jueves, 14 de junio de 2012

LA CASA DE BERNARDA ALBA DE FEDERICO GARCÍA LORCA (VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA DE MARIO CAMUS)


El día 5 de junio se conmemora el aniversario de Federico García Lorca.  Nació en Fuente Vaqueros, Granada en 1898 y murió asesinado entre Viznar y Alfacar, también en Granada,  el 19 de agosto de 1936. 

Sugiero  el recuerdo de este poeta  tan especial, capaz de  solidarizarse  con los débiles y los  marginados con voz propia y versos aparentemente sencillos, en ocasiones cercanos a la poesía popular, pero llenos de  simbolismo y  posibles dobles lecturas, cuando se  celebra el 114  aniversario de su natalicio.


Vamos  a ver  una de sus obras teatrales, La casa de Bernarda Alba,  publicada en junio de 1936, poco antes de morir. Es un drama poético, donde se muestra  la represión y la intolerancia de una sociedad cerrada, capaz de defender a toda costa un conservadurismo que pretende, sobre todo, salvar las apariencias sin importar para nada los verdaderos sentimientos de las personas, en este caso de las mujeres emparedadas en vida, y protagonistas de la historia. Nos acercaremos a la obra a partir  de una de las adaptaciones al cine dirigida po Mario Camus. 

Título original: La casa de Bernarda Alba
DIRECCIÓN: Mario Camus
PAÍS: España
AÑO: 1987
GÉNERO: Drama
GUIÓN: Mario Camus  Antonio Larreta (Basado en la obra de García Lorca)
INTERPRETACIÓN: Irene Gutiérrez Caba
, Ana Belén, Florinda Chico, Enriqueta Carballeira, Victoria Peña, Aurora Pastor, Rosario García Ortega, Mercedes Lezcano,
Pilar Puchol, Ana María Ventura, Paula Soldevila,  Álvaro Quiroga, Fernanda de Utrera (voz)
DURACIÓN: 103 minuto
SONIDO: Luis Castro
FOTOGRAFÍA: Fernando Arribas
MONTAJE:  José María Biurrún

Al enviudar Bernarda (Irene Gutiérrez Caba), sigue un luto riguroso de 8 años, según dicta la costumbre, e impone y obliga a sus hijas seguirlo también. El luto impide a las chicas tener cualquier flaqueza o desvío que pueda implicar frivolidad, por el qué dirán. Ni ella ni sus hijas pueden salir de casa, lo que las hermanas aceptan a regañadientes porque ni comparten, ni desean permanecer encerradas  ya que les frustra la posibilidad de relacionarse con los amigos o conocidos. Son jóvenes y tienen ganas de distraerse. Bernarda niega a Martirio (Vicky Peña) la posibilidad de prometerse con un Humanes "por ser gañán". En cambio, compromete a Angustias (Enriqueta Carballeira) con Pepe "El Romano" (Álvaro Quiroga). La presencia de este personaje, el único masculino que se entrevé, ocasiona una serie de situaciones de celos, envidias y discusiones, con una confrontación permanente, entre la madre y las hijas y, sobre todo, entre estas últimas implicadas en una desigualdad de trato. La criada Poncia (Florinda Chico), mujer de confianza de la casa, observa y ve con claridad los problemas que originan la rigidez de su señora y le advierte de las consecuencias  posibles de una disciplina tan severa. Bernarda sólo atiende a sus razones incompresibles y rechaza todas las sugerencias de flexibilidad, así como las críticas; le guía su deseo de  ser la que dirige  los destinos de su casa y los de sus hijas; desborda  prepotencia e incapacidad para aceptar, bajo ningún concepto consejos de una persona que está a su servicio. El final trágico de una situación tan tensa, no tarda en producirse.

