don Pedro se ilusiona con la espera de un hijo varón de Nucha.  Pasa el tiempo y no llega el matrimonio de Sabela con el gaitero. Padre e hija continúan en la casa. Nucha, después de un parto difícil en el que casi pierde la vida, tiene una niña, Manolita. Don Pedro tiene una gran decepción y culpa a la debilidad de su mujer que haya sido así. Se distancia de ella que, durante largo tiempo, sigue muy débil. Vuelve a relacionarse con Sabela. Don Julián, que ve lo que pasa, centra su devoción en Nucha y en su niña. También, Perucho, al que cuidan tanto el cura como Nucha, disfruta jugando con la bebé. Un día Nucha, liga cabos y descubre que Perucho es hijo de su marido, sin que Don Julián lo desmienta. Eso enfurece a Nucha y prohíbe al niño que se acerque a su hija. Desde ese momento, la relación de Nucha con su marido se deteriora. Don Julián descubre Nucha sufre maltrato del marqués. Sabela y Primitivo vuelven a ser  los amos de la situación y Nucha está aterrorizada.

En el capítulo XXV, hay una incursión a los aspectos políticos que se respiran en esa época. La vida diaria es un terremoto político y familiar. Nucha no se siente segura; en el pazo no cuenta con más amistad que la del cura al que le pide ayuda para escapar de aquel infierno porque teme por su vida y la de su hija. Manolita es la heredera de Don Pedro pero está el bastardo Perucho. La conversación que mantienen, es oída por Perucho e informa a su abuelo, que le pide que también lo haga a D. Pedro. Este cree que el cura mantiene una relación secreta con su mujer y va furioso a la iglesia. Se encuentra por el camino con el cuerpo de Primitivo, tiroteado por el sicario de Barbacana. Llega a la sacristía y allí está Nucha hablando con el cura y da por hecho que le engaña con el sacerdote por lo que despide a Don Julián. Vuelve a Santiago; le  destinan a una aldea rural de Galicia. Años después sabe que Nucha ha muerto. Pasados diez años, el cura vuelve a los Pazos. Se acerca a la tumba de Nucha. En el cementerio aparecen Perucho y Manuela. Perucho está hecho un señorito, estudia en Lugo, Manolita por el contrario vive muy descuidada y asilvestrada en las montañas. Este fin es el principio de la segunda parte, 'La madre naturaleza'. 

Manuela y Perucho

En la segunda parte, los jóvenes adolescentes siguen queriéndose como cuando eran pequeños, pero ahora la estimación es de adultos y entra en juego la atracción sexual. Siguen corriendo y persiguiéndose pero ahora el reencuentro implica otras caricias y abrazos. Pronto llega D. Gregorio, la hermana de Dña. Marcelina, por la que profesaba un gran cariño desde niños, cariño que era mutuo, cariño que, con el tiempo va adquiriendo rango incestuoso. Viene, ahora,  con la finalidad de conocer a su hija, Manuela, y a rescatarla del pazo para casarse con ella. Habla del asunto con D. Pedro, al que le trae sin cuidado lo que haga su hija y pactan que se la lleve con ese fin. Pero el amor entre los dos jóvenes es cada vez es más grande y antes de la interferencia del tío, se prometen, para casarse. Entre tanto, Gregorio ha averiguado que los dos jóvenes son hermanos por parte de padre, elemento que juega a su favor para ganarse a Manuela, porque le advierte del hecho, cosa que la niña ignoraba, así como el niño. Manuela enferma de tristeza y de pesar por haber cometido pecado de incesto sin saberlo, y enferma. Gregorio pide a Julián que interfiera para convencer a la niña de lo bueno que puede ser aislarla de aquel entorno, casarse y marcharse con Gregorio como marido. Pero, los instintos naturalistas católico-cristianos de D. Julián dan un nuevo giro al relato convenciendo a Manuela para que, si no puede casarse con el que ella quiere, Perucho, no tiene porque hacerlo con Gregorio para salvar la situación. Su madre ya cometió una equivocación aceptando casarse con quien no quería y es importante que ella no caiga en el mismo error. Su consejo es que abandone el mundo y se despose con Dios en un convento, allí tendrá un amor infinito y para siempre. D. Julián se siente satisfecho cuando consigue el propósito. 'Lo que la naturaleza hierra enmienda la gracia' dice D. Julián.  

