domingo, 2 de agosto de 2015

LITTLEL BOY, HIROSHIMA. FAT MAN, NAGASAKI, 1945. LAS PRIMERAS BOMBAS ATÓMICAS.

Vamos a conmemorar efemérides  de situaciones que nunca hubieran debido de producirse, porque la mente humana y actos humanos fueron los causantes de aquellos terribles atentados de destrucción masiva contra la humanidad. Nos referimos al setenta aniversario del lanzamiento de bombas atómicas en el Japón, Hiroshima y Nagasaki,  el 6 y 9 de agosto de 1945. 



Como dijo el presidente Dwight Eisenhower: "...the Japanese were ready to surrender and it wasn't necessary to hit them with that awful thing". «Ike on Ike»   Newsweek, 11/11/63



Si retrocedemos unos años para entender el proceso, sabemos que durante la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos tuvieron el ataque sorpresivo de Pearl Harbor de la Marina Imperial Japonesa el 7 de diciembre de 1941. Estuvo planeado por el almirante Isoroku Yamamoto y dirigido por Chuichi Nagumo. Destruyó 13 buques de guerra y 188 aeronaves, y mató a 2.403 militares y 68 civiles estadounidenses, aunque los tres portaaviones estadounidenses de la Flota del Pacífico estaban fuera del puerto y se salvaron. Los japoneses perdieron 64 militares. La flota estadounidense del Pacífico tardó en recuperarse casi un año. El objetivo que el ataque japonés pretendía era neutralizar la flota enemiga, ocupar las colonias occidentales en el sudeste de Asia y así, romper el embargo económico al que Japón estaba siendo sometido desde el año anterior.

Con unos Estados Unidos debilitados militarmente, Japón pretendía negociar la paz con condiciones favorables. El alto mando japonés deseaba evitar una guerra larga, pero aunque el Imperio Japonés había salido victorioso en la acción, no logró obtener una victoria decisiva. Después del ataque sobre Pearl Habor, el presidente Franklin Delano Roosevelt declaró la guerra al Japón, y cuatro días después, Hitler  a los Estados Unidos. La opinión pública estadounidense vio el ataque como un acto de traición, y la fuerza aislacionista perdió el apoyo popular, que se volcó fuertemente a favor de la guerra contra las Potencias del Eje. La respuesta que Estados Unidos dio a Japón 4 años después del ataque sobre Pearl Habor fue  con las dos bombas atómicas (Little Boy y Fat Man).


Después de seis meses de un intenso bombardeo de EEUU a 67 ciudades japonesas y de unas fracasadas negociaciones en la Conferencia de Postdam, un diezmado Japón se negaba a rendirse incondicionalmente al final de la Segunda Guerra Mundial.  Con el fin de ultimar aquella situación bélica, el infausto lunes del 6 de agosto de 1945, en un ataque aéreo,  fue lanzada la Little Boy  sobre Hiroshima y tres días después, la bomba Fat Man, el jueves 9 de agosto, sobre Nagasaki. Los ataques fueron ordenados por Harry S. Truman, casi en su estreno como presidente de los Estados Unidos (F.Roosevelt había muerto sorpresivamente el 12 de abril de 1945).


Un B29, el Enola Gay -el avión bélico bombardero más grande construido para la II Guerra Mundial-, fue el encargado de la encomienda del lanzamiento de la Little Boy.  Iba tripulado por: el bombardero Ferebee, el coronel Tibbets  (piloto y comandante) y los capitanes Van Kerk y Lewis.  Al día siguiente, 7 de agosto de 1945, Japón pedía a la Unión Soviética que mediara ante EEUU. Los rusos contestaron declarando la guerra a Japón con una nueva ofensiva. Con todo, El 9 de agosto, otro B29, el Bockscar, pilotado por el Comandante Charles Sweeney, lanzaba otra bomba nuclear de plutonio, la Fat Man, sobre la ciudad de Nagasaki. Su poder destructivo no fue tan  masivo, pero los efectos de ambos sirvieron  para que Japón hiciera una rendición  incondicional a los EEUU.  
Hiroshima, Japón. Lunes 6 de agosto de 1945 a las 8.15 horas de la mañana.  
Las bombas  mataron a 166. 000 personas en Hiroshima y 80.000 en Nagasaki. Un total de  unas 246.000 muertes. La mitad de las víctimas falleció los días de los bombardeos. Del 15 al 20 % murió por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación. Posteriormente, fallecieron por leucemia (231 casos registrados) y por distintos tipos de cáncer (se han  observado 334 tipos) atribuidos a la exposición de la radiación liberada por las bombas. La mayoría fue de personas civiles. La energía liberada produjo efectos radioactivos de mucha importancia, causando lesiones de muchos tipos: cáncer, esterilidad, úlceras, leucemia...  
La bomba atómica había sido desarrollada por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue en colaboración con el Reino Unido y Canadá en sus respectivos proyectos secretos «Tube Alloys» y «Chalk River Laboratories»;  diseñaron y fabricaron las primeras bombas atómicas bajo lo que fue llamado «Proyecto Manhattan» iniciado en 1942. La investigación científica fue dirigida por el físico estadounidense Robert Oppenheimer

La capitulación de la Alemania Nazi se había producido el 8 de mayo de 1945. La rendición del Imperio de Japón tuvo lugar el 2 de septiembre de 1945 (la firma de la Declaración de Potsdam fue  el 2 de agosto). Era el final del período de la Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Fría en la historia del mundo. La II Guerra Mundial acababa después de 6 años y 1 día. En términos políticos, la devastación nuclear obligó al emperador Hiroito a asumir la derrota del hasta entonces poderoso Imperio del Sol Naciente. Vencido y con un país estremecido por el bombardeo atómico, Hiroito tuvo que rendirse incondicionalmente ante Washington. Cuatro años después, La Unión Soviética tenía también su propia bomba atómica, lo que produjo tensiones entre las dos superpotencias y sus aliados respectivos, que dio lugar a la llamada  Guerra Fría. Con las bombas de  los  dos bandos había suficiente potencia para destruir la Tierra varias veces. 

Actualmente,  muchos países tienen armamento atómico,  que han  creado tensiones y temores en sucesivas ocasiones. La rivalidad entre la India y Pakistán, ambos países  con armas nucleares, han producido situaciones álgidas  más de una vez. También,  Corea del Norte ha anunciado  que dispone de armas nucleares, y se teme que Irán pueda estar  en condiciones de fabricarlas.

Por suerte, Como señala EL PAÍS (14/07/2015), parece que en Oriente Próximo empieza un nuevo tiempo. El martes 14 de julio del 2015 Irán y seis potencias internacionales firmaron en Viena un acuerdo que limita por diez años el programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento de las sanciones. "Con ello se da fin a 35 años de enfrentamiento entre Washington y Teherán, y puede generar nuevos equilibrios geopolíticos en una región sacudida por la violencia extremista. El régimen de los ayatolás preserva la capacidad de producir energía nuclear y legitima en el concierto de las naciones. El presidente de EE UU, Barack Obama, frena el acceso de los iraníes a la bomba atómica y gana su apuesta internacional más arriesgada desde que en 2009 llegó a la Casa Blanca. El primer resultado puede ser una mayor cooperación frente a los yihadistas del Estado Islámico".

LA ÚNICA MANERA DE PROTEGER EL MUNDO ES POR MEDIO DE UNA CULTURA  DE PAZ, CONDENANDO LA FABRICACIÓN DE LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA Y SOBRE TODO, RECORDANDO LAS VÍCTIMAS DE LAS PRIMERAS EXPLOSIONES ATÓMICAS, EN HIROSHIMA Y NAGASAKI.



HIROSHIMA Y NAGASAKI EN LA LITERATURA Y EL CINE 

Después de la explosión de Hiroshima y Nagasaki, numerosos escritores, muchos ni siquiera profesionales,  dieron voz al sufrimiento  de todos  con una literatura conocida en occidente como la literatura de las bombas (genbaku bungaku). Diarios, documentos, poesía, obras de teatro, cuentos, novelas, manga, animación y obras de ficción que centran su interés temático en el momento de la catástrofe atómica, en sus efectos y consecuencias posteriores. De carácter pacifista fue una manera de dejar su testimonio una sociedad, como la japonesa, poco dada a expresar sus sentimientos públicamente.



La literatura del movimiento genbaku bungaku estuvo censurada desde 1945 a 1950; por las autoridades norteamericanas, a través del Código Especial de Prensa decretado por el Servicio de Información GHQ de las Fuerzas Aliadas y también, por algunos escritores japoneses de la época, porque hacía una representación literaria directa de la guerra que era menospreciada por la literatura considerada canónica o alta literatura (la  jun bungaku) de los bundan, en los círculos literarios  de Tokio, porque la transposición directa del horror y de la catástrofe no respondía a la moda de las corrientes literarias de la época. También, en Hiroshima, los círculos literarios selectos daban poco valor a esa literatura.  Poco a poco, los autores profesionales introdujeron los temas del horror de la guerra en la narración dándole un carácter empírico, ético y teniendo mucho cuidado en darle importancia a su valor estético,  más que como que considerarla sólo un fin en sí misma.  Cabe tener en cuenta en este sentido “Natsu no Hana” (夏の花, “Flores de verano”, 1947) de Hara Tamiki y Shikabane no machi (屍の街, La ciudad de los cadáveres, 1948) de Yōko Ōta. En la década de los años 60 es cuando se reconoció plenamente el valor de aquella literatura, porque autores ya consagrados como Ōe Kenzaburō (Cuadernos de Hiroshima, 1963) o  Ibuse Masuji (Lluvia negra, 1966) empezaron a publicar libros y antologías sobre la bomba atómica
Se cuenta también con una gran producción en verso de haiku y tanka, por parte de un público que participó, desde un principio, activamente aunque nunca se hubiernaa dedicado a la literatura anteriormente. En Nagasaki  hay un campeonato de Haiku  en Aniversario de la Bomba Atómica de la ciudad. Entre los más reconocidos poemas, cabe mencionar los de Matsuo Atsuyuki, 1945 (1945) después de perder en el bombardeo a dos hijos de 1 y 4 años, a su hijo mediano y a su esposa; y ser él un superviviente acompañado de su hija enferma. La colección de poemas estuvo prohibida durante la ocupación y fue publicada en 1955. También cuentan con un Antología de tanka de Hiroshima (歌集廣島, KashūHiroshima), de unos mil poemas, seleccionados por Seishi Toyota y otros poetas y hibakusha de entre unos 6500 que había aparecido en periódicos diversos.

La catástrofe de Fukushima del 11 de marzo de 2011 ha revivido muchos de los funcionamientos expresivos del genbaku bungaku, tanto en su carácter de crítica social como por la posibilidad de  ser un modo de expresión por parte de escritores y de la población entera de Japón.

OBRAS REPRESENTATIVAS  DEL MOVIMIENTO 
GENBAKU BUNGAKU


Isoko e Ichiro Hatano 
El niño de Hiroshima, (1944-1948?) Ed.  Altea, 1984. 
Ilustraciones de Joan Schatzberg. Diario íntimo de una madre y un hijo que viven la explosión terrible de Hiroshima. El niño muestra el asombro, la incertidumbre e incredulidad; no es  capaz de comprender cómo un arma pueda producir una pérdida de vidas humanas tan enorme en tan poco tiempo así como que pueda haber tanta maldad entre los humanos. 


Flores de verano [Natsu no Hana, 1946],
De las ruinas [Haikyou kara, 1947]
Preludio a la aniquilación [Kaimetsu no joukyoku, 1949].  
Hara Tamiki
Son tres relatos que dan forma a un corpus  sobre el antes, el durante y el después más inmediato en la Hiroshima de la bomba [Madrid: Impedimenta, 2011].
Es muy difícil  tratar de distinguir entre  realidad y ficción en la trilogía. Quizá Hara lo hace mediante una narrativa que detalla acciones comunes, diarias, que dan la dimensión del mundo exaltado que las envuelve. La profusión de estampas y miradas cotidianas se encausan en la memoria involuntaria para trazar mejor la desgracia del presente. En contraposición a lo que con frecuencia Occidente opina, que presenta al ciudadano medio japonés con un carácter  obediente, los personajes de Hara  hacen una ruptura con el poder para continuar el acto de la vida disuadidos del fascismo militar que los involucró en una guerra que tendría en sus hogares, comercios, escuelas, plazas, el último de los bastiones. Insumiso en su discurso, Hara tenía que superar un doble cerco de censura: el instaurado por la ocupación, que prohibía informar sobre un escenario nunca visto de muerte y crueldad, y el del gobierno propio, que buscaba ocultar su segunda derrota: la que lo sometía ante el pueblo indignado por los falsos y añosos mensajes de la propaganda.  En tal situación, Hiroshima tenía que reinventarse en medio de un aislamiento tácito que más que otra cosa se reflejaría en su registro. Hasta hoy, los anales no han logrado reconocer la justa dimensión de su tragedia. Como las familias de Hara, en permanente éxodo físico y emocional, la inmensidad de la bomba y sus consecuencias se le exilia de la historiografía, del orden de realidades documentadas para salvaguardar la verdad. Con toda honra, la literatura ha sido su mejor denuncia. Una forma más del silencio era el suicidio, el más extremo de los tránsitos hacia el estruendo, que significaría a Hiroshima como “la idea más profunda de la humanidad”. Fue el último grito lanzado por Tamiki Hara (1905-1951), autor imprescindible del genbaku bungaku, quien, “superado por la amargura y la humillación”, se lanzó a las vías del tren, convencido de que la historia de la bomba volvería a repetirse en la guerra de Corea, según lo había advertido Harry S. Truman, el mismo presidente estadounidense que autorizó la incursión atómica sobre Japón.


Kenzaburo Oé   
La presa (Shiiku, 1957) Anagrama, 2013.  Novela corta. Recuerdos de infancia durante la guerra.

Arrancad las semillas, fusilad a los niños  (芽むしり仔撃ち, Memushiri ko-uchi, 1958)
Cuadernos de Hiroshima (1963) Anagrama, 2012 

Crónica hecha muchos años después de la explosión, en 1963, en la que se hacen preguntas que jamás un hombre debería hacerse sobre lo que seres humanos hicieron a otros seres humanos. De fondo, muy presentes, los damnificados por la radiación, los que no murieron pero querrían haberlo hecho, los hibakusha. Desde 1963 Oé viajaba en verano a la ciudad para entrevistar a los supervivientes. Esos viajes fueron relatados en ensayos publicados en la revista Sekai (Mundo). Sus experiencias dieron cuerpo después al libro Cuadernos de Hiroshima, que contiene anécdotas, recuerdos, entrevistas y poemas.

Fumiyo Kono.  
La ciudad al atardecer; el país de los cerezos, (夕凪の街桜の国 Yunagi no Machi, Sakura no Kuni?) (2003-2004, serializado en Manga Acción, Futabasha) (serializado 2002 y 2004, recoge 2004, Futabasha)  Ed. Glenat, 2007.  
Es 1955: Han pasado diez años desde la explosión. Con una prosa hermosa y unas bellas ilustraciones manga, su autora hace memoria desde diez años después de las explosiones, de cómo afectaron en su entorno más íntimo, aunque no hay en el libro acusaciones o reproches directos, sino, más bien, una declaración del dolor hecho.  La autora se limita a contar el día a día de una superviviente pocos años después de la tragedia y explica las vicisitudes de una colegiala que ni siquiera sabe de dónde proviene su familia. Es una lectura dura, pero agradable porque explica la historia con gran equilibrio.

Ciudad de cadáveres ( 屍の街 Shikabane no machi, 1948)
Harapos humanos  (Rags Humano, 人間襤褸 Ningen Ranru, 1951)

Medio humano (Han Ningen, 1954).
Ôta Yôko

Ōta era de Hiroshima. Leyó a Takuboku Ishikawa y Shusei Tokuda, así como a Goethe y Heine. También estaba influenciada por Tolstoi. Trabajó como maestra de escuela primaria, y en otras actividades, en Tokio, Osaka e Hiroshima. Se casó en 1926, y se divorció dejando a un hijo. Volvió a Tokio, donde empezó a trabajar como periodista. Anteriormente, en 1929, ya se había iniciado en la escritura de ficción. En 1940, publicaba Sakura no Kuni ("La Tierra de la cereza") que fue galardonada con un premio por el diario Asahi y tuvo éxito del público. En agosto de 1945, después de la explosión, su angustia por el temor de ser una víctima de la radiación, le hizo trabajar febrilmente para completar Shikabane no machi ("Ciudad de Cadáveres"), un relato de sus experiencias en Hiroshima en el momento del bombardeo. La novela fue escrita en el otoño de 1945, pero fue censurada y no se pudo  publicar hasta 1948, en una edición restringida. Le siguió Rags Humano (Harapos humanos, 人間襤褸,  Ningen Ranru, 1951) que fue galardonada con el Premio Literario de la Mujer. y Hotaru ("Fireflies") en 1953. Han ningen ("El medio humano"), fue publicada  en 1954 y obtuvo el Premio de la Cultura de la Paz. Toda la literatura de la bomba atómica de Ôta persigue  un equilibrio entre la narración y dramatización de los acontecimientos que rodearon el bombardeo de Hiroshima, precisamente porque se dio cuenta de que no había manera de simbolizar dicha materia tan singular. Los efectos de la bomba le causaron un gran deterioro de su estado físico y mental, y llegó a integrarse en su obra literaria. Ella cambió su estilo a primera persona narrativa, para representar los estados mentales internos. Los cuatro volúmenes "Shū Ōta Yōko" ("Obras completas de Yōko Ōta") fueron editados por Ineko Sata et al., póstumamente en 1981. Ōta murió repentinamente de un ataque al corazón en 1963, mientras se bañaba en una fuente termal en Inawashiro, Fukushima.
                                                                                            平和

ADAPTACIONES DE OBRAS LITERARIAS JAPONESAS AL CINE 


Akiyuki Nosaka  
(¿) Hotaru no haka  (La tumba de las luciérnagas) 
En cine tiene varias versiones: De animación en 1988,  en formato de telefilm para TV en 2005 y la última, también  con representación actoral de 2008. 

El relato literario transcurre en la ciudad de Kobe, próxima a las ciudades donde tuvieron lugar las deflagraciones atómicas,  por lo que el terror de la guerra, está presente.  De base autobiográfica,  muestra a una niña y a su hermano mayor que buscan una explicación a lo que está ocurriendo.  No se trata de un relato bélico, sino de la crónica de una familia destruida por los efectos de la guerra: el padre es oficial de la marina, la madre muere por sus terribles heridas y los hijos han de sobrevivir como pueden, sin que ni siquiera sus tíos los protejan. El mensaje es claro:  La familia y las células del entramado social son las grandes perjudicadas en las guerras.


Título
 La tumba de las luciérnagas
 火垂るの墓 (Hotaru no Haka)
 Grave of the Fireflies,
Ficha técnica
Dirección
Año
1888
Producción
Gión
Basada en
La novela La tumba de las luciérnagas de Akiyuki Nosaka
Música
Interpretación   
Veronica Taylor
Género          Animación, drama
País(es)         Japón

El día 21 de septiembre de 1945, un indigente de 14 años llamado Seita está agonizando en una estación de tren. Muere por inanición, pero  su espíritu empieza a recordar en flashback los sucesos anteriores a su muerte: Final de la  Segunda Guerra Mundial, año 1945. La aviación de EEUU somete a las ciudades japonesas a continuados y duros  ataques aéreos. En uno de los bombardeos, la ciudad de Kōbe se convierte en un infierno para Seita, de 14 años, y para su hermana pequeña Setsuko, de 5 años.  Son hijos de un oficial de la marina japonesa que durante la guerra han estado con su madre, pero un día, de bombardeo, retrasan su vuelta a casa y no consiguen llegar al búnker donde ella les espera. Acabado el ataque, los hermanos buscan a su madre. Seita la encuentra muy malherida en la escuela que ha sido convertida en un hospital de urgencia. Al poco tiempo, la madre muere y los dos hermanos deciden alojarse en casa de sus tíos que los reciben a regañadientes y pronto los atienden con un desprecio que aumenta cada día. Seita y Setsuko acaban alojados en un refugio antiaéreo abandonado. Aunque  viven con más desahogo y sin  sentir que son un estorbo, la vida es muy difícil; les falta comida y carecen de ayuda, por lo que los estragos de la desnutrición cada vez son más visibles.


 平和

Título
La tumba de las luciérnagas
en japonés: 火垂るの墓 (Hotaru no Haka)
en inglés: Grave of the Fireflies,
Ficha técnica
Dirección 
Año
Sato Toya

2005
Producción
Murase Ken
Guión 
Inoue Yumiko
Basada en
La novela La tumba de las luciérnagas de Akiyuki Nosaka
Interpretación
Matsushima Nanako como Sawano Hisako,  Ishida Hoshi como Yokokawa Seita, Sasaki Mao como Yokokawa Setsuko, Ihara Tsuyoshi como Sawano Genzo, Inoue Mao como Sawano Natsu,Kaname junio como Sawano Yoshie, Fukuda Mayuko como Sawano Hana, Iihara Narumi (飯原成美) como Sawano Yuki, Horie Shota (堀江晶太) como Sawano Teizo, Namase Katsuhisa como Yoshioka Toshiyuki, Orimoto Junkichi como presidente del Ayuntamiento Obayashi, Takamatsu Hideo como el hombre tienda de arroz, Fuwa Mansaku como el agricultor, Okamoto Rei como Matsui Motoko, Danta Yasunori como Matsui Eisaku, Sawamura Ikki como Yokokawa Kiyoshi, Natsukawa Yui como Yokokawa Kyoko, Kishi Keiko como Mitsumura Natsu, Kubo Akira.
Música
Sawada Kan
Género                       
Historia

País(es)                       Japón

Ahora, La tumba de las luciérnagas es un cuento aleccionador que muestra como la guerra puede inducir a la gente a los peores comportamientos. En esta versión, se profundiza, dando intensidad al relato original. Se centra en la fractura que se va produciendo entre Seita y el amigo de la familia Hisako (interpretado por Matsushima Nanako) que inicialmente los acompaña después de que su madre muera en el ataque aéreo. Se ve cómo las raciones de arroz son cada vez más escasas,  cómo pronto se vuelve tan frío,  como su mujer,  porque tiene que elegir entre alimentar a su hijo enfermo o a los dos huérfanos. La película se produjo al  conmemorar el 60 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. Tiene una marcada reincidencia de los hechos bélicos. Buenas actuaciones, en especial de la niña, pero siempre se produce  la discusión de preferencias entre esta versión y la original. Aunque con ésta la TV consiguió tener uno de los programas de mayor audiencia del año. 



平和

Título
La tumba de las luciérnagas
en japonés: 火垂るの墓 (Hotaru no Haka)
en inglés: Grave of the Fireflies,
Ficha técnica
Dirección
Año
Taro Hyugaji
2008
Producción
 Bandai Visual Company / PAL Entertainments / Pony Canyon / TV Tokyo / Tornado Film
Guión
Taro Hyugaji
Akiyuki Nosaka
Basada en
La novela La tumba de las luciérnagas de Akiyuki Nosaka
Interpretación
Reo Yoshitake, Rina Hatakeyama, Keiko Matsuzaka, Seiko Matsuda, Hiromi Chino, Jun Eto, Kazuki Hagiwara, Yoshio Harada, Chizuru Ikewaki, Hiroyuki Nagato, Maika Suzuki, Katsuaki Takahashi, Risa Taniuchi, Yukiko Yabe, Sô Yamanaka.
Música
Castle in the Air
Género   
Drama. Bélico | II Guerra Mundial. Infancia
País(es)                  Japón


La tumba de las luciérnagas cuenta con una  tercera  versión, más reducida que la anterior,  del año 2008 donde se repiten los datos fundamentales de la historia con gran sensibilidad. 



平和

Ibuse Masuji  
Lluvia negra (Libros del Asteroide, 1966) 

Relato en forma de diario; la trama presenta a la joven Yasuko, una hibakusha –que es una  víctima más de las radiaciones- . Se muestra cómo siente los cotilleos que genera en su entorno acerca de si podrá ser una esposa fuerte y saludable después de haber sufrido en sus carnes los estragos de la bomba. Es  de formato intimista y apropiado para relatar las vivencias propias; nos lleva a la irracional decisión de lanzar la bomba por parte de un país, para someter a otro  y a una de sus víctimas, Yasuko,  muchacha frágil, marcada toda su vida por motivos que le son ajenos. Masuji Ibuse retrata con sensibilidad y humor la compleja red de emociones entre los supervivientes que, frágiles, son víctimas de las enfermedades y del dolor provocados por la explosión e  ignoran hasta qué punto su salud puede estar afectada. Lluvia negra se considera una de las mejores representaciones del sufrimiento humano causado por este hecho histórico, y un clásico de la literatura japonesa del pasado siglo.   Temos la versión cinematográfica del director  Shôei Imamura, producida en 1989.


Título
 Lluvia negra
 Kuroi ame
 Black Rain
Ficha técnica
Dirección
Shôhei Imamura (AKA Shohei Imamura)

Año
1989
Producción
Hayashibara Group / Imamura Productions / Tohokashinsha Film Company Ltd.
Guión
Shohei Imamura, Toshirô Ishido
Basada en
(Novela: Masuji Ibuse)
Interpretación
 Yoshiko Tanaka, Kazuo Kitamura, Etsuko Ichihara, Shoichi Ozawa, Norihei Miki, Keisuke Ishida, Hisako Hara, Masato Yamada, Takashi Miike
Música
Tôru Takemitsu
Género    
Drama | Holocausto nuclear. II Guerra Mundial. Drama psicológico
País(es)            Japón


La lluvia negra es la forma de desprenderse las partículas radiactivas procedentes de la explosión de las bombas que EEUU lanzó sobre Hiroshima y Nagasaki. La película se centra en la historia de la joven, Yasuko, que se vio sorprendida por aquella funesta lluvia que cayó en los alrededores de la ciudad de Hiroshima. Se temen las posibles consecuencias y secuelas de su contacto con la radiación, que han dado lugar a un sinfín de habladurías, en este caso,  entre los pretendientes de la joven: ¿estará enferma?, ¿podrá tener hijos? Su familia rememora aquellos días aciagos, tratando de conjurar el peligro que la acecha.  Puede verse la película entera subtitulada en español si se hace un clic en:

Lluvia negra
平和
Oda Makoto,
Hiroshima (1981).
Criticó el papel de victimismo que había adoptado su país tras la catástrofe y su sumisión a los norteamericanos. Cuenta con la animación nipona de 1983, 'Hadashi no Gen', conocida internacionalmente como 'Hiroshima' o 'Barefoot Gen'. El relato presenta las peripecias de una familia japonesa compuesta por un padre pacifista que se ha negado a participar en el conflicto bélico, una madre embarazada a punto de dar a luz,  que apenas puede mantenerse en pie debido a la debilidad que muestra provocada por la falta de alimentación y a tres hermanos, muy unidos.  En la primera parte se presenta la vida de Hiroshima en los días previos al lanzamiento de la bomba. Incluye trazos bélicos accesorios (miedo a los bombardeos, despedida de familiares que parten hacia el frente, etc). Tras el bombardeo nucler la cinta narrará la lucha por la supervivencia en un ambiente dantesco de los habitantes de Hiroshima y fundamentalmente de esta familia. Masaki traza una historia tremendamente violenta, pero colmada de una mirada humanista con la pretensión de concienciar a víctimas y verdugos para que los acontecimientos proyectados no vuelvan a ocurrir bajo ninguna circunstancia, ya que las consecuencias serían irreparables para nuestro mundo. 
 
Título
Hiroshima 
Barefoot Gen
はだしのゲン
Hadashi no Gen 
Ficha técnica
Dirección
Mori Masaki

Año
1983
Producción
Keiji Nakazawa
Guion
Keiji Nakazawa
Basada en
 Oda Makoto (1981) Hiroshima
Interpretación
Issei Miyazaki,  Masaki Koda, Yoshie Shimamura Katsuji, Mori Seiko, Nakano Taeko , Nakanishi Takao Inoue.

Música
Kentaro Haneda
Género    
Animación. Drama. Bélico | Holocausto nuclear. Animación para adultos. Manga
País(es)                     Japón




 平和
Kiyoko Murata
La Chaudron (1975) 
En 1975, recibió el premio de Kyushu Arts Festival de "La Voz de agua",  Su novela   traducida al francés con el nombre “Le Chaudron" se hizo famosa por la adaptación que Akira Kurosawa hizo a su película "Rapsodia en agosto", lanzada en 1991.
Se cuenta  la relación de dos niñas y dos niños con su anciana abuela, que había perdido el marido en el ataque a la ciudad de Nagasaki el 9 de agosto de 1945. Ella cuida de los pequeños mientras sus padres han ido a Hawai a conocer a una parte de su familia que había emigrado a principios de siglo. La abuela les cuenta historias de su juventud, antes y durante la guerra, mientras ellos aprenden la actualidad por su cuenta, en sus visitas a la ciudad. Rapsodia en agosto una descripción de los profundos cambios del país tras la guerra, en la mentalidad y la forma de ver la vida. Hace una descripción de la tradición representada por la abuela, pasando por la generación de los que nacieron en la época de la guerra, hasta la plena modernidad cuasi-occidentalizada de los niños protagonistas. Kurosawa propone reflexionar acerca del dolor y del pasado; tal vez perdona, pero no olvida. Su mirada transmite calor y amor por los que sufrieron, pero también alarma por lo porvenir, pues nada le asegura que algo así no se pudiera repetir.