La casa de Bernarda Alba, desarrolla su acción dentro de las paredes de la casa del personaje que da título a la obra.  Es un drama  de mujeres en el que los hombres aparecen desdibujados,  dentro de papeles muy secundarios. Todos los dramas trascienden y lo que en el fondo se acaba contando es la vida, en este caso muy marcada por el comportamiento de las personas ante una situación autoritaria que  subyuga a los que viven consigo, de forma semejante o equivalente a lo que se produce bajo cualquier dictadura. Su contenido tiene gran contención y austeridad, en el que predominan los tonos negros y oscuros de manera que huye de cualquier aspecto folclórico.  No se trata de una representación de teatro filmado sino de una versión cinematográfica leal y respetuosa con el texto lorquiano. El doblaje  se ha hecho en directo, con las dificultades de ruidos que en alguna ocasión conlleva. La música sólo cuenta con un zapateado sincopado  con el fin de  acentuar el momento más dramático de la acción en la historia. 



Es  una obra  actoral, lo que concede gran importancia a los diálogos.  Ha de señalarse la excelente  interpretación  de los personajes.  Es magistral  Irene Gutiérrez Cava retratando tan bien a Bernarda Alba, porque responde y se ajusta a las necesidades de la protagonista: una viuda fría, hierática, al mando de una familia de mujeres con una imperiosa necesidad de ocultar todo sentimiento "femenino".  Procura controlar su entorno en todo momento, por lo que tiene serios apuros ante sus hijas casaderas con deseos de relación  afectiva y sexual y con una sombra de hombre  "el Romano" que interfiere en sus vidas y las tiene cegadas , por su personalidad viril que da seguridad y que se subraya  más si cabe,  al montar a caballo, con su simbolismo masculino de poder social y sexual. El vestuario de todas ellas, de color negro, acentúa  la estética del luto de la familia. 

EL TEATRO Y LA POESÍA DE  FEDERICO GARCÍA LORCA

La obra de García Lorca es un fiel retrato de la Andalucía profunda, y seguramente  de muchos otros lugares, de una época que  puede no sea tan distante, donde importan más las apariencias que la propia persona. 

Años y situaciones  social y políticamente  difíciles de moral rígida que relegan a la mujer en casa....y a guardar lutos de ocho años por el patriarca fallecido.  El relato transmite muchas emociones  y sentimientos  que son de interés  hacerlos aflorar, porque permiten compararlos  con distintas maneras y representaciones actuales de la muerte, o de la vida, que con frecuencia se censuran sin observar las reminiscencias análogas habidas en nuestra cultura en tiempos no excesivamente lejanos. 

G. Lorca utiliza símbolos que se reiteran en su poesía y su teatro. Están frecuentemente relacionados con la a la muerte y con otros elementos que se vinculan a la muerte, como la luna  que  también puede simbolizar el erotismo, la fecundidad, la esterilidad o la belleza.
El agua que si circula, simboliza vida pero estancada representa la  muerte.  La sangre,  es fundamento de la vida, pero si  se derrama es la muerte; también simbolismo de fecundidad y de sexo. El caballo tiene también relación con la muerte, aunque también con la vida y el erotismo masculino.  Muchas hierbas que cita simbolizan la muerte. Así como los metales,  en forma de armas blancas, que conllevan siempre tragedia.
El procedimiento retórico que mejor y más frecuentemente utiliza Lorca  es la metáfora.  Influenciado por Góngora, utiliza metáforas arriesgadas con gran distancia entre lo real y la forma de aludirlo, aunque Lorca tiende al conceptismo; tiene gran condensación expresiva, de contenidos y elipsis.
Las metáforas lorquianas relacionan elementos en la realidad opuestos, y producen sentimientos entremezclados. Su obra contiene elementos tradicionales: la música y los cantos están presentes en su obra literaria.
Aunque, desde un punto de vista formal no utiliza muchas formas tradicionales, reitera algunas vinculadas a la tierra y a la gente: el desgarro amoroso, la valentía, la melancolía y la pasión.
La obra  de La casa de Bernarda Alba  se representa en teatro de  forma reiterada; en España y  por compañías y actores de todo el mundo, en castellano o traducido. Mostramos un fragmento de la obra  dirigida  por Lluis Pasqual / producción  Napoli Teatro Festival Italia / en coproducción  con el Teatro Stabile de Napoles  y  Teatro Stabile di Catania. 
 Esta adaptacion a la obra de Lorca ha sido la mejor producción  de televisión realizada por un buen elenco artístico cubano.  
Tenemos,  además, una  versión operística escrita por  el catalán  Miguel Ortega.  
Seguimos con García Lorca.   Para terminar,  una presentación  del poeta, del autor teatral, de Lorca,   a través  del hispanista  Ian Gibson. Podemos observar cómo un descubrimiento fortuito, determina la vida. Se produce a los 18 años de Gibson.  Por azar,  llega  hasta  él  el personaje y se  enamora  de él, de Federico. Desde entonces, ocupa la vida del estudiante, del profesor, del investigador que no puede abandonarlo. 

