jueves, 5 de junio de 2014

LA METAMORFOSIS (METAMORPHOSIS) DE FRANZ KAFKA PRECUSORA DEL TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE HIKIKOMORI

Puede ser oportuno acercarnos al tema antes de las prolongadas vacaciones de verano o de invierno, por el cada vez más frecuente aislamiento de los adolescentes y jóvenes -no hasta los extremos del síndrome del hikikomori que padecen un 10% de los nipones-, pero de cierta importancia también, en muchas latitudes, para reflexionar sobre la necesidad de no encerrarse en uno mismo; de buscar la comunicación en el mundo real con amigos, familia o desconocidos y no convivir sólo con otros en ciberespacios virtuales, sobre todo de forma muy prolongada delante de las pantallas de uso individual, y a distancia del resto del mundo real.
Hikikomori: Tokyo Plastic (2004) Dirigida por  Adario Strange e interpretada por Rex Hayashi; Kayoko Kawahara; Kayo Yoshida; Tsutomu Ishizuka,  muestra su modo de vida virtual y quizás el de nosotros en un futuro no muy lejano. 


El siguiente documental del Reino Unido, The Missing Million (Hikikomori, jóvenes invisibles) (2005)  dirigida por Darren Conway  nos habla del problema basado, no en la ficción, sino a partir del estudio de casos reales y documentados. 

Para tratar el asunto a partir  de un tema literario, también documentado ampliamente en el cine, vamos a detenernos en la lectura de una novela corta, La metamorfosis de Franz Kafka, emblemática por muchas razones y en la que también le cabe el análisis que proponemos porque, por el asunto y su tratamiento, puede ser un incentivo atractivo en el momento del paso a la adolescencia y primera juventud ya que, entre los muchos significados concedidos a la obra, este me parece uno poco tratado,  aunque percibo que tiene gran evidencia. 

Empecemos por valorar el significado del término “kafkiano”; de uso frecuente para señalar sorpresa, desconcierto, incapacidad para calificar un suceso o situación con las palabras más ajustadas:  porque se ha producido de imprevisto y no se entiende, por su  falta de lógica o la falta  de explicación posible a los elementos o acontecimientos  contenidos, etc. El uso de “Esto es kafkiano”, cuando tengamos razones para emplearlo y su comentario o explicación  pueden ser elementos motivadores; puede ser el inicio que nos prepare para introducirnos en el asunto, porque encierra misterio, tensión, desconcierto...

Tal como puede entenderse que proponía Kafka hace casi cien años en su obra La metamorfosis, los hikikomoris actuales comparten esta transformación; porque su actitud supone una huida hacia dentro, una rebeldía contra una sociedad que ofrece poco, o lo que ofrece está preestablecido y requiere mucho sacrificio, horas de trabajo, ausencia de convivencia familiar, etc., y se rebelan contra las consecuencias que ello les produce. Muchas veces estos jóvenes ven poco a sus padres porque cumplen horarios de trabajos extenuantes y, a grandes distancias del domicilio. En España, y en occidente, el fenómeno se produce de forma algo distinta: se están formando jóvenes antisociales que tienen contacto con otras personas, pero pasan la mayor parte del día enajenados, con la obligación social de estudiar y ser los mejores, de trabajar sin parar, y sin poder o querer detenerse para generar vínculos de amistad; prefieren chatear, o comunicarse por medio de Internet. Ese nuevo mundo les da la posibilidad de relacionarse con el exterior, pero de otra manera. La persona  controla lo que quiere que se sepa de ella; en realidad, vive como si esa realidad virtual fuera una segunda vida. Si el mundo exterior sigue una tendencia progresiva hacia la hostilidad, puede que exista, cada vez más, quien prefiera quedarse a solas con la tecnología, que parece más inocua, con menos riesgos. 


