miércoles, 12 de mayo de 2021

LA LOCA DE LA CASA DE BENITO PÉREZ GALDÓS BASADA EN UNA IDEA DE EMILIA PARDO BAZÁN ADAPTADA AL CINE POR JUAN BUSTILLO ORO

El día 12 de mayo se cumplen 100 años de la muerte de Emilia Pardo Bazán  (La Coruña 16 de septiembre de 1851- Madrid 12 de mayo de 1921). Puede sorprender que empecemos por este dato y luego propongamos la obra que hoy sugerimos 'La loca de la casa'(1893) cuya autoría está enlazada a Benito Pérez Galdós y no a Dña. Emilia y, explicarlo no es fácil. Parece ser que el resultado literario de esta obra se debe a que se fundamenta en otra anterior no publicada, de la que regaló el manuscrito la autora a Galdós, ''El sacrificio", que además tenía por objeto animar al novelista a que escribiera teatro, a parte de la intención de ser perdonada por D. Benito por su infidelidad, sostenida con José Lázaro Galdiano en un viaje a Barcelona en 1888. Para entenderlo, se ha de decir que en ese tiempo mantenía una relación amorosa 'secreta' con Benito Pérez Galdós, además de la amistad literaria (amistad que, en diversos grados, duró desde 1889-hasta 1921, año de la muerte de Dña. Emilia). Relación que se ha ido desvelando a partir de la recuperación de algunos diarios y cartas entre ambos. 

Tenemos noticia de ello gracias a varios trabajos de investigación, entre los que destacamos el de Adelina Batlles Garrido que señala en una publicación actual: 

“Tal vez por sentirse en deuda tras su infidelidad”, explica Adelina Batlles, “Pardo Bazán le manda el borrador de 'El sacrificio', una obra de teatro que ella nunca publicó”. En 1893 Galdós estrenó 'La loca de la casa', que se representó con gran éxito en el Teatro de la Comedia en Madrid. Trama, argumento y personajes son sospechosamente parecidos. A Galdós parece que la infidelidad le resultó rentable". Marta González Novo, Cadena SER, Madrid, 15/3/2021.  

Portada de 'Diario de un viaje por la Europa de 1888' / CADENA SER

Como podemos ver, el tema tiene su enjundia, porque  Dña. Emilia Pardo Bazán también muestra su momento de infidelidad, literaturizada; con alteraciones textuales propias de la ficción, pero fáciles de interpretar en la novela 'Insolación' (Historia amorosa). Novela deliciosa que cambia lugares y personajes pero donde la protagonista confiesa su veleidad, ahora en Madrid, en vez de Barcelona, causada según denuncia, o se excusa, por culpa del calor del día. 

Asís es una joven viuda. Despierta con una fuerte resaca, provocada por los excesos que ha cometido el día anterior en la feria madrileña de San Isidro en compañía de un galán seductor y mujeriego, el gaditano Diego Pacheco. Las voces de la época le advierten de los peligros de ese pretendiente, pero ella desoye los consejos de la moral imperante. Es una obra divertida muy adelantada en su concepción a la visión del mundo del momento y claramente feminista.

El asunto requiere ser comentado por tratarse de la adaptación de un tema y su desarrollo de un autor con clara inspiración en otro, y con concomitancias reseñables. De la protagonista, Victoria, que se llama igualmente, después, en 'La loca de la casa'. Ambas están en el convento y han vuelto a casa; la primera, por defunción de su cuñado Rafael, la segunda por ser el momento anterior a tomar sus votos perpetuos. Igualmente, se quedan más tiempo del previsto; la de Pardo Bazán para consolar de la pérdida del marido a su hermana Carlota; con un secreto que justifica el título, que se refleja en una carta encontrada entre los papeles del difunto. Las actuaciones en 'El sacrificio' no tienen el mismo sentido que en la 'Loca de la casa' de Pérez Galdós. La primera es una obra dramática más intimista y con menos acción, en la que se muestran los sentimientos de duelo, amor, sentido de la obediencia, del sacrificio o de la ira, de la protagonista. 'El sacrificio' destaca la parte psicológica de los personajes, sobre todo de las mujeres. En la 'Loca de la casa' el significado casi se muestra en el título por la escasa comprensión que se tiene por la muchacha actúa como 'loca'. Los títulos son clarificadores: uno es atendiendo a la subjetividad manifestada, la otra al valor de la acción. La obra de Galdós no puede decirse que sea un plagio, pero sí que disponía de la inspiración surgida de la anterior, por el tema y el desarrollo de las acciones, cambiando o añadiendo finales que los justifican. 'La loca de la casa' tuvo y ha seguido teniendo un notable éxito, sin establecerse conexiones entre ambas obras, por no tratarse de un texto publicado anteriormente. De ahí, surge su necesidad de ser explicitado en el momento de celebrar los aniversarios de la inspiradora. 
Pérez Galdós y Pardo Bazán. ULISES

Argumento 

Don Juan Moncada es un viudo industrial textil de Barcelona; está pasando por un momento de dificultades económicas. Tiene dos hijas, Victoria y Gabriela en las que ve la posibilidad de resolver los problemas financieros si las puede casar con algún rico heredero. A Victoria, que parece la primera indicada, desea casarla con Daniel, marqués de Malavella, pero ella tiene otras aspiraciones y responde que su vocación es ser religiosa y, aún con sentimiento por lo que de pérdida de posibilidades supone, su padre accede a que se vaya al convento. Daniel, también profesa como religioso al verse desdeñado por la chica a la que quería. Ya novicia y a punto de profesar, llega a la casa José María Cruz: 'Pepet', un antiguo sirviente que se había ido a América, ahora ha vuelto con gran poder adquisitivo y desea pasearse y exhibirse por la casa donde antaño había sufrido el haber sido criado de la familia. Su finalidad es casarse con alguna de las Moncada para poder apropiarse de finca y negocios que antes habían sido motivo de humillaciones. Como Victoria ya está en el convento, don Juan ve la posibilidad de resolver su problema si casa a Gabriela, la segunda hija,  con 'el Pepet' a pesar de que ya esté prometida con Jaime. De hecho, a Pepet le importa poco quién sea, porque lo del amor aquí no cuenta, según dice en ocasiones, ya que con el roce llega el cariño; lo que sí es fundamental para él es su acceso social por emparejarse con alguna de las Moncada y como consecuencia el emparentamiento con la estirpe. Gabriela se niega a hacer realidad ese matrimonio y por tanto, satisfacer los deseos de su padre. En medio de las discusiones, llega Victoria a su casa con unos días de permiso para despedirse de la familia, por ser los previos a su profesión de los votos religiosos. Es una muchacha idealista que desea hacer de su vida una ofrenda sacrificada, por amor a Dios. Está ansiosa de acceder a los compromisos más altos para lleva a cabo su objetivo, por lo que después de varios giros argumentales se ofrece como víctima a Pepet, rústico y grosero, para ser su esposa, con el fin de sacar a su padre del atolladero económico en el que está metido. Cree que con ese sacrificio conseguirá elevar su misión espiritual a la mística más elevada. Pepet está satisfecho por conseguir el objetivo y, además, por obtener la muchacha que más le gustaba, por lo que celebra su éxito. Ya casados, Victoria lleva la administración de los negocios de su marido que es muy tacaño y controla al céntimo las entradas y salidas de las partidas de dinero. Un día llega la marquesa de Malavella, madre de Daniel muy sofocada, porque tiene problemas económicos para salvar una propiedad del Clot.  Pide un préstamo que Victoria le otorga sin que se entere su marido y que Daniel no quiere aceptar por lo que va a ver a Victoria para devolverselo. De lejos, Pepet oye la conversación mantenida entre Victoria y la marquesa sin entender bien el contenido que se trata, por lo que confunde lo que pasa y empieza a tener unos celos feroces, por creer que su mujer ha vuelto a relacionarse con su antiguo amor. A partir de aquí surge en giro final que tiene gran interés al comprobarse la capacidad de Victoria por tomar sus propias decisiones y encarar la realidad con habilidad y voluntad propia.   

Portada de una edición de la versión teatral de La loca de la casa, para la colección
La Novela Teatral (1918), con un retrato de la actriz y cantante Raquel Meller.

Personajes

Victoria de Moncada

La protagonista. Una muchacha idealista subyugada por su amor a Dios. Se hace religiosa del Socorro aunque sin prometer los votos sale del convento y ve que en el mundo tiene una misión que para ella es todavía más elevada. Durante el desarrollo del relato tiene una interesante maduración como personaje y como mujer. 

José María Cruz 'el Pepet'

Hombre rudo y sin modales de ningún tipo que había sido criado de la casa de los Moncada. De niño sufrió humillación como tal, a los 17 años se va a América donde con muchas vicisitudes hace una gran fortuna y vuelve queriendo tomar para sí todo aquello que anteriormente era su lugar de servicio. También  tiene una maduración psicológica a lo largo del desarrollo de los acontecimientos. Pertenece a los que eran reconocidos como los indianos, o americanos, por haber pasado en aquel continente largos años. 

Don Juan de Moncada 

Padre de Victoria y de Gabriela, viudo desde hace muchos años,  propietario de una fábrica textil.Está  acostumbrado al prestigio de un nombre y de un estatus que en ese momento teme perder por las pérdidas económicas que tiene. No duda en resolver los problemas financieros sacrificando el futuro de sus hijas al ofrecerlas como moneda de cambio, sin problemas, si con ello puede salvar lo material que está perdiendo. Es un personaje pasivo que busca soluciones fáciles para no enfrentarse por sí mismo a la realidad. 

Huguet 

Es el gestor y asesor de los negocios de D. Juan y amigo de éste.  

Gabriela de Moncada

Hermana de Victoria que tiene un papel en el que está presente desde la ausencia porque en general es citada pero  pocas veces tiene voz propia.  

Doña Eulalia de Moncada 

Hermana de don Juan de Moncada, mujer religiosa con un papel de acompañamiento en el relato, aunque no tiene ninguna actitud decisiva.  

Marquesa de Malavella 

Burguesa venida a menos y que tiene en su memoria lo que fue y que ahora no puede mantener, por problemas económicos. Llora para que atiendan a sus necesidades. 

Daniel de Malavella

Hijo de la Marquesa. Enamorado de Victoria, que cuando ella decide hacerse monja, él no duda en pensar que su futuro también está en la toma de hábitos. Asimismo, cuando sale, él ve su esperanza en reconquistarla y también desea renunciar al compromiso religioso que había contraído. 

Otros personajes

Carmeta, la criada de la casa de los Moncada. Lluch el portero de la fábrica. Jaime el novio de Gabriela y Jordana el alcalde del pueblo imaginario de Santa Madrona, próximo a Barcelona.

Los indianos 

El vídeo que sigue nos habla de los que, en el siglo XIX, jóvenes se fueron a América; como el Pepet, por necesidad de labrarse un futuro en un mundo mejor que se les ofrecía aquí. El documental no está situado ni en Barcelona, ni en Cataluña, sino en Asturias, pero el argumento y las razones de cuanto sucede, podría trasladarse perfectamente al que se desarrolla en Barcelona y sus alrededores, en 'La loca de la casa'.

                      

En el siguiente, se precisan más las características y el legado de los indianos catalanes, centrado en  Sitges. En el drama que estudiamos,  no se detalla el lugar el que se ubica, que lo llama Santa Madrona y aclara que es una población cercana a Barcelona. Podríamos elegir otras, al norte o sur de la ciudad, siempre con características situacionales semejantes. 

