lunes, 12 de agosto de 2013

EL GRAN GATSBY (THE GREAT GATSBY) DE BAZ LUHRMANN (BASADA EN LA NOVELA DE F.SCOTT FITGERALD)


La nueva adaptación de la novela El Gran Gatsby publicada en 1925 y escrita por Francis Scott Fitzgerald ha vuelto a las primeras páginas de la prensa gracias al cine, con una polémica versión del australiano Baz Luhrmann, considerado el cineasta más ostentoso, personalista y barroco del Hollywood reciente, y por tanto con producciones que no pasan desapercibidas. 


Su versión, en 3D, como se corresponde con muchas de las obras actuales es, visualmente, deslumbrante. Ha tenido una excelente acogida de público y división de opiniones por parte de la crítica. 



La película es muy evocadora; aunque, a causa de su artificio y de la distancia temporal, pueden pasar desapercibidos aspectos del espíritu de denuncia pretendidos por el autor de la llamada generación perdida, donde hace un repaso de la sociedad norteamericana; se percibe la sensación de pesimismo de algunos, y del desconcierto en el que viven, teniendo en la diversión de los llamados felices años veinte una fórmula de escape, con la música como elemento primordial, y sobre todo el jazz, pero con el fondo de la guerra reciente por su crueldad y su constatada inutilidad. 





TÍTULO:    EL GRAN GATSBY  
                    (THE GREAT GATSBY)


TÍTULO ORIGINAL:   The Great Gatsby
AÑO: 2013
DURACIÓN: 143 min.
PAÍS: Australia
DIRECCIÓN: Baz Luhrmann
GUIÓN: Baz Luhrmann, Craig Pearce (Novela: F. Scott Fitzgerald)
MÚSICA: Craig Armstrong
FOTOGRAFÍA: Simon Duggan
PRODUCTORA: Coproducción Australia-EEUU; Warner Bros. Pictures / Bazmark Films / Red Wagon Productions
GÉNERO:  DramaRomance | Drama románticoAños 20. En 3-D                                                

Argumento

Nick Carraway (Tobey Maguire)  narra en flashback  los recuerdos de las vivencias tenidas en Long Island, Nueva York, durante el verano de 1922, primero oralmente y luego aconsejado por el propio  médico que le está tratando, por escrito. Habla de un tal Gatsby (Leonardo DiCaprio) y lo presenta como al hombre más optimista que haya conocido. Cuando el doctor (Jack Thompson) se da cuenta de que no quiere hablar sobre tema, le sugiere que escriba lo que le apetezca como una forma de consuelo. Nick es un graduado de la Universidad de Yale y un veterano de la Primera Guerra Mundial. Es alcohólico y depresivo. En el presente está en un sanatorio para tratar su alcoholismo. El contenido del relato terapéutico abarca la corta historia de Jay Gatsby en ese momento de su vida, con Nick como narrador y testigo ocular y confesando que nunca ha sabido con certeza, si estaba dentro o fuera de esa historia.


El momento del inicio se produce en una luminosa tarde de junio, con la llegada de Nick a la modesta casa que alquila, justo al lado de la opulenta de Gatsby, para trabajar en temas de bonos, relacionados con Wall Street. Es mudo testigo de lo ocurre en esa fastuosa mansión que ve desde su jardín, donde Jay, un hombre rico y misterioso, se pasa muchas tardes mirando una luz verde al otro lado de la bahía. Desde su rincón, Nick ve las desmesuradas fiestas en la casa del vecino, con asistencia de todo NY sin necesidad de ser invitado; con derroche de alcohol y de música; con smokings  de colores imposibles para los caballeros y, oro, plata y pedrería destelleante, para  los vestidos de las señoras. 



En ese contexto, Nick nos presenta los vínculos familiares que tiene en el Este: a su prima Daisy Buchanan (Carey Mulligan), a su agresivo esposo, Tom Buchanan (Joel Edgerton), a su hija Pammy, y a una amiga inseparable, Jordan Baker (Elizabeth Debicki), con aspecto distante y cínico y de quien, en cierta manera, se enamora  el narrador, más que nada por ser la única persona a la que conoce, que no es familia.