Este corto: Hikikomori (2008) dirigido por Jonathan Harris y música de Jeon Migyun  nos muestra, esquemáticamente, una situación no alejada de algunas realidades: 


La habitación de los adolescentes ya está en el primer plano de la cultura juvenil. La emergencia de la cultura digital facilita la comunicación interpersonal desde el propio espacio privado: el teléfono familiar, situado en el comedor o en el pasillo hasta hace poco ya es casi un objeto de museo; se ha sustituido por el teléfono móvil personal, utilizado desde la habitación; la comunicación escrita por carta se ha convertido en comunicación digital SMS, WhatsApp, e-mail o chat. Gracias a Internet, los adolescentes llegan a comunidades virtuales muy lejanas, desde su habitación. Los videojuegos (consola, gameboy, play station) domésticos sustituyen a las salas públicas de juego. Todo eso es fantástico, pero ¿hasta dónde? Hay menos conflicto generacional, pero cuando el uso es abusivo aparecen nuevas brechas (cada vez más sutiles) que separan a padres e hijos. Se comparte cada vez durante más tiempo el mismo espacio común (si atendemos al retraso en la emancipación familiar) pero se buscan espacios propios que puedan compensarles: la cultura de la noche, los viajes y el aislamiento en la habitación propia. 


La Metamorfosis, en alemán Die Verwandlung, también a veces traducida como La transformación, fue escrita  por Franz Kafka en 1915, con la Gran Guerra  envolviéndolo todo. A lo lejos, o cercana, pero con noticias funestas y angustiosas siempre. Escrita desde Praga y con Praga como entorno próximo, pero difícil de comprender. Una ciudad culta, cosmopolita,  pero con grandes tensiones étnicas y religiosas, que hará sentir al protagonista en medio de una gran soledad y dentro  de un claro sentido de alineación.
"Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.
 «¿Qué me ha ocurrido?», pensó..."

Presentación de la obra 
Así empieza la novela corta -o relato largo- de Kafka, como metáfora de muchas cosas, pero también, como la imagen de la crisálida en el momento de eclosionar para producir la transformación del adolescente en joven. Quién no ha sentido ese impacto en un día de su vida; cuando descubre, atónito o atónita que su cuerpo ha dejado de ser el de aquel niño o niña al que estaba acostumbrado y se ha transformado en otro, donde apenas se reconoce; en el que no se sabe encontrar, porque ha crecido; porque le falta habilidad para controlar sus extremidades, mucho más largas de lo que siempre le habían parecido; porque se siente torpe; porque sus brazos o piernas tropiezan con todo; porque los granitos y el incipiente vello están transformado su epidermis; porque su voz está cambiando, la nota de falsete o no puede controlar los gallos que tanto le avergüenzan cuando se los hacen notar. Su apariencia está dejando de ser la que, hasta ahora, tenía como la propia. ¿Qué me ha ocurrido? 
Gregorio se esconde, sin capacidad para dar la cara por miedo a su irreconocible aspecto y la aprehensión y creencia de que nadie se va a apiadar de él. Todos: padre, madre, hermana quieren que salga de su habitación. En el relato, es ya un joven vendedor que, al no ir al trabajo, el jefe se acerca  a su casa para conocer las razones de su ausencia. A través de la puerta, le recriminan su falta de responsabilidad; ha dado la hora de levantarse y él ha hecho caso omiso al despertador. Sólo su madre le justifica ante los demás diciendo que está indispuesto. Ante tanta insistencia, sale a pesar de lo que eso le preocupa, por su nueva apariencia. Todos, cómo no puede ser de otra manera, quedan estupefactos. Es un extraño monstruo ante los demás;  pero, ante sí mismo, sobre todo está desconcertado y confuso, sin poder reaccionar con la celeridad que los acontecimientos lo requieren y sin la compresión de los otros que no saben ver su yo profundo, que sigue siendo el mismo de siempre. Su padre, al verle, reniega de él y, a empujones y golpes, lo mete y encierra en la habitación, nuevamente. Se despierta después de dormir todo el día, hambriento, pero sin soportar tomar leche, a pesar de que antes tanto le había gustado. Además de su apariencia, sus gustos también cambian. ¿Ha madurado?

En esa nueva situación, permanece días en su encierro; su hermana Greta, la más cercana y atenta, intenta acertar en sus gustos alimenticios. Su única distracción es la escucha, a través de las puertas entreabiertas, de las conversaciones exteriores y de lo que ve a través de la ventana. La familia habla de la situación económica -él  aporta una parte importante a la economía familiar-. Piensa en su hermana, a la que quiere pero ante la falta de comunicación creciente, le resulta insoportable su presencia, lo que es mutuo, porque ella también le teme. Pasado el tiempo, "catorce días" su madre insiste en ver a su hijo, a lo que inicialmente, padre y hermana se oponen. Entran, él está escondido debajo de un sofá para no ser visto; resuelven que se movería mejor si le quitaran parte de los muebles que le impiden trasladarse de un sitio a otro por su gran volumen comparado con el pequeño espacio de su cuarto. En un momento dado, la madre ve a Gregorio y, por el impacto que le produce su monstruoso aspecto, pierde el conocimiento. Llega su padre, por la culpa que le adjudica del hecho, golpea y chilla al chico/monstruo que intenta escapar a toda costa. Su extraño cuerpo hace que la huida le sea difícil. Así, avanza el tiempo sin que se produzcan cambios significativos en la situación. Cada vez es más molesta la presencia de Gregorio en la casa por todo lo que representa y por los inevitables rastros de suciedad babosa que deja al arrastrarse por paredes, techo y suelo. Por iniciativa de Greta, y contra la voluntad del chico, despojan el cuarto de parte del mobiliario que Gregorio ama,  pero que no puede retener, porque ya no existe entre él y la familia ningún modo de comunicación. Él se siente cada vez más retraído, inseguro, débil... Casi no ve, no come, no duerme. Está desolado. Para todo el mundo su aspecto es cada vez más detestable. Desconfían de él, por su apariencia amenazante y por la suciedad que almacena en su entorno que ya, ni Greta tiene interés en recoger. En cambio Gregorio es, en su interior, el mismo de antes; con apariencia de monstruo, pero que ama  a los suyos, es sensible, sigue impresionando por la belleza, por el arte, por la música; desearía ser útil en el entorno familiar, pero la realidad aparente le imposibilita para cualquier acción que permita mostrar lo que es realmente, y siente. 

    “... la hermana tocaba tan bien... Su rostro estaba inclinado hacia un lado, atenta y tristemente seguían sus ojos las notas del pentagrama. Gregorio avanzó un poco más y mantenía la cabeza pegada al suelo para, quizá, poder encontrar sus miradas. ¿Es que era ya una bestia a la que le emocionaba la música?
Le parecía como si se le mostrase el camino hacia el desconocido y anhelado alimento. Estaba decidido a acercarse hasta la hermana, tirarle de la falda y darle así a entender que ella podía entrar con su violín en su habitación porque nadie podía recompensar su música como él quería hacerlo”

El final es sorprendente y escandaloso, seguro que nos produce gran congoja; pero implícitamente está pactado por la familia como la mejor, la única solución posible al problema que el azar de la vida les ha planteado; lo que sugiere muchas reflexiones que nos pueden resultar sumamente interesantes, porque nos permiten mirar en nuestro entorno y encontrarnos con circunstancias parecidas y veredictos análogos. No seguimos para llegar al final de la obra como está planteada, con un esquema de thriller en el que se resuelve el conflicto de la acción planteada,  poco antes de terminar el relato. 

Tenemos aquí una presentación somera de Mario Vargas Llosa sobre el autor y la obra, y luego una presentación del relato en forma de audiolibro, que nos acercan al contenido de forma muy agradable. 




Puede,  también,  elegirse la opción de seguir una lectura acompañada del audiolibro en lengua inglesa. El vídeo que proponemos tiene la ventaja de contener el texto y su locución, simultáneamente, con lo que favorece la relación  entre la palabra oral y la escrita, para los estudiosos de la lengua con dificultades. 



El autor, Franz Kafka 
Como una síntesis de su biografía veamos las palabras de Vladimir Nabokov Sobre "La Metamorfosis" Fragmento (Traducción de Noel):  

"Nacido en 1883, Franz Kafka se crió una familia judía de lengua alemana, en Praga, Checoslovaquia. 

Es el más grande escritor alemán de nuestro tiempo. Incluso poetas como Rilke o novelistas como Thomas Mann son enanos o santos de yeso en comparación con él. Se graduó de leyes en la universidad alemana de Praga y a partir de 1808 trabajó como escribano: un pequeño empleado en una oficina muy gogoliana de una compañía de seguros. Ninguno de sus ahora famosos trabajos, como sus novelas “El proceso” (1925) y “El castillo” (1926) fueron publicados durante su vida. Su gran cuento “La metamorfosis” fue escrito en el otoño de 1912 y publicado en Leipzig en octubre de 1915. En 1917 escupió sangre por primera vez, y el resto de su vida, un período de siete años, fue marcada por estancias en sanatorios de Europa Central. En esos últimos años de su corta vida (murió a la edad de cuarenta) tuvo un feliz romance, y vivió con su concubina en Berlín, en 1923, no muy lejos de donde yo estaba. En la primavera de 1924 ingresó en un sanatorio cercano a Viena, donde murió el 3 de junio, de tuberculosis en la laringe. Fue enterrado en un cementerio judío en Praga. Le pidió a su amigo Max Brod que quemara todo lo que había escrito, incluso el material que había publicado. Afortunadamente Brod no cumplió el deseo de su amigo..."  Por tanto, en estos días se cumplen 90 años de su muerte y el próximo 100 de la publicación del relato que comentamos.  