  

La película

Situada en una época posterior a la que recoge la obra de Galdós, ya avanzado el siglo XX, hacia los años 1940-1950 y en Monterrey, México. Regresa a la ciudad José María Cruz, antes el ‘Chema’, un emigrante enriquecido en California, en la selva y en las minas. Ahora es inversionista. Tenía unos orígenes humildes como criado de los poderosos Moncada, unos fabricantes de tejidos en el ‘Ensanche’. Por sus modales rudos y sus aires de nuevo rico, a su regreso espanta a los burgueses que le visitan, normalmente para formalizar negocios, o demandar préstamos. Tiene el fin de encontrarse con sus antiguos amos para que puedan ver todo cuanto tiene. Visita a Don Juan de Moncada, ahora viejo y medio arruinado. Ruina que intenta paliar casando a sus hijas con hombres ricos. Primero quiso desposar a su hija mayor, Victoria, protagonista de la historia y que es calificada por el título de la obra como la loca de la casa, con Daniel, un noble con bufete acreditado, que ella rechaza y se va como novicia religiosa, al convento Hispano Americano del Socorro en San Antonio de Texas. Él, ante el abandono de Victoria, decide también abrazar la vida religiosa como franciscano. Con la llegada de Chema, ahora rico, con ganas de mostrar sus capacidades económicas y de apropiarse de todo cuanto pueda de sus antiguos amos, ve que el matrimonio el modo más cómodo de satisfacer su aspiración. Objetivo compartido por el señor Moncada que en ese trueque también ve la oportunidad de paliar los problemas que le asedian. La oportunidad de salvarse está en casar a la otra hija, Gabriela, todavía soltera, con el indiano enriquecido, pero ella ya está comprometida con D. Jaime, y las dificultades se multiplican. Justo en ese momento, llega Victoria, a pasar unos días con sus padres antes de profesar los votos perpetuos. En su casa, se encuentra con los problemas económicos y afectivos generados sin resolver. Victoria, una mujer de gran personalidad; activa, impositiva e idealista, que entiende el sacrifico extremo como forma de vida de mejorar y santificarse , ve en sí misma el elemento que puede vertebrar la resolución de los problemas económicos para su padre, de autoafirmarse Chema y de satisfacer su propio ego por hacer posible el  supremo sacrificio con el que ella cuenta, por lo que, a modo de transacción económica, tal y como entienden la operación los demás, cambia el convento por el matrimonio, para convertirse en la moneda de cambio de un negocio en el que todos ganan; tras imponer a José M. Cruz, ‘Chema’ sus condiciones y acuerdos, de orden religioso y de convivencia. La película que ofrecemos tiene cortados los últimos 26 minutos, aunque lo fundamental de la historia está reflejado. 

Es una producción mexicana en blanco y negro de poca calidad visual, pero de interés por su contenido que vale la pena ver, con paciencia inicial. Dirigida por Juan Bustillo Oro  prolífico director de la Edad de Oro del cine mexicano. Con una digna actuación de los personajes, entre los que resaltan Pedro Armendáriz como Chema, de carácter burdo y vital, mozo analfabeto hasta los diecisiete años, enriquecido como inmigrante con trabajos rudos en tierras de América del Norte; espanta a la morigerada burguesía que tiene otras formas. La protagonista, Victoria está interpretada por la actriz argentina Susana Freyre. Destaca por su personalidad viva y su capacidad ejecutiva. El calificativo que recibe de loca de la casa, lejos de ser un demérito, la convierte en el motor de la acción modificadora de la situación complicada en la que se encuentran. Primero no se casa con quien no quiere, luego lo hace por considerarlo positivo a todos los intereses.  



La película no se encuentra completa en ninguna plataforma. 

Sugerencias didácticas 

Las actividades de lectura de la obra y la visión de la película relacionada proporciona un buen elenco de sugerencias. Propondremos algunas:

Acercarse a Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós.
  • Época en la que vivieron.
  • Corriente literaria a la que pertenecen
  • Semejanzas y diferencias en los temas que tratan. 
  • Conocer citas que se hacen de ellos en diferentes medios. 
Después de leer la obra y de ver el film, pueden hacer una reunión en la que  se opine  lo que han leído y visto.  
  • Resumen de los elementos más importantes.
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
Importancia concedida a los aspectos estéticos: 
  • La imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan en la película amor, humor y horror?
  • ¿Se puede dar, o se da hoy,  una situación parecida a la que se muestra?
Otras actividades:
  • Analizar el significado de la búsqueda de la propia identidad en unos tiempos difíciles, de acuerdo con cada versión.
  • Descubrir otros “mundos”: Unos distantes en el espacio y en el tiempo, pero otros que, a pesar de variar las circunstancias, pueden estar muy próximos, como el deseo de buscar un objetivo que te pueda llenar como forma de vida, de profesión o de manera de entender el mundo. 
Formularse también preguntas como: 
  • ¿Qué sensación le produce a Victoria el descubrir la vida conventual? ¿Cómo reacciona?
  • ¿Produce la misma reacción en las dos hermanas la propuesta de matrimonio?
  • ¿Quién actúa de forma más coherente?
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Pueden darse situaciones análogas en nuestro entorno?
  • ¿Las ha habido en alguna época?
  • ¿La historia es optimista o pesimista?
  • ¿Cómo puede interpretarse el final?
La presentación de la película servirá  para motivar su visión. Puede hacerse una breve alusión a:
             -   la dirección.
             -    el guion
             -    la interpretación de los personajes 
             -    la relación entre los personajes de la novela y los de la película.
             -    el espacio y el tiempo en el que se presenta la ficción.
             -    la fotografía
             -    la música.
Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. 
Para sugerir otras específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso:

Visión de la película y lectura de algún fragmento de la obra literaria que permita identificar o completar el significado de las secuencias de la película.
  • Identificación de la época histórica que se relata.
  • Identificación del lugar geográfico en el que se desarrollan los hechos.
  • Se comparará el contenido literario y el de la película. Se comprobará si se corresponden, lugares, tiempos históricos, características de los personajes. Cuando no sea así, se verán las diferencias y se elegirá la forma de presentarse mejor considerada, la que nos ha impresionado más, etc.
  • Identificación de lo que hay de nuevo en la película que no esté en la base literaria.
  • Aproximación a la autor de la obra literaria.
  • Evaluación de los elementos éticos de la historia. Comprobar si los valores éticos de la obra literaria tienen el mismo tratamiento en la película vista.
  • Qué elementos de la historia invitan al desarrollo de la imaginación y de la creatividad. ¿El espacio? ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
Los temas que pueden tratarse por este procedimiento son tan numerosos como puedan sugerirse por los objetivos educativos circunstanciales que se pretendan y por las características y nivel de conocimiento cultural y de la lengua de los propios destinatarios.
Para saber más 




domingo, 25 de abril de 2021

LOS PAZOS DE ULLOA Y LA MADRE NATURALEZA DE EMILIA PARDO BAZÁN CON ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE GONZALO SUÁREZ

Vamos a recuperar el recuerdo de la novelista, poetisa, crítica literaria, dramaturga, editora, conferenciante, profesora, feminista, etc., gallega; coruñesa muchas veces poco tenida en cuenta, de acuerdo a su enorme valía. Nos referimos a Dña. Emilia Pardo Bazán (1851-1921) de la que el 12 de mayo se cumplen 100 años de su muerte y poco después, el 16 de septiembre, 170 años de su nacimiento.  

Emilia Pardo Bazán y de la Rúa-Figueroa
Fue precursora en la defensa de los derechos de la mujer, de dar gran importancia a su instrucción y a su formación como una manera inequívoca de mejorar de la sociedad y de hacer avanzar al país.  

Como mujer innovadora que fue, introdujo las teorías naturalistas del escritor francés Emile Zola (1840-1902), en España, por medio de debates teóricos y ensayos que, al adaptarlos a los parámetros realistas imperantes en ese momento, siempre fueron más conservadores que los franceses. Aún así, tuvo no pocos problemas por sostener ideologías de influencia francesa, consideradas ateas e indecentes y muy poco apropiadas para ser manejadas por una mujer casada y con hijos. Calificativos que no la arredraron y con los que construyó el sustrato de una parte de sus relatos. 

De carácter naturalista fue su novela 'La Tribuna' (1883) que también se le considera de las primeras novelas sociales españolas. Situada en el Sexenio Progresista (1868-1872).Refleja el ambiente de las trabajadoras de una fábrica de cigarreras de A Coruña, a partir de una mujer, Amparo, guapa protagonista femenina engañada por un señorito, madre soltera como consecuencia, y que encabeza reivindicaciones laborales y sociales que les están negadas. 

'Los pazos de Ulloa' (1886-1887) y 'La madre Naturaleza' (1887), son sus obras naturalistas más relevantes y a las que dedicaremos hoy su estudio. En ellas predomina la fuerza del naturalismo sin civilizar, regida por el instinto natural, controlada y contrapuesta a los patrones culturales avalados por la moral, la religión y la sociedad. Ambas tienen unas descripciones detalladas de interiores de las casas donde se puede percibir el orden o desorden, esmero, etc. Los exteriores son más planos sin detalles de los enclaves. Aunque en la segunda novela ganan las precisiones, sobre todo relacionadas con la botánica. El lenguaje goza de muchas expresiones y vocablos propios de Galicia, que no dificultan la comprensión del texto y da riqueza a los matices.  

Argumento de las obras 

'Los pazos de Ulloa' empieza con la llegada del sacerdote Don Julián Álvarez a una zona rural de Galicia, los Pazos de Ulloa, como administrador de los bienes de don Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de La Lage,  que sigue siendo considerado como Marqués de Ulloa aunque se había deshecho del título por problemas económicos. A su llegada, Julián ve el ambiente que se respira y queda profundamente impresionado; le choca el estado ruinoso del palacio y el comportamiento adusto y brutal de Don Pedro con la gente que trabaja con él. Especialmente, la biblioteca y la capilla están muy abandonadas. Don Pedro es un hombre ignorante y rústico aunque se dé aires de gran señor. Su mayor dedicación es a la cacería junto a un entorno de personajes poco recomendables. Su mano derecha es Primitivo, el mayordomo de la finca; en el fondo, es el que gobierna y decide. Gestiona los negocios del amo y se enriquece con ellos por medio de la usura. Atemoriza a todos los trabajadores, incluso a su jefe, que aparenta ignorar sus tejemanejes. En sus transacciones le sablea; por lo que es el que más se beneficia de todo cuanto compra, vende o presta. Primitivo tiene una hija, Sabela, que es la cocinera, criada y amante de Don Pedro, con quien ha tenido un hijo, Perucho de unos cinco años. 

Perucho

Es un inteligente pequeño salvaje que crece desatendido. Este descontrol de todo tipo, pero sobre todo el amancebamiento de Don Pedro y Sabela hace que Julián sienta que su honra de sacerdote se va a poner en cuestión si sigue consintiendo que se viva en esta situación tan desordenada desde el punto de vista moral; por lo que, pronto, parece decidir marcharse de los Pazos. Pero su talante pusilánime, que le hace incapaz de tomar decisiones que puedan alterar la situación, le incita a encontrar alguna excusa para evitar un enfrentamiento. Cuando iba a despedirse del Marqués, presencia una escena de celos entre D. Pedro y Sabela. La chica había estado bailando con un gaitero en Cebre, El Gallo, y su amo no se lo permite. El cura ve en esta situación una oportunidad para cambiar las cosas; aconseja a D. Pedro que despida a la chica por su situación amoral de ser madre soltera; pero el Marqués le confiesa que, si eso hace, teme la respuesta de Primitivo. Como solución, Don Julián le aconseja que busque esposa entre sus primas casaderas de Santiago, a lo que el señor accede. Por este consejo, Primitivo ve en el capellán a un enemigo e intenta matarle. 

D. Julián y D. Pedro. Fotografía de la serie. 

Don Manuel Pardo de La Lage, tío de D. Pedro, es un noble arruinado de mucha apariencia. Recibe con agrado la visita del sobrino. Ve con buenos ojos que  quiera elegir esposa entre sus hijas. Son cuatro: Rita, bella y alegre, por la que D. Pedro muestra predilección; Manolita a quien su padre pretende casar con un rico hombre de Santiago; Marcelina (Nucha), la menos aparente pero muy responsable y amorosa, y Carmen, la menor, que se ha fijado en un estudiante de medicina que a su padre no le gusta. No obstante la predilección de D. Pedro, Julián le aconseja que se case con Nucha por su buen carácter y sus cualidades. También, porque parece que tiene a la vista una herencia de su madrina, que carece de herederos. 

Nucha y Don Pedro se casan en Santiago y se instalan por un tiempo en la casa del suegro con el que mantienen muchas discusiones, sobre todo políticas.  Pronto, el novio se siente segundón  en la casa por lo que se van a los Pazos. Se adelanta Julián con el fin de despedir a Primitivo y a Sabela, pero los encuentra muy cambiados. Primitivo le dice a D. Julián  que Sabela va a casarse con el gaitero de Cebre y se va a ir de la casa. El cura no se atreve a despedir a Primitivo porque considera que si se casa Sabela, se acaba el problema.

Regreso de la montería de Adelardo Covarsí.
Nucha llega embarazada. Don Pedro se ilusiona con la espera de un hijo varón de Nucha.  Pasa el tiempo y no llega el matrimonio de Sabela con el gaitero. Padre e hija continúan en la casa. Nucha, después de un parto difícil en el que casi pierde la vida, tiene una niña, Manolita. Don Pedro tiene una gran decepción y culpa a la debilidad de su mujer que haya sido así. Se distancia de ella que, durante largo tiempo, sigue muy débil. Vuelve a relacionarse con Sabela. Don Julián, que ve lo que pasa, centra su devoción en Nucha y en su niña. También, Perucho, al que cuidan tanto el cura como Nucha, disfruta jugando con la bebé. Un día Nucha, liga cabos y descubre que Perucho es hijo de su marido, sin que Don Julián lo desmienta. Eso enfurece a Nucha y prohíbe al niño que se acerque a su hija. Desde ese momento, la relación de Nucha con su marido se deteriora. Don Julián descubre Nucha sufre maltrato del marqués. Sabela y Primitivo vuelven a ser  los amos de la situación y Nucha está aterrorizada.

En el capítulo XXV, hay una incursión a los aspectos políticos que se respiran en esa época. La vida diaria es un terremoto político y familiar. Nucha no se siente segura; en el pazo no cuenta con más amistad que la del cura al que le pide ayuda para escapar de aquel infierno porque teme por su vida y la de su hija. Manolita es la heredera de Don Pedro pero está el bastardo Perucho. La conversación que mantienen, es oída por Perucho e informa a su abuelo, que le pide que también lo haga a D. Pedro. Este cree que el cura mantiene una relación secreta con su mujer y va furioso a la iglesia. Se encuentra por el camino con el cuerpo de Primitivo, tiroteado por el sicario de Barbacana. Llega a la sacristía y allí está Nucha hablando con el cura y da por hecho que le engaña con el sacerdote por lo que despide a Don Julián. Vuelve a Santiago; le  destinan a una aldea rural de Galicia. Años después sabe que Nucha ha muerto. Pasados diez años, el cura vuelve a los Pazos. Se acerca a la tumba de Nucha. En el cementerio aparecen Perucho y Manuela. Perucho está hecho un señorito, estudia en Lugo, Manolita por el contrario vive muy descuidada y asilvestrada en las montañas. Este fin es el principio de la segunda parte, 'La madre naturaleza'. 

Manuela y Perucho

En la segunda parte, los jóvenes adolescentes siguen queriéndose como cuando eran pequeños, pero ahora la estimación es de adultos y entra en juego la atracción sexual. Siguen corriendo y persiguiéndose pero ahora el reencuentro implica otras caricias y abrazos. Pronto llega D. Gregorio, la hermana de Dña. Marcelina, por la que profesaba un gran cariño desde niños, cariño que era mutuo, cariño que, con el tiempo va adquiriendo rango incestuoso. Viene, ahora,  con la finalidad de conocer a su hija, Manuela, y a rescatarla del pazo para casarse con ella. Habla del asunto con D. Pedro, al que le trae sin cuidado lo que haga su hija y pactan que se la lleve con ese fin. Pero el amor entre los dos jóvenes es cada vez es más grande y antes de la interferencia del tío, se prometen, para casarse. Entre tanto, Gregorio ha averiguado que los dos jóvenes son hermanos por parte de padre, elemento que juega a su favor para ganarse a Manuela, porque le advierte del hecho, cosa que la niña ignoraba, así como el niño. Manuela enferma de tristeza y de pesar por haber cometido pecado de incesto sin saberlo, y enferma. Gregorio pide a Julián que interfiera para convencer a la niña de lo bueno que puede ser aislarla de aquel entorno, casarse y marcharse con Gregorio como marido. Pero, los instintos naturalistas católico-cristianos de D. Julián dan un nuevo giro al relato convenciendo a Manuela para que, si no puede casarse con el que ella quiere, Perucho, no tiene porque hacerlo con Gregorio para salvar la situación. Su madre ya cometió una equivocación aceptando casarse con quien no quería y es importante que ella no caiga en el mismo error. Su consejo es que abandone el mundo y se despose con Dios en un convento, allí tendrá un amor infinito y para siempre. D. Julián se siente satisfecho cuando consigue el propósito. 'Lo que la naturaleza hierra enmienda la gracia' dice D. Julián.  

Los personajes

Vamos a resaltar los principales:

Julián Álvarez

Joven sacerdote recién salido del seminario. Tiene una visión del mundo encajada dentro de los principios cristianos y los mandatos de la iglesia, sin matices. Desea hacer el bien por encima de todo. Es enviado por el señor de La Lage, en Cebre, a los pazos de Ulloa para ayudar al marqués a organizar la hacienda. Allí, el día a día le trastoca su percepción y conocimiento del mundo. Se horroriza por ver el ambiente que se respira en el Pazo y por la actuación de todos sus miembros. El capellán tiene un aspecto físico que se corresponde con su manera de ser y su actuación. Lívido de cara "propio de las personas linfáticas" barbilampiño "sin pelos en la barba" y enjuto de cuerpo "con miembros delicados" según las  descripciones de la obra. Es débil, inseguro, frágil en estado puro. Es el que aconseja al marqués el matrimonio con su prima Nucha para que se distanciancie de la relación extramatrimonial que mantiene con Sabel, con la que ya ha tenido una criatura. Si hablamos de naturalismo, podríamos decir que su perfil tiene un naturalismo místico que se ha de enfrentar a otros antitéticos. Su manera de ver las situaciones y defender sus ideas, se ven menoscabadas y ninguneadas por los demás, solo con Dña. Marcelina, (Nucha) es capaz de tener conversaciones con él, entenderse e incluso sentir una comunión con ella que le lleva a un amor platónico, porque la ve más frágil y desvalida, todavía. Asimismo se acerca a Perucho por ser un niño pequeño al que desatienden. Finalmente es despedido por el cacique porque se le acusa, falsamente de que tiene una relación infiel con su esposa. Julián es el núcleo de la narración. Nos pasan todas las peripecias del relato por su mirada, se trata de un narrador inserto y partícipe de la propia historia, con un perfil psicológico muy complejo a partir de su aparente sencillez y liviandad.

D. Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de la Lage, Marqués de Ulloa 

Huérfano desde temprana edad y criado por familiares, es un hombre rudo, con momentos de cierta ternura pero con gran dosis de crueldad y capacidad de dar maltrato físico a quien se interponga en su camino en contra de sus intereses, sobre todo a las mujeres. Representa la decadencia de la clase aristocrática en estilo naturalista: Su concubinato con la criada Sabel, su incapacidad para  casarse con ella por la diferencia de clases que tienen, el no reconocer a su hijo ilegítimo Perucho, o a despreciar a su hija Manuela por no ser niño; la crueldad con que trata a Sabela, al apalearla cuando se entera de su relación con el gaitero;  el despecho hacia su mujer y el maltrato al que la somete por no haber cumplido sus expectativas de tener un hijo varón; su dedicación vacua, de no hacer nada, con una vida ociosa solo de cacería y reuniones insustanciales de francachela; abogar por el alcoholismo, por la arrogancia de una familia aristócrata en decadencia, por la violencia hacia los personajes de su entorno que representan una época de crisis económica, social y política del lugar y del país, lo convierten en un personaje maniqueo, sin apenas matices.

Primitivo 

Es el mayordomo de la casa y el que domina todos los secretos de la hacienda. El nombre lo califica. Pocos escrúpulos, ninguna sensibilidad, avaricia, ningún sentido a la lealtad con el amo que le teme por sus salidas violentas. Compañero de caza del cacique que tiene en las armas unas aliadas para defenderse a toda costa de lo que considere inoportuno a sus intereses. El respeto a la vida ajena es nulo si esa vida puede suponer un peligro para su estabilidad en el lugar. Es el padre de Sabel y el abuelo de Perucho. Ni él, ni su madre o su padre tienen sentido de lo que significa criar ni educar a un niño. Le dan vino hasta emborracharlo, va sucio, vestido con harapos, sin que eso les produzca ninguna incomodidad. Todo es soportado sin problemas por el marqués. El límite se produce durante las elecciones, después de sisar al dueño de forma escandalosa para avalar su candidatura como moderado a las Cortes de Madrid, hace que pierda los comicios por "pucherazo" en favor de los liberales. Esto enfurece al cacique y ordena que maten a Primitivo. 

Isabel 

Sabel es la cocinera y criada de la casa. Una mujer bella, atractiva, sensual, llena de vida,  con  cierto aire salvaje, intuitiva y de escasas  luces.  Está para satisfacer los mandatos de sus amos. Su vida gira entorno de la dominación machista. Además de los trabajos del hogar a los que se le destina con escasa eficacia por su parte, facilita la gratificación sexual a los varones de la familia de marqués. Es madre soltera de un niño que tiene por padre a D. Pedro sin que éste lo reconozca. Sabel carece del instinto maternal esperado de toda mujer; es decir, están ausentes las expresiones de cariño hacia el niño, la atención a sus necesidades físicas, la preocupación por los peligros exteriores, etc. Eso hace que el niño crezca como un cachorro, sin restricción alguna.   

Sabela con D. Padro

A la llegada de Julián, intenta seducirlo. Pretende con ello, si lo consigue, menguar las actividades referidas a la administración y control de los negocios familiares que viene a hacer el capellán  para un mejor conocimiento de la economía de la casa; porque ahora son ella y, sobre todo Primitivo, su padre, los únicos que conocen lo que hay.  Con ello, saquean las rentas familiares con impunidad. Julián rechaza sus insinuaciones y ella se siente humillada, porque lo más frecuente es lo contrario. La integridad de Julián es una muestra antitética de dos naturalismos opuestos. Las circunstancias de la sociedad han forzado esa mujer a una vida de prostitución y de pecado. Julián la reprende, pero Sabel no está en el mismo canon. Ella es una víctima de una sociedad antagónica a la mujer cuya inocencia y castidad se quiebra por la clase poderosa que está por encima y, a la vez, se la condena por otra parte de esa sociedad que no tiene en cuenta la indefensión de las mujeres. 

Dña. Marcelina Pardo

Es una de las cuatro hijas de D. Manuel Pardo de la Lage. Vive en Santiago de Compostela. Sus  hermanas Rita, Manolita y Carmen son más vistosas que ella pero Marcelina (Nucha) la preferida  de su padre es la más atenta y cariñosa. Son primas de D. Pedro. También viven en una situación aparente pero con escasos recursos reales. 

D. Pedro en casa de su tío con sus sobrinas

El marqués, influido por D. Julián, pide en matrimonio a Nucha aunque considera más atractiva a Rita. Las maneras de actuar de la chia es muy contenida. Primero, viven en Santiago, en casa de su padre, por consejo del capellán que quiere deshacerse de Primitivo y sobre todo de Sabel. Al tiempo, la situación en la familia de la muchacha resulta insostenible para el marqués porque allí no es el mismo que en su casa, la falta poder y discute con su suegro por temas políticos de aquella actualidad. Al poco, deciden irse; al llegar al pazo Nucha está embarazada y bastante frágil. Su marido le atiende pero muy a menudo se siente sola porque la caza ocupa largas jornadas, sino días a su marido está lejos de casa. Hace una buena amistad con D. Julián con el que mantiene largas conversaciones. Tiene una niña en un parto de gran dificultad y del que le cuesta mucho tiempo recuperarse;  le impide, incluso, amamantar a su niña. Poco a poco descubre la vuelta a la relación de la criada con el marqués, que Perucho es hijo de su marido. Eso la hunde de forma progresiva. Cada vez, el temor por su vida y la de su hija y la humillación, es mayor. Asimismo, aumenta el maltrato del marido por el desencanto sufrido al no haber tenido un niño como él esperaba, y su soledad infinita. 

Perucho 

Es el hijo de Sabel y bastardo de don Pedro, que aprecia pero no reconoce. Es un precioso niño  de unos cuatro o cinco años inteligente que sobrevive a pesar de las pocas atenciones que recibe adaptadas a sus necesidades, por lo pequeño que es. Es un buscavidas precoz. Roba huevos para venderlos, es capaz de hacer los favores que sean, por ganar  unos pocos céntimos, está al tanto de todo lo que ocurre, etc.Va sucio, descuidan su educación como persona, e incluso maltratan su salud al darle vino sin medida y reirse por ello cuando ven que cae embriagado. Solo se ve protegido por Nucha y por D. Julián que tienen compasión por el pequeño, además de verlo entrañable. Por su parte, Perucho tiene devoción por Manolita, la hija del jefe, con la que juega y protege cuando considera que es necesario. En cierta manera,  es una de las miradas más extensiva del relato, porque su presencia incide en todos los personajes.   

Don Gabriel Pardo 

Hermano de Marcelina. Tiene un papel muy secundario en la primera parte de la obra en la que se habla de él en muchas ocasiones, porque Nucha lo adora, pero aparece muy espaciadamente. Tiene protagonismo, por dar un giro que cambia el orden de la historia en la segunda parte, 'La madre naturaleza', al querer desposarse con su sobrina después de la muerte de su hermana. Pasados diez años, va a los pazos con ese fin y, tiene un éxito inicial,  porque D. Pedro le da permiso para que se despose con la niña, aunque ella no lo quiera, ¡no es cuestión de amor!. Además, tiene otro argumento a su favor que le apoya: descubre la fraternidad por parte padre,  entre Perucho y Manolita, lo que le ayuda a destrozar el noviazgo entre los chicos, a los que le hace saber su parentesco, que ellos ignoraban. A pesar de tenerlo todo a favor: No podía casarse con Perucho siendo casi hermanos,  porque va en contra de las leyes naturales y religiosas, pero tampoco iba a su favor hacerlo con quien no se ama. Como consecuencia, Gabriel se marcha desencantado por el fracaso de la operación que había urdido diciendo 'Naturaleza, te llaman madre, deberían llamarte madrastra'.   

 ::::::::::::::::::::

Entre otros personajes, de menor representación están:  El tuerto,  Cristobo,  Don Eugenio,  Ama del cura de Cebre,  Trampeta,  Señorito Limioso,  Don Víctor de la Formoseda, Baracana, Nemesio Angulo; Gaitero de Naya, el Gallo, Pepa,  Filomena, la Doncella etc.    

El espacio y el tiempo del relato 

La obra está situada en una zona rural de Galicia donde la nobleza de los pazos está cada vez más condicionada por las deudas y por la debilidad de su poder político y social. A pesar de que la familia Moscoso todavía es reconocida socialmente, tiene dificultades por subsistir. El dejar los negocios de compra y venta de los productos del campo y otras transacciones a manos de los sirvientes con despreocupación por parte de los propietarios les lleva a la ruina porque el robo y la usura siempre juega a favor de quien, con pocos escrúpulos, protagoniza el trabajo no controlado. 

El espacio exterior de la obra está poco delimitado desde el punto de vista de identificación realista del lugar concreto. Se remite más a espacios boscosos y rutas no detalladas. Aunque se nombran lugares como Santiago, Cebre, Boán, Catrodorna, Naya, Orense, Limioso, Portugal, Tuy, Galicia, Loiro, el río Miño, etc. En la segunda parte, se produce un deleite por la belleza exuberante de la naturaleza, con precisiones de frutos, flora o vegetación. También de algunos lugares emblemáticos como el de los castros.

Castro de Baroña (A Coruña)

El interior de los espacios domésticos resaltan la precariedad de lo que tienen y lo mal conservado que se mantiene por la falta de atención, limpieza, orden, etc. 

El tiempo tiene una delimitación aproximada, por los hechos que van ocurriendo, es aproximadamente de una década entre los años sesenta y setenta del siglo XIX. Corresponde a los años convulsos situados en el llamado Sexenio Democrático donde la sociedad quiere tener mayor control de su destino. La sociedad  ha tenido un cambio importante con revueltas políticas que han destronado a Isabel II en 1868 y se constituye la Primera República en dos fases, con la posterior restauración de la dinastía borbónica el 29 de diciembre de 1874, en un sistema de “turno de partidos" mediante las elecciones poco limpias ‘Pucherazo‘ y resultados electorales para ganar las elecciones oportunamente. También, aquí los caciques obligan a los electores a votarles. Se ve esta situación de turbulencia política y la impotencia e incapacidad del gobierno para frenar la violencia de venganza desatada por los partidarios de los caciques y la clase alta en el curso de su novela; tras la pérdida en la elección de Don Pedro Moscoso de Cabreira y Pardo de la Lage al ser propuesto como candidato conservador a diputado en Madrid por la región. A pesar de que es el favorito, pierde las elecciones. El propio Primitivo, que aparentemente lo avala, somete a los votantes a favor del candidato liberal, con lo que termina su aciaga vida de forma funesta. Se hace una crítica por igual a los caciques representantes de los conservadores representados  por Barbacana, que a los liberales de Trampeta. 

La primera novela termina después de una elipsis de diez años con la vuelta al pazo, de D. Julián. Casi nada se dice de ese momento, solo que Perucho ha crecido y viste como un señorito y Manolita, también crecida, va haraposa, descalza y poco aseada. Muestra de que, a pesar de los inconvenientes ocasionados por ser un hijo ilegítimo, eso con el tiempo se diluye y su padre natural le avala para ayudarle a conseguir un ascenso social, mayor que a la hija legítima que, por el hecho de ser mujer y no tener una madre que la haya podido acompañar en su crecimiento, por su muerte prematura, está sola y desamparada, con el consentimiento de todos. La segunda parte de la historia se desencadena en poco tiempo. Es preciosista al observar detalles de la naturaleza, con abundantes elementos léxicos de animales y plantas.  

Tanto en el espacio, como en el tiempo que se trata, el clero tiene un valor representativo de la sociedad en que se mueven, aunque tienen un sometimiento mutuo; hacen concesiones éticas y morales para compartir el espacio y la comodidad de los caciques en armonía y así, tener la posibilidad de ser respetados y beneficiarse de todas las manifestaciones sociales que se desarrollan en el entorno: Bodas, bautizos, celebraciones santorales, fiestas mayores, comilonas, etc. Julián, al llega de Cebre, recién salido del seminario y habiendo vivido solo con su madre, se escandaliza de ver muchas de las acciones de sus colegas porque no están en la medida moral que él tiene aprendida. No entiende cómo aceptan con naturalidad el trato que se le da a Perucho, o la poca importancia que se le concede a que D. Pedro sea el padre natural del niño, que siga teniendo a su madre como concubina, no se case con ella porque pertenece a otra clase social y todo se trate de la forma más natural, cuando la moral social lo critica, aunque dando la culpa a la baja ética de la mujer, sin más, y comentándolo todo en voz baja. En ideología, se parecen más: Julián es conservador como la de los demás clérigos que aparecen en la obra; el cura de Boán y el de Naya son carlistas y conservadores, pero contrasta con ellos, sobre todo con el abad de Ulloa, tanto en el físico como en su conducta. El abad de Ulloa entiende que la virtud debe regir para el sacerdocio, pero por ella "un clérigo no pierde ipso facto, los fueros de hombre, y el hombre debe oler a bravio desde una legua." (pig. 51) Este personaje había sido el capellán de Los Pazos antes de ser promovido; ocupaba  una habitación rústica y sucia en la casona que pasa a ser la de Julián. El abad no le tiene simpatía, a quien apoda 'Mariquita', por verlo afeminado, que gusta de la limpieza y bebe agua; la desconfianza es mutua: para Julián el abad bebe mucho, le gusta la caza y trabaja muy poco. Por tanto, ambos se evitan mutuamente. 

La película 


La serie de cuatro capítulos fue presentada por TVE1 en diciembre de 1985 con gran éxito de audiencia. Es una excelente adaptación de la obra literaria, por el guion, la selección de la escenografía y la actuación de los personajes que respiran de forma semejante a los ideados por Dña. Emilia. En relación con el guion, se siguen con mucho respeto y de forma muy fiel, cada uno de los pasos de las novelas. La escenografía es espectacular; se retoman riscos y vericuetos recogidos en las descripciones de las obra con la humedad y el brillo de las hojas en días de lluvia. Los actores y actrices también merecen ser reconocidos. D. Julián representado por José Luis Gómez es el sacerdote recién ordenado de aires compungidos y actuación con patología flemática, rostro lívido y ojos escrutadores que no aciertan a entender lo que en aquel entorno ocurre. Su actuación ayuda a ver la falta de canon, de ortodoxia al uso de todo cuanto pasa en el pazo y alrededores, que es explicado y juzgado por sus miradas y sus signos de sorpresa. Es lamentable que, en ocasiones, el cura sea censurado por ser considerado poco hombre y tener unas maneras demasiado femeninas o delicadas, cuando lo que hace es compensar en buena parte de la brutalidad que allí se concentra. Tiene como contrapunto a D. Pedro Moscoso (Omero Antonutti) que junto a Primitivo (Raúl Fraire) crean su alteridad en cuanto al carácter. Poco atentos, bárbaros, con poco respeto por las personas, dados a abusar de los más débiles, sobre todo si son mujeres, porque han de estar al albur de sus deseos y caprichos. D. Pedro se apoya en su mayordomo para resolver los asuntos sucios y el criado es el verdadero dueño de la hacienda por hacer los negocios a sus anchas y con poco control de los propietarios de las transacciones. Tienen una actuación expresiva y bien diseñada para cumplir el propósito que les guía. Sabel (Charo López) y Nucha (Victoria Abril) son las representaciones antitéticas de dos mujeres. Acomodada, obediente, acobardada, tímida e incapaz de tomar sus propias decisiones es Nucha. Pobre, rebelde, sometida a medias, Sabel. Con dos representaciones de actrices de reconocido prestigio, bien conocidas y con actuaciones también dignas de mención. En el caso de Victoria Abril con dos papeles: primero el de Nucha y luego el de su hija, que muestran la flexibilidad de la capacidad de Abril para tener actuaciones bien diferenciadas. Destaca por su actuación, también Perucho niño, Lucas Martín, por el desparpajo y naturalidad que muestra en una edad bien temprana. De menor papel, D. Manuel de Pardo de La Lage, interpretado por un espléndido Fernando Rey. El resto no queda desmerecidos, el conjunto de actores tienen una actuación muy digna. La película está sabiamente dirigida por Gonzalo Suárez, del que tenemos grata memoria por todo su historial como director y guionista. 

Gonzalo Suárez 
CAPÍTULO 1

Empieza con la llegada a los pazos D. Julián, recomendado por el Sr. de La Lage, su tío para administrar y ayudar a ordenar los bienes de D. Pedro. Su llegada tiene un talante esperpéntico tanto por la forma que lo hace en la burra en la que no está acostumbrado a montar, como porque bien pronto se ve el espíritu de los pazos y la desorientación del pobre cura que no sabe por dónde empezar a gestionar todo lo que se supone tiene encargado. También se ve bien pronto a Perucho, pequeño ángel con hechos de demoniete. Su llegada es acompañada de unos romances musicalizados en los que avanza la presentación del personaje. Pronto empieza a conocer a los miembros de la casa, rústicos y sin complejos. También, enseguida ve el descuido con que tratan al niño y la relación de concubinato de don Pedro con Sabela.  El abad ríe todas las gracias, que no tiene, al marqués. D. Julián intenta enderezar lo que le parece más necesario, como es que el marqués se busque compañera para casarse, y no siga en relación con la criada. Van a Santiago, a a casa su tío, el señor de La Lage, que tiene cuatro hijas casaderas para elegir una como esposa.    

CAPÍTULO 2

Después estar unos días en casa su tío, D. Manuel y tras una valoración de las características, cualidades y patrimonio de las chicas, elige a la prima por la que sentía menos atracción, según consejo de D. Julián, por ser la que considera más conveniente: Se desposa con Nucha. Después de pasar un tiempo en la casa del suegro, no se siente allí señor de su casa, por las discusiones que van surgiendo y vuelve con Nucha al pazo. Es una buena época en la que el marqués está atento a su mujer porque está embarazada y espera tener un heredero varón. También D. Julián está satisfecho de la gestión realizada porque ha casado al marqués y Primitivo le dice que su hija se va a casar con el gaitero de Cebre, El Gallo, con lo cual los problemas anteriores quedaban resueltos. El embarazo de Nucha es complicado y el parto más. Tiene una niña y ella queda muy débil. D. Pedro no puede resistir el no haber tenido un hijo varón y se aleja de su mujer que sigue sobreviviendo con grandes cuidados.  

CAPÍTULO 3

Después del parto, el marqué se aleja de su mujer y vuelve a relacionarse con Sabel. Al mismo tiempo, está en campaña electoral como diputado a Cortes en Madrid. Nucha se da cuenta de lo que pasa, está sola, su único amigo es el cura que le acompaña y puede hablar con él. A su vez, D. Julián tiene gran afecto a la pequeña, Manolita, también Perucho, con lo que los cuatro pasan muchas horas juntos. Empiezan a restaurar espacios del pazo; la capilla pronto está irreconocible. Atando cabos, Nucha también asocia la paternidad de Perucho con su marido. Es demasiado. Por otra parte, por las elecciones se agria la relación entre conservadores y liberales. Primitivo, aparentemente, gestiona las cuestiones  económicas  de los conservadores, entre los que está su jefe, pero juega a doble bando y ayuda los liberales, que finalmente ganan. Con todo lo que está pasando, Nucha teme por su vida y la de su hija porque nota que son un estorbo para los planes de Primitivo, su hija y su marido. Quiere escapar  del lugar e irse a la casa de su padre. Antes, D. Julián se va como había venido. Con un corazón compungido y pronto con la noticia de que Nucha había muerto. 

CAPÍTULO 4

Este capítulo se adapta la novela 'La madre naturaleza', segunda parte de 'Los pazos de Ulloa'. Han pasado diez años de los hechos anteriores. D. Gabriel, hermano de Nucha y tío de Manolita, ahora Manuela, llega al pazo. Su objetivo, casarse con su sobrina. Le expone sus planes a D. Pedro y él lo acepta. Empiezan a verse, aunque no se conocían. Ella es casi una niña que está acostumbrada al monte y es medio salvaje. Le presenta a D. Julián que, desde que volvió, va cada día a orar a la tumba de Dña. Marcelina. Gabriel le explica su propósito al marqués. El cura ve en Gabriel la oportunidad para apartar a la niña de Perucho, porque aunque Manolita no lo sabe, son medio hermanos y su cariño puede ser incestuoso y eso éticamente es inadmisible. Al marqués, aunque no le importan las relaciones incestuosas entre los niños, tampoco le parece mal que se vaya con Gabriel. Perucho empieza a sentirse celoso con la llegada de D. Gabriel, por lo que sospecha. La que está más ajena a todo es la propia Manolita. Entre ellos, no hay más que juegos románticos de primeros amores adolescentes. Les descubre D. Gabriel embelesados y se establece una pelea con Perucho en la que le descubre que esos amores no pueden continuar porque son medio hermanos. Les separan. Manolita queda muy traumatizada. D. Gabriel pide ayuda al capellán para que le acerque a la chica. La actuación del capellán le condiciona. Le habla para que se acerque a Dios y olvide el entorno. 'Lo que la Naturaleza hierra, enmienda la Gracia'. Manolita se mete en un convento.  

Sabel, finalmente, se había casado con el gaitero el Gallo. Sigue trabajando con el Marqués.    

Sugerencias didácticas 

I. Observar y comprender:  
  • Se recomienda conocer al autor, Emilia Pardo Bazán: su biografía y su obra literaria. 
  • Situar la obra en el momento histórico del Siglo XIX que se refleja  y en el movimiento literario que se inscribe. ¿Qué otros autores pertenecen a la misma época? Puede ser un proyecto conjunto en que se relacione historia, literatura, artes plásticas, música, etc. Pueden verse las características y las consecuencias que tuvo.
  • La lectura de las novelas propuestas pueden ser de interés para jóvenes de Bachillerato o estudiantes jóvenes o adultos de español como Lengua Extranjera de un nivel avanzado, porque pueden entender mejor a los personajes y valorar sus comportamientos.
  • La lectura de la obra literaria puede ser mejor comprendida si antes se han visto los resúmenes que se proponen, así como la película, que permitirán entender mejor los temas tratados en este drama: el comportamiento de los personajes y sus diferencias. 
  • Las novelas y la película permiten observar el marco histórico desde una la perspectiva crítica.
  • Es interesante atender al léxico que se emplea. Son formas de dicción de una zona geográfica? ¿Cuál? Busca algunas palabras que te hayan resultado distantes de la forma de decir actual o en tu zona lingüística. 
  • Se pueden observar las dificultades de los personajes de acuerdo con su situación económica, desde la perspectiva de género y de su clase social. 
  • La historia está explicada, ¿en 1ª, 2ª o 3ª persona gramatical? ¿Participa de la historia quién la narra o muestra lo que han vivido otros? ¿Quién da su punto de vista en el relato? ¿Hay un o una protagonista claro, y un antagonista? 
  • ¿Qué circunstancias rodean a D. Julián? ¿Evoluciona con el paso del tiempo? ¿Cómo es y se comporta? ¿Su personalidad se va transformando? ¿Tiene una actuación honesta? ¿Qué otros personajes hay? ¿Qué valores o defectos se les puede adjudicar? 
  • ¿Cómo actúa Dña. Marcelina? ¿Es un personaje libre o condicionado por las circunstancias? ¿Qué opinión te merece la actuación se Sabel? ¿Actúa libremente?  ¿Tiene los mismos condicionamientos que Dña. Marcelina?
  • ¿En la película tienen una buena caracterización cada uno de los personajes? 
  • ¿Cómo es y actúa D. Pedro? ¿En qué detalles nos fijamos para calificar su carácter, sus virtudes y sus defectos. ¿Pueden enumerarse? ¿Qué relación tiene con su familia? 
  • Destaca a otros personajes secundarios ¿Qué rasgos pueden ser significativos a su carácter? ¿Cómo se le podrían describir de forma sintética? ¿En la película tienen una buena representación?
II Relacionar y reflexionar.
  • ¿Es realista el comienzo de la historia? 
  • ¿En la vida real, se producen circunstancias sociales y personales similares a las que se explican?
  • ¿Qué juicio merecen los personajes de la historia?
  • ¿Y el protagonista?
  • ¿El final es lógico, de acuerdo al desarrollo de los hechos?
  • ¿Qué papel tiene la mujer a lo largo del relato? ¿Qué valoración social merece?
  • ¿Qué valoración ética tiene la obra?
  • ¿Qué conclusiones generales se pueden extraer?   
III Aplicar.

La presentación de la película servirá para motivar su visión y luego establecer un debate o fórum. Puede hacerse una breve alusión a:  
  • La dirección 
  • La interpretación
  • Los personajes
  • El espacio y el tiempo en que se presenta la ficción
  • La fotografía
  • La música.
  • Después de ver la película, pueden ser los espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto.
  • Resumen de los elementos más importantes
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué emociones suscita la historia?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan a la película amor, humor y horror?
  • ¿Se presenta una situación lógica?
  • ¿Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿Te ha gustado?
  • ¿La historia es optimista o pesimista? 
IV Actividades específicas
  • Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero, para proponer actividades específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso.
  • Visión de la película.
  • Interpretar el significado de algunas secuencias de la película.
  • Identificar de la época histórica que se relata.
  • Identificar del lugar geográfico en que se desarrollan los hechos.
  • Evaluar de los elementos éticos de la historia.
  • Elementos de la historia que invitan al desarrollo de la imaginación y la creatividad. ¿El espacio?  ¿El tiempo? ¿La actuación de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?
Para saber más 


miércoles, 24 de febrero de 2021

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ CON ADAPTACIÓN DE FRANCESCO ROSI

Crónica de una muerte anunciada (1981) fue escrita por Gabriel García Márquez. Está basada en una terrible historia real, ocurrida el 20 de enero de 1951, en La Mojana, departamento de Sucre en Colombia. Narrada en flashback con alternancias dialogadas en el presente del narrador, a modo de crónica periodística objetivada y con el rigor exigido a un documental: lenguaje escueto, valoraciones objetivas -sin adjetivación- puntos de vista variados, acreditaciones,  diferentes voces,  27 años después de que hubieran ocurrido los hechos. 

Gabriel García Márquez con un ejemplar de 'Cien años de soledad' en la cabeza, en Barcelona, 1969. Fotografía de Colita 

El relator, el propio Gabriel García Márquez, lo hace a modo de testigo presencial y como amigo de la víctima que va al lugar para investigar los hechos (aunque no dé más que alguna pequeña pista para identificarse como tal, el nombre de su mujer, Mercedes Barcha). Es una novela corta, dividida en cinco partes o capítulos sin título, que marcan la transición en distintos tiempos y lugares de la historia: 
  • El primero, de un día,  es el inicio del tiempo de la crónica, en la que van a presentar  y matar a Santiago. 
  • El segundo, en flashback, narra la vida de Bayardo, el novio de Ángela, su compromiso, la boda y la acusación del que, más tarde va a ser ejecutado. 
  • El tercero trata del juicio a los asesinos de Santiago Nasar, Pedro y Pablo, y por tanto del análisis de los movimientos, preparativos y situación vivida por los asesinos, antes de cometer  el crimen. 
  • El cuarto empieza con la autopsia del difunto y diecisiete años después, con el reencuentro entre Bayardo y Ángela. 
  • El quinto, se cierra a modo de resumen, en la mañana y en momentos antes de morir Santiago,  a la visión  de su asesinato detallado y a  las circunstancias de años más tarde. 
En el conjunto, se muestran, a modo de puzzle desordenado pero de encaje milimétrico, una serie de casualidades fatídicas encadenadas que son el origen de esta trágica historia en defensa del honor machista, donde la tradición dice que el novio ha de recibir virgen a su novia en la noche de bodas; se considera un oprobio o engaño imperdonable lo contrario por lo que puede rechazarla. Al tratarse de un principio creído, avalado e impulsado socialmente, hubo muchos culpables que no quisieron, o no pudieron, evitar la venganza de tradición machista de asesinar al causante de mancillar la virginidad de la víctima, sin mediar la duda de que fuera consentida. La novia dice que fue Santiago Nasar; por lo que ha de ser ajusticiado, a pesar de que no existiera tal relación y, lo será, sin escucharle, sin un juicio previo, ni la opción al derecho de defenderse. Por otra parte, como un fatum irrevocable, la condena por el crimen denunciado ha de ser ejecutado por los hombres de la familia de la novia, a pesar de sus sentimientos de piedad; ellos por prejuicio social han de ser los vengadores que restituyan el honor de la familia y, por destino, no pueden liberarse del peso de ser los ejecutores de tal mandato.


Los hechos 
Hemos dicho que se trata de una historia verídica. García Márquez lo anuncia cuando en un artículo 'El cuento contado' señala cómo se entera del final de la historia y que eso le impulsa a escribir el relato definitivamente, para honrar a Cayetano Gentile (Santiago Nasar), verdadero nombre de su amigo asesinado muchos años antes, siendo inocente.    

Entremos en situación: Parece ser que la inspiración y el origen es el de la vivida y relatada por Miguel Reyes Palencia, (1912-2017 según anunció en su libro 'La verdad 50 años más tarde' (2007); ya recogida anteriormente, e informando que 'Crónica...' está basada en la noticia periodística señalada  por Julio Roca y Camilo Calderón en 'Magazine al día, donde se informa que había ocurrido el 22 de enero de 1951.  

Así fueron las cosas y no tengo ningún remordimiento”...'La verdad, 50 años más tarde', aquellos sucesos ocurridos en 1951 en la región de La Mojana, departamento de Sucre. 
“Yo soy Bayardo San Román, el único personaje vivo de la historia de amor que le sirvió de inspiración a Gabo”, se presenta el autor. “En el fondo, es el mismo relato, pero los personajes de García Márquez tienen mucho de su lírica, de su poesía. Los míos son auténticos, de carne hueso, que se mataron, se ofendieron”. La Ángela Vicario del Nobel es Margarita Chica, “una joven de buena familia a la que me unió el despecho”. Y es que Reyes asegura que no estaba enamorado de ella porque su corazón pertenecía a otra mujer: Narcisa Velilla. Sin embargo, por las convenciones de la época su amor era prohibido. Eran primos y sus tíos no veían con buenos ojos su romance, que comenzó desde cuando eran niños. “Eran amores de pelaos y yo me fui para hacer plata y poder casarme con ella”, relata. Sin embargo, en los tres años en que se dedicó a vender mercancías de pueblo en pueblo, Reyes, que tenía una bien merecida fama de conquistador, tuvo tres hijos en Magangué, en un romance con Enriqueta Obregón.

Aunque no detuvo sus sueños de aventura ni acabó con los recuerdos de su viejo amor, por lo que regresó a su pueblo. Pero se encontró con que ‘Nacha’ Velilla se había casado con otro. Entonces conoció a Margarita, quien estaba en su misma situación, pues un hombre la había rechazado. Se trataba de Cayetano Gentile, el Santiago Nasar de la novela, un joven estudiante de medicina y amigo cercano de Miguel. Ambos, despechados, empezaron una relación que duró tres años y que no habría terminado en matrimonio de no ser porque Reyes temió por su vida. “Cuando le dije a Margarita que no quería casarme, ella les dijo a sus hermanos Víctor y Joaquín (los Pedro y Pablo de Gabo), comerciantes y vendedores de carne, que yo la había perjudicado y que estaba embarazada”, cuenta Reyes. Enfurecidos, lo habrían amenazado diciéndole que él no podía burlar el honor de la familia Chica Salas, que tenía que casarse o, de lo contrario, lo mataban. “No quiero un hijo soltero y muerto”, recuerda Reyes las palabras de su mamá.

“Yo preparé un matrimonio de primera categoría, pero en la noche de amor empecé a notar que ella me esquivaba. La siguiente noche pasó lo mismo. Ella trató de engañarme diciéndome que ya habíamos consumado el matrimonio pero que yo no me acordaba porque estaba borracho, hasta que yo le dije ‘O lo hacemos o esta vaina se acaba aquí’. Entonces me di cuenta de que no era señorita”. Molesto por la mentira, Reyes decidió entregarle a Margarita a su mamá, que “estaba esperando los resultados de la noche detrás de la puerta, supongo que porque ya sabía lo que iba a pasar”. Fue entonces cuando la joven reveló el nombre de Cayetano Gentile.

Cuando los hermanos se enteraron, salieron hasta la plaza y en el matadero cogieron un cuchillo de matarife. “Fueron 18 puñaladas mortales y Cayetano, que tenía 24 años y un futuro promisorio, cayó muerto pendejamente. Antes de morir tuvo la fuerza para arrastrarse a la casa de su mamá, quien no lo reconoció y de la impresión, le cerró la puerta en la cara. Creo que todo el mundo sabía que algo así iba a pasar, menos Cayetano y yo”. A pesar del incidente, hoy Reyes afirma que no cree que los Chica hayan sido malas personas y que “actuaron así porque estaban envenenados. Esos eran otros tiempos”.

Víctor y Joaquín estuvieron varios años en prisión y Margarita se fue a Sincelejo, donde se convirtió en diseñadora de modas. Nunca se casó. Entretanto, Miguel regresó a Magangué en busca de Enriqueta, a quien le prometió matrimonio cuando enviudara. “Así somos los hombres”, reconoce con picardía, “yo le pedí perdón y fuimos felices con nuestros 12 hijos. Por mucho tiempo no volví a mencionar lo que me había pasado”. Pero en 1981 García Márquez publicó la historia. “Él conocía los hechos porque su familia vivió en Sucre, y quería contarlos, pero su mamá, Luisa Santiaga Márquez, amiga de la de Margarita,Hermelinda Salas, le pidió que no lo hiciera hasta que esta muriera”, asegura Ruth Escobar, nuera de Reyes y coeditora del libro. Así lo hizo.

En cuestión de días salió a la luz que Reyes, que en ese momento vivía en Barranquilla donde trabajaba como vendedor de seguros de la Gran Colombiana, era Bayardo San Román, y de inmediato se vio envuelto en un escándalo. “Yo tenía un buen nombre, era socio del Club Alemán, del Club de Leones, pero la gente empezó a alejarse y tuve que cancelar mis amistades”. Sus hijos, ajenos al tema, fueron los primeros sorprendidos: “Yo estaba en el colegio y me pusieron a leer el libro. Fue incómodo para todos”, comenta su hijo Iván Reyes.
Miguel nunca pudo cumplirle la promesa a Enriqueta de que se casaran, pues ella murió antes que su esposa. Cuando esto sucedió, se fue a vivir a Nueva York, donde residen algunos de sus hijos. Pero antes recibió la visita de pésame de Margarita. Al parecer, después de tantos años trataron de darse una nueva oportunidad, pero aún había mucho dolor de por medio. Ella falleció hace tres años y Miguel decidió que antes de que él muriera, la historia tenía que ser contada por quien la vivió en carne propia.

La novela

El argumento

Vuelve un amigo de Santiago Nasar al lugar donde vivió años atrás para investigar las causas por las que su amigo había sido apuñalado a manos de Pedro y Pablo Vicario, hermanos de la novia Ángela Vicario al día siguiente de su boda con Bayardo San Román, que había llegado poco antes al lugar y, sin pensarlo dos veces, después de un furtivo flechazo, decide casarse con Ángela, con el visto bueno de los padres de ella, porque significaba mejorar su patrimonio, dado el estatus económico de Bayardo. Para ello, ofrece a la chica todo lo que ella pueda desear y así conquistarla, sin conseguirlo. A pesar del rechazo afectivo, accede a ser desposada, sin contradecir a los demás, que lo consideran una suerte, pero también sin ilusión. Celebrada la fiesta, en la noche de bodas el novio comprueba la falta de pureza de la chica, lo que le sulfura; increpa a la muchacha de palabra y obra, hasta conseguir que acuse a Santiago Nasar como el causante de su falta de virginidad. Con tal declaración, escueta y sin dar opción a explicaciones, al día siguiente devuelve a la novia a su casa, con el consiguiente sentimiento de escándalo por parte de la familia y la certeza de que la concesión de la chica había sido un fraude, de acuerdo a los principios  que rigen en ese momento y lugar.  

Con esa premisa, los hermanos de la novia -los gemelos Pedro y Pablo- han de ser los que venguen el honor mancillado de la familia que ignoraba en qué circunstancias se había producido la relación entre la pareja, y ejecuten al que había ocasionado la crítica situación presente. No lo ven igual los dos chicos pero, finalmente, asienten en asumir su responsabilidad, porque ven que no hay más remedio que seguir los parámetros marcados por la tradición. Después de beber grandes dosis de alcohol para poder afrontar el desafío y de decir a todo el mundo el propósito que tienen, sin ser escuchados ni creídos, van en busca del muchacho, al que le habían llegado los rumores del asesinato que se le quiere perpetrar, que recibe incrédulo porque Nasar es inocente del pecado que le imputan. El proceso hasta la culminación del crimen es en un recorrido urbano, con una narratividad en forma de thriller, que nos hace estar atentos a todos los pasos que siguen los chocos y su entorno, hasta el desenlace y sus consecuencias, con giros que van cercando cada vez más la tremenda situación a la que se enfrentan todos los actores en donde se producen los hechos, unos en aquel momento y otros, como consecuencias que devienen más tarde.  

Los personajes

El narrador Gabriel García Márquez.  Testigo presencial de los hechos sin tomar parte en ellos y que ahora, 27 años después quiere recuperar y esclarecer por lo oscuros que quedaron en aquella época. El narrador es  primo de Ángel y de Ángela Vicario y recoge los numerosos testimonios de los que vivieron los hechos. 

Angélica Vicario. Es el personaje central, a su alrededor gira todo el conflicto. La más joven de toda la familia, tímida y recatada. Se le obliga a casarse con Bayardo San Román que se encapricha con ella sin atender a los sentimientos de la muchacha. Aunque no quede claro con con quién, pero ha tenido una relación amorosa anterior no confesada y que ahora ocasionará todos los problemas. La acusación que hace de haber sido Santiago Nasar el amante anterior, no es verdad y parece que lo hace para cubrir al que ha sido su verdadero amor. 

Bayardo San Román. Forastero, ingeniero de ferrocarril de unos 30 años, bien parecido, culto y con carisma. Llega al lugar después de haberse enriquecido con el deseo y finalidad de encontrar la mujer con la que se va a casar; lo que ocurre muy pronto. En poco tiempo y después de conquistar a la familia más que a Ángela decide que se casan. Compran la mejor casa del pueblo, y tiene las mejores galas. Después de la noche nupcial, al descubrir la falta de virginidad de la chica, la devuelve a casa. 

Santiago Nasar.  Joven de 21 años, alegre, ingenuo que lleva la hacienda heredada por muerte prematura de su padre.  Es un personaje agradable y soñador, seguramente mujeriego, pero inocente del pecado que le imputan e incrédulo que le puedan hacer pagar por el delito que no ha cometido. 

Pedro y Pablo Vicario.  Hermanos de Ángela, gemelos, a los que su padre erige en vengadores de la honra de su hermana. Pedro es el que lo ve más claro; Pablo se resiste pero, finalmente, sigue la iniciativa con gran dosis de alcohol para poder hacerlo. A modo de 'road movie', van por la localidad dejando el mensaje, a todo el mundo que ven, que van a matar a Santiago por la culpa que le atribuye su hermana, aunque nadie cree que sean capaces de hacerlo porque están muy bien considerados por todo el mundo, ni el alcalde toma en serio la amenaza, que les quita los cuchillos que llevan para perpetrar el homicidio. Toman otros...Finalmente, van al párroco para que les perdone, todavía llenos de sangre por el acuchillamiento consumado. Evidentemente, terminan en la cárcel.   

Personajes secundarios 

El gran número de personajes secundarios con escasa actuación hace que podamos citar algunos,  pero no todos: 

  • Plácida Linero e Ibrahim Nasar, madre y padre de Santiago. 
  • Victoria Guzmán, la cocinera de la familia. 
  • Flora Miguel, novia de Santiago Nasar. 
  • Poncio Vicario y Pura Vicario padre y madre de Ángela Vicario. 
  • Purísima del Carmen,  abuela de Ángela Vicario. 
  • General Petronio San Román y Alberta Simonds, padre y madre de Bayardo San Román.
  • Wenefrida Márquez, tía de Gabriel García Márquez que vive al lado de Santiago Nasar. 
  • El obispo, el juez instructor, el cura, el doctor, la dueña de la tienda de leche, el carnicero, muchas vecinas y vecinos del pueblo, etc. 
Todos juntos configuran un canto coral que permiten ver la evolución de los hecho, desde el presente del narrador; lo que  permite observar la parte de responsabilidad o de afectación de cada uno de los testigos en el desarrollo de los acontecimientos.  

¿Por qué no pudo evitarse este crimen?

Se trata de una novela corta y de aparente sencilla lectura, de lenguaje coloquial y comprensible, de temas nada extraños, todavía, en muchos contextos sociales. Donde, lo más relevante, es la exposición manifiesta de un machismo histórico, ancestral; no sólo patrimonio de los hombres, sino orgulloso de mostrar la importancia que tiene para todas y todos poder mantener la cabeza erguida, por ser un hombre con honor y tener una novia honrada que llegue al matrimonio con pureza virginal. Se presentan y desarrollan, a lo largo del relato, las consecuencias pretendidamente aleccionadoras que merece la indignidad que sufre un hombre por tener que aceptar a una muchacha que haya tenido relaciones extramatrimoniales y que la chica no sea de 'estreno' en la noche de bodas y, por tanto, del derecho que al novio le puede otorgar la sociedad, de rechazarla: exclusivamente, por ese motivo. Tema que no es de incumbencia particular, individual o personal, sino de acuerdo y beneplácito social. También cabe destacar el castigo que ha de tener la novia por no haber sido cuidadosa con su cuerpo. 

A lo largo del relato, se explicita que la virginidad de la novia se ha de exhibir en público, por medio de la exposición de las sábanas que hayan sido testigos de la desfloración de la muchacha. Situación jaleada y celebrada socialmente si la sábana aparece manchada y, sino se produce el logro esperado, se justifica que es causa de la humillación consiguiente, para el novio, la novia y las familias de ambos. Por tanto, tanta vejación no puede quedar impune y tienen que haber culpables, víctimas y verdugos. ¿Quién es la primera víctima? Por supuesto que la propia novia que merece el desprecio, la humillación verbal y seguramente física de la familia -aquí la madre de Ángela es la primera que toma las riendas en el asunto-. Y los hermanos no pueden cruzarse de brazos. Si se conoce el nombre del que ha causado tanto daño moral, por supuesto que ha de pagar por ello. Pero la situación no requiere un juicio justo, los afectados han de tomar la justicia por su mano, de forma inmediata. A pesar de su comportamiento ejemplar anterior, ahora Pedro y Pablo, los hermanos de la novia,  se convertirán en unos delincuentes asesinos, bien vistos, acompañados, o por lo menos sin escándalo, por parte de todos los que son testigos conscientes del crimen que van a cometer. Por otra parte, no están interesados -nadie- de saber si el acusado es el verdadero culpable. No importa. Solo importa resolver la cuestión de honor, por lo que los hermanos de la novia, los gemelos, impulsados por su padre, se verán abocados a defender a la familia y a defenderse, a vengarse, por todo lo que el supuesto culpable ha ocasionado. Hay que acabar con él, con Santiago. Que su voz se manifieste incrédula de tener que ser la víctima porque es inocente, no frena el impulso de huracán que los hermanos llevan. Luego vendrán las averiguaciones; pero no antes de hacerle pagar por su supuesta acción. Es necesario recobrar el honor familiar perdido y eso significa matar al culpable. Luego vendrán los arrepentimientos más estrictas.


Lecturas posibles de la obra

El término 'crónica' inserto en el título nos avanza la voluntad del autor de entrar en un género que narra  consecutivamente unos hechos, propios, en buena medida, del género periodístico. Curiosamente, no es un género que sea de los más considerados puesto que frecuentemente se adscribe la prensa amarilla o rosa la 'crónica de sucesos' 'ecos de sociedad',  etc., con un relator que ha seguido los hechos que muestra. Pero aquí no se queda en eso. El narrador, que también está, inscribe testigos ocasionales de distintos momentos, para dar credibilidad a lo ocurrido, al tiempo que se excusan o justifican, porque esos testimonios advierten de su participación activa para evitar  que se pudiera cometer el crimen, si hubieran sido escuchados. Podríamos decir que se trata del género 'docuficción', muy utilizado para recrear situaciones reales en ficciones audiovisuales.   

Si observamos la obra comparativamente, también encontram mimbres de tragedia griega: aborda un conflicto que ha devenido en un mito: aquí, el derecho del honor machista del hombre para que se case con mujer virgen. La circunstancia de la historia lo impide, por lo que se produce una tragedia. En el drama trágico el orden establecido se ve desafiado por la acción humana. Aquí, está claro en el argumento, la novia no es virgen. Tal situación desata terribles consecuencias en esta tragedia donde el héroe necesita el desagravio correspondiente para restablecer el orden: la devolución de la novia impura, la búsqueda del culpable y el pago por su culpa, serán los antídotos que supondrán la restitución de lo robado, el honor. Entre los elementos de la tragedia griega están los personajes principales y el coro. También encontramos aquí los elementos requeridos. Tenemos  un protagonista,  Bayardo, que llega al pueblo con una misión, casarse. Es de posición elevada y capaz de conseguir lo que quiera, incluso la casa más impensable del lugar. Aún así, no consigue el verdadero objetivo, enamorar a la chica de la que se encapricha. En la tragedia los personajes son normalmente nobles, héroes y, en menor medida, dioses,  etc. El antihéroe, Santiago Nasar, también está dominado por el 'fatum', el destino funesto propio de la tragedia, siendo inocente se le penaliza como culpable y paga con su vida. Por otra parte está el coro, que  tiene la función de hilar el relato y sancionar las acciones de los personajes. Aquí es la multitud de actores secundarios que hablan y se manifiestan en un momentos dado. Muchas veces, a través del coro logramos conocer las ideas propias del autor, aquí también narrador. La tragedia reflexiona sobre la naturaleza humana y la condición de su existencia. La tragedia griega estaba dirigida a los ciudadanos; tenía un propósito edificante. ¿Aquí, no? Expone horrendas situaciones, encadenadas a circunstancias atávicas, que carecen de sentido y son, individualmente y socialmente censurables y, por el desarrollo de los hechos,  vemos que no benefician a nadie. La tragedia transmitía un universo de valores cívicos y religiosos que unificaba la polis griega. Por ejemplo, las tensiones entre tiranía y democracia, o entre la voluntad de los dioses y las acciones humanas, por lo que la tragedia griega tenía un papel en la construcción social, que me parece también es el propósito deducible de esta obra: o, por lo menos, denuncia o da a conocer el hecho histórico, penalizado por la justicia, pero sin ningún freno de sentido común que evitara la venganza instintiva,  por parte del conjunto social. 

Vemos que el tema del honor y de la honra, propios del Siglo de Oro, recorren la obra. El honor masculino que ha de defenderse -en este caso por la infidelidad femenina- para ser respetado, de acuerdo a los principios de honorabilidad, que socialmente son considerados fundamentales. Cuando es mancillado el honor masculino, es legítimo, incluso, perdonar el asesinato de quien lo infringió para, así el perjudicado pueda  recuperar el crédito moral perdido. Por otra parte, está la honra femenina, que la mujer debe cuidar escrupulosamente para ser tratada  y recibida en matrimonio con la dignidad y respeto que cabe esperar; y el desprestigio y castigo  social que merece, cuando ha infringido el código moral respetable.  Curiosamente, en esta situación que se muestra, nunca puede darse en una situación inversa. La mujer no puede exigir la monogamia del hombre. Puede haber tenido lances amorosos, relaciones múltiples,  sujetas al amor, o al precio que han pagado por ellas y han sido, históricamente motivo de chanza y de reconocimiento de la hombría masculina, llevada por ellos como trofeo y por la sociedad con indulgencia. Este punto también se evidencia en la obra porque la vida y las relaciones extramatrimoniales de los personajes masculinos no se cuestiona. 

Se presenta y critica el papel ritualizador y lleno de boato de la Iglesia y su impasible actitud ante la realidad que le envuelve; el clero que se presenta está más dado atender a la representación y a las pompas que a los problemas que verdaderamente rodean a esa sociedad. Llega el Obispo: las autoridades y todo el pueblo se ponen en movimiento para corear ese evento que por otra parte se repite sistemáticamente. Ese día es fiesta mayor; no hay escuelas, el alcalde y todos los habitantes se ponen sus mejores galas, preparan regalos, incluso  regalan gallos para que el obispo pueda hacer algo tan repulsivo como cortarles las crestas para hacer el caldo que le encanta. El padre Amador que conoce el tremendo problema que están viviendo en el lugar con el que se enfrentan sus feligreses después de la boda entre Ángela y Bayardo y tiene noticia del crimen que se está planeando, prioriza recibir al prelado antes que atender a los que le piden ayuda -considera que no es tema de su jurisprudencia-. Ha de recibir al obispo que, curiosamente, sin ni siquiera hará una pequeña parada a su paso por el pueblo; no bajará del buque en el que navega por el río para saludar a los que lo han dejado todo para homenajearlo. Por otra parte, el padre Amador considera que los Vicario han de tener el perdón de Dios por el crimen, después de cometido  porque, luego, se arrepienten por ello.   