SUGERENCIAS DIDÁCTICAS
  • La llegada imprevista a  la obra La casa de Bernarda Alba  no es aconsejable.  Si desconocen el autor, puede ser mucho más asequible inicialmente a través de poemas  o  de su poesía musicalizada. Entre las lecturas recomendadas, pueden encontrase aquellos poemas que más se ajusten a unos destinatarios concretos. Y, entre  los vídeos de youtube propuestos hay  varios, también.  
  • Puede hacerse un buceo en web que nos acerque a la figura del autor, para después conocer algo de su obra. 
  • Otra sugerencia  es conocer los espacios en que vivió. 
  • La obra La casa de Bernarda Alba es recomendable para estudiantes de Bachillerato, o adultos, para el estudio del E/LE en niveles avanzados ya que  el lenguaje es coloquial y abundan metáforas, localismos, imágenes que requieren tener un buen conocimiento del  idioma,  y de su cultura, con  buena información acerca de costumbres y usos sociales de la época, para analizarlas y comentarlas.
  • Se  proponen dos secuencias de la película  (Primero y segundo capítulo) de la película de Camus que tiene un buen lenguaje teatral pero, también, un magnífico lenguaje cinematográfico porque  muestra  en planos conjuntos  los espacios interiores en los que se mueven  los personajes y  su expresividad en planos medios, primeros planos o planos detalle. También la iluminación y el color juegan hábilmente para comunicarse con el espectador. 
  • El análisis de esas secuencias, o de la película entera, nos permitirá observar y reflexionar acerca de costumbres y modos en los espacios y tiempos recogidos, que nos pueden parecer muy distantes, pero que están enraizados  en  antepasados cercanos, que no se alejan más de una o dos generaciones.
  • Podemos hacer un análisis de lo que el autor presenta y propone para ser más generosos y comprensivos respecto a costumbres y formas de actuación de personas llegadas de otras latitudes, con maneras de vestir distinta, relación desequilibrada entre pareja, distancia entre padres o madres e hijos, opiniones respecto a la mujer que menoscaban sus valores, etc. Para  ayudarles  a  reflexionar acerca de lo que puede ser un valor o lo que llega a ser un comportamiento  injusto, instintivo y poco respetuoso  con los derechos de los, o las,  que nos rodean. 
  • La obra permite comprobar que ciertas  situaciones incomprensibles desde una cultura del siglo XXI occidental, han cambiado en muy poco tiempo gracias a  una mayor democratización de costumbres, producida por reivindicaciones personales y sociales, la mayoría de las veces, lideradas por parte de la mujer.  
  • Aunque no es el objetivo de esta propuesta, puede hacerse una enumeración de otras obras teatrales del autor, acercándose a su contenido, para ver  qué constantes  tiene en su obra.




Lecturas
La casa de Bernarda Alba (1936) de  Federico García Lorca. Teatro, drama. 

Poemas de Federico García Lorca 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada