martes, 27 de enero de 2015

GEORGE ORWELL, 1984


En estos días,  recordamos  la muerte de Eric Arthur Blair, más conocido por el pseudónimo George Orwell. Había nacido en Motihari, Raj Británico, el 25 de junio de 1903. Murió en Londres, Reino Unido el 21 de enero de 1950. Fue periodista y escritor. A pesar de su corta  y tortuosa vida,  nos ha legado escritos con muestras de experiencias personales de un gran interés histórico y biográfico  por el espíritu crítico con las que las presenta y por su carácter premonitorio del futuro,  porque permiten mostrar y analizar simbólica y críticamente la realidad actual. Sus relatos y vivencias corresponden a tres etapas de su vida: de su juventud, como oponente  al imperialismo británico y por su lucha  con las fuerzas del orden colonial en Birmania. Más tarde por el relato de su actuación en contra de las penosas condiciones de vida de los trabajadores de Londres y de París y, finalmente por su crítica a los totalitarismos nazi y estalinista  después de su participación en la Guerra Civil Española.


Aunque el autor sea conocido sobre todo por sus  obras Rebelión en la granja (1945) y 1984 (1949) es, además, uno de los ensayistas más destacados de los años treinta y cuarenta del siglo XX en lengua inglesa. En 2008, figuraba en el segundo puesto en el periódico del Reino Unido TheTimes  entre los cincuenta escritores británicos más relevantes desde 1945.  

Orwell, en 1984 argumenta que todos están vigilados por un gran hermano. Las personas habían perdido sus pensamientos, su personalidad y su capacidad de decidir por si mismas porque el control público  de  la mente era total.  Relata un presente cercano al autor, pero  hace una  acertada visión de futuro.


Orwell alerta sobre la debilidad de las mentes pensantes, se concreta en las británicas. Pero, aunque habla de su presente,  no es estático y ofrece la posibilidad de hacer un salto no sólo a 1984, como sugiere el título, sino a la actualidad; su lectura permite percibir ver que, lo que está ocurriendo, si se analiza de forma extrapolado, haciendo el correspondiente salto en el tiempo, por encima de la anécdota, podremos encontrar semejanzas en muchas de las circunstancias y situaciones, con las que vivimos; porque, actualmente, cada uno de nosotros está, igualmente, estrechamente vigilado en todos los movimientos, aunque la sutileza de "El Gran Hermano" actual  nos hace desentendernos de lo que ocurre. Somos observados por satélites, por cámaras de seguridad, por los movimientos cifrados que hacemos desde el ordenador por medio de Internet y de cada una de las fibras ópticas que conectan desde nuestra intimidad, con el exterior, por las huellas que vamos dejando en cada actuación real o virtual. Estamos en una situación en la que nos movemos con una falsa creencia de libertad, que cada vez tiene unos límites más estrechos y que, además, cada vez es más invisible, más intangible. Aparte, están las nuevas normas y reglas de que constantemente aparecen, de carácter controlador, siempre con el fin aparente de regular el bien común y como consecuencia mejorar el bienestar de los ciudadanos. Hemos de pensar en ese extremo y ser cuidadosos para no depositar nuestras intimidades en lugares poco fiables, sin pensar en las consecuencias; porque, con frecuencia, creemos que nuestra vida tiene escaso interés y nos deja indiferentes o nos sentimos incrédulos de que nuestras informaciones o el control que se pretenda hacer de ellas nos pueda afectar, por lo que restamos importancia a las características de nuestras peculiaridades, costumbres, gustos y maneras de movernos o actuar; creemos que somos así y somos libres de seguir de la misma manera o cambiar, si nos viene en gusto. No es tan elemental, todo lo que somos, lo que nos rodea y hacemos es de gran interés para establecer y optimizar vías de control social sobre nosotros. Importa ser muy celosos de nuestra intimidad y actuar con un espíritu crítico, sobre todo aquello incita a externalizar aspectos íntimos, individualmente o de forma colectiva,  con el fin de evitar posteriores vasallajes indeseados. La historia que presentamos es para analizar las semejanzas y diferencias entre la ficción distópica relacionada con el año 1984  y la realidad actual.

La  novela: 1984. Algunos datos. 

La novela se publicó el 8 de junio de 1949, poco antes de la muerte del autor y ya gravemente enfermo. Escrito a lo largo de 1948,  permuta los dígitos del año al que se refiere para  evitar censuras o represalias. Nos sitúa la historia  en el Imperio de Oceanía donde sólo hay un Partido Único tiene un dominio total. El Londres de 1984, el espacio del relato, es  una parte de Oceanía, uno de los tres gobiernos enormes que existen en el mundo. Oceanía está controlada por una élite poderosa y misteriosa.