Viendo el recorrido de la novela, la objetividad narrativa y la falta de enjuiciamiento moral con que se plantea el desarrollo, parece que estemos ante un relato donde no se cuestione el sentido ético de las acciones de todos y cada uno de los personajes; actores principales y secundarios, de la terrible historia 'real' que aquí se narra y la consiguiente lección que pueda aportar. No podemos hacer una lectura diacrónica y llegar a la conclusión de que son hechos, relatos del pasado, que no merecen una condena moral, que simplemente muestran el pensamiento social, con actitudes que no tienen justificación alguna  para desarrollarse como aquí sucede. La primera,  es ver que Ángela es víctima de una opresión social en la que no se tienen en cuenta sus sentimientos, su opinión, su vida particular e íntima. Ella está enamorada de alguien que no cita, ni denuncia, para protegerlo. ¿Por qué? Seguramente se trata de alguien con quien no puede relacionarse por estatus, por circunstancias familiares, por... El caso es que ella miente por ello y culpabiliza a un inocente: También censurable. Por otra parte, no quiere casarse con quien lo hace; y lo hace por imperativo. En este caso porque la familia ve que, con ello, van a conseguir mejorar el nivel económico familiar. No importa otra cosa. La negación de Ángela no cuenta. Ante ello, el capricho de hombre manda; la frialdad afectiva de la chica se corregirá con el tiempo, se adaptará al contrato; así ha pasado tradicionalmente. Pero él no cuenta con que el silencio que la chica muestra, puede ser por muchos motivos y uno es por lo peor que le puede pasar al novio en una sociedad hermética y de principios esquivos e intolerantes como esa: que su novia haya tenido, una relación extramatrimonial anterior. ¿Estaba enamorada de otro? ¿Tenía que habérselo dicho? ¿Ángela debía confesarlo, cuando no han tenido ocasión de hablar de ningún tema personal, ni parece que a Bayardo le importe lo que siente o piensa ella? Es dudoso ¿Tenía derecho él a 'devolverla' a su familia por tal motivo? ¿La madre de Ángela la tenía que vapulea por ello? ¿El padre debía pedir a los hermanos que limpiasen el honor de la familia, castigar al presunto 'culpable'? Los hermanos Vicario, ¿no pudieron escapar de su destino de asesinos involuntarios de un amigo? Todos y cada uno de los partícipes de los acontecimientos que inevitablemente llegaro,  ¿pudieron o debieron tomar parte?.....

Muchas preguntas y un solo hecho que parece asegurarse en el relato: Una chica honrada no ha de tener más relación de pareja que con aquella persona a la que está destinada, de la que se enamore, o no, eso no es lo más importante. Lo que sí importa es que la familia la pueda adjudicar con honor para llegar a un estado civil que le reconozca el emparejamiento. He omitido toda nomenclatura de los actos rituales que dan oficialidad de la situación.  

Vale la pena hacer un análisis de las circunstancias presentadas en la novela para, después de la lectura,  comentarlas.

Gabriel García Márquez 

Gabriel José García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1927. Estudió en San José a partir de 1940 para hacer el bachillerato, en el Colegio Liceo de Zipaquirá. Terminó en 1946. Se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena en 1947, con poco entusiasmo. Manuel Zapata Olivella que era médico y escritor, le dio acceso a publicar artículos periodísticos después del "Bogotazo" (el 9 de abril de 1948, por el asesinato Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, con numerosas  manifestaciones y la consiguiente represión). Empezó  sus colaboraciones en ‘El Universal’, fundado poco antes  por Domingo López Escauriaza.


Estuvo unos años en Sucre por motivos de salud. Allí conoció el grupo de intelectuales de Barranquilla, como Ramón Vinyes, conocido como "el Catalán” que influyó  en el autor entre los años 1910-20 y lo cita en las últimas páginas de ‘Cien años de soledad ‘escrita en 1967. Desde 1953, colabora en el periódico de Barranquilla ‘El Nacional’ donde muestra preocupación por enriquecer la expresividad  influenciado por las greguerías de Ramón Gómez de la Serna.  Residió en Francia, México y España o Italia.   
Su carrera de escritor comenzó con una novela breve, influenciada por William Faulkner La hojarasca’ (1955). Situada en Macondo, entre 1903 y 1928, mítico pueblo creado por García Márquez. En 1961 publicó ‘El coronel no tiene quien le escriba’. En 1962 unos cuentos con el título ‘Los funerales de Mamá Grande’, y su novela ‘La mala hora’ con elementos de integrados posteriormente en 'Cien años de soledad' (1967), ubicada en el mítico de Macondo y estirpe de los Buendía: donde lo inverosímil y lo mágico no es menos real que lo cotidiano; es lo que después se identifica como realismo mágico. Es una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas y una parábola de cualquier civilización. 'Crónica de una muerte anunciada' (1981)‘, basada en una historia real. 

En 1982 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura. 


El amor en los tiempos del cólera (1987), se inspiraba en la historia de amor de sus padres. Volvió al reportaje con Miguel Littín clandestino en Chile (1986), escribió un texto teatral, ‘Diatriba de amor contra un hombre sentado’ (1987), agrupó algunos relatos ‘Doce cuentos peregrinos’ (1992). Sus obras incluyen más de una decena de novelas cortas, dos novelas largas (Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera), su autobiografía ‘Vivir para contarla’ y varias colecciones de relatos y artículos periodísticos. El conjunto se considera fundamental para entender la literatura en español del siglo XX y su influencia se ha extendido a varias generaciones de escritores. "Gabo" murió un 17 de abril de 2014.

Veamos una síntesis audiovisual del lugar inspirador de gran parte de la obra de García Márquez y, en particular de 'Crónica de una muerte anunciada':

La película 

La versión cinematográfica se hizo, apenas seis años después de presentada la novela, en 1987. Fue una coproducción de los países de Colombia, junto a Francia e Italia. Fue dirigida por el italiano Francesco Rosi y supervisó el guion el propio García Márquez. Sigue con cierta fiabilidad la obra, aunque tuvo alguna alteración y las limitaciones representativas de los personajes a causa de los más de cincuenta que intervienen en el relato literario. No obstante, contó con un elenco de actores y actrices de gran reconocimiento, aunque sus papeles fueran poco relevantes en cuanto a voces. La subrogación más relevante está en el narrador, que también es amigo del asesinado Santiago (Anthony Delon), pero ahora ya no pasa de incógnito, es Cristo Bedoya (Sergi Mateu de joven y Gian Maria Volonté 27 años después)  y regresa al pueblo como director del hospital. El resto de la historia se sigue con bastante fidelidad al relato literario, aunque con alguna variante. La más resaltable es el carácter sumiso de Ángela (Ornella Muti) en la novela y mucho más robusto en la película. Los diálogos pueden sorprender por la dicción de los actores no doblados que no tienen el acento colombiano de la lengua que les corresponde.  Los espacios referencian bien el relato, aunque no sean los auténticos. La película se filmó en MompoxCartagena de Indias y Pasacaballos, del norte de Colombia. 

Cabe reconocer el magnífico acompañamiento musical de Piero Piccioni.  El conjunto tiene un resultado muy aceptable. Lógicamente, con la lectura previa de la novela, siempre tenemos nuestra propia película en la retina y eso hace que nos pueda desencantar ver otra versión en la que no habíamos pensado.   

En 1986, Eligio García, hijo de Gabriel García Márquez, publicó 'La tercera muerte de Santiago Nasar'. Pretendía analizar, así la complejidad de la historia de ‘Crónica…’ y su narración en diferentes lenguajes, con componentes primero literarios y luego cinematográficos. Al periodista le interesaba mostrar cómo se puede transformar la realidad en arte, o en diversas posibles manifestaciones artísticas.

La obra es el reverso del tema cinematográfico; una “reconstrucción literaria” de la filmación de ‘Crónica de una muerte anunciada’ en el Caribe colombiano del 21 de mayo al 12 de septiembre de 1986. Eligio García muestra el juego de la ficción en el cine con sus propias técnicas y su lenguaje: el flashback, los cortes, la narración en off, la disolución de una escena en otra, la música de fondo. Se inserta en la crónica para narrar su experiencia de contra el cronista, cuando comete el atrevimiento de mirar por el lente de la cámara. 

Sugerencias didácticas 

I. Observar y comprender:  

  • Si antes no se ha tenido en cuenta, se recomienda conocer a Gabriel García Márquez, su biografía y su obra literaria. También a Francesco Rosi y su cine. ¿Qué tienen en común en sus intereses? 
  • Es importante hacer una aproximación al espacio y al tiempo en el que se desarrolla el relato para situarlo mejor en su contexto.  
  • La lectura de la novela ‘Crónica de una muerte anunciada’ puede ser atractiva para jóvenes de Bachillerato o estudiantes jóvenes o adultos, de español como Lengua Extranjera de un nivel avanzado, porque pueden entender a los personajes y valorar sus comportamientos.
  • Después del acercamiento a la obra literaria, se verá la película que, desde otra mirada, permitirá entender mejor los temas tratados en la novela: el comportamiento de los personajes y sus diferencias, lo que permite hacer comparaciones.
  • Se identificarán los espacios en los que se centra la historia.  Aunque no se citen más que en el hecho real que ocurrió. 
  • Los jóvenes de los años cincuenta del siglo XX, ¿cómo se comportaban?, ¿de qué vivían, en qué trabajan? ¿cómo se divertían?
  • La historia está explicada, ¿en 1ª, 2ª o 3ª persona gramatical? ¿Participa de la historia quién la narra o muestra lo que han vivido otros? ¿Quién da su punto de vista en el relato? ¿Hay un o una protagonista clara, y antagonista? 
  • ¿Qué circunstancias rodean a Ángela, de joven?, ¿y con el paso del tiempo? ¿Cómo es y se comporta? ¿Es siempre igual o su personalidad se va transformando?  ¿Su actuación es la de una mujer actual en relación a su pareja, a sus amigos? ¿Cómo se viste en la película? ¿Tienen algo que ver los colores de sus vestidos con sus estados de ánimo? ¿Qué trabajos desempeña? 
  • ¿Cómo se puede describir resaltando sus virtudes y defectos? ¿En la película tiene una buena representación? ¿Qué relación tiene con sus padres?, ¿con Boyardo?, ¿con sus hermanos? ¿Tiene el mismo comportamiento con Boyardo al final de la historia?, ¿Qué te parece su evolución, es lógica?
  • ¿Cómo es y actúa Boyardo? En qué detalles nos fijamos para calificar su carácter, sus virtudes y sus defectos. Pueden enumerarse los calificativos de acuerdo a lo que corresponda. ¿En qué trabaja? ¿Qué profesión tiene? ¿Qué relación tiene con Ángela? ¿Cómo se le puede describir? ¿En la película tiene una buena representación?

II Relacionar y reflexionar.

  • ¿Es realista el comienzo de la historia?
  • ¿En la vida real, se producen circunstancias sociales y personales similares a las que se explican?
  • ¿Qué juicio merecen los personajes de la historia?
  • ¿Y la protagonista?
  • ¿El final es lógico, de acuerdo al desarrollo de los hechos?
  • ¿Qué conclusiones generales se pueden extraer?

 III Aplicar.

La presentación de la película servirá para motivar su visión y luego establecer un debate o fórum. Puede hacerse una breve alusión a:

  • El director
  • Los actores
  • Los personajes
  • El espacio y el tiempo en que se presenta la ficción
  • La fotografía
  • La música.

Después de ver la película, pueden ser los espectadores quienes empiecen a opinar sobre lo que han visto.

  • Resumen de los elementos más importantes.
  • ¿Qué es lo que más les ha impactado?
  • Importancia concedida a los aspectos estéticos: la imagen, la acción de los personajes.
  • ¿Qué papel juega la música en la película?
  • ¿Qué emociones suscita la historia?
  • ¿Qué valores se destacan?
  • ¿Qué se denuncia?
  • ¿Cómo se conectan a la película amor, humor y horror?
  • ¿Se presenta una situación lógica?
  • Qué pretende mostrar la historia relatada?
  • ¿La historia es optimista o pesimista? 

IV Actividades específicas

Estos elementos sugieren una serie de actividades didácticas que permiten una mejor interpretación del mensaje. Pero para proponer actividades específicas, estableceremos una cierta ordenación del proceso.

  • Visión de la película.
  • Interpretar el significado de algunas secuencias de la película.
  • Identificar de la época histórica que se relata.
  • Identificar del lugar geográfico en que se desarrollan los hechos.
  • Evaluar de los elementos éticos de la historia.
  • Elementos de la historia que invitan al desarrollo de la imaginación y la creatividad. ¿El espacio?  ¿El tiempo? ¿La actuación  de los personajes?
  • ¿Qué aspectos de la historia motivan a una actuación emotiva de los personajes?

Para saber más