Los personajes

Vamos a resaltar los principales:

Julián Álvarez

Joven sacerdote recién salido del seminario. Tiene una visión del mundo encajada dentro de los principios cristianos y los mandatos de la iglesia, sin matices. Desea hacer el bien por encima de todo. Es enviado por el señor de La Lage, en Cebre, a los pazos de Ulloa para ayudar al marqués a organizar la hacienda. Allí, el día a día le trastoca su percepción y conocimiento del mundo. Se horroriza por ver el ambiente que se respira en el Pazo y por la actuación de todos sus miembros. El capellán tiene un aspecto físico que se corresponde con su manera de ser y su actuación. Lívido de cara "propio de las personas linfáticas" barbilampiño "sin pelos en la barba" y enjuto de cuerpo "con miembros delicados" según las  descripciones de la obra. Es débil, inseguro, frágil en estado puro. Es el que aconseja al marqués el matrimonio con su prima Nucha para que se distanciancie de la relación extramatrimonial que mantiene con Sabel, con la que ya ha tenido una criatura. Si hablamos de naturalismo, podríamos decir que su perfil tiene un naturalismo místico que se ha de enfrentar a otros antitéticos. Su manera de ver las situaciones y defender sus ideas, se ven menoscabadas y ninguneadas por los demás, solo con Dña. Marcelina, (Nucha) es capaz de tener conversaciones con él, entenderse e incluso sentir una comunión con ella que le lleva a un amor platónico, porque la ve más frágil y desvalida, todavía. Asimismo se acerca a Perucho por ser un niño pequeño al que desatienden. Finalmente es despedido por el cacique porque se le acusa, falsamente de que tiene una relación infiel con su esposa. Julián es el núcleo de la narración. Nos pasan todas las peripecias del relato por su mirada, se trata de un narrador inserto y partícipe de la propia historia, con un perfil psicológico muy complejo a partir de su aparente sencillez y liviandad.

D. Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de la Lage, Marqués de Ulloa 

Huérfano desde temprana edad y criado por familiares, es un hombre rudo, con momentos de cierta ternura pero con gran dosis de crueldad y capacidad de dar maltrato físico a quien se interponga en su camino en contra de sus intereses, sobre todo a las mujeres. Representa la decadencia de la clase aristocrática en estilo naturalista: Su concubinato con la criada Sabel, su incapacidad para  casarse con ella por la diferencia de clases que tienen, el no reconocer a su hijo ilegítimo Perucho, o a despreciar a su hija Manuela por no ser niño; la crueldad con que trata a Sabela, al apalearla cuando se entera de su relación con el gaitero;  el despecho hacia su mujer y el maltrato al que la somete por no haber cumplido sus expectativas de tener un hijo varón; su dedicación vacua, de no hacer nada, con una vida ociosa solo de cacería y reuniones insustanciales de francachela; abogar por el alcoholismo, por la arrogancia de una familia aristócrata en decadencia, por la violencia hacia los personajes de su entorno que representan una época de crisis económica, social y política del lugar y del país, lo convierten en un personaje maniqueo, sin apenas matices.

Primitivo 

Es el mayordomo de la casa y el que domina todos los secretos de la hacienda. El nombre lo califica. Pocos escrúpulos, ninguna sensibilidad, avaricia, ningún sentido a la lealtad con el amo que le teme por sus salidas violentas. Compañero de caza del cacique que tiene en las armas unas aliadas para defenderse a toda costa de lo que considere inoportuno a sus intereses. El respeto a la vida ajena es nulo si esa vida puede suponer un peligro para su estabilidad en el lugar. Es el padre de Sabel y el abuelo de Perucho. Ni él, ni su madre o su padre tienen sentido de lo que significa criar ni educar a un niño. Le dan vino hasta emborracharlo, va sucio, vestido con harapos, sin que eso les produzca ninguna incomodidad. Todo es soportado sin problemas por el marqués. El límite se produce durante las elecciones, después de sisar al dueño de forma escandalosa para avalar su candidatura como moderado a las Cortes de Madrid, hace que pierda los comicios por "pucherazo" en favor de los liberales. Esto enfurece al cacique y ordena que maten a Primitivo. 