                                                                                      Las Naciones de 1984
Oceanía (Como ideología tiene el Ingsoc, es decir, el Socialismo Inglés); comprende el Hemisferio Occidental, las Islas Británicas, Australasia y África del SurEurasia (Su ideología es Neo- bolchevismo); tiene los territorios de Europa Continental y Rusia, incluida Siberia. Asia Oriental (La ideología es "obliteración del Ser", es decir, "el culto por la muerte", comparado con la doctrina del Juche); situada en  ChinaJapónCorea y de Indochina.



Oceanía  está gobernada  por el  INGSOC (Socialismo Inglés), es la ideología del partido imperante y la  pseudofilosofía la base filosófica  en la que se sustenta. Ha de pertenecer todo aquel que no sea de la prole. Tiene la neolengua como idioma oficial para la redacción de documentos oficiales.


El comportamiento correcto de un ciudadano perteneciente al Partido se resume teniendo en cuenta, conceptos antitéticos. De lo que se predica se pretende lo contrario:
  • La manera de tener paz interior, es mantener la guerra contra las otras dos potencias, porque alimenta la esperanza de que Oceanía ha de triunfar. La sumisión al Partido es libertad; porque lo contrario es la muerte, dejas de existir. Creer las mentiras impuestas nos hará fuertes para seguir en juego dentro del Partido; la ignorancia una virtud porque hay menos riesgo de descubrir incoherencias, menos posibilidades de caer en el 'crimental'. 
  • El segundo elemento de cohesión es la abstinencia sexual. El único sexo posible es para procrear. 
  • El tercero y más fuerte motor de cohesión de la sociedad de 1984 es el odio hasta el dolor. Odio a lo extraño, al extranjero, al contrario al Partido. Las manifestaciones populares más lúdicas son las películas de propaganda bélica, las ejecuciones -previo escarnio público- de prisioneros de guerra enemigos y, sobre todo y por encima de cualquier otra, los Two Minutes of hate (Dos Minutos de Odio).

La jerarquía de clases sociales de Oceanía tiene tres niveles:
  • Partido Interior, de la clase alta; la minoría gobernante de élite. Representa el 2% de la población
  • Partido Exterior, representa a la clase media,  el 13% de la población.
  • Proles (del proletariado ), la clase baja. Constituye el 85% de la población, la clase obrera sin educación. 
Los lemas del Partido son: "Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza".

El Partido controla la población con cuatro ministerios. Los ministerios tienen un nombre antónimo a la función que desempeña. 
  • Ministerio de la Paz (Minipax). Se ocupa de la guerra y de la defensa. Procura que la contienda sea permanente. En guerra con otros países, el país está en paz consigo mismo. (Hay menos revueltas sociales cuando el odio y el miedo se pueden enfocar hacia fuera, como señala la psicología social).
  • Ministerio de la Abundancia. (Minidancia). Se ocupa de los asuntos económicos (del racionamiento y del hambre y procura que el pueblo viva con lo mínimo)
  • Ministerio del Amor (Minimor) Se ocupa de la ley y del orden (con la tortura y el lavado de cerebro, reeduca a los miembros del partido inculcando amor  al Gran Hermano y fidelidad a la ideología del partido)
  • Ministerio de la Verdad (Miniver). Se ocupa de las noticias, del entretenimiento, la educación y el arte (la propaganda). Destruye todo documento histórico que contradiga o explique la realidad de modo distinto al que se quiere mostrar.
El gobierno, denominado Big Brother (Gran Hermano), utiliza cámaras y dispositivos de escuchan para observar constantemente a todos sus ciudadanos. El Gran Hermano es una copia, hasta en los detalles físicos del personaje, de la personalidad de Iósif Stalin.También hay una policía secreta dedicada a la presentación de informes tanto de los pensamientos rebeldes como de lo que consideran mala conducta de los habitantes en general, a las autoridades correspondientes. Los habitantes de Oceanía, en particular los miembros del Partido Exterior carecen de privacidad.Viven entre telepantallas bidireccionales; pueden ser vistos o escuchados en cualquier momento. Hay pantallas, visores y teleobjetivos y micrófonos ocultos en domicilios, espacios de trabajo y en lugares públicos. La correspondencia escrita llega leída por el gobierno antes de que su entrega de forma rutinaria. La Policía del Pensamiento emplea agentes encubiertos, que se presentan como ciudadanos normales y denuncian a cualquier persona con tendencias subversivas. Los niños son animados a reportar a las personas sospechosas al gobierno, y algunos incluso denuncian a sus padres. La ciudadanía es vigilada y controla  ante el menor signo de rebelión; incluso por algo como una expresión facial, puede resultar motivo delación; detención inmediata y prisión. De este modo, los ciudadanos (y en particular los miembros del partido) se ven obligados a la obediencia. La sociedad del año 1984 de Orwell carece de todo atisbo de intimidad y el pensamiento libre está terminantemente prohibido.  

