martes, 19 de junio de 2018

LA LIBRERÍA (THE BOOKSHOP) DIRIGIDA POR ISABEL COIXET, NOVELA DE PENÉLOPE FITZERALD

Tenemos un relato breve de gran densidad emocional desarrollado dentro de un acontecer moroso, intenso, caracterizado por una sobria interpretación y excelente belleza visual y plástica a los que se suma un desarrollo de acontecimientos muy cuidado que seguramente no nos dejará indiferente. Se trata de la película La librería (The Bookshp) (2017) dirigida por Isabel Coixet. Obtuvo los Premios Goya 2018  como Mejor Película, Dirección y Guion adaptado y en la Feria del Libro de Fráncfort tuvo el premio a la mejor adaptación. La película también inauguró la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Es una adaptación de la novela del mismo título, de la novelista inglesa Penélope Fitzerald  (Lincoln, 1916-Londres, 2000), escrita en 1978.


Libro y película narran la vida de una mujer de mediana edad, Florence Green, interpretada por Emily Mortimer. Es una lectora apasionada y amante de los libros. Florence había vivido con modestas posibilidades económicas legadas de su difunto marido, fallecido hacía algunos años. En 1959 considera que había llegado el momento de demostrarse a sí misma y a los demás que podía valerse de su propio esfuerzo para salir adelante. Cuando se inicia la historia, la protagonista ya hacía tiempo que pensaba en comprar un viejo edifico lleno de humedades, 'Old House', a orillas de la playa, deshabitado desde hacía siete años. Edificio con historia y fantasmas, deducidos de los misteriosos ruidos, poltergeist, que tenía y que en Hardborough les llamaban rappers. Se decía que era una casona encantada. Con todo, y a pesar de las advertencias por el poder que tenían los competidores, ella tenía claro que quería vivir e instalar una librería en ese lugar aparentemente inhóspito. La abre, tal y como lo había pensado,  en la zona costera de Hardborough, en Suffolk; en un viejo edificio situado entre Shutter Island y Match Point, cerca de Londres.



Era una población con pocas distracciones y donde el cuchicheo y espiar la vida de los otros era el deporte más habitual. En el transcurso del relato, vemos las dificultades con las que se enfrenta desde el principio: Se cruza con la oposición bienintencionada de algunos habitantes que no sienten la necesidad de tener una librería, cuando ni siquiera tienen una biblioteca pública sin que pase nada y otra oposición, verdaderamente malintencionada de los poderes fácticos del pueblo. Florence era una mujer de pocas palabras pero de firmes convicciones y muy ingenua; había sido siempre una gran lectora y sabía cómo debía manejar el negocio gracias a unas prácticas de inventario bibliográfico en la librería Müller's, hechas de jovencita, veinticinco años antes, y donde había tenido ocasión de conocer al que fuera su marido, Charlie Green, también buen lector de poesía. Creía que eso era suficiente bagaje para su proyecto. Cuenta que conoce las necesidades técnicas que tiene pero no sospecha que su situación personal va a hacer todo mucho más complicado e incluso inviable por la falta de apoyo político.


Este planteamiento inicial permite adentrarnos en los entresijos de una población que permite dar a la historia una dimensión universal por la actitud de población y la reacción de los poderes fácticos para manejar a su favor intereses, instituciones y dar resolución a los conflictos de acuerdo a un marco legal a medida y así satisfacer objetivos espurios. También se destaca la bondad y buena voluntad de muchos ciudadanos normales y de los más jóvenes, que intentan ayudar a Florence a instalar el negocio, llevarle lo que necesita, ayudarla en la tienda, etc.



Quizá, el momento más controvertido por su resonancia y repercusiones es cuando Florence adquiere más de 200 ejemplares de Lolita de Nabokov y recibe quejas por motivos tan absurdos como que los visitantes y fisgones del escaparate, ocupan toda la calzada de la calle y dificultan la circulación de los peatones. 

Los personajes 

Florence Green (Emily Mortimer) es la protagonista sobre la que recae la mayor parte de la actuación. No desaparece del relato en ningún momento. Es una mujer solitaria, de unos cuarenta años, aparentemente frágil por la timidez que muestra en su actuación con los demás, en sus maneras atentas a no molestar, su manera de vestir, de peinarse, a su deseo de pasar desaprcibida. De modos ingenuos, cree en la bondad de la gente. Ella actúa con sinceridad y honradez.
No obstante esta apariencia externa, tiene una gran determinación para cumplir sus objetivos. Es una gran lectora y ama los libros. Eso le lleva, en un momento de su vida, a desear conducir su propio destino abriendo una librería en un pueblo que ignora los libros y los mira con aprensión y, con unos poderes fácticos que la consideran una intrusa en su ordenada vida. A pesar de las dificultades iniciales, con las que se encuentra, su determinación es clara y sigue su propósito hasta las últimas consecuencias.

Violet Gamart (Patricia Clarkson) es la esposa del General retirado, Bruno Gamart, y auto denominada amante del arte, es la intrigante antagonista de Florence porque pone todos los obstáculos posibles para la adquisición de la casa comprada por la librera,  desde el principio.
Violet tiene el plan de montar en el pueblo un 'Centro para las Artes' y desea adquirir el local de la pescadería del señor Deben, sin que se resuelva el caso a su favor. Viven en The Stead y tarda más de seis meses en ir a visitar la librería de Florence. La acosa desde el principio, primero para que no abra la tienda y luego para que se marche de Old House. No puede soportar que, alguien sin su poder, haya utilizado un espacio que en ese momento ella considera preferente para sus intereses, a pesar de haber estado más de siete años desocupado. Ahora lo tiene Florence, de mucho menos rango que ella y eso Violet no lo soporta; además es una mujer, y está sola.

Sr. Edmund Brundish (Bill Nighy) desciende de una de las familias más antiguas de Suffolk, vive en Holt House. Es un hombre sofisticado chapado a la antigua. No se acerca nunca al pueblo y por tanto, difícilmente es visto por alguien. Es culto, buen lector que también ama los libros. Vive en un mundo paralelo y, aunque se entera de todo lo que ocurre y discrepa de las injusticias, es incapaz de actuar para cambiar los desórdenes de la sociedad de su entorno. Le rodea la leyenda de la muerte de su mujer poco después de casarse, ahogada al cruzar los pantanos, leyenda que luego resulta no ser cierta, pero que él nunca desmiente.
Al abrir Florence la librería se hace socio de su biblioteca para sorpresa de todos. Se convierte en un cliente asiduo, siempre a través de terceros y con una comunicación fluida por medio de correspondencia escrita; cartas que el scout Wally hace llegar a cada uno. Por ese medio, se convierte en asesor y persona de confianza de la librera, a la que orienta en relación a los libros y a las personas del lugar. De hecho, es uno de los pocos amigos verdaderos que tiene y en el que confía plenamente. A pesar de su participación final en la que intenta lavar la situación de Florence en un momento crítico, su buena voluntad mostrada al visitar a Violet Gamart no sirve para nada. Todo lo injusto que intenta desactivar, queda en nada. No por lo que hiciera o dijese, sino por su final;  al no haber testigos, el General tergiversa a Florence sus palabras y sugerencias, con un sinfín de mentiras, en un momento decisivo. No desvelamos lo que ocurre por no dejar el final del relato sin la intriga que merece.



Los Scouts del Mar actúan como grupo; le ayudan a montar el interior de la librería: pintar, a colocar las estanterías, las llenan con los libros ordenados. Wally es el scout destacado; lleva la correspondencia y los encargos a Florence, montado en su bicicleta. Son guiados por Raven, el hombre de los pantanos que tiene un papel poco destacado. Es un cuidador de caballos del lugar y en ocasiones hace de veterinario.

Christine Gipping (10 años) (Honor Kneafseybrinda su ayuda a Florence en la librería, por lo que le paga 12 chelines y 06 peniques cada semana. Tiene gran habilidad para organizar los materiales. Es la tercera hija de una familia numerosa.
Su madre vende verduras frescas de su huerto. Es una niña con una personalidad muy marcada que influye poderosamente en Florence; a pesar de su corta edad, es capaz de orientarla comercialmente y como persona. Durante el tiempo que está en la tienda se produce una profunda conjunción entre las dos. La chica le pide como herencia una vieja bandeja de esmalte chino, representando a dos ancianos pescando a la luz de la luna.  A la niña no le gusta leer, ni que le lean en voz alta, solo lee el cómic de BuntyEs interesante observar que su actuación al final de la película, dista del de la novela.

Milo North  (James Lance) es un periodista que trabaja en le BBC de Londres. Su pareja Kattie, también; es administrativa de la misma emisora, conviven sin estar casados, hecho criticable socialmente, en esa época. Se conocen con Florence en la fiesta del General.
Se le describe como un hombre con una personalidad 'líquida', con habilidad para atender las circunstancias que se le presentan y hacerlas propicias a sus intereses. Un día lleva a Florence la polémica novela Lolita (1955) de Vladimir Nabokov como novedad editorial, en dos volúmenes, de la editorial Olympia Press, augurando que si la ofrece será un éxito sin precedentes en las ventas. Florence teme por la adecuación de la novela al público del pueblo y le ruega a Edmund Brundish, que le merece mucho respeto como lector competente, que le de su opinión al respecto. Al poco tiempo decide darle una respuesta y, contra todo pronóstico de privacidad, de acuerdo con el deseo de Florence, la madre de Christine -que trabaja también en la limpieza y como cocinera del señor Brundish- le dice a gritos, en la cola de la compra que le va a invitar a su casa, el domingo por la tarde, para tomar café, con lo que el hecho se convierte en la comidilla del pueblo, porque el hombre es muy restrictivo en sus amistades y ni siquiera la señora Gamart, con su alta alcurnia en el lugar, había estado nunca en su casa.

Thomas Thornton  (Jorge Suquet) Es el abogado que vela por los intereses legales de la librera, pero lo hace rematadamente mal por, tener pavor a los poderes del pueblo y finalmente lo despide. Ivy Welford, de 21 años, le lleva la administración

Theodore Gill  (Gary Piquer) Es un pintor del lugar que quiere instalar sus cuadros en la librería para que así puedan ser vistos, aunque una hábil maniobra de Florence permite que se instalen las acuarelas en la sala Rhoda's la tienda de ropa, en el edificio de al lado de Jessie Welford,

Sr. Deben es el pescadero que ha de cerrar su tienda. Inicialmente, los Gamart quieren sus locales para poner el 'Centro para las Artes', aunque luego, ante la ocupación por Florence de Hold House, Violet se lo quiere sustituir y se lo ofrece como moneda de cambio, además de intentar sobornarla. 

La señora Traill, la profesora de  Christine, sufre una inspección por tener la denuncia que la niña está trabajando cuando no es legal por la edad que tiene.

El sobrino de la la Sra. Gamart, tiene un papel mínimo pero decisivo en la historia,  es diputado por la circunscripción de Longwash; había presentado un proyecto de ley 'Ley de Acceso a lugares de valor educativo y de interés' que aprobaron; permitía comprar con la compensación económica  correspondiente y, de manera obligatoria, cualquier edificio levantado antes de 1549 para ser utilizado para recreo cultural del público. Aunque Florence no se lo creía, fue una ley en contra de su vieja propiedad. Esta normativa venía a propósito para hacer inviable la continuidad en Old House ni como vivienda, ni como negocio. Pero además, sin indemnización por el papel imperecedero de los libros y las características de la construcción donde estaba alojados.

La novela y su autora 
Se trata de la novela corta de Penelope Fitgerald,  The Bookshop (1978) que puede leerse en versión traducida,  La librería (traducción de Ana Bustelo) Ed. Impedimenta, 2010,  tiene 110 páginas.  A lo largo del post hemos hecho paralelismos entre la novela y la película porque es una fiel adaptación de las características físicas imaginadas de los espacios, de los personajes del relato literario, de sus respectivas personalidades, de los hechos que ocurren, de las acciones y reacciones que van sucediéndose. Entre los temas que trata, tiene la habilidad de crear uno  aparentemente secundario, que va a ser el eje que permitirá desarrollar muchos de los acontecimientos.   



Fitgerald aprovecha la coyuntura de la noticia de la publicación de la novela de Nobocov, Lolita en 1955 para elaborar un discurso inteligente que suscita curiosidad e intriga por la obra porque nunca explica nada de su contenido, solo de la impresión producida a Florence al leerla. La autora presenta la novela con sigilo,  de la mano de Milo North, que lleva el libro a Florence escondido y no quiere que nadie sepa que él lo ha dado a conocer. Florence lo lee y se plantea si puede venderlo en la librería del pueblo. Consulta a Brundishun, erudito, o  así lo considera Florence y como le dice que sí, que vale la pena difundirlo, sigue su consejo  y al exponerlo en el escaparate  de la librería, el público reacciona con curiosidad, porque se agolpa  delante de la vitrina para ver ¡las tapas!. Eso ocasiona una denuncia de los poderes fácticos por interceptar la vía pública. Y, empieza el principio del fin de la historia porque decanta, en cierta manera el sentido de los acontecimientos. La película de Isabel Coixet sigue esos pasos fielmente y, al final, se le añade un elemento al desenlace de la trama,  en el último giro,  que le da, si cabe, mayor sentido crítico al cúmulo de situaciones desgraciadas anteriores.  Subjetivamente, proporciona satisfacción por lo merecido.  



La novela está escrita con un lenguaje sencillo y accesible, con descripciones sucintas y frases cortas. Se entra en ella, como en la película,  con facilidad y permite imaginar el mundo que crea porque tiene muchos elementos y situaciones universales, semejantes en cualquier barrio, pueblo o pequeño núcleo urbano. En ese contexto aparece una mujer fuerte pero ingenua, que cree que en el lugar nadie tienen nada contra ella y eso no es exactamente así, porque la situación que muy bien describe la obra de teatro  de Lope de Vega, El perro del hortelano que "ni come ni deja comer" vuelve a repetirse, por otras razones y en esas latitudes.
Penelope Fitgerald, en realidad, Penelope Mary Knox  nació en el Old Bishop's Palace, Lincoln,  el 17 de diciembre de 1916  y murió 28 de abril de 2000) era hija de Edmund Knox , más tarde editor de Punch, y Christina Hicks, hija de Edward Hicks, el obispo de Lincoln. Fue  una de las primeras mujeres estudiantes en Oxford. Se graduó en 1938  y fue nombrada "Mujer del año" en Isis, el periódico estudiantil. Trabajó para la BBC durante la Segunda Guerra Mundial , y en 1942 se casó con Desmond Fitzgerald, a quien conoció en 1940 cuando ambos estaban en Oxford.  Seis meses después de su matrimonio, el regimiento de Desmond fue enviado al norte de África. Él ganó la Cruz Militar en  la Campaña del Desierto Occidental en Libia, pero cuando regresó a la vida civil, era un alcohólico. Tuvieron dos hijas y un hijo. La vida siguió,  con muchas estrecheces  económicas,  hasta quedar  sin hogar. 

Penelope Fitzgerald.
P. Fitzgerald enseñó en  diferentes escuelas de teatro  hasta los setenta años. También trabajó en una librería en Southwold, Suffolk. Por un tiempo vivió en Battersea , en una casa flotante que se hundió dos veces, la segunda vez para siempre, destruyendo muchos de sus libros y papeles familiares. En 1975, a los 58 años, empezó a publicar: Primero una biografía del artista prerrafaelista Edward Burne-Jones; dos años más tarde, una biografía de su padre y sus tíos donde  ella nunca se menciona; en 1977 publicaba su primera novela, The Golden Child. Trata de un asesinato  misterioso en un museo, a principios de los años setenta; de carácter cómico.  Estaba escrita para entretener a su marido enfermo terminal, que murió en 1976. Durante los siguientes cinco años publicó cuatro novelas, cada una conectada, de alguna manera, con sus propias experiencias. The Bookshop en 1978, que fue preseleccionada para el prestigioso Booker Prize que ganó en 1979 con Offshore, una novela que se desarrolla entre los residentes de casas flotantes en Battersea en 1961. Human Voices es un relato ficticio de la vida en tiempos de guerra en la BBC, mientras que Freddie's representa la vida en una escuela de teatro. En 1999, Fitzgerald recibió el premio Golden PEN Award otorgado por English PEN por "Distinguished Service to Literature" durante toda una vida. También escribió numerosas novelas históricas, colecciones de cuentos cortos, ensayos y reseñas. (Síntesis extraída de  Wikipedia).  