Los Buchanan viven en el ficticio East Egg, situado en  Th Valley of Ashes   (Valle de las Cenizas) pueblo de moda en Long Island, NY, también en la opulencia. Nick vive al otro lado de la bahía, en West Egg, que es menos elegante

Inmediatamente se entera de que Tom tiene una amante, Myrtle Wilson, a la que no esconde y que presenta a Nick en una descabellada salida que le permite empezar a conocer el ambiente disipado en el que se va a mover. Myrtle está casada con George, un hombre pasivo, propietario de un pequeño taller mecánico, que desconoce la relación amorosa de su esposa. Un día Nick conoce al misterioso Gatsby en una de sus fiestas. Es un hombre que casi nadie ha visto, pero del que todo el mundo habla, comenta y censura, por lo bajo, los negocios que tiene; su supuesta educación en Oxford y su extraña privilegiada posición, como desconocido arribista. Gatsby se vale de Jordan, para  informar a Nick que él y Daisy tuvieron un romance durante la guerra, en 1917, cuando  él era un pobre militar, y antes de su boda  con Tom. Le confiesa que sigue enamorado de Daisy y le pide que le ayude a seguir un plan, para poderla recuperar. Todo se hace, de acuerdo a su voluntad, y sale según lo previsto. Reanudan su romance y parecen felices en esta situación, hasta que Tom conoce a Gatsby, del que recela, y se apresura a investigar su currículo. Entre tan tanto, por boca de Nick, vamos conociendo el pasado de Gatsby: proviene de una familia pobre y ruda de dónde salió al conocer a un hombre, ya viejo, y rico, Dan Cody, del que aprendió todo lo que sabía, aunque no heredó su fortuna. Es una persona hecha  a sí misma. Ha conseguido todo lo que tiene por sus propios méritos. Incluso se cambia el nombre de James Gatz, por el de Jay Gatsby.  Esa es la parte oscura de su vida. De dónde proviene lo mucho que tiene. Después de conocer a Daisy, pone todo su empeño en enriquecerse para poder casarse con ella, lo que, a pesar de ser inmensamente rico, no logra conseguir. 
               

El climax surge en Nueva York, cuando Daisy parece  que vaya a optar por dejar a su marido, para seguir a Jay. Todo el grupo (Tom, Daisy, Jordan, Nick y Gatsby) se reúne, en una suite del hotel Plaza, con el fin de hablar del tema. En una situación muy embarazosa Tom y Gatsby discuten sobre quién merece a Daisy. Tom acusa a Gatsby de ser un contrabandista: estamos en la época de la prohibición del alcohol en EE.UU. Gatsby se altera ante tal insolencia y se violenta con Tom.



Estos hechos perturban sobre manera a Daisy y ve que no puede dejar a su esposo. A partir de aquí, se precipitan los acontecimientos, que no desvelamos para que la historia no pierda emoción.

Es oportuno ver una película como esta que tiene como protagonista a un despilfarrador, en estos momentos de crisis económica, factor a tener muy en cuenta por la crisis que también se vivió después, con el crack de la bolsa de Wall Street en 1929 y años siguientes, y ver que el relato permite hacer paralelismos y alguna alusión crítica y política a la actual crisis económica; aunque las espectaculares formas del film pueden favorecer al deslumbramiento por los aspectos superficiales y el goce en el despilfarro que destilan algunos personajes que, prefieren pasarlo bien mientras puedan, aunque lo lamenten después. Procuraremos tener en cuenta los datos de reflexión que la obra de  Scott Fitzgerald nos brinda,  y así  volver la vista atrás y preguntarnos qué fue del The Great Gatsby y de los motivos que incidieron en su éxito o fracaso. 
                       

Aparte de destacar la actuación del protagonista, Leonardo DiCaprio, vale la pena señalar que la banda sonora del film es magnífica. Artistas como Beyonce, Lana del Rey, Jay Z, Kanye West o Fergie han dotado de glamour -aún más, si cabe- a esta genial producción. A continuación, un ejemplo, Will I Am  en Bang Bang: 

O, el karaoke de Florence and The Machine,  Over the Love, rememorando los pensamientos que llenan la cabeza de Daisy:  
         
Un comentario: El coche de alta gama de Gatsby, en la novela es un Rolls Royce y en esta adaptación al cine se ha optado por un Duesenberg J. La marca y el modelo se ajusta a la opulencia como estilo de vida en los Estados Unidos de los años 20, sin embargo, la producción de las 481 unidades del modelo se hizo entre 1932 y 1937, casi una década después a la que se desarrolla la acción de El Gran Gatsby. Algo parecido ocurre con el Buick de 1930, que se aprecia en la persecución.




Versiones cinematográficas anteriores de la  obra The Great Gatsby.
La obra  fue adaptada al teatro en 1926, por Owen Davis, y fue llevada al cine en tres ocasiones anteriores a la del año 2013; en 1926, 1949 y 1972. Por otra parte, Robert Markowitz hizo una coproducción entre USA e Inglaterra en el año 2000 para la televisón.  

The Great Gatsby (1926)

Herbert Brenon dirigió esta película muda, que en su traducción, se tituló La dicha de los demás. El guión fue escrito por Becky Gardiner y Elizabeth Meehan, a partir de la obra teatral hecha por Owen Davis, y exhibida en Broadway. Warner Baxter, Lois Wilson y Neil Hamilton protagonizaron el trabajo del que no se conserva ninguna copia entera. Su desarrollo es ligero, de entretenimiento. Se remarca la importancia de las escenas de las fiestas en la mansión de Gatsby y se hace hincapié en los elementos escandalosos.



The Great Gatsby (1949)
Fue Dirigida por Elliott Nugent, en blanco y negro se basa también en la adaptación teatral hecha por Owen Davis. Como actores, principales participaron Alan Ladd, Betty Field y Macdonald Carey.                   
The Great Gatsby (1974)
La versión del 1974, fue protagonizada por Robert Redford, Mía Farrow y Sam Waterston en los papeles pruncipales, y la  dirigió Jack Clayton. La adaptación de la novela lahizo Francis Ford Coppola. La edición de los premios Oscar que siguió a su estreno le otorgó distinciones a la dirección artística y a la musical. 
El paso del tiempo le ha sentado bien a esta versión y, ahora, comparada con la de 2013, vemos que ha sido importante para Baz Luhrmann porque se ha inspirado en ella para deslumbrarnos con aspectos visuales tratados más modestamente en la versión anterior, con la que, en muchos aspectos, es comparable. Muestra, de una manera muy concreta y precisa, lo que fueron los años veinte en los estados Unidos. Qué duda cabe que a la imagen que Robert Redford proyectaba al público le venía como anillo al pelo un personaje como Jay Gatsby. 

Robert Markowitz dirigió este trabajo. Fue una  adaptación de John J. McLaughlin. Se trata de un producto específicamente creado para la televisión. Protagonizada por Toby Stephens, Mira Sorvino y Paul Rudd. El trabajo fue una coproducción entre Estados Unidos e Inglaterra.                                       

El autor y la novela
Muchos aspectos de la vida de Scott Fitzgerald (Saint Paul, Minnesota, 24 de septiembre de 1896, y Hollywood, California, 21 de diciembre de 1940), parecen estar reflejados en  la novela de El gran Gatsby (1925), que,  inicialmente, el autor pretendía llamarla Trimalchio (Trimalción en español) en recuerdo del nombre del personaje del Satiricón de Petronio que representa el deseo de ostentación con todo tipo de excesos de los nuevos ricos. El protagonista,  Nick Carraway,  como Fitzgerald,es un joven de Minnesota, que estudió en una escuela de la Ivy League (en el caso de Nick, Yale), participa en la I Guerra Mundial y se traslada a Nueva York después de la guerra. Asimismo, Fitzgerald es, como Jay Gatsby, un joven sensible que desea enriquecerse y gusta del lujo. Se enamora de Zelda durante su servicio en un campamento militar en el Sur. Fitzgerald tuvo altos y bajos emocionales, mientras trataba de enriquecerse escribiendo para complacer a Zelda. Aupado económicamente como Gatsby, a una edad relativamente joven, se dedica a la adquisición de bienes materiales. El vértigo de los años veinte finaliza con la Gran Depresión, en la que Zelda sufre una esquizofrenia y Fitzgerald lucha para recuperarse del alcoholismo, lo que dificulta su escritura. 