Es una obra de ciencia ficción distópica, como  Fahrenheit 451 (1966) dirigida por François Truffaut y basada en la novela homónima de Ray Bradbury escrita en 1953 y  Brave New World (Un mundo feliz) de Aldous Huxley, publicada por primera vez en 1932, que cuenta con varias adaptaciones al cine y al teatro. Son obras centradas en la perversión de presentar una utópica sociedad futura en la que todo funciona a la perfección por la ausencia de personalidades que tengan una voz propia disonante.

Los personajes

Winston Smith, el protagonista, está cercano a los cuarenta años, es un trabajador del Ministerio de la Verdad que intenta discurrir por sí mismo, pero es inseguro y temeroso, porque es  una pieza más de la maquinaria en la que está metido. Sus padres y hermana han desaparecido, probablemente en una purga del régimen. Odia con todas sus fuerzas a dos mujeres: a su esposa Katharine y Julia. Ambas son mujeres entregadas al partido. Su esposa no quiso darle descendencia, por considerar la maternidad un acto de sumisión al Partido, pero el sexo por placer le parece una abominación, su frigidez es su fuerza y Julia aparentemente representa más de lo mismo.

Winston tiene una actividad tediosa. Es el que altera los nombres para cambiar la historia por medio del diccionario de la 'neolengua'. También ha de alterar la prensa para obviar las noticias incómodas para el Partido y crear otras tergiversando las originales para adecuarlas a la verdad oficial, además de justificar que las anteriores nunca hayan existido. Igualmente, personas caídas en desgracia a los ojos del Partido dejan de existir para el mundo en el que viven: nunca han existido. Son 'nopersonas'. La guerra real que en ese momento tienen con Asia Oriental, la convierten en la guerra con Eurasia, si el Partido de Oceanía, así lo dice; y esa es la vedad. La facultad de cambiar una idea al compás de las consignas del Partido se denomina 'doblepensar'. Lo blanco puede ser negro si el Partido dice que es negro, y un buen miembro del Partido, un 'doblepensador' ha de tener la habilidad necesaria para asimilarlo. La capacidad del 'doblepensar' de generar paradojas se manifiesta en la nomenclatura de los órganos gubernamentales. El 'doblepensar' sólo es válido si se produce un verdadero estado mental conducente a afianzar una concepción inmutable de la Historia. Un ciudadano puede ser modélico para el Partido, oficialmente, pero, si le falta convicción para creer la verdad del INGSOC, su inconsciente le delatará en alguna ocasión y cometerá un ‘crimental’. Un hecho, un indicio, un pensamiento a destiempo, un lapsus linguae o una frase murmurada entre sueños bastarán para acabar con esa persona. Y ese "acabar" funciona tanto en sentido individual (será vaporizado) como en el colectivo (al ser una 'nopersona', nunca habrá existido; nada demostrará que ha existido; nadie lo recordará). Winston lleva años en la tarea de reconstruir la realidad a medida y es consciente de las falsedades que incurre, con el cambio de sentido a palabras fundamentales, porque  ve contradicciones entre lo que se dice del pasado y sus recuerdos reales. 


Su falta de credulidad, hace que empiece a tener problemas de fidelidad al gobierno. No atiende fielmente a la propaganda oficial. Por ejemplo, el gobierno afirma que están en guerra contra Eurasia, pero Winston recuerda estar en guerra con Asia Oriental. Él no quiere vivir bajo un gobierno represivo. Se permite pequeños actos de rebeldía, de los que ha de ser sigiloso para no ser descubierto. Por ejemplo,  inicia un diario personal, acto no permitido, porque incluso es controlado dentro de su casa y busca aliados. Es una tarea peligrosa, porque el Gran Hermano siempre mira. A pesar de su deseo de rebelarse, Winston  teme ser descubierto por la Policía del Pensamiento que busca y castiga despiadadamente a los miembros de la sociedad que se atreven a cuestionar los mandatos oficiales. 