Veamos una representación del propio Nabokov por medio del actor Christopher Plummer en The Metamorphosis, a Study: Nabokov on Kafka (1989), un mediometraje dirigido por Peter Medak  que recrea en un curso de literatura a finales de los años cuarenta.
 


Si en inglés nos ocasiona dificultad, podemos ver un largo documental en el que se presenta su biografía con comentarios literarios y críticos  a su persona y su obra. Es de gran interés para iniciados o interesados por el autor y por la obra, de forma más exhaustiva. Hay imágenes de la ciudad de Praga, de los espacios en los que se movió y los instrumentos que le rodearon, en los años que se comentan.  Está muy bien contextualizado y es de gran belleza fotográfica.



La metamorfosis de Kafka  en el cine 
A lo largo de los años, se han producido algunas versiones de la obra, en general mediometrajes o cortos. Veremos  algunos:

Förvandlingen   (Metamorphosis) (1976) 
Dirección  Ivo Dvorák.  Guion de  Ivo Dvorák, (Franz Kafka) Interpretación:   Peter Schildt, Ernst Günther, Gunn Wållgren,  Inga-Lill Carlsson. Suecia.  Es una adaptación bastante fiel a la historia escrita por Kafka. Contiene una buena dosis de ironía social, en ocasiones, divertida. Es un relato de la alienación: Es surrealista, con muestras evidentes del rechazo y de la desesperación de quien la sufre. La historia se desarrolla a un ritmo lento. Es una historia psicológica, con muy poca acción y de carácter teatral por los elementos de expresionismo que contiene, más que cinematográfico. 
                  
Metamorphosis  (1987)  
Adaptación de la obra teatral de Steven Berkoff.  Interpretada por Tim Roth,  Steven Berkoff,  Linda Marlowe, Gary Olsen y Saskia Reeves.  Tim Roth destaca en la interpretación de Samsa, sin caracterización, ni efectos especiales. La metamorfosis de Samsa se interpreta únicamente por las posturas que Tim Roth hace en la evolución, por los ruidos que emite  y los movimientos de insecto que representa..

The Metamorphosis of Franz Kafka.   (1995)
Dirección Carlos Atanes. Interpretación: Antonio Vladimir, Manuel Solàs, Arantxa Peña, José María Nunes, Anne Sofie Nilsson,  Xavier Villena. España.  Es una adaptación en la que, si bien sigue con rigor parte del texto, interpreta  haciendo un cambio temporal de la situación  y algunos elemento de la escenografía, pero el resultado es interesante convirtiéndose en un mediometraje de 28 minutos de carácter fantástico. Aquí, Gregorio, en vez de estar en su cuarto, está metido en una gran biblioteca. Se  introducen guiños a otras obras del autor checo y, sobre todo, se hace alusiones a la vida privada y familiar del autor, muy especialmente a su padre,  Hermann Kafka, con quien parece que Franz mantuvo siempre una relación complicada. El acercamiento entre la familia de ficción (los Samsa) y la real (los Kafka) ocasiona un cambio de contexto temporal: El relato se sitúa en la Praga sometida por el nacionalsocialismo de los años cuarenta, aunque la obra Franz Kafka fuera escrita en 1915, el pero el nazismo sería el responsable, en esos años años de su muerte y de la de su familia. Por eso, incluso el título tiene un doble sentido biográfico/literario: La Metamorfosis de Franz Kafka que aquí se refiere a la obra La Metamorfosis de Franz Kafka, y también a la propia. Por todo ello, la reacción al film provocó controversias, aunque  nos parece que tiene muchas cualidades que cabe resaltar, porque Kafka era un judío que vivió en la República Checa en un período de antisemitismo y el relato de La Metamorfosis de Kafka se considera por muchos críticos como una metáfora visionaria del proceso del genocidio (durante tiempo se consideró a los judíos como bichos tan extraños como el que no precisa la obra y que, cada vez eran más arrinconados y ninguneados, por lo que era preciso deshacerse de ellos. Con ese argumento, se llegó al exterminio. Varios de los miembros de la familia Kafka  murieron en el Holocausto después de la muerte de Frank, por lo que se considera como una adaptación libre, o nueva lectura de la obra por parte del director. El período de tiempo de la película de Atanes de la Segunda Guerra Mundial se percibe por varios detalles, el más evidente es el de una secuencia en la que dos militares nazis llegan a la casa de los Samsa y los miran  de forma  amenazadora. El espacio  cinematográfico es de gran belleza; la antigua casa señorial da al relato un aspecto gótico de carácter romántico, en metonimia con los sucesos. Con una iluminación oscura en el que las intuiciones son más, que las certezas. El uso inteligente de la luz y la sombras y las expresiones asustados y tristes de los actores, dan a algunas escenas el carácter de pesadilla y corroboran en otorgar al conjunto un estado de ánimo misterioso. Hay escenas de efectos especiales débiles y mal desarrollados, pero el conjunto es aceptable. El final del relato no sigue al origina, parece que con el propósito de atenuar  o suavizar  lo grotesco de lo que había planeado el propio autor.