Aparentemente, El gran Gatsby relata unos amores frustrados de una pareja. Aunque los temas contenidos tienen mucho más calado de carácter social y ético. El desarrollo de los hechos abarca un periodo  corto, el verano de 1922 y circunscrito a Long Island, en  Nueva York, que pretende darnos una imagen de lo que fue esa década donde todo parecía posible dentro del sueño americano, por la prosperidad sin precedentes obtenida y los rápidos cambios experimentados en una sociedad  insaciable. También, se trata de una novela sobre la desilusión donde, además, el autor no fue comprendido. Con la presentación de la obra tuvo unas críticas negativas y el libro no tuvo muchas ventas. Fitgerald pasó los siguientes 15 años batallando contra el alcoholismo, contra los productores de Hollywood, sosteniendo a su esposa Zelda que había tenido que entrar en un manicomio y tratando de producir algo relevante para un público  que lo consideraba pasado de moda. Su consagración como gran autor y la consideración del El gran  Gatsby como una de las obras más importantes de la literatura del siglo XX fue después de su muerte. 



Veamos algunos aspectos contenidos dentro del entramado del relato:
  • El narrador, Nick Carraway, empieza el libro con un consejo de su padre, le había dicho que no se debe criticar a los demás. Este comienzo es una excusa para dejar al lector que opine respecto a lo que se va a producir, sin darnos sentencias morales, aunque en algún momento al narrador se le escapa que “los valores tradicionales de América, están completamente ausentes del Este”. 
  • En el Este que muestra, se codicia lo material por encima de cualquier otro valor. Todos los personajes viven en la abundancia y Nick es testigo y narrador implícito que, si bien se muestra atónito por todo cuánto ve, ya que tal disloque supone una novedad para él, poco a poco se deja embriagar por las situaciones que se van produciendo en las casas de Deisy y de Gatsby.
  • Se muestra la búsqueda de placeres vacíos. Casas recargadas de futilezas, beber hasta caer rendido por el alcohol, bailar con desenfreno, vestuarios y atuendos exagerados y excéntricos como máxima preocupación  de los participantes en el barroco circo que marca el contexto del relato. 
  • Se presentan unos valores sociales y morales cínicos por la pérdida de vidas sufridas en la Primera Guerra Mundial. La generación que había vuelto a América, después de la guerra, está intensamente desilusionada. Nick y Gatsby son unos paradigmas. A su llegada se enfrentan a la moral social victoriana, caduca, de principios del siglo XX, inscrita en una hipocresía vacía. El aumento de la riqueza nacional como resultado de la guerra, indujo a un nuevo materialismo, que llevó a la sociedad a un gasto y consumo sin precedentes. Personas de origen diverso podían enriquecerse fácilmente. La aristocracia tradicional les miraba con recelo, les tachaba de nuevos ricos y de especuladores. Es lo que hace Tom, y lo dice en el momento de enfrentarse a Gatsby. El choque entre "dinero viejo" y "nuevo dinero" se manifiesta en la geografía simbólica de la novela: East Egg representa la aristocracia establecida históricamente y West Egg al nuevo-rico  que se hace a sí mismo. 
  • El sueño americano pretendía ser descubrimiento, individualismo y búsqueda de la felicidad. En los años  veinte de la novela, el dinero fácil y los valores sociales relajados han corrompido esa ilusión, sobre todo en la Costa del Este. En la trama de la novela, el sueño de Gatsby de amar a Daisy se trunca por sus diferencias sociales. Gatsby recurre a la delincuencia para enriquecerse y poder impresionar a Daisy y su materialismo rampante:  “su voz está llena de dinero”.
  • La Decimoctava Enmienda del año 1919  prohibía la venta de alcohol y favoreció el desarrollo de un mundo subterráneo diseñado para satisfacer la gran demanda de licor de contrabando entre ricos y pobres por igual. Meyer Wolfsheim y la fortuna de Gatsby simbolizan el aumento de la delincuencia organizada y el contrabando y su capacidad para derrochar y comprar todo cuánto se les pusiera por delante,  al margen de la legalidad, y sin ser constreñidos por ello.