Título
Rapsodia de agosto
Hachigatsu no kyôshikyoku
Rhapsody in August
Ficha técnica
Dirección
Akira Kurosawa
Año
1991
Producción
Kurosawa Production
Guión
Akira Kurosawa,
Kiyoko Murata
Basada en
 Basada en la novela de Kiyoko Murata  Rapsodia de agosto

Interpretación
Richard Gere, Fumiko Honma, Hisashi Igawa, Mitsunori Isaki, Narumi Kayashima,Sachiko Murase, Toshie Negishi, Tomoko Otakara
Música
Shinichiro Ikebe
Género    
Drama | Holocausto nuclear
País(es)                     Japón
















 平和
Los niños de Hiroshima (1952)
Fue la primera película que hablaba sobre el bombardeo atómico: su protagonista era una profesora que regresaba a la ciudad años después de la tragedia a buscar a sus alumnos supervivientes. Mezcla el relato con imágenes documentales de la ciudad desolada por los efectos de la bomba atómica. Los niños juegan en el río Ota cubiertos por un ‘fundoshi’ en el caluroso verano japonés y las imágenes parecen de un remoto pueblo del sudeste asiático. La profesora se encariña con Taro, un niño que vive en los alrededores y que acude a su escuela. Taro era el futuro de Japón.  Los niños de Hiroshima le valió como carta de presentación internacional, aunque nunca tuvo la repercusión mundial que sí alcanzaron su maestro Mizoguchi, Ozu o Kurosawa.

Título
Los niños de Hiroshima
Gembaku no ko
Children of Hiroshima
Ficha técnica
Dirección
Kaneto Shindô
Año
1952
Producción
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Guion
Kaneto Shindô
 (Basado en cuentos de niños y jóvenes supervivientes)
Basada en
(Basado en cuentos de niños y jóvenes supervivientes)
Interpretación
Nobuko Otowa, Osamu Takizawa, Niwa Saito, Tsuneko Yamanaka, Shinya Ofuji, Takashi Ito, Chikako Hosokawa, Masao Shimizu, Yuriko Hanabusa, Tanie Kitabayashi, Tsutomu Shimomoto, Eijirô Tôno, Taiji Tonoyama, Jûkichi Uno.
Música
Akira Ifukube
Género
Drama bélico y holocausto nucleas
País(es)              Japón


 平和

ADAPTACIONES AL CINE DESDE EL PUNTO DE VISTA NORTEAMERICANO 

Robert Considine


Presenta la historia de la creación de la bomba atómica con bastante  exactitud histórica, sobre todo en detalles tales como los uniformes militares y características del Enola Gay y su tripulación. Nueve de los actores que muestran la tripulación el Enola Gay eran veteranos reales de la Segunda Guerra Mundial. Aunque, con toda intención los detalles técnicos de los procesos atómicos y del diseño de la bomba son muy imprecisos. En 1947, estaban altamente clasificados para no ser desvelados. Hay otros, además de la clara defensa del proceso por tratarse de una justificación norteamericana del atentado. Es interesante tenerla en cuenta por la oposición de pareceres y de puntos de vista que puedan enfrentarse en los análisis de los relatos propuestos.


Título
¿Principio o fin?
The Beginning or the End
Ficha técnica
Dirección
 Norman Taurog
Año
1947
Producción
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Guion
Frank Wead
Robert Considine
Basada en
 (Cuento: Robert Considine)
Interpretación
 Brian Donlevy, Robert Walker, Tom Drake, Beverly Tyler, Audrey Totter, Hume Cronyn, Hurd Hatfield, Joseph Calleia, Godfrey Tearle, Victor Francen, Richard Haydn, Jonathan Hale, John Litel, Henry O'Neill, Warner Anderson
Música
Daniele Amfitheatrof
Género    
Drama. Bélico | Biográfico. Histórico
País(es)                  Estados Unidos Estados Unidos


平和
Beirne Lay Jr.