Isabel 

Sabel es la cocinera y criada de la casa. Una mujer bella, atractiva, sensual, llena de vida,  con  cierto aire salvaje, intuitiva y de escasas  luces.  Está para satisfacer los mandatos de sus amos. Su vida gira entorno de la dominación machista. Además de los trabajos del hogar a los que se le destina con escasa eficacia por su parte, facilita la gratificación sexual a los varones de la familia de marqués. Es madre soltera de un niño que tiene por padre a D. Pedro sin que éste lo reconozca. Sabel carece del instinto maternal esperado de toda mujer; es decir, están ausentes las expresiones de cariño hacia el niño, la atención a sus necesidades físicas, la preocupación por los peligros exteriores, etc. Eso hace que el niño crezca como un cachorro, sin restricción alguna.   

Sabela con D. Padro

A la llegada de Julián, intenta seducirlo. Pretende con ello, si lo consigue, menguar las actividades referidas a la administración y control de los negocios familiares que viene a hacer el capellán  para un mejor conocimiento de la economía de la casa; porque ahora son ella y, sobre todo Primitivo, su padre, los únicos que conocen lo que hay.  Con ello, saquean las rentas familiares con impunidad. Julián rechaza sus insinuaciones y ella se siente humillada, porque lo más frecuente es lo contrario. La integridad de Julián es una muestra antitética de dos naturalismos opuestos. Las circunstancias de la sociedad han forzado esa mujer a una vida de prostitución y de pecado. Julián la reprende, pero Sabel no está en el mismo canon. Ella es una víctima de una sociedad antagónica a la mujer cuya inocencia y castidad se quiebra por la clase poderosa que está por encima y, a la vez, se la condena por otra parte de esa sociedad que no tiene en cuenta la indefensión de las mujeres. 

Dña. Marcelina Pardo

Es una de las cuatro hijas de D. Manuel Pardo de la Lage. Vive en Santiago de Compostela. Sus  hermanas Rita, Manolita y Carmen son más vistosas que ella pero Marcelina (Nucha) la preferida  de su padre es la más atenta y cariñosa. Son primas de D. Pedro. También viven en una situación aparente pero con escasos recursos reales. 

D. Pedro en casa de su tío con sus sobrinas

El marqués, influido por D. Julián, pide en matrimonio a Nucha aunque considera más atractiva a Rita. Las maneras de actuar de la chia es muy contenida. Primero, viven en Santiago, en casa de su padre, por consejo del capellán que quiere deshacerse de Primitivo y sobre todo de Sabel. Al tiempo, la situación en la familia de la muchacha resulta insostenible para el marqués porque allí no es el mismo que en su casa, la falta poder y discute con su suegro por temas políticos de aquella actualidad. Al poco, deciden irse; al llegar al pazo Nucha está embarazada y bastante frágil. Su marido le atiende pero muy a menudo se siente sola porque la caza ocupa largas jornadas, sino días a su marido está lejos de casa. Hace una buena amistad con D. Julián con el que mantiene largas conversaciones. Tiene una niña en un parto de gran dificultad y del que le cuesta mucho tiempo recuperarse;  le impide, incluso, amamantar a su niña. Poco a poco descubre la vuelta a la relación de la criada con el marqués, que Perucho es hijo de su marido. Eso la hunde de forma progresiva. Cada vez, el temor por su vida y la de su hija y la humillación, es mayor. Asimismo, aumenta el maltrato del marido por el desencanto sufrido al no haber tenido un niño como él esperaba, y su soledad infinita. 

Perucho 

Es el hijo de Sabel y bastardo de don Pedro, que aprecia pero no reconoce. Es un precioso niño  de unos cuatro o cinco años inteligente que sobrevive a pesar de las pocas atenciones que recibe adaptadas a sus necesidades, por lo pequeño que es. Es un buscavidas precoz. Roba huevos para venderlos, es capaz de hacer los favores que sean, por ganar  unos pocos céntimos, está al tanto de todo lo que ocurre, etc.Va sucio, descuidan su educación como persona, e incluso maltratan su salud al darle vino sin medida y reirse por ello cuando ven que cae embriagado. Solo se ve protegido por Nucha y por D. Julián que tienen compasión por el pequeño, además de verlo entrañable. Por su parte, Perucho tiene devoción por Manolita, la hija del jefe, con la que juega y protege cuando considera que es necesario. En cierta manera,  es una de las miradas más extensiva del relato, porque su presencia incide en todos los personajes.   

Don Gabriel Pardo 

Hermano de Marcelina. Tiene un papel muy secundario en la primera parte de la obra en la que se habla de él en muchas ocasiones, porque Nucha lo adora, pero aparece muy espaciadamente. Tiene protagonismo, por dar un giro que cambia el orden de la historia en la segunda parte, 'La madre naturaleza', al querer desposarse con su sobrina después de la muerte de su hermana. Pasados diez años, va a los pazos con ese fin y, tiene un éxito inicial,  porque D. Pedro le da permiso para que se despose con la niña, aunque ella no lo quiera, ¡no es cuestión de amor!. Además, tiene otro argumento a su favor que le apoya: descubre la fraternidad por parte padre,  entre Perucho y Manolita, lo que le ayuda a destrozar el noviazgo entre los chicos, a los que le hace saber su parentesco, que ellos ignoraban. A pesar de tenerlo todo a favor: No podía casarse con Perucho siendo casi hermanos,  porque va en contra de las leyes naturales y religiosas, pero tampoco iba a su favor hacerlo con quien no se ama. Como consecuencia, Gabriel se marcha desencantado por el fracaso de la operación que había urdido diciendo 'Naturaleza, te llaman madre, deberían llamarte madrastra'.   

 ::::::::::::::::::::

Entre otros personajes, de menor representación están:  El tuerto,  Cristobo,  Don Eugenio,  Ama del cura de Cebre,  Trampeta,  Señorito Limioso,  Don Víctor de la Formoseda, Baracana, Nemesio Angulo; Gaitero de Naya, el Gallo, Pepa,  Filomena, la Doncella etc.    

El espacio y el tiempo del relato 

La obra está situada en una zona rural de Galicia donde la nobleza de los pazos está cada vez más condicionada por las deudas y por la debilidad de su poder político y social. A pesar de que la familia Moscoso todavía es reconocida socialmente, tiene dificultades por subsistir. El dejar los negocios de compra y venta de los productos del campo y otras transacciones a manos de los sirvientes con despreocupación por parte de los propietarios les lleva a la ruina porque el robo y la usura siempre juega a favor de quien, con pocos escrúpulos, protagoniza el trabajo no controlado. 

El espacio exterior de la obra está poco delimitado desde el punto de vista de identificación realista del lugar concreto. Se remite más a espacios boscosos y rutas no detalladas. Aunque se nombran lugares como Santiago, Cebre, Boán, Catrodorna, Naya, Orense, Limioso, Portugal, Tuy, Galicia, Loiro, el río Miño, etc. En la segunda parte, se produce un deleite por la belleza exuberante de la naturaleza, con precisiones de frutos, flora o vegetación. También de algunos lugares emblemáticos como el de los castros.

Castro de Baroña (A Coruña)

El interior de los espacios domésticos resaltan la precariedad de lo que tienen y lo mal conservado que se mantiene por la falta de atención, limpieza, orden, etc. 

El tiempo tiene una delimitación aproximada, por los hechos que van ocurriendo, es aproximadamente de una década entre los años sesenta y setenta del siglo XIX. Corresponde a los años convulsos situados en el llamado Sexenio Democrático donde la sociedad quiere tener mayor control de su destino. La sociedad  ha tenido un cambio importante con revueltas políticas que han destronado a Isabel II en 1868 y se constituye la Primera República en dos fases, con la posterior restauración de la dinastía borbónica el 29 de diciembre de 1874, en un sistema de “turno de partidos" mediante las elecciones poco limpias ‘Pucherazo‘ y resultados electorales para ganar las elecciones oportunamente. También, aquí los caciques obligan a los electores a votarles. Se ve esta situación de turbulencia política y la impotencia e incapacidad del gobierno para frenar la violencia de venganza desatada por los partidarios de los caciques y la clase alta en el curso de su novela; tras la pérdida en la elección de Don Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de la Lage al ser propuesto como candidato conservador a diputado en Madrid por la región. A pesar de que es el favorito, pierde las elecciones. El propio Primitivo, que aparentemente lo avala, somete a los votantes a favor del candidato liberal, con lo que termina su aciaga vida de forma funesta. Se hace una crítica por igual a los caciques representantes de los conservadores representados  por Barbacana, que a los liberales de Trampeta. 

La primera novela termina después de una elipsis de diez años con la vuelta al pazo, de D. Julián. Casi nada se dice de ese momento, solo que Perucho ha crecido y viste como un señorito y Manolita, también crecida, va haraposa, descalza y poco aseada. Muestra de que, a pesar de los inconvenientes ocasionados por ser un hijo ilegítimo, eso con el tiempo se diluye y su padre natural le avala para ayudarle a conseguir un ascenso social, mayor que a la hija legítima que, por el hecho de ser mujer y no tener una madre que la haya podido acompañar en su crecimiento, por su muerte prematura, está sola y desamparada, con el consentimiento de todos. La segunda parte de la historia se desencadena en poco tiempo. Es preciosista al observar detalles de la naturaleza, con abundantes elementos léxicos de animales y plantas.  

Tanto en el espacio, como en el tiempo que se trata, el clero tiene un valor representativo de la sociedad en que se mueven, aunque tienen un sometimiento mutuo; hacen concesiones éticas y morales para compartir el espacio y la comodidad de los caciques en armonía y así, tener la posibilidad de ser respetados y beneficiarse de todas las manifestaciones sociales que se desarrollan en el entorno: Bodas, bautizos, celebraciones santorales, fiestas mayores, comilonas, etc. Julián, al llega de Cebre, recién salido del seminario y habiendo vivido solo con su madre, se escandaliza de ver muchas de las acciones de sus colegas porque no están en la medida moral que él tiene aprendida. No entiende cómo aceptan con naturalidad el trato que se le da a Perucho, o la poca importancia que se le concede a que D. Pedro sea el padre natural del niño, que siga teniendo a su madre como concubina, no se case con ella porque pertenece a otra clase social y todo se trate de la forma más natural, cuando la moral social lo critica, aunque dando la culpa a la baja ética de la mujer, sin más, y comentándolo todo en voz baja. En ideología, se parecen más: Julián es conservador como la de los demás clérigos que aparecen en la obra; el cura de Boán y el de Naya son carlistas y conservadores, pero contrasta con ellos, sobre todo con el abad de Ulloa, tanto en el físico como en su conducta. El abad de Ulloa entiende que la virtud debe regir para el sacerdocio, pero por ella "un clérigo no pierde ipso facto, los fueros de hombre, y el hombre debe oler a bravio desde una legua." (pig. 51) Este personaje había sido el capellán de Los Pazos antes de ser promovido; ocupaba  una habitación rústica y sucia en la casona que pasa a ser la de Julián. El abad no le tiene simpatía, a quien apoda 'Mariquita', por verlo afeminado, que gusta de la limpieza y bebe agua; la desconfianza es mutua: para Julián el abad bebe mucho, le gusta la caza y trabaja muy poco. Por tanto, ambos se evitan mutuamente. 

La película 


La serie de cuatro capítulos fue presentada por TVE1 en diciembre de 1985 con gran éxito de audiencia. Es una excelente adaptación de la obra literaria, por el guion, la selección de la escenografía y la actuación de los personajes que respiran de forma semejante a los ideados por Dña. Emilia. En relación con el guion, se siguen con mucho respeto y de forma muy fiel, cada uno de los pasos de las novelas. La escenografía es espectacular; se retoman riscos y vericuetos recogidos en las descripciones de las obra con la humedad y el brillo de las hojas en días de lluvia. Los actores y actrices también merecen ser reconocidos. D. Julián representado por José Luis Gómez es el sacerdote recién ordenado de aires compungidos y actuación con patología flemática, rostro lívido y ojos escrutadores que no aciertan a entender lo que en aquel entorno ocurre. Su actuación ayuda a ver la falta de canon, de ortodoxia al uso de todo cuanto pasa en el pazo y alrededores, que es explicado y juzgado por sus miradas y sus signos de sorpresa. Es lamentable que, en ocasiones, el cura sea censurado por ser considerado poco hombre y tener unas maneras demasiado femeninas o delicadas, cuando lo que hace es compensar en buena parte de la brutalidad que allí se concentra. Tiene como contrapunto a D. Pedro Moscoso (Omero Antonutti) que junto a Primitivo (Raúl Fraire) crean su alteridad en cuanto al carácter. Poco atentos, bárbaros, con poco respeto por las personas, dados a abusar de los más débiles, sobre todo si son mujeres, porque han de estar al albur de sus deseos y caprichos. D. Pedro se apoya en su mayordomo para resolver los asuntos sucios y el criado es el verdadero dueño de la hacienda por hacer los negocios a sus anchas y con poco control de los propietarios de las transacciones. Tienen una actuación expresiva y bien diseñada para cumplir el propósito que les guía. Sabel (Charo López) y Nucha (Victoria Abril) son las representaciones antitéticas de dos mujeres. Acomodada, obediente, acobardada, tímida e incapaz de tomar sus propias decisiones es Nucha. Pobre, rebelde, sometida a medias, Sabel. Con dos representaciones de actrices de reconocido prestigio, bien conocidas y con actuaciones también dignas de mención. En el caso de Victoria Abril con dos papeles: primero el de Nucha y luego el de su hija, que muestran la flexibilidad de la capacidad de Abril para tener actuaciones bien diferenciadas. Destaca por su actuación, también Perucho niño, Lucas Martín, por el desparpajo y naturalidad que muestra en una edad bien temprana. De menor papel, D. Manuel de Pardo de La Lage, interpretado por un espléndido Fernando Rey. El resto no queda desmerecidos, el conjunto de actores tienen una actuación muy digna. La película está sabiamente dirigida por Gonzalo Suárez, del que tenemos grata memoria por todo su historial como director y guionista. 

Gonzalo Suárez 
CAPÍTULO 1

Empieza con la llegada a los pazos D. Julián, recomendado por el Sr. de La Lage, su tío para administrar y ayudar a ordenar los bienes de D. Pedro. Su llegada tiene un talante esperpéntico tanto por la forma que lo hace en la burra en la que no está acostumbrado a montar, como porque bien pronto se ve el espíritu de los pazos y la desorientación del pobre cura que no sabe por dónde empezar a gestionar todo lo que se supone tiene encargado. También se ve bien pronto a Perucho, pequeño ángel con hechos de demoniete. Su llegada es acompañada de unos romances musicalizados en los que avanza la presentación del personaje. Pronto empieza a conocer a los miembros de la casa, rústicos y sin complejos. También, enseguida ve el descuido con que tratan al niño y la relación de concubinato de don Pedro con Sabela.  El abad ríe todas las gracias, que no tiene, al marqués. D. Julián intenta enderezar lo que le parece más necesario, como es que el marqués se busque compañera para casarse, y no siga en relación con la criada. Van a Santiago, a a casa su tío, el señor de La Lage, que tiene cuatro hijas casaderas para elegir una como esposa.    