Fitzgerald sitúa a los personajes de The Great Gatsby como paradigmas de esas tendencias sociales. Los diversos arribistas y especuladores que asisten a las fiestas de Gatsby evidencian su avidez de riqueza, su egoísmo y su profundo escepticismo. Los ojos  del Dr. TJ Eckleburg es el símbolo de un dios que requiere de una valla publicitaria para que se le preste atención. Miran hacia abajo con ojos vacíos, sin rostro, a personas que han abandonado sus valores espirituales en búsqueda de la riqueza material. Wilson marca la equivalencia entre ojos de TJ y los de Dios. Le comenta a Michaelis lo que dice a Myrtle después de descubrir su relación con Tom: "¡Dios sabe lo que has estado haciendo, todo lo que has estado haciendo. A mí me puedes engañar, pero no se puede engañar a Dios! ", señalando el cartel.


La mente de Nick está configurada de tal manera que, con su mirada externa pero desde dentro, muestra los símbolos significativos del sueño americano en ese momento. Dentro del relato encontramos situaciones, lugares, colores: todo con carácter metafórico.  

En relación con los colores, aparecen el amarillo y el dorado, en diferentes  gamas, como símbolos de lo relacionado con la opulencia y el dinero. El blanco, relacionado con la inocencia, el azul con las ilusiones, el gris y lo que lo que le recuerda "el Valle de las Cenizas" con la podredumbre y lo muerto, sin esperanza; ahí viven los ricos carentes de escrúpulos y todo lo que les rodea. Finalmente, el verde que por la noche ilumina la vida de Gatsby al otro  lado de la bahía,   no se puede relacionar más que con las ansias que tiene de un futuro mejor, al lado de Deisy, y la esperanza  de conseguirlo.                                         

Al igual que los estadounidenses, los personajes principales buscan infructuosamente una época pasada en la que los sueños tenían valor; Gatsby anhela recrear su tiempo desaparecido en Louisville con Daisy, pero es incapaz de hacerlo, a pesar de ser el único al que sólo le guía el amor que le tiene. "Eres mejor que todos juntos", le dice Nick en un momento dado. Cuando su sueño se derrumba, a Gatsby sólo le resta morir y a Nick regresar a Minnesota, donde dice que los valores estadounidenses no han decaído.

Foto cedida por Sotheby's que muestra un ejemplar de la primera edición de "El gran Gatsby" de Francis Scott Fitzgerald, publicada en 1925, que fue subastada este 11 de junio, en Nueva York (EE.UU.) por 112.500 dólares. / EFE
No podemos resistirnos al encanto de la historia, ni a la capacidad evocadora que tiene del tiempo que relata, ni a la fina crítica de estilete que contiene. Posiblemente al leerla en la  actualidad, muchos de los defectos y virtudes mostrados son bien conocidos, pero no por ello han perdido vigencia, ni necesidad de ser explicitados o denunciados. La novela  publicada en 1925 tuvo sus altos y bajos de prestigio, pero se le considera una de las obras más importantes de la literatura norteamericana del siglo XX. 

Rolls Royce  1922
Sugerencias didácticas. 
  • Situar en un mapa, el continente americano, América del Norte, Estados Unidos, Nueva York y Long Island en focalización progresiva, hasta llegar a los lugares en dónde se sitúan los hechos que vamos a estudiar.  
  • Situar, en otro mapa, este histórico, la Primera Guerra Mundial de 1914-1918, el papel que tuvo EEUU en ella y las repercusiones que supuso en la posguerra norteamericana. 
  • Identificar el significado de "los felices años veinte". Cambios sociales, políticos e industriales. ¿Qué inventos hubo en esos años? ¿Qué se puso de moda? ¿Qué cambios sociales se produjeron?
  • Un elemento importante de la época es que entre (1919-1932) se institucionalizó la llamada  "Ley Seca" con la prohibición de vender bebidas alcohólicas. Hay mucha información en Web sobre el tema y muchas películas presentan la situación. Puede hacerse la selección de alguna de ellas para conocer las circunstancias que la enmarcaron  y lo que ocurrió a causa de la ley en esos años. Puede hacerse un debate para compararse, en cierta manera, a situaciones semejantes actuales, por otro tipo de drogas.
  • Situar a Scott Fitzgerald dentro de la llamada "generación perdida" con otros autores de las mismas características; recordar si se ha leído o visto alguna de sus obras que permita ser comparada en algún aspecto; ver su biografía y bibliografía, para enmarcar El Gran Gatsby . 
  • Comparar el inicio de la novela con el inicio de alguna de las versiones cinematográficas para señalar las diferencias que se producen en las primeras secuencias, relacionadas con la manera de plantear el relato.  
  • Pueden compararse las versiones de 1974 y la de 2013 en cine, para distinguirlas en cuanto a los contenidos, a la interpretación de los personajes y a la forma de presentar las situaciones más emblemáticas, como las fiestas en la mansión de Gatsby  o el final del relato. ¿Qué versión es más fiel a la novela?, ¿qué versión se fija, más en la aventura en sí, que en los aspectos psicológicos de los personajes y sus reacciones?
  • ¿Qué virtudes y defectos se les puede atribuir a cada uno de los personajes que aparecen en  la novela? El tema requiere de una lectura cuidadosa de la obra, individualmente; su visión en una versión de cine y un coloquio en grupo, para enjuiciar los hechos y sacar el mejor provecho del dictamen. Puede hacerse una adjudicación decreciente de las virtudes, de acuerdo con la clasificación de Aristóteles  para otorgar a cada uno las que le correspondan. Se entiende que el defecto corresponde a la carencia de la virtud correspondiente.
  • Los personajes de la novela, ¿son reales, son creíbles? Y los de las películas, ¿son redondos o planos? ¿Evolucionan a lo largo del relato? Pueden compararse las interpretaciones de un mismo personaje para verificar la  actuación que nos parece más verosímil. 
  • Observar cómo se resalta el valor de los colores, tanto en  la novela como en el cine, dándoles cierta significación. Intentar adjudicársela de acuerdo con las orientaciones anteriores.  
  • La música de la versión de Baz Luhrmann no se corresponde con la época, aunque nos transporta a ella. Puede hacerse un estudio de las piezas que se interpretan  y seguir su historia para comprobar que muchas son recientes aunque no se desdigan con lo que se pretende. Pueden relacionarse las bandas sonoras de versiones anteriores, para ver en qué se distinguen. 
  • ¿Qué semejanzas y diferencias pueden haber entre el contenido  presentado en  la obra y algunas situaciones o hechos de las épocas actuales, o recientes?    
  •  _______________________
Para ampliar conocimientos


F. Scott Fitzgerald:  The Great Gatsby” en  SPARKNOTES 
http://www.sparknotes.com/lit/gatsby/context.html

ANALISIS LITERARIO DE EL GRAN GATSBY / F. SCOTT FITZGERALD

F. Scott Fitzgerald:  The Great Gatsby
http://www.planetebook.com/ebooks/The-Great-Gatsby.pdf 

F. Scott Fitzgerald:  The Great Gatsby (Edición bilingüe)
http://mgarci.aas.duke.edu/cybertexts/FITZGERALD-FS/GREAT-GATSBY/TRANSLATE/GREAT-GATSBY-SP.HTM 

Audiolibro de El gran Gatsby (español)
http://www.ivoox.com/podcast-gran-gatsby-f-scott-fitzgerald_sq_f146081_1.html


The Great Gatsby (2000) Director Robert Markowitz (en capítulos)

El País:  Francis Scott Fitgerald 
http://elpais.com/tag/francis_scott_fitzgerald/a/