Franz Kafka Es una vida maravillosa  (Franz Kafka's It's a Wonderful Life) (1995)
Dirigida por  Peter Capaldi. Inspirada  en la confusión de su mujer entre  Frank Capra y Franz Kafka. El resultado es fruto  de este error: Kafka La metamorfosis mezcla y combina elementos con la película de Capra ¡Qué bello es vivir! (It's a Wonderful Life). Es un cortometraje de 23 minutos en los que se  muestra la lucha de Kafka como escritor para producir su obra. Al principio, el autor, interpretado por Richard E. Grant, está escribiendo La metamorfosis en la víspera de Navidad. Se sienta en un escritorio de su oscuro apartamento, con la pluma sobre el papel, y diciéndose a sí mismo:"A medida que Gregor Samsa se ​​despertó una mañana, se vio transformado en un gigantesco ... ¿qué?" A partir de esa interrogación inicial Capaldi bucea en las posibles ideas Kafka puede desarrollar. ¿Cómo sería Gregor cuando despierte? Presenta posibles escenarios y se da cuenta de que Samsa puede despertar como insecto. 

Kafka  no puede trabajar tranquilo en la obra que está escribiendo. Constantemente le  interrumpen. Todo el mundo le va felicitando las Pascuas. Elige la profesión de Gregor, entre la de vendedor de cuchillos o viajante, interpretado por Ken Stott. Hay una mujer que insiste en que Kafka ordenó hacer un disfraz gigante de insectos. Entre los personajes, está su vecina, la señorita Cecilia, que tiene una celebración navideña ruidosa, llena de música y de risas de niñas. Antes de que Kafka se enfrente a su vecina, ella se imagina que va a quejarse por el ruido que hacen, por lo que, cortésmente, se disculpa. Luego pregunta con una sonrisa, "¿Es esto una conversación real o imaginaria?" Kafka responde: "Imaginaria, por supuesto." Cuando Kafka va a la puerta, la señorita Cecilia le invita a entrar; se encuentra a varias chicas vestidas de blanco bailando alegremente alrededor de un árbol de Navidad. Aquí es donde se introduce el elemento de Capra, pero hace un giro, cuando las niñas comienzan a saltar como canguros. Grant está magnífico en el papel de Richard. Sus expresiones faciales exageradas y sus miradas le dan una especial caracterización. Una de las mejores escenas de la película se produce cuando la señorita Cecilia, cual ángel de la guarda Clarence Odbody de la película de Capra, consuela a Kafka después de que mata a una cucaracha. Se lamenta teatralmente "me dio la inspiración y le di muerte." Su miseria, junto con su carácter alegre, produce un choque de géneros, lo que da a la historia una especialmente interesante. La producción es surrealista y distorsionada y espeluznante. La banda sonora parece de una película de terror clásica, lo que le da una atmósfera aún más inquietante. La película termina con todos los personajes a lo Capra, dejando al espectador preguntándose qué era real, de todo lo representado. Es un final hilarante y extraño. La película ganó un BAFTA en 1994 al mejor cortometraje y el Oscar al mejor cortometraje en 1995. Mientras que la película de Atanes es sombría e involuntariamente graciosa, la película Capaldi es extraña y muy divertida. Las dos películas toman el humor surrealista y oscuro de  La metamorfosis de Kafka. 