CAPÍTULO 2

Después estar unos días en casa su tío, D. Manuel y tras una valoración de las características, cualidades y patrimonio de las chicas, elige a la prima por la que sentía menos atracción, según consejo de D. Julián, por ser la que considera más conveniente: Se desposa con Nucha. Después de pasar un tiempo en la casa del suegro, no se siente allí señor de su casa, por las discusiones que van surgiendo y vuelve con Nucha al pazo. Es una buena época en la que el marqués está atento a su mujer porque está embarazada y espera tener un heredero varón. También D. Julián está satisfecho de la gestión realizada porque ha casado al marqués y Primitivo le dice que su hija se va a casar con el gaitero de Cebre, El Gallo, con lo cual los problemas anteriores quedaban resueltos. El embarazo de Nucha es complicado y el parto más. Tiene una niña y ella queda muy débil. D. Pedro no puede resistir el no haber tenido un hijo varón y se aleja de su mujer que sigue sobreviviendo con grandes cuidados.  

CAPÍTULO 3

Después del parto, el marqué se aleja de su mujer y vuelve a relacionarse con Sabel. Al mismo tiempo, está en campaña electoral como diputado a Cortes en Madrid. Nucha se da cuenta de lo que pasa, está sola, su único amigo es el cura que le acompaña y puede hablar con él. A su vez, D. Julián tiene gran afecto a la pequeña, Manolita, también Perucho, con lo que los cuatro pasan muchas horas juntos. Empiezan a restaurar espacios del pazo; la capilla pronto está irreconocible. Atando cabos, Nucha también asocia la paternidad de Perucho con su marido. Es demasiado. Por otra parte, por las elecciones se agria la relación entre conservadores y liberales. Primitivo, aparentemente, gestiona las cuestiones  económicas  de los conservadores, entre los que está su jefe, pero juega a doble bando y ayuda los liberales, que finalmente ganan. Con todo lo que está pasando, Nucha teme por su vida y la de su hija porque nota que son un estorbo para los planes de Primitivo, su hija y su marido. Quiere escapar  del lugar e irse a la casa de su padre. Antes, D. Julián se va como había venido. Con un corazón compungido y pronto con la noticia de que Nucha había muerto. 

CAPÍTULO 4

Este capítulo se adapta la novela 'La madre naturaleza', segunda parte de 'Los pazos de Ulloa'. Han pasado diez años de los hechos anteriores. D. Gabriel, hermano de Nucha y tío de Manolita, ahora Manuela, llega al pazo. Su objetivo, casarse con su sobrina. Le expone sus planes a D. Pedro y él lo acepta. Empiezan a verse, aunque no se conocían. Ella es casi una niña que está acostumbrada al monte y es medio salvaje. Le presenta a D. Julián que, desde que volvió, va cada día a orar a la tumba de Dña. Marcelina. Gabriel le explica su propósito al marqués. El cura ve en Gabriel la oportunidad para apartar a la niña de Perucho, porque aunque Manolita no lo sabe, son medio hermanos y su cariño puede ser incestuoso y eso éticamente es inadmisible. Al marqués, aunque no le importan las relaciones incestuosas entre los niños, tampoco le parece mal que se vaya con Gabriel. Perucho empieza a sentirse celoso con la llegada de D. Gabriel, por lo que sospecha. La que está más ajena a todo es la propia Manolita. Entre ellos, no hay más que juegos románticos de primeros amores adolescentes. Les descubre D. Gabriel embelesados y se establece una pelea con Perucho en la que le descubre que esos amores no pueden continuar porque son medio hermanos. Les separan. Manolita queda muy traumatizada. D. Gabriel pide ayuda al capellán para que le acerque a la chica. La actuación del capellán le condiciona. Le habla para que se acerque a Dios y olvide el entorno. 'Lo que la Naturaleza hierra, enmienda la Gracia'. Manolita se mete en un convento.  

Sabel, finalmente, se había casado con el gaitero el Gallo. Sigue trabajando con el Marqués.    