The Bookshop novela y,  muy fiel en la película, ofrecen una especie de relato negro de la  moralidad social, por lo que sentimos un gran impacto e irritación  ante todo lo que ocurre y nos despierta una profunda simpatía Florence, su principal víctima. Indignan los hábitos tergiversadores y las distorsiones sistematizadas de los poderes fácticos. El relato termina como una fábula  cerrada con la simplicidad de una parábola. La diferencia entre la resolución del conflicto entre la novela y la película, nos inclina a un aplauso para el dado  en el film. 


Sugerencias didácticas 
  • Situar Hardborough en un mapa del Reino Unido, explicar su ubicación y características:  Situar Suffolk y, de acuerdo lo que se explica hacer una descripción morfológica: Su  orientación en el mapa, tamaño, número de habitantes, tipo de población.   
  • Cómo puede describirse Florence Green. Aspecto físico, edad,  situación familiar y social, sus gustos apetencias y habilidades. ¿Quiénes son sus amigos?¿Quiénes la envidian o están en contra de ella? ¿Quién había sido su marido? ¿Cómo se llama  y cuándo murió?
  • ¿Florence está representada en la película como se sugiere en la novela? ¿Qué  semejanzas y diferencias se le atribuyen.
  • ¿Cómo es la librería Old House? Describir su exterior e interior, con las estancias que tiene y sus destinos. Señalar los géneros de libros de la librería Old House. En una librería imaginaria, colocarlos con el orden que supuestamente siguió Florence, señalando cada estantería, derecha, izquierda, al fondo, etc., el género correspondiente, el lugar de procedencia o su función administrativa.
  • ¿Qué títulos de libros o géneros se compran los primeros día de apertura de la tienda. ¿Quién los compra?
  • ¿Como llegan los envíos a la librería? ¿De dónde vienen y con qué transporte? ¿Qué categorías tienen los libros que llegan para la biblioteca?
  • ¿Qué es Bunty?  ¿De qué trata?
  • ¿Quiénes son los Scouts? ¿Qué hacen? Califica su actuación en la obra. Actualmente,  ¿tiene vigencia su organización?
  • ¿Qué significado tiene la entrada de la estufa Nevercold de parafina en la tienda?
  • ¿Quién vive en Holt House? ¿Dónde está situada la casa? ¿Qué características tiene? Descripción de su interior. Puede hacerse una reproducción gráfica también, por medio de un dibujos de los elementos que la componen: Aspecto de las paredes y ventanas, muebles y objetos de decoración, etc.
  • El Sr. Edmund Brundish es el crítico literario en el que confía Florence para poner a la venta Lolita. ¿Qué le dice al respecto? ¿Cuántos libros compra para su venta? ¿Cómo los expone en la tienda?  ¿Qué ocurre? ¿Cómo recibe la sociedad esta novedad? ¿Qué argumento tiene la novela para crear tanta inquietud?
  • ¿Qué hace el general Gamart  y señora ante esta situación? ¿Qué papel juega  su abogado Thomas Thornton en todo el conflicto que se organiza? ¿Y Florence? Parece lógica y adecuada su actitud?
Para saber más 

Carlos Bollero (2017) De libros y soledades  El País
Alberto Manguel (2017) El pequeño milagro de Penélope Fitzgerald El País
Gonzalo Muro (2012) 'Confieso que he leído  Lalibrería (Penelope Fitzgerald)'
Cuéntame una historia La Librería
A Reader's Guide Penelope Fitzerald 
Penelope Fitzerald  The Bookshop
Penelope Fitzerald (1995) La librería