Julia tiene unos 25 años, es inteligente y atractiva. Se ven a distancia con Winston. Él la odia por su entrega al partido, pero a pesar de ello, un día ella le remite una nota a escondidas diciéndole que le quiere. Aunque relacionarse con ella supone un gran peligro, se enamora y le revela sus verdaderos pensamientos y, como en el fondo también es rebelde, le corresponde. Empiezan una relación amorosa totalmente  ilegal, sobre todo porque ella es miembro de la Liga Juvenil Anti-sexo. Pero, su manera de entender la militancia en la que está es la de aprovecharse de la estructura para hacer lo que quiere, por lo que su actuación es antitética a lo que desde su opción se predica. Trabaja en el Departamento de Novela, en Ministerio de la Verdad; desde allí, escribe novelas pornográficas que luego se distribuyen clandestinamente entre los 'proles', y así se les hace creer que consumen un producto prohibido. Su cinturón de castidad es el recordatorio de que el sexo es intrínsecamente abominable, pero su actuación sexual la desdice. Winston y Julia comparten el sueño de estar en un mundo libre de guerra y opresión. Todo se complica con el paso del tiempo.

O'Brien es aparentemente otro rebelde, se hace amigo de Winston y de Julia. Ha pasado los últimos siete años compartiendo cosas con Winston, por lo que lo conoce bien y sabe mucho de su vida, acciones y pensamiento. Los invita a su casa. O'Brien resulta ser un miembro de la Policía del Pensamiento, trabajo que encubre y les denuncia con la ayuda de Charrington, hombre a quien Winston y Julia alquilan una habitación secreta para llevar a cabo su aventura. Winston y Julia  son torturados. Winston se resiste a toda la tortura hasta que se le envía a la habitación 101 donde O'Brien tiene una jaula  con ratas de las que Winston tiene un recuerdo que le  aterroriza.  Suplica a O'Brien que torture a Julia en su lugar. O'Brien lo libera. Al traicionar Winston a Julia, O'Brien lo destruye moralmente. Agradecido por haber sido puesto en libertad, Winston está completamente comprometido nuevamente con el Gran Hermano y deja de sentir nada por Julia.

Emmanuel Goldstein es ex-líder del Partido, líder de la Hermandad, organización secreta que pretende derrocar al Partido y autor del libro, La Teoría y Práctica del colectivismo oligárquico. Goldstein es el simbólico 'Enemigo Público', especialmente durante el Dos Minutos de Odio. Winston se entera de que el libro ha sido redactado por un comité del Partido Interior,  que incluye a O'Brien. Por tanto, si Goldstein o su Hermandad son reales o sólo invenciones de la propaganda del partido, es algo que ni Winston, ni el lector pueden saber. Es un personaje inspirado en Lev Trotsky. Sus semejanzas: Los dos participan en las primeras etapas revolucionarias. Sus descripciones físicas coinciden. La persecución al trotskismo en la Unión Soviética inspira los Dos Minutos de Odio en la novela.


Jones, Aaronson y Rutherford.  Son ex miembros del Partido Interior a quiénes Winston recuerda vagamente como líderes originales de la Revolución,  antes de que él hubiera oído hablar de Gran Hermano. Fueron torturados por sospechosos.

Ampleforth.  Es encarcelado por dejar la palabra "Dios" en un poema de Kipling; es un soñador y un intelectual que disfruta de su trabajo; respeta la poesía y el lenguaje, rasgos y cualidades incoherentes con el Partido.

Charrington. Es un oficial de la Policía del Pensamiento, viejo viudo se hace pasar por un encargado de la tienda de antigüedades en el barrio Prole, que frecuenta Winston. Allí compra el diario y algunos libros. Parece amistoso, pero es un agente subversivo que observa a los clientes que le frecuentan para luego, como pasa con Wiston,  delatarlos. 

Katharine. Es la mujer de Winston, la abomina. Se habían habían separado unos diez años antes, depués de poco más de un año de matrimonio  porque no pueden tener hijos y el partido  rechaza la relación sexual por placer.

Tom Parsons, vecino de Winston, es un ingenuo; un miembro ideal del Partido Exterior. Es un hombre sin educación, fácilmente sugestionable, totalmente fiel al Partido, y se siente orgulloso por ello. Participa con mucho empuje en las actividades propias de su clase social, aunque finalmente su hija le denuncia por decir palabras contrarias al partido en sueños. 

La señora Parsons. Es una desventurada mujer intimidada por sus propios hijos, que son miembros de la Liga de la Juventud del Partido y representan la nueva generación de ciudadanos de Oceanía, sin memoria anterior a la del Gran Hermano, y sin vínculos familiares o sentimiento emocionales; representan el modelo de sociedad creada por el Partido Interior.

Syme.  Es el colega de Winston en el Ministerio de la Verdad, a quien el partido "vaporiza" porque seguía siendo un intelectual que pensaba con lucidez. Era un lexicógrafo que había ayudado a desarrollar el idioma y el diccionario de la ‘neolengua’, cree que reemplazaría Oldspeak (Standard Inglés) en el año 2050. Aunque es políticamente ortodoxo con el Partido, según Winston “es demasiado inteligente; ve y habla con demasiada claridad". El nombre de Syme se había eliminado de la lista de los miembros del Club de Ajedrez y Winston crer que se ha convertido en un nopersona.

Puede verse el argumento de la novela en forma de novela gráfica, en inglés,  lo que permite dar un nuevo juego al poder tener en cuenta un resumen  de la obra en su versión original. 


Adaptaciones de 1984

Televisión 

La adaptación de Nigel Kneale para la British Broadcasting Corporation es de 1954. Fue dirigida por Rudolph Cartier con Peter Cushing en el papel de Winston Smith, Yvonne Mitchell en de Julia y André Morell en  de O'Brien.



Es una adaptación de calidad, sobria,  en la que se muestra la preocupación por la vida de los personajes de 1984. La presentación de la obra no dejó indiferente a la audiencia. Hubo quejas sobre el contenido "horrible" (especialmente la habitación 101 en la escena en la que Smith sufre la tortura de las ratas) y la naturaleza "subversiva" de la obra. Preocupaba la representación de un régimen totalitario controlador de la libertad de pensamiento de la población. También hubo un informe en el periódico Daily Express porque una espectadora tuvo un infarto mientras veía la representación. El programa tuvo varias mociones, presentadas en el Parlamento, unas en contra  y otras a favor:  Bien por su dureza,  bien por saber entender al público como adultos capaces de comprender la historia. La obra se ha ido repitiendo en varias ocasiones en la BBC.   

De Spike Milligan escribió una parodia de 1984  para el Goon Show titulado 1985, transmitido el 4 de enero de 1955. El elenco de personajes incluye Trabajador 846 Winston Seagoon (Harry Secombe), la señorita Sfnut (Peter Sellers) y Trabajador 213 Eccles (Milligan).  Gran Hermano fue sustituido por el Gran Hermano Corporation (es decir, la BBC) y la revolución de Goldstein por el Ejército de Televisión Independiente de Horace Minikstein.

Cine

La novela se llevó al cine,  con el mismo título o con otros alejados pero con influencia de la obra, en varias  adaptaciones.


1984 (1956)

En 1956 Michael Anderson dirigió la primera adaptación al cine, con el mismo título, con Edmond O'Brien en el papel de Winston Smith y Jan Sterling como Julia. 


Tras el final de una hipotética guerra atómica, nos adentramos en el marco del desarrollo argumental del film. La capital inglesa es el epicentro de Oceanía, una de las tres grandes regiones en las que se ha dividido el planeta tierra. Configura su dinámica en el entorno dictatorial emanado en la figura del Big Brother. En esta curiosa, irregular y terriblemente pesimista película es inequívoco resaltar el aire british, que en el momento de su estreno se saldó con un estrepitoso fracaso, y que desde entonces ha seguido manteniendo su anonimato. Lo mejor de esta versión de 1984 –versión Anderson-, es la cotidianeidad y el alcance fatalista del relato. Dentro de la mejor corriente británica. El film traslada al espectador a un desasosiego permanente por medio de unas imágenes grises, con unos seres que carecen de sentimientos y emociones. Todo ello controlado por pantallas y referencias emanadas de la consigna gubernamental, exteriorizando el mundo orwelliano a partir de los absolutismos observados en la II Guerra Mundial –desde los totalitarismos fascistas y nazis, hasta el marcado por el comunismo estalinista-. Es en ese pozo, acentuado por una intermitente morosidad narrativa, es donde se encuentran los límites –positivos o negativos-, de una película difícil para el espectador; que ha de conocer previamente el referente literario para entenderla. Sin embargo,  la intensidad de algunas secuencias finales, casi asfixiantes, como la de Smith al ser confinado a la celda 10 bajo el horror que le producen esas ratas que tanto le aterrorizan y la fuerza de los instantes finales, nos acercan a una conclusión contundente y efectiva, dentro de un relato limitado en sus logros, intermitente en la definición y fluidez de sus secuencias y caracterizado, además, por  una notable pobreza de medios.
                                                  

Sleeper (1973)

En 1973 Woody Allen realizó una versión libre en clave de comedia titulada Sleeper (El dormilón). Cuenta en el reparto Woody AllenDiane KeatonJohn Beck y Mary Gregory.  Es una de las primeras producciones  de Woody Allen. Hace una sátira a los ideales futuristas. Se evocan ambientes metálicos y situaciones absurdas, hace una comedia física (o slapstick) con una banda sonora de jazz compuesta por el propio Allen y su grupo de la época The New Orleans Funeral Ragtime Orchestra. La influencia de 1984 de George Orwell  se percibe, pero está inicialmente inspirada en la novela de H. G. Wells,  When the Sleeper Wakes (1899) (revisada más adelante como The Sleeper Awakes, 1910). 