El gran secreto (Above and Beyond ,1952)
La película tiene un guión del veterano de la SGM  Beirne Lay Jr. y por tanto conocedor del tema. Está basada en la vida del coronel Paul W. Tibbets, que fue  el responsable del avión  Enola Gay, desde el que se lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima. El militar se siente afortunado de haber sido él el elegido para poner punto y final al conflicto mundial armado. Es consciente de que la bomba que lanzará tendrá una capacidad destructiva nunca vista hasta ahora. Aún así, no vacila ante su misión. Es una polémica adaptación cinematográfica de la vida de Paul Tibbets,  porque el hecho de formar parte de un plan tan secreto donde todos los ojos miraban hacia él, lo que no era una cuestión menor,   porque le hacía responsable de algo de lo que fue un mero instrumento del grupo participante. El relato tiene tintes propagandísticos y justificativos. Se trasforma intencionadamente la política del Holocausto nuclear en un problema personal y de conciencia del militar norteamericano. El tema planteado es interesante, pero el poco conocido, el director Melvyn Frank lo deja escapar, aún así es destacable que el cine norteamericano de los años cincuenta lo mostrara porque se apuntan responsabilidades de los crímenes de guerra cometidos por el ejército USA durante la SGM a algunos militares, que en Nuremberg no se juzgaron.

Título
El gran secreto
Above and Beyond
Ficha técnica
Dirección
Melvin Frank, Norman Panama
Año
1952
Producción
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Guion
Melvin Frank,
Norman Panama
(Historia: Beirne Lay Jr.) 
Basada en
(Historia: Beirne Lay Jr.) 
Interpretación
Robert Taylor, Eleanor Parker, James Whitmore, Larry Keating, Larry Gates, Marilyn Erskine, Stephen Dunne, Robert Burton, Hayden Rorke, Lawrence Dobkin, Jack Raine, Jonathan Cott, Jeff Richards, Dick Simmons, John McKee, Pat Conway, Christopher Olsen, William F. Leicester, Barbara Ruick, Jim Backus.
Música
Hugo Friedhofer
Género
Bélico. Drama  II Guerra Mundial. Biográfico. Aviones
País(es)              Estados Unidos Estados Unidos



 平和

UN FINAL EUROPEO INTENTANDO UNIR ORIENTE Y OCCIDENTE 

Marguerite Duras 
Hiroshima, mon amour, 
Guión de    Madrid, Altea, 1984.
Se atreve a hablarnos de amor en la ciudad que da nombre al texto, pasados ya unos años de la catástrofe, en 1957 para ser más exactos.  El guión no consiguió suscitar el interés por el lance bélico, sino que se centraba en apreciar la capacidad del amor para presentarse ante el espectador sin un principio o fin, como un hecho fortuito, entre un japonés y una francesa, que en la gran pantalla ejecutaban un interesante juego de sutil occidentalización de los rasgos del nipón y de orientalización en las facciones de la actriz gala, entremezclándose y reconciliándose, en definitiva, en una historia de amor entre Oriente y Occidente.


Título
Hiroshima, mon amour
Ficha técnica
Dirección
Alain Resnais
Año
1959
Producción
Coproducción Francia-Japón 
Guion
 Margarite Duras
Basada en
Guión Margarite Duras
Interpretación
Emmanuelle Riva, Eiji Okada, Bernard Fresson, Stella Dassas, Pierre Barbaud
Música
Georges Delerue & Giovanni Fusco
Género
Drama. Romance | Drama romántico. Holocausto nuclear. Nouvelle vague.
País(es)              Francia




SUGERENCIAS DIDÁCTICAS
La guerra y las guerras son un mal encadenado que no conduce más que a nuevas confrontaciones con más muertes y desgracias para los destinatarios que nunca hubieran querido implicarse.  Aquí presentamos un hecho crucial en la historia del siglo XX pero que no debemos aislar de su contexto histórico para valorarlo.
  • Lugares en dónde se produce la explosión de la bomba atómica. 
  • Momento histórico en el que se producen.
  • Quiénes fueron los agentes de los hechos y quiénes los que recibieron el asalto.
  • Qué fue Pearl Harbor.
  • Situaciones históricas anteriores que influyeran en el lanzamiento de las bombas.
  • Qué nombre tenía cada bomba y en qué ciudades cayeron. Qué día, a qué hora estallaron.
  • Repercusiones del ataque  en las ciudades Hiroshima, Nagasaki y en sus habitantes. 
  • Finalidad de los intereses de los agresores. 
  • Consecuencias políticas del ataque. ¿Qué países se implicaron para acompañar o contrarrestar lo ocurrido? 
  • Entre las películas elegidas, pueden confrontarse varios puntos de vista, de acuerdo a la situación:  como civiles, como niños y niñas, como militares, como país damnificado, como país agresor, etc. Esto permite hacer análisis y debates variados. 
  • Entre las obras literarias y las películas que se han podido ver, qué temas se destacan. ¿Qué pretenden los autores de las obras o los directores de cine?
  • Después de ver los documentos, qué lección podemos sacar de toda esta experiencia, aparentemente lejana, pero que, si miramos un poco, vemos que se producen parecidas, por las circunstancias de guerra en que se producen en muchos países en los que podemos encontrar víctimas, tan injustas como las presentadas,  fácilmente. 
  • Puede elegirse la película que se considere más interesante, por el mensaje o por su tratamiento, para analizarla más a fondo y ahondar en el punto de vista de los personajes para comprobar nuestro acuerdo o desacuerdo con el planteamiento propuesto. 

Más información