Gregor-Metamorphosis (2004/2005) 

Dirección Brian Lederman. GuiónBrian Lederman. Interpretación: Peter Bron, Brenda Cooney, Devin Ra Scott, Barbara Thomas. Fotografía Mark Vignoli. Es una interesante interpretación de la obra porque Gregorio se ajusta a una metamorfosis psicológica más que real en la que el personaje sufre una regresión progresiva, sin que su físico apenas tenga modificaciones, regresión por la incomprensión de su entorno, ante la falta de puntualidad al levantarse; incomprensión que le lleva al nihilismo al final,  en la que el muchacho  no tiene salida y es entonces cuando la mutación es completa.  

Gregorio (2010)

Película de animación  de Pedro Gonzalo Reyes, inspirada libremente en el  relato La Metamorfosis de VIDEOFREAKS (2010),con música de Tristán e Isolda  de Richard Wagner a partir de arreglosde Gyorgy Ligueti,  como fondo. Se trata de una adaptación que tiene en cuenta muchos detalles de la obra pero simplifica  y omite elementos de la acción.

Metamorphosis (2012) 

 
Dirección: Chris Swanton. Interpretación: Robert Pugh, Maureen Lipman, Laura Rees.  Guión Chris Swanton. Inglaterra (89 minutos). Es un trabajo  atractivo que sigue con fidelidad al relato de Kafka. Tiende a la expresividad, dando énfasis a los sentimientos de los personajes, en una situación visual  luminosa que permite percibir el impacto que produce en los miembros de la casa, la transformación de Gregor. Ahora convertido en un evidente escarabajo. Es la primera vez que se ha rodado la obra en lengua inglesa.   

Otras adaptaciones de la obra y tratamientos del tema.

Metamorphosis (1988) 

Philip Glass, compuso una obra para piano en cinco partes, inspirada en la historia. La tercera y cuarta parte  se componen de la música incidental para las representaciones teatrales del hombre convertido en insecto. 


Gregor de  Quim Monzó (1999).  Dentro de  Vuitanta-sis contes,  Quadems Crema, Barcelona, 1999, pp. 519-526. 
En el cuento hace un proceso inverso al del relato de Kafka y presenta la transformación de un escarabajo en niño para su propia sorpresa y con su rechazo para los de su progenitores escarabajos que le han dado la vida. Se trata de una mirada que nos ayuda a ver de manera objetivada en nuestro entorno y alejándonos de nuestra propia identidad, pera percibir y conceder a las otras la misma importancia e interés. Ponernos en el lugar del otro para así, poder comprenderlo mejor. Es un delicioso cuento escrito en catalán  y que ofrecemos también la versión en castellano e inglés.  

David, Lawrence; Durand, Delphine (il.) (2000) Beetleboy: inspired by Franz Kafka's The Metamorphosis.




Es una adaptación pensada para el público infantil de La Metamorfosis de Kafka. La historia muestra la capacidad de los más pequeños para adaptarse a situaciones difíciles y seguir adelante. Gregory Sampson se despierta una mañana y  se sorprende  al descubrir que se ha convertido en un enorme escarabajo. Aún sorprendido por su nueva apariencia, Gregory rasga  su camisa para poder sacar los dos nuevos brazos  que le han salido. En el fondo está satisfecho porque cree que las nuevas extremidades le ayudarán a contar mejor en la clase de matemáticas y con eso poder destacar. Curiosamente, nadie, salvo su mejor amigo, se da cuenta de su rara transformación. Desconcertado, ve que a pesar de  los cambios  evidentes, nadie se fija en él. Triste por el fracaso considera que, la única manera que puede llegar a llamar la atención es subiéndose al techo de su dormitorio y dejar que pasen las horas para que llegue alguien y se fije en él.

Matt Groening escribió en el año 2001 una parodia de La metamorfosis, en el libro “Simpsons Treehouse of Horror Spook-tacular”, llamada  Metamorphosimpsons.   
                 











Cuenta con Maggie que se transforma  por un error debido a una maldición gitana. La influencia de Kafka es también evidente cuando Lisa va al "Café Kafka", que cuenta con varios carteles de las cucarachas. Café Kafka es un pequeño café en Springfield. Es un lugar de reunión popular para los estudiantes de la Universidad de Springfield, debido a sus espectáculos con actuaciones de poesía, como una del poeta laureado, Robert Pinsky .