Miles Monroe (Allen) es dueño de un establecimiento de "comida sana". Después de una operación de extirpación de amígdalas es congelado erróneamente y despierta 200 años después. Un grupo de rebeldes lo utiliza porque necesita de una persona sin identidad para derrocar el dictador que gobierna el mundo. Inicialmente Monroe intenta escapar, camuflándose como un mayordomo mecánico. Se encuentro Luna (Diane Keaton) junto a la  que  sufre desventuras y persecuciones y finalmente es capturado y asimilado por los rebeldes que pretendían destruir. Le someten a un proceso de reeducación, en el que ha de participar en una conspiración donde ha de informarse sobre el ultrasecreto proyecto AIRES, que finalmente es una oportunidad para lograr sus objetivos.
                               

1884 (1984)

En 1984 Michael Radford realizó la segunda versión, con el mismo título, directamente basada en la novela. Cuenta en el reparto a John Hurt como Winston Smith, Richard Burton como O'Brien y Suzanna Hamilton como Julia.  




Michael Radford hace una buena  adaptación de la obra de Orwell. Encuentra  la línea que relaciona   el "futuro" mundo de 1984 con el mundo de la posguerra sombría en la que Orwell escribió la novela. Fiel al espíritu del libro; la película transmite  la visión triste y ceñuda de Orwell. El escuálido John Hurt y con aspecto cansino, borda a Winston Smith que plasma de manera sobrecogedora y muy convincente las torturas físicas a las que le someten una vez detenido para que confiese su delito ante el pueblo y rectifique de su error. El  papel  de Richard Burton, que murió poco después de terminarlo, es el inmensamente cínico de O'Brien, que se siente cerca de la gente sólo mientras él los está torturando. Suzanna Hamilton es Julia, una feroz  huérfana de guerra,  que tiene una rebeldía inspirada en sus hambres. El estilo de Radford en la película es un experimento interesante. Cabe destacar el diseño de producción  de Allan Cameron, la banda sonora de Dominic Muldowney, con la participación del dúo musical Eurythmics (Annie Lennox y David Stewart) y más aún de la fotografía de Roger Deakins para recrear de manera muy realista y ligeramente desenfocada por requisitos de la historia, el mundo sucio y devastado de los enormes suburbios de Oceanía. Al igual que Chaplin en "Tiempos Modernos", utiliza pasajes de diálogo que no están destinados a ser entendidos - palabras sin sentido y frases confusas- se transmiten en la televisión primitiva de El Gran Hermano y, sin embargo, escuchado atentamente los mensajes dicen algo. Esta versión cinematográfica penetra mucho más profundamente en el sentido de la novela que la anterior de 1956 y es más atractiva para el espectador. Es un clásico del género dramático y de ciencia-ficción, y aún más de política-ficción en base a la referencia al hipotético futuro que se nos cuenta. Esta adaptación puede pasar como una de las grandes películas del género fantástico.
                                   

Brazil (1984)

En 1985 Terry Gilliam realizó una segunda versión libre, titulada Brazil. Cuenta en el reparto Jonathan PryceRobert De NiroKim Greist y Michael Palin


El director Terry Gilliam señala esta película como la segunda en una "trilogía de la imaginación", formada por Time Bandits (1981) y Las aventuras del Barón Munchausen (1989).  El tema que las une es la lucha por desarrollar la imaginación y la libertad de pensamiento en un mundo que es difícil conseguirlo. Presenta esa idea por medio de protagonistas que abarcan desde la mirada de un niño  en Time Bandits, de un adulto en Brazil, y de  un hombre de edad avanzada  en Las aventuras del Barón Munchausen.