Sugerencias didácticas 

I. Observar y comprender:  
  • Se recomienda conocer al autor, Emilia Pardo Bazán: su biografía y su obra literaria. 
  • Situar la obra en el momento histórico del Siglo XIX que se refleja  y en el movimiento literario que se inscribe. ¿Qué otros autores pertenecen a la misma época? Puede ser un proyecto conjunto en que se relacione historia, literatura, artes plásticas, música, etc. Pueden verse las características y las consecuencias que tuvo.
  • La lectura de las novelas propuestas pueden ser de interés para jóvenes de Bachillerato o estudiantes jóvenes o adultos de español como Lengua Extranjera de un nivel avanzado, porque pueden entender mejor a los personajes y valorar sus comportamientos.
  • La lectura de la obra literaria puede ser mejor comprendida si antes se han visto los resúmenes que se proponen, así como la película, que permitirán entender mejor los temas tratados en este drama: el comportamiento de los personajes y sus diferencias. 
  • Las novelas y la película permiten observar el marco histórico desde una la perspectiva crítica.
  • Es interesante atender al léxico que se emplea. Son formas de dicción de una zona geográfica? ¿Cuál? Busca algunas palabras que te hayan resultado distantes de la forma de decir actual o en tu zona lingüística. 
  • Se pueden observar las dificultades de los personajes de acuerdo con su situación económica, desde la perspectiva de género y de su clase social. 
  • La historia está explicada, ¿en 1ª, 2ª o 3ª persona gramatical? ¿Participa de la historia quién la narra o muestra lo que han vivido otros? ¿Quién da su punto de vista en el relato? ¿Hay un o una protagonista claro, y un antagonista? 
  • ¿Qué circunstancias rodean a D. Julián? ¿Evoluciona con el paso del tiempo? ¿Cómo es y se comporta? ¿Su personalidad se va transformando? ¿Tiene una actuación honesta? ¿Qué otros personajes hay? ¿Qué valores o defectos se les puede adjudicar? 
  • ¿Cómo actúa Dña. Marcelina? ¿Es un personaje libre o condicionado por las circunstancias? ¿Qué opinión te merece la actuación se Sabel? ¿Actúa libremente?  ¿Tiene los mismos condicionamientos que Dña. Marcelina?
  • ¿En la película tienen una buena caracterización cada uno de los personajes? 
  • ¿Cómo es y actúa D. Pedro? ¿En qué detalles nos fijamos para calificar su carácter, sus virtudes y sus defectos. ¿Pueden enumerarse? ¿Qué relación tiene con su familia? 
  • Destaca a otros personajes secundarios ¿Qué rasgos pueden ser significativos a su carácter? ¿Cómo se le podrían describir de forma sintética? ¿En la película tienen una buena representación?
II Relacionar y reflexionar.
  • ¿Es realista el comienzo de la historia? 
  • ¿En la vida real, se producen circunstancias sociales y personales similares a las que se explican?
  • ¿Qué juicio merecen los personajes de la historia?
  • ¿Y el protagonista?
  • ¿El final es lógico, de acuerdo al desarrollo de los hechos?
  • ¿Qué papel tiene la mujer a lo largo del relato? ¿Qué valoración social merece?
  • ¿Qué valoración ética tiene la obra?
  • ¿Qué conclusiones generales se pueden extraer?   
III Aplicar.

La presentación de la película servirá para motivar su visión y luego establecer un debate o fórum. Puede hacerse una breve alusión a:  
  • La dirección 
  • La interpretación
  • Los personajes
  • El espacio y el tiempo en que se presenta la ficción
  • La fotografía
  • La música.
  • Después de ver la película, pueden ser los espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto.
  • Resumen de los elementos más importantes
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué emociones suscita la historia?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan a la película amor, humor y horror?
  • ¿Se presenta una situación lógica?
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Te ha gustado?
  • ¿La historia es optimista o pesimista? 
IV Actividades específicas
  • Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero, para proponer actividades específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso.
  • Visión de la película.
  • Interpretar el significado de algunas secuencias de la película.
  • Identificar de la época histórica que se relata.
  • Identificar del lugar geográfico en que se desarrollan los hechos.
  • Evaluar de los elementos éticos de la historia.
  • Elementos de la historia que invitan al desarrollo de la imaginación y la creatividad. ¿El espacio?  ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
Para saber más