Lanza Olsen  publica  el año 2007 Anxious Pleasures: A Novel After Kafka.  

Es una novela posmoderna  publicada por Zapatero y Tesoro  (ahora  Contrapunto ). Es una obra de metaficción.  Explora  intertextualidades  apropiándose y reescribiendo a  Franz Kafka por medio de un hombre llamado Gregor Samsa que se despierta una mañana para encontrarse transformado en un insecto gigante. La novedad es la nueva perspectiva de visión porque lo muestra  desde el punto de vista de los personajes secundarios: su severo padre, su angustiada madre, la hermana en la que confía pero al final de falla.  Intercala la narrativa de Margaret, una mujer  joven que lee el texto de Kafka por primera vez  (un texto que muestra  hechos distintos a los de la obra original, y a un vecino de del piso  inferior, que puede ser una versión del  propio Kafka. Al centrarse en puntos de vista distintos al de Samsa, la obra  hace un collage de perspectivas  relacionadas con la verdad de algunos problemas planteados en el texto original, incluyendo  la transformación   de Samsa  en el primer lugar.


Al final, lo que fue en un principio. 

Para terminar, hemos de señalar  que la escritura sobre transformaciones ha sido un tema  literario recurrente desde los orígenes de la literatura. Sólo vamos a señalar dos referentes  que han tenido una enorme repercusión en la historia de la literatura universal.

Las Metamorfosis  del romano  Apuleyo (s. II C).   
Narran la transformación de un joven en asno debido a los maleficios de una bruja y que recobra la forma humana gracias a la diosa Isis. Es la única novela latina completa que se ha podido encontrar. Era la adaptación de un original griego que se perdió, cuyo autor pudo ser Lucio de Pratae, aunque este  nombre corresponde al personaje principal y narrador de la obra. Es una obra imaginativa, irreverente y entretenida que consigna las ridículas aventuras de Lucio, joven obsesionado con la magia. Encontrándose en Tesalia, “cuna de la magia”,  busca la oportunidad de ser testigo de su uso y propiedades.  Su entusiasmo lo lleva a ser transformado accidentalmente en asno. Lucio  es miembro de la aristocracia romana  y con esta nueva forma  es  víctima de las miserias  que sufren los esclavos y desposeídos reducidos  como él a  ser  bestias de carga y explotados  por  los ricos terratenientes.


Las Metamorfosis  del poeta romano  Ovidio ( siglo VIII de C.) 


        

                                           
Son una serie de bellas fábulas que narran las transformaciones de los héroes mitológicos en plantas, animales o minerales. Es una especie de historia universal desde el caos primigenio,  hasta la muerte de Julio César y su transformación en estrella.

Sugerencias didácticas.

  • ¿Quién era Kafka? ¿Dónde había nacido? ¿A qué país pertenece? ¿En qué época vivió? Se llama igual ahora que en la época que refleja?
  • Buscar algunos datos  relacionados con la historia de la Republica Checa y de Praga. Explica  a qué momentos históricos hace referencia la  historia.
  • ¿Cuándo decimos que algo es kafkiano?
  • ¿Qué le pasa a  Gregorio? ¿Cómo se  siente?¿Cómo  es la  habitación  de  Gregorio? ¿Por qué  se caracteriza?
  • ¿Quién es  la  única persona   que  se preocupa por él? ¿Cambia  su actitud a medida  que pasa  el tiempo?¿Qué decide  hacer  la familia con  Gregorio  en la novela?  Se puede comparar el final de la novela con el de algunas de las películas propuestas y comentar de forma justificada la razón de las variantes. 
  • Después  de  ver el cortometraje de  Hikikomori,  y el documental Hikikomori jóvenes invisibles, comparar los dos relatos. El punto de vista narrativo,  el género cinematográfico al que pertenecen, la forma  de relato (interna o externa) y relacionarlos con lo que presenta La metamorfosis de KafkaVolver a ver las semejanzas  y las diferencias significativas de los tres relatos.
  • Comparar  finales. ¿Cuál parece  más interesante? ¿Cuál más cruel? ¿Cuál más cínico?
  • ¿Te has sentido alguna vez  como  un  bicho raro? Pon  algún  ejemplo.















Franz Kafka (1915):  La metamorfosis  (texto completo de la novela)

Pep Paré : Guia de lectura de la Metamorfosi de Kafka  Ed. Cruïlla.