En Brazil, Sam Lowry (Jonathan Pryce) es un funcionario tecnócrata del Ministerio de Información de una administración futura con una  máquina burocrática hundida en la ineficiencia y amenazada por el terrorismo. A pesar de su situación, es un soñador. Por un error en un apellido a causa de una mosca caída en la cabecera de un teletipo se detiene fatalmente a un inocente al cambiarse el apellido del guerrillero Harry Tuttle (Robert de Niro) por el del tranquilo padre de familia Harry Buttle, que es detenido y asesinado por el aparato represor del Estado. Sam es el encargado de entregar un talón a la familia de la víctima.  La reacción es sorprendente por lo brutal,  adquiere carácter de pesadilla porque carece de motivo justificado. Después de la invasión policial hace su aparición el funcionario encargado del papeleo que tiende a la esposa del detenido unas hojas para firmar. “¿Por qué se lo llevan?” balbuceará la mujer contemplando a su marido apresado. “Este es su recibo por su marido y éste es mi recibo por su recibo” responderá el funcionario. No necesita dar explicaciones: La inmensa máquina del poder se ha puesto en marcha y no hay nadie que pueda detenerla. Para esta pobre mujer que se ha quedado viuda de repente la pesadilla ha terminado y se ha disipado con igual celeridad. Para Sam y Jill el irracional suplicio se alargará y alargará hasta un callejón sin salida.  Esta circunstancia permite a Sam conocer a Jill Layton (Kim Greist), la mujer de sus sueños. Y, mientras la persigue, hace amistad con Harry Tuttle que se convierte en su cómplice para poder obtener información sobre ella. Así, Lowry comienza su escalada a las altas esferas a pesar de su naturaleza escrupulosa y poco ambiciosa. Su implicación en el error burocrático del principio, su obsesión por la mujer y sus contactos con un fontanero clandestino, complican la vida a Lowry hasta ser considerado una amenaza para el sistema. Finalmente, el Sistema, implacable, se hace cargo de Lowry y le destruye mediante una lenta tortura mental. A pesar de esto, Lowry obtiene refugio en sus fantasías y su locura.

El relato contiene numerosos temas, en una mezcla de humor cruel e ideas que dificultan un seguimiento lineal de la trama, pero que contribuyen a crear una película de gran riqueza visual con imágenes oníricas que admiten diferentes interpretaciones. El film contiene referencias a la serie de TV británica de los años sesenta The Prisoner ("El prisionero") a las novelas: 1984 de George Orwell y El proceso, de Kafka.  La distopía  de la acción se situa "en algún lugar del siglo XX" ("Somewhere in the 20th Century") con imaginería visual que sintetiza elementos de muchas décadas,  lo que produce una atmósfera irreal. Los ordenadores son una máquina de escribir, un pequeño tubo de rayos catódicos y una lente de Fresnel.

Las denominaciones tienen un carácter idílico. Así, el protagonista vive en unos enormes bloques grises, en realidad a una ciudad francesa, llamados "bloque Flor de Azahar, avenida Verdes Pastos", mientras que Buttle vive en las torres "Shangri-la".La omnipresente burocracia consume el 26% del PIB, según se asegura en el noticiario que podemos ver al principio de la película. La manera más eficaz de alejar a un fontanero estatal es solicitarle un impreso 27B/6. La película está salpicada de ocurrencias que en un primer momento desconciertan. Por ejemplo, a Sam Lowry le comentan en una fiesta que una chica las tiene "más grandes y de punta", le aclaran posteriormente que la observación se refiere a sus orejas. Poco después, en otra escena, podemos ver como la chica, en segundo plano, se deja examinar las orejas por otro personaje. Otro ejemplo: el protagonista va a visitar a la familia del señor Buttle, aparece el sinsentido de un cartel con una oferta de vacaciones: "Lujo sin miedo. Diversión sin sospecha. Relájese en un ambiente libre de pánico." (Luxury without Fear. Fun without suspiction. Relax in a Panic-Free Environment).  El resultado es una película única y que, treinta años después de su estreno, no ha perdido ni un ápice de actualidad o bilis. La pesadilla burocrática de Lowry sigue vigente, pero cuestiones como los delirios de cirugía estética de la madre del protagonista o el activismo anti-sistema de algunos de los personajes parecen haber sido escritos el año pasado.
                                 %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

The Hollywood Reporter promete  una nueva versión de la novela. LBI Entertainment, la productora de Julie Yorn, e Imagine Entertainment, de Brian Grazer y Ron Howard


Ópera

La novela ha sido adaptada como ópera con el mismo título. Compuesta por Lorin Maazel con un libreto de J.D. McClatchy y Thomas Meehan. Se estrenó en el año 2005 en la Royal Opera House. Tiene en el reparto al barítono Simon Keenlyside como Winston Smith, al tenor  Richard Margison  como O'Brien y la soprano Nancy Gustafson como Julia.




Cabe destacar la representación comentada de la Scala de Milán  porque ayuda a entender su contenido y el significado con el que se programa la obra.




Teatro

El actor y director Tim Robbins dirigió una versión teatral que se representó en Madrid,  Barcelona  y Vitoria a finales de septiembre de 2009 y en Bilbao a principios de octubre.




Tim Robbins y el pequeño elenco de seis excelentes actores, con múltiples roles, ofrece una producción que es fascinante y aterradora. Se escenifica en un entorno oscuro, sombrío replicar una celda de la prisión, con secciones que se transforman en otros lugares, como un apartamento, un prado donde se celebra una reunión clandestina, y una silla eléctrica. La presentación sigue la  de la pauta de ofrecer numerosos motivos de análisis y de reflexión sobre los paralelismos que ofrece la obra con la realidad actual. 


Música

La banda inglesa de rock alternativo Muse hace varias referencias a fragmentos del libro, y muestra su influencia en varias de sus canciones, más notablemente en su álbum The Resistance, en el cual, varias canciones tocan temas basados claramente en el libro de Orwell.


Es una canción de la banda inglesa de rock alternativo Muse de su quinto álbum: The Resistance. Escrito por el vocalista, guitarrista y pianista Matthew Bellamy, lanzado como el tercer álbum, después de "Uprising" y "Undisclosed Desires", el 22 de febrero de 2010.  La canción hace varias referencias a la novela 1984, de George Orwell. La introducción de la canción se utiliza en el trailer del último episodio de la BBC muestran Silent Witness. En febrero de 2010, Muse había subido un rompecabezas de imágenes de obras de arte "Resistencia" en su página oficial de Facebook.  El enigma en sí tiene una toma de la pista "Resistencia" (que será capaz de verlo después de resolver el rompecabezas). La canción fue incluida en una promoción para el episodio Runaway  (1984 film). La canción también fue lanzado como contenido descargable para el videojuego musical Guitar Hero: Warriors of Rock.


AUDIOBOOK




La narrativa de Orwell es más oportuna que nunca. 1984 presenta una visión sorprendente e inquietante del mundo, tan poderosa que es completamente convincente de principio a fin. Nadie puede negar el poder de esta novela, su dominio sobre la imaginación de varias generaciones de lectores, o la capacidad de recuperación de sus admoniciones, un legado que sólo parece crecer con el paso del tiempo.


Sugerencias Didácticas

  • El  acercamiento a la obra está más indicado para jóvenes y adultos con conocimientos históricos de los movimientos e ideologías sustentadas en los siglos XX y XXI  que permitan leer y ver y, por tanto,  tener una recepción, más asequible.
  • Antes de ver las películas, vale la pena leer la novela. Es un atractivo relato de ciencia ficción que se lee con cierta facilidad. La primera impresión es la de liberación personal ante la situación de encierro de los personajes presentados. Pero, poco a poco permite reflexiones acerca del paralelismo con la sociedad actual,  que pueden ofrecer sustanciosos temas de conversación. 
  • Si se trata de una actividad para estudiantes de inglés avanzado, se recomienda empezar con el cómic que proponemos como material de lectura, comentando la obra literaria,  antes de presentar otras adaptaciones.
  • Entre las adaptaciones que proponemos, la más fiel a la obra literaria es la adaptación de Michael Redford de 1984, que es muy atractiva. Pero las restantes, ofrecen versiones más libres en las que entra el humor, la parodia, la metáfora o incluso la paradoja, por lo que, de acuerdo con la finalidad y el tipo de destinatario la elección es aleatoria. 
  • Ya entrando en la historia, situar el lugar geográfico del relato ¿Es real o fantástico?
  • La novela es de 1984. ¿Se habla de esa época en el relato o los hechos son de otro momento histórico, así como las circunstancias que se van mostrando?, ¿de que momento o etapa?
  • Qué máximas son las propias del estado que se presenta. ¿Tienen sentido?
  • En coherencia, los ministerios tienen unos nombres que corresponden a unas funciones. ¿Qué relación tiene su título  con las actividades que realiza. 
  • ¿Quién es el protagonista de la historia? ¿Qué antagonistas tiene? ¿Qué otros personajes relevantes aparecen? ¿Qué grado de honestidad tiene cada uno? Pueden puntuarse como muy buena, buena, regular o mala. En este ranking ¿quién sale  mejor parado y quién en la situación más negativa?
  • ¿Quién es el Gran Hermano? ¿Por que se le llama así? ¿Tiene algo que ver con el programa televisivo que se produce desde una emisora en España?
  • ¿Qué es La Gran Hermandad? ¿Qué función tiene dentro de la estructura política?
  • Las letras de canciones de The Resistance, así como la adaptación teatral y las diversas adaptaciones cinematográficas, pueden ayudar a entender la recepción por la sensación que produce la obra entre artistas actuales de todos lo géneros. 
  • Las situaciones que se producen, ¿tienen algo que ver con la realidad actual? Se puede argumentar pero no de forma aislada e individual, mucho mejor después de haberlo debatido en una asamblea. Se puede hacer un análisis que presente, en una doble columna, las semejanzas y las diferencias entre la realidad que se muestra y la actual. 
_________